Beneficios que causan los perros en niños con autismo

Ya vimos que la música podía ayudar a tratar el autismo de tipo Rett, pero existen otras terapias alternativas que pueden ayudar a los niños autistas, como tener una mascota. Si tienes un hijo autista y te estabas planteando la posibilidad de tener una, has de saber que los perros ayudan a tranquilizar a estos niños, les hacen mucha compañía, y además les enseñan a ser responsables. Los especialistas de la Universidad de Missouri han investigado los distintos beneficios que causan los perros en niños con autismo.

beneficios de los perros en niños autistas

Un estudio sobre cómo influyen los perros en niños autistas

Gretchen Carlisle, investigador en el Centro de Investigación en Interacción Humano-Animal de la Universidad de Missouri, opina sobre este tema: “Los niños con trastornos del espectro autista a menudo tienen dificultades con la interacción con los demás, lo que pueden hacer que sea difícil para ellos cultivar amistades. Los niños con autismo pueden beneficiarse especialmente de la interacción con los perros, que puede proporcionar incondicionalmente amor sin prejuicios y compañía a los niños.”

Para este estudio, Carlisle hizo varias preguntas a 70 padres de niños autistas. Más de la mitad de los padres entrevistados tenían perro, y casi todos argumentaron que sus hijos se sentían muy unidos a sus mascotas. En el caso de las familias que no tenían perro, el 70% de los padres aseguraron que a sus hijos les gustaría tener uno.

Aún así, tener un perro no es una decisión fácil para las familias con niños con autismo. Carlisle, opina que los padres tienen que tener en cuenta la sensibilidad de sus hijos autistas a la hora de elegir un perro, para seleccionar uno que se entienda bien con el niño. “Traer a un perro a cualquier familia es un gran paso, pero para las familias de niños con autismo, conseguir un perro debe ser una decisión que se toma muy en serio. Si un niño con autismo es sensible a los ruidos fuertes, la elección de un perro que ladra mucho y muy fuerte no proporcionará la mejor opción para el niño y la familia. Si el niño tiene sensibilidad al tacto, tal vez un perro con una capa suave, tales como un caniche, sería mejor que un perro con un pelaje hirsuto o áspero, como un terrier”.

Además, el experto recomienda que los padres involucren al niño cuando tengan que escoger al perro ya que muchos niños saben cómo quieren que sea su mascota. Traer el perro a casa también será una experiencia mucho más positiva si son los hijos los que lo han escogido personalmente. Pese a todo, en algunas ocasiones los perros no son la mascota más indicada para los autistas. “Los perros pueden ser mejores para algunas familias, aunque otras mascotas como gatos, caballos o conejos pueden ser más adecuados para otros niños con autismo y sus sensibilidades e intereses particulares.” Cuenta Carlisle.

Lista de beneficios que pueden aportar los perros a pacientes de autismo

-Menos conductas estereotipadas: los niños con autismo pueden presentar menos conductas estereotipadas o estereotipias, como balanceos o chillidos, si están en presencia de un perro.

-Aumento de la paciencia: hacerse cargo de las necesidades de un perro y ponerlas delante de las suyas puede enseñarles a esperar para conseguir lo que quieren y a aguantar la frustración.

-Facilitan las interacciones sociales: el niño aprenderá a relacionarse con el perro y con otros niños, ya que el perro puede ser una buena excusa para que chicos de su edad se acerquen a jugar con él.

-Mayor atención y concentración: cuando van junto al perro aprenden a prestar más atención al entorno que les rodea.

-Ayudan a desarrollar la comunicación verbal y no verbal, también sirve para que los autistas aprendan a mantener el contacto visual sin que se sientan incómodos.

-Bajan el estrés y la ansiedad, e incluso pueden ayudar a superar el insomnio, ya que el niño se siente más tranquilo durmiendo junto a ellos.

This post is also available in: Inglés