Baja autoestima: Causas, consecuencias y test ¿Qué puedo hacer?

 

Aprender a decir un “me quiero” en vez de un “te quiero”, es mucho más difícil de lo que parece. Ponte a prueba. A través de este artículo la neuropsicóloga Cristina Martínez de Toda te enseña las claves para desarrollar un concepto de ti mismo equilibrado y sano, y en consecuencia sabrás manejar mejor tu baja autoestima.

“Enamórate de ti, de la vida, de lo que te rodea, de lo que haces y de quién eres. Walter Riso”

Baja autoestima

Baja autoestima

¿Qué es la autoestima? La autoestima es la valoración o concepto que tenemos de nosotros mismos. Se forja a través de las experiencias tanto negativas como positivas que hemos pasado a lo largo de nuestra vida. De la autoestima dependerán las expectativas que tengamos de nosotros mismos, y nuestro propio concepto de valía o autoconcepto.

Por lo tanto, se vuelve imprescindible para el éxito en nuestra vida gozar de una buena autoestima y amor propio. Todos conocemos el valor de la autoestima, pero muy pocos saben cuidarla, mimarla y mantenerla.

“La diferencia entre dónde estuviste ayer y dónde vas a estar mañana, es lo que pienses, digas y hagas HOY.”

Test depresión

Causas de la baja autoestima ¿Por qué mi autoestima es tan baja?

La autoestima baja es un problema que afecta a muchísima población pero curiosamente la mayoría no es consciente de ello. Cuando acudimos al psicólogo por problemas de ansiedad y depresión en la inmensa mayoría de los casos lo que subyace a estas patologías es una baja autoestima, pero las personas habitualmente no somos conscientes de ella, o de la forma en que nos repercute en nuestra salud mental.

En la construcción den nuestra propia autoestima, cada ser humano recorremos un camino que es único e incomparable con el de los demás. La autoestima va forjándose paulatinamente, y aunque influyen las características personales, las experiencias vividas y las personas con las que te relacionas son un factor decisivo. Esto dará como resultado una sensación subjetiva de valía personal o por el contrario de incapacidad.

Los primeros años de vida son cruciales para la formación de una alta o baja autoestima, pero también las experiencias que vamos viviendo de adultos pueden modificarla. Entre las múltiples causas de una baja autoestima podemos señalar las siguientes:

–          Los abusos físicos, sexuales, y emocionales, y más a una edad temprana.

–          El grado de expectativas a los que estuvimos expuestos en nuestra infancia por nuestros padres y profesores.

–          Sufrir discriminación de cualquier tipo.

–          Sufrir acosos o bullying.

–          Sufrir una pérdida de un ser querido.

–          La exclusión social

–          Afrontar el desempleo o situaciones laborales precarias

Cuando una persona atraviesa momentos difíciles, casi sin darse cuenta va forjándose unas creencias negativas sobre sí mismo. Ya sea sobre su capacidad intelectual, su apariencia, o sus capacidades para tener éxito en la vida.

Tan importante son las experiencias vivimos, como la interpretación que hacemos de ellas.

Lo importante de la baja autoestima es que generalmente se sustenta en creencias y no en hechos, y el sistema de creencias de las personas se puede modificar y moldear.

Entonces, aumentar nuestra autoestima será un factor clave para sentirnos bien con nosotros mismos.

Luchando contra la baja autoestima: Aprende a quererte

Aprende a quererte

La Escala de Rosenberg: Descubre si tienes baja autoestima

¿Te has parado alguna vez a pensar realmente que opinión tienes de ti? A continuación te invito a que realices este pequeño test, denominado Escala de Autoestima de Rosenberg, que te ayudará a valorar el grado de satisfacción que tienes contigo mismo.

Recuerda que esto es un simple ejercicio de valoración y orientación, y en ningún caso constituye un diagnóstico clínico.

La Escala de Rosenberg es un test de autoestima que permite detectar si tienes baja autoestema. Esta evaluación, se basa en 10 afirmaciones, y tienes que contestar a ellas lo más sinceramente posible de acuerdo a esta escala:

1: Muy en desacuerdo

2: En desacuerdo

3: De acuerdo

4: Muy de acuerdo

  1. Me siento una persona tan valiosa como las otras.
  2. Generalmente me inclino a pensar que soy un fracaso.
  3. Creo que tengo algunas cualidades buenas.
  4. Soy capaz de hacer las cosas tan bien como los demás.
  5. Creo que no tengo mucho de lo que estar orgulloso.
  6. Tengo una actitud positiva hacia mí mismo.
  7. En general me siento satisfecho conmigo mismo.
  8. Me gustaría tener más respeto por mí mismo.
  9. Realmente me siento inútil en algunas ocasiones.
  10. A veces pienso que no sirvo para nada.

Corrección y Resultados

De las frases 1 al 5, las respuestas 1 a 4 se puntúan de 4 a 1. Es decir, a la inversa. Ejemplo: si a la frase número 1 le pusiste un 4, tienes que contar un 1.

De las frases 6 al 10, las respuestas 1 a 4 se puntúan de 1 a 4.

De 30 a 40 puntos: Autoestima elevada, considerada como autoestima normal.

De 26 a 29 puntos: Autoestima media. No presenta problemas de autoestima graves, pero es conveniente mejorarla.

Menos de 25 puntos: Autoestima baja. Existen problemas significativos de autoestima.

Consecuencias de una baja autoestima

Una baja autoestima repercute negativamente en todos los ámbitos de tu vida. La percepción que tienes de ti mismo y de tu valía o carencia de ella, va a influir irremediablemente en tu rendimiento laboral, en tus relaciones personales y en tu relación con el mundo y contigo mismo.

“No podemos querer a los demás sino aprendemos primero a querernos a nosotros mismos”

Quererte a ti mismo es mucho más complejo de lo que parece. Saber quererte bien es aceptarte, respetarte, atender a tus necesidades vitales y amarte por ser quien eres, con tus virtudes y tus defectos.

Una persona que se quiere y se valora a sí misma proyecta a los demás buenas vibraciones, y la curiosidad por conocerla. Irradia amor, porque se ha aceptado a sí misma. E inconscientemente los demás lo perciben.

Luchando contra la baja autoestima: Aprende a quererte

Luchando contra la baja autoestima: Aprende a quererte

Una persona que no se quiere y sobre todo, no se respeta sí misma tiene muchas posibilidades de verse inmersa en relaciones afectivas tóxicas. Si crees que este puede ser tu caso, te animo a que eches un vistazo a mi artículo: Dependencia emocional: Información y consejos sobre esta peligrosa adicción.

Recuerda que prevenir es curar…

entrenamiento cerebral

Claves para mejorar una baja autoestima

1- Convierte los pensamientos negativos en positivos

Si tienes la autoestima baja es muy probable que te mandes mensajes lacerantes a ti mismo entre los que abundan los “no puedo” “no sirvo para esto” “voy a fracasar“no merezco que me quieran”

Aunque no lo hagas de forma consciente, estos mensajes se presentan de forma más o menos sutil en tu día a día menoscabando tus ganas de empezar un proyecto nuevo, y en definitiva, saboteando tu bienestar personal.

Haz una lista con tus pensamientos negativos más recurrentes, y a su lado escribe otro alentador para repetirte cuando se te presente el negativo.

Por ejemplo; a la frase “yo no valgo para esto” el contra-pensamiento sería “soy perfectamente capaz de afrontar esto”. Cada vez que se te presente el pensamiento negativo, páralo y hazle frente con el pensamiento positivo. Al principio te costará, pero si lo practicas habitualmente este comportamiento se irá automatizando.

Lo que te dices a ti mismo te puede dar o quitar poder, y sólo tú puedes elegir las palabras…

2- ¿Tienes baja autoestima? Haz una lista de tus logros

Habitualmente tendemos a maginificar nuestas derrotas y errores, y atribuimos a un golpe de suerte lo bueno que nos pasa en nuestras vidas.

Esto es un error imperdonable. Seguro que en tu vida has cosechado logros muy interesantes a los que ya no otorgas en valor que se merecen.

Si tienes la autoestima baja, un buen ejercicio consiste en hacer una lista con los logros personales de los que te sientas más orgulloso.

Por ejemplo:

–          He aprobado la carrera

–          He aprendido a jugar al pádel

–          He aprendido un segundo idioma

–          He sido papá/mamá

–          He conseguido el trabajo en esta empresa

Esta lista pégatela en la nevera o en un sitio que veas a menudo. Esta lista te recordará que tienes las habilidades necesarias para conseguir lo que te propongas.

3- Acéptate tal y como eres

Con tus virtudes y tus defectos. Así de claro y de difícil. Se realista, no intentes cambiar lo imposible, y se consciente de tus debilidades y tus fortalezas. Un buen conocimiento de ti mismo es la herramienta más eficaz para conseguir el éxito en tu vida y desarrollar tu bienestar emocional.

“Es mucho más difícil juzgarse a sí mismo que a los demás. Si logras juzgarte bien a ti mismo, eres un verdadero sabio”. Antoine de Saint-Exupéry, El Principito.”

4- Olvida las comparaciones para no alimentar tu baja autoestima

Las comparaciones son odiosas, y pocas veces reportan algo positivo. Sólo y únicamente cuando esa comparación es usada como motivación intrínseca para mejorar, será positiva para ti, e identificarás el sentimiento como admiración, y no como envidia.

Cuando te sientas inferior o te desprecies por no tener esto o aquello en tu vida, recuerda que mucha gente desearía tener o ser lo que tú eres. Se agradecido por tus cualidades personales en vez de machacarte queriendo cumplir las que la sociedad te impone.

Se crítico con tus demandas personales, y nunca desprecies lo que ya posees.

5- Encuentra la causa de tu baja autoestima

Un paso fundamental para solucionar cualquier problema consiste en identificar la raíz del asunto. Muchas veces atacamos e intentamos solucionar el síntoma, en vez de la enfermedad. Esto nos puede producir un alivio a corto plazo, pero si no atacamos la verdadera causa de la enfermedad, el síntoma se puede seguir repitiendo a lo largo de nuestras vidas de diferentes maneras.

Si tienes dificultades en este paso te aconsejo que recurras a un profesional. Pedir cita con un psicólogo cualificando en este asunto puede guiarte para conseguir identificar cual es el verdadero problema.

Para finalizar, te dejo con un interesante video del psicólogo y escritor Walter Riso, en el que aprenderás cuales son los cuatro pilares básicos de una buena autoestima. Descubre en este artículo otros consejos para mejorar tu autoestima.

“La autoestima no es tan vil pecado como la desestimación de uno mismo. William Shakespeare”

Psicóloga especializada en neuropsicología y neurociencia aplicada a la educación.
Curiosa por naturaleza, le encanta investigar sobre la conducta y comportamiento humano y compartir nuevos descubrimientos y consejos útiles que puedan ayudar a los lectores.
Experta en temas de psicología positiva e inteligencia emocional.

This post is also available in: Alemán Ruso