María es una amante de la psicología clínica. Se ha especializado en diversas áreas de esta rama, tanto en adultos como en niños, siendo su pasión la orientación más infanto-juvenil.