Neurólogo se somete a cirugía cerebral para investigación

Neurólogo se somete a cirugía cerebral para investigación

Neurólogo lleva la autoexperimentación al extremo al instalar implantes en su propio cerebro para la recolección de datos – MIT Technology Review

Phil Kennedy, un neurólogo dedicado a encontrar un “decodificador del habla”, electrodos colocados en el cerebro que se conectan a una computadora y hacen posible que los pacientes paralizados se comuniquen sin hablar, dio un paso que pocas personas darían. Cuando perdió los fondos de la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) para continuar con su investigación, tuvo que buscar soluciones alternativas para seguir estudiando lo que creía que podría devolverles una “voz” a aquellos que no pueden hablar.

Sin fondos de la FDA, a Kennedy le quedaban pocas opciones. Estaba progresando, pero no pudo proporcionar los datos de seguridad adecuados, lo que lo dejó sin financiamiento ni crédito. Sin embargo, Kennedy se negó a rendirse. Después de contemplar los riesgos y pasar años dándole vueltas a la decisión, decidió “andar el camino”. Kennedy, el neurólogo que ahora tiene 67 años, decidió ir a Belice, América Central, para someterse él mismo al tratamiento.

Después de sufrir complicaciones leves, la cirugía salió bien. Kennedy pudo tomar datos y continuar su investigación durante casi un mes, hasta que se vio obligado a quitarle los electrodos. Habiendo usado un electrodo diferente al que había usado en el pasado (para hacer el procedimiento más simple), el el cerebro no fue capaz de sanar completamente.

En el artículo de MIT Technology Review, Kennedy dice: “Tuve algunos golpes y moretones después de la cirugía, pero obtuve buenos datos durante cuatro semanas. Estaré trabajando en estos datos durante mucho tiempo”.