Afasia de Broca: diagnóstico, causas y rehabilitación

 

La afasia es un trastorno de origen neurológico que implica la pérdida de la habilidad comunicativa, puede darse tanto la incapacidad en la expresión del lenguaje como la incomprensión de éste. Dependiendo de la sintomatología que presente la persona, la afasia puede clasificarse en diferentes tipos. Durante este artículo se va a describir la Afasia de Broca, también conocida como afasia de producción, expresiva o motora. La afasia de Broca provoca en la persona que la padece una dificultad moderada o severa en la comunicación, debida a una alteración en la expresión del lenguaje.

Afasia de Broca

Afasia de Broca

Trastornos del lenguaje: Qué es la afasia de Broca

La afasia de Broca afecta al lenguaje hablado. Lo más característico de esta afasia es que la persona no es capaz de expresarse de manera fluida ni de formar frases completas y articuladas, mientras que la comprensión se encuentra relativamente preservada.

El lenguaje se encuentra dividido en cuatro sistemas o componentes:

  • Sistema fonológico: regula que una señal acústica, organizada en sílabas y palabras, sea interpretada a nivel cerebral
  • Sistema morfológico: dota de una estructura interna a las palabras mediante la adecuada combinación de los morfemas que las componen
  • Sistema sintáctico: garantiza la combinación de palabras, de manera que las frases y el discurso tengan coherencia
  • Sistema semántico o léxico: constituye un conjunto de ideas o representaciones mentales internas con significado.

Según el modelo clásico, las afasias se clasifican y definen en función de la localización de la lesión cerebral. Tomando como enfoque este modelo, la afasia de Broca surge como consecuencia de una lesión en el Área de Broca. El área de Broca se encuentra ubicada en el lóbulo frontal izquierdo del cerebro y se se considera centro del lenguaje expresivo. El área de Broca se encarga de diversas funciones relacionadas con los componentes del lenguaje: orden de fonemas en las palabras, organización de palabras en la oración (sintaxis), integración semántica, y planificación motora del lenguaje.

Afasia de broca - cerebro

Afasia de broca – cerebro: El área de Broca está situada en el lóbulo frontal del cerebro. Imagen: Sciencedaily

Diagnóstico de la Afasia de Broca:

Para llevar a cabo el diagnóstico de la afasia de Broca se puede hacer uso de diversos instrumentos de evaluación neuropsicológica, tanto generales como específicos para la detección de afasias. A la hora de realizar cualquier evaluación neuropsicológica, y específicamente la dirigida a valorar la existencia de afasia de Broca, es importante tener en cuenta dos criterios que pueden influir en la comunicación oral:

  1. Nivel de escolaridad: se evalúa teniendo en cuenta el nivel previo de la persona.
  2. Etiología y extensión de la lesión: el paciente puede presentar déficit cognitivos asociados a una lesión más difusa, en memoria y atención por ejemplo, los cuales interfieran en su capacidad comunicativa.

Entrenamiento cerebral

El diagnóstico de la afasia de Broca se basa en la exploración de diversas áreas del lenguaje. Se valora si cada una de estas áreas se encuentra preservada o afectada y, en función de ello, se identifica el tipo de afasia del que se trata. Si bien es cierto que, en la actualidad se atiende más a los síntomas a tratar, restando importancia a la clasificación del síndrome. Las áreas de exploración son las siguientes:

Habla espontánea en la afasia de Broca

Se trata de la capacidad para iniciar y mantener el discurso. La valoración del habla espontánea se centra en el parámetro conocido como fluidez verbal. La fluidez verbal se establece como un continuo, dentro del cual cabe destacar dos condiciones:

  • Habla no fluida: consiste en la dificultad de emisión del lenguaje, la persona es capaz de emitir frases cortas con mucho esfuerzo articulatorio y fatiga. Su habla se caracteriza por la aparición de disprosodia (irregularidades en el ritmo y el timbre e inflexiones en la voz) y de agramatismos (alteraciones en la construcción de estructuras sintácticas)
  • Habla fluida o hiperfluida: se trata de una emisión normal o superior (más de 200 palabras por minuto), acompañada de prosodia y articulación normales. Las alteraciones que aparecen en estos casos se hallan en el contenido del discurso, y se conocen como parafasias. Éstas pueden ser de tipo semántico (la palabra que utiliza es errónea y pertenece a la misma categoría que la que debería utilizar), y de tipo fonológico (errores fonéticos como el cambio de sílabas o de letras dentro de una palabra).

En el caso de la afasia de Broca, el habla espontánea se considera no fluida.

Comprensión en la afasia de Broca

Se trata de una habilidad cuya evaluación es complicada, ya que la falta de respuesta o las respuestas incorrectas pueden deberse a aspectos como la dificultad en la producción del lenguaje y no a la falta de comprensión. Por ello, se hace uso de pruebas para las que no sea necesaria la producción lingüística. El criterio diagnóstico en este caso es: comprensión alterada o comprensión preservada. Los pacientes con afasia de Broca presentan esta última.

Repetición en afasia de Broca

Consiste en la capacidad para decodificar la información auditiva, buscar el código fonológico correspondiente y reproducirlo a través del proceso articulatorio. Si alguno de estos aspectos se encuentra alterado, la repetición se verá afectada. A través de la repetición de letras, palabras, pseudopalabras (palabras inventadas) y frases, se observa si existen dificultades en la repetición, tal y como sucede en la afasia de Broca, o si ésta se mantiene preservada.

Denominación en la afasia de Broca

Es la capacidad para nombrar, es decir, de acceso léxico para localizar un elemento lingüístico concreto. A los pacientes con afasia de Broca este aspecto les supone una dificultad notable, esta alteración se conoce como anomia (falta de vocablo).

Secuencias automatizadas en afasia de Broca

Las secuencias automatizadas son una capacidad lingüística elemental, consisten en secuencias sobreaprendidas como los números, los meses del año, etc. También se puede tratar de lenguaje afectivo y automático, por ejemplo expresiones o coletillas. Este lenguaje automático, a diferencia del lenguaje voluntario, puede mantenerse preservado en la mayoría de las afasias, incluso en las de carácter severo.

Síntomas de la afasia de Broca:

Anteriormente se han descrito las diferentes áreas a tener en cuenta en la evaluación de una afasia, por ello, y a modo de conclusión, a continuación se muestran los síntomas específicos que nos van a permitir detectar la afasia de Broca:

  1. Falta de fluidez verbal: lentitud y fatiga en la expresión, incluyendo en el discurso un número reducido de palabras.
  2. Anomia: dificultad para evocar los nombres de las cosas
  3. Agramatismo: incapacidad para la construcción de frases de manera completa y adecuada
  4. Dificultades en la repetición: comprenden lo que les dices pero no son capaces de repetirlo.
  5. Conciencia del déficit: Así como en las afasias fluentes la persona no es consciente de sus errores y mantiene el discurso como si éste fuera coherente, las personas con afasia de Broca sí se percatan de su dificultad debido a la fatiga que les supone evocar el lenguaje.

Además de estos síntomas, la afasia de Broca puede conllevar otros síntomas asociados de origen neurológico:

  • Apraxia bucofacial: incapacidad de llevar a cabo movimientos coordinados en la zona de la cara y la boca, sin ser ocasionado por una causa física.
  • Hemiparesia: presencia de debilidad en un lado del cuerpo
  • Hemiplejía: parálisis en un lado del cuerpo
  • Afectación en la capacidad de lectura y escritura

Test Dislexia

Causas de la afasia de Broca:

La afasia de Broca se desarrolla más comúnmente tras sufrir un accidente cerebrovascular (isquemia o hemorragia cerebral) en el hemisferio izquierdo (el cual se considera dominante para el lenguaje), cuando éste afecta a la arteria cerebral media resulta más probable que el lenguaje se encuentre alterado. También puede desarrollarse afasia de Broca tras sufrir un traumatismo craneo-encefálico (TCE) o por la presencia de un tumor cerebral.

Por otro lado, se observan síntomas asociados a la afasia de Broca en la clínica de algunas enfermedades neurodegenerativas:

  • Afasia progresiva primaria no fluida: se trata de un deterioro progresivo del lenguaje. Al comienzo de su evolución, la persona con APP no fluida no presenta otros signos de demencia. Destaca por la falta de fluidez y la presencia de agramatismo y anomia.
  • Enfermedad de Alzheimer: Además de los síntomas típicos de deterioro cognitivo producidos por esta enfermedad (déficit en la memoria y atención, desorientación, etc.), la persona con Alzheimer muestra reducido lenguaje espontáneo y anomia, utilizando términos genéricos o haciendo uso de circunloquios (rodeo de palabras para expresar algo que podría haberse dicho de forma más breve).
  • Enfermedad de Parkinson: Se observa disminución en la fluidez verbal, pobre complejidad sintáctica y, en ocasiones, agramatismos.

Rehabilitación de la afasia de Broca:

La rehabilitación o recuperación de capacidades en la afasia de Broca va a depender de la severidad inicial en los síntomas. En la fase inicial de los trastornos cognitivos se puede dar cierta recuperación espontánea y reorganización de algunas áreas cerebrales, de manera que los déficit sean compensados. Desde ese momento se comienza con el proceso de rehabilitación, el cual se marca los siguientes objetivos:

  • Mejorar las habilidades del lenguaje oral y escrito
  • Facilitar su participación en la comunicación diaria
  • Lograr una comunicación efectiva, aunque se trate de un estilo de lenguaje más simplificado
  • Mejorar la calidad de vida del paciente

La rehabilitación de la afasia de Broca es labor principal del logopeda, si bien es cierto que el neuropsicólogo también juega un papel fundamental en este proceso, apoyando el trabajo realizado por el logopeda y entrenando el resto de áreas cognitivas que pueden repercutir en la capacidad lingüística (memoria, atención y funciones ejecutivas). El grado y la tasa de recuperación varía en las diferentes facetas del lenguaje, parece que la comprensión y la repetición se recuperan más rápidamente que la denominación y la fluidez. Dependiendo de los déficit lingüísticos que presente la persona se elabora un plan de intervención específico, el cual comprende tareas como:

  • Estimulación básica neuropsicológica (memoria, atención, funciones ejecutivas, razonamiento, cálculo, etc.)
  • Actividades de denominación para mejorar la anomia, con uso de claves facilitadoras de tipo fonológico (primera letra de la palabra, por ejemplo) y semánticas (categoría a la que pertenece la palabra buscada)
  • Entrenamiento en la construcción de oraciones
  • Aumentar el tamaño de las expresiones. Comenzar con un elemento e ir aumentando a dos, tres, etc.

Éstos son sólo ejemplos del trabajo que se puede realizar para recuperar las capacidades en las personas que padecen síntomas de afasia. Lo importante no es clasificar la afasia dentro de una categoría, como afasia de Broca, sino detectar las capacidades no preservadas y trabajar con ellas apoyándonos en las que sí se preservan.

evaluación tdah

 

Psicóloga especializada en psicogerontología y neuropsicología. Siente vocación por la práctica clínica, especialmente por el ámbito del envejecimiento, el daño cerebral, la discapacidad y las dificultades de aprendizaje en niños.
Me encantaría poder ayudarte con cualquier consulta, no dudes en preguntarme.

This post is also available in: Francés Alemán Ruso