Bienestar socioafectivo: Relacionarse con los demás y sentirse bien

 

Sentirse bien con uno mismo y con los demás es lo que denominamos bienestar socioafectivo o socioemocional. Ya que no solo es esencial tener una buena relación con uno mismo, sino que, como seres sociales necesitamos relacionarnos satisfactoriamente con los demás para sentirnos bien.

Sin embargo, un estilo de crianza poco adecuado o acontecimientos negativos a lo largo de la vida pueden afectar a nuestro bienestar socioafectivo. Descubre aquí los desafíos del bienestar socioafectivo y cómo podemos incrementarlo.

Bienestar socioafectivo

¿Qué es el bienestar socioafectivo?

¿Qué es el bienestar socioafectivo?

El bienestar socioafectivo es tener una relación satisfactoria con uno mismo y con los demás, donde nuestras necesidades psicológicas básicas estén cubiertas.

El bienestar social y emocional es influido por factores como el tipo de contexto familiar, el tipo de comunidad en la que se vive y la sociedad en general.

Un buen desarrollo socio-afectivo proporciona competencias personales esenciales, como la resiliencia, autoestima, habilidades interpersonales. Estas nos ayudan a protegernos de los riesgos relacionados con las desventajas sociales, la ruptura de la familia u otras situaciones de adversidad.

El bienestar socioemocional es, por tanto, un equilibrio vital que resulta de una serie de estados que experimentamos como individuos, donde evaluamos nuestra situación vital general, a uno mismo y nuestro estatus o posición de poder.

Podemos considerar dos tipos de bienestar:

  • El bienestar público o externo. Este depende del rol que adquiera el individuo en la sociedad.
  • El bienestar interno. Se refiere al bienestar psicológico y físico de una persona, según sus necesidades individuales, autoestima…

 

Entrenamiento cerebral

¿Cuáles son nuestras necesidades socioemocionales?

Nuestro bienestar socioafectivo depende en gran medida de que nuestras necesidades socioemocionales hayan estado y estén cubiertas. Esto tiene mucha relación con el tipo de apego que vamos a desarrollar con nuestros vínculos afectivos y la seguridad emocional que nos aporten. ¿Cuáles son esas necesidades?

Necesidades socioafectivas en la infancia

  • Necesidad de sentirse querido y aceptado.
  • Que nos proporcionen afecto incondicional, es decir, que nos sigan queriendo a pesar de que hagamos mal algunas cosas.
  • Necesidad de seguridad emocional, es decir, que nos den apoyo y cariño cuando estamos tristes, o cuando estamos enfadados que nos ayuden a calmarnos.
  • Necesidad de contacto físico: besos, abrazos, caricias, que nos den la mano, que nos cojan en brazos.

Necesidades socioafectivas en la adolescencia

  • Permanencia en un grupo: sentirnos parte de nuestra clase y tener un grupo de amigos en el que nos sintamos importantes y aceptados.
  • Ser comprendido: que entiendan cómo nos sentimos ante algún problema, que nos comprendan y ayuden cuando nos equivocamos.
  • Validación de nuestras emociones: que respeten nuestras emociones si estamos enfadados, tristes, con ansiedad…
  • Ser aceptados: que nos permitan vestirnos de la forma que queramos, que nos acepten en casa y en clase, independientemente de mi orientación sexual.
  • Ser escuchados: que nos presten atención cuando hablamos en un grupo, defender nuestras posturas y que nos permitan expresarnos, contar un problema en casa y que dediquen tiempo a escucharnos.
  • Expresión sexual: Experimentar y descubrir la sexualidad sin sentimientos de culpa y tener información acerca de la sexualidad.
  • Fidelidad y lealtad: que nuestros amigos nos defiendan si se meten con nosotros, poder contar con las personas importantes de nuestra vida si tenemos algún problema.
Bienestar socioafectivo

Bienestar socioafectivo. Necesidades básicas en la adolescencia

Necesidades socioafectivas en la edad adulta

  • Tener gente a nuestro alrededor que nos quiera.
  • Tener confianza en nosotros mismos, defiendo nuestros derechos, que podamos tomar decisiones por nosotros mismos y ser valorados por quiénes somos.
  • Necesidad de estabilidad económica y laboral.
  • Independencia a nivel económico y tomar nuestras propias decisiones.
  • Fidelidad y lealtad.

Necesidades socioafectivas en la vejez

  • Ser escuchado.
  • Ser respetado. Que se tenga en cuenta nuestra opinión a la hora de tomar decisiones, que no invaliden lo que decimos por ser mayor.
  • Independencia: asearnos y movernos solos.
  • Ser útiles.

Test depresión

¿Por qué es tan importante el bienestar socioafectivo durante la adolescencia?

La adolescencia es un momento clave en la vida de todos los individuos. Es cuando se forja nuestra personalidad y afianzamos nuestra identidad. Tener bienestar emocional y social durante la infancia y adolescencia es crucial para que podamos defendernos en la vida llegada la edad adulta, ya que nos permite adquirir habilidades para afrontar las dificultades de forma óptima.

Si durante la adolescencia no tenemos cubiertas nuestras necesidades socio-emocionales básicas, seremos unos individuos con carencias, inseguros, dependientes, desconfiados, evitativos… De hecho, el cuidado parental negativo y las relaciones familiares y escolares de baja calidad son un factor de riesgo para una pobre salud mental.

El bienestar socioafectivo en otros momentos de la vida

Hemos dicho que el bienestar socioemocional es clave en la infancia y adolescencia porque a partir de éste se va a forjar nuestra identidad y nuestra forma de enfrentarnos a la vida.

Pero no sólo es importante en estas primeras etapas. Tener un bienestar socioafectivo durante toda nuestra vida nos proporciona calidad de vida. Vamos a sentirnos bien psicológicamente, por lo que es más probable que también tengamos más salud física. También vamos a poder enfrentarnos a las adversidades mucho mejor, vamos a ser más resilientes, es decir, vamos tener una mayor capacidad de recuperarnos de los traumas o momentos difíciles.

Si tenemos bienestar, será más probable que se lo transmitamos a nuestros hijos, por tanto criaremos niños felices con capacidad de enfrentarse a los problemas.

Desafíos para el bienestar socioafectivo

¿Cuáles son los factores que disminuyen o ponen en riesgo nuestro bienestar socioafectivo? Todas aquellas situaciones que dificulten la cobertura de nuestras necesidades socio-emocionales básicas que hemos mencionado previamente.

Maltrato

El maltrato es cualquier daño físico o psicológico realizado de forma intencional y que ocurre como consecuencia de acciones físicas, sexuales o emocionales. Es decir, es la emisión de conductas que perjudiquen el desarrollo físico y emocional satisfactorio u omisión de las necesidades básicas.

Activo Pasivo
Físico Abuso físico (Golpear)

Abuso sexual (Tocar genitales, violar, hacer que le toque los genitales, mostrar material pornográfico, explotación sexual, coaccionar para mantener relaciones sexuales…)

Abandono físico (No alimentar, no proporcionar higiene, no atender las necesidades médicas)
Psicológico Maltrato emocional (Humillar, controlar, insultar, críticar, prohibir, aislar socialmente, manipular, amenazar, menospreciar…) Abandono emocional (No proporcionar cariño, comprensión, respeto…)

 

Bienestar socioafectivo: Relacionarse con los demás y sentirse bien

Maltrato infantil. Fuente: imryt

Discriminación

La discriminación es un trato desfavorable debido a la orientación sexual, nacionalidad, etnia, ideología, rasgos físicos o discapacidades.

Acoso escolar o laboral

Nos referimos a las situaciones de maltrato y acoso en el ámbito escolar y laboral, conocido como bullying o mobbing.

Actualmente, con el auge de las nuevas tecnologías se ha extendido también el acoso por la red, o cyberbullying. Este tipo de acoso es más destructivo si cabe, ya que estamos constantemente conectados y es muy difícil escapar de él.

Evaluación del Bienestar Socioafectivo ¿Cuál es mi nivel de bienestar?

Según un estudio, el bienestar socio-emocional se puede medir. Basándonos en él, para saber cuál es nuestro nivel de bienestar socioafectivo general podemos contestar a las siguientes preguntas.

  1. ¿Me suelo sentir satisfecho conmigo mismo?
  2. Soy optimista con respecto a mi futuro?
  3. ¿No suelo sentirme triste, deprimido o solo?
  4. ¿Suelo sentir que disfruto de la vida?
  5. ¿Me suelo sentir feliz?
  6. ¿Suelo sentirme descansado cuando me levanto por la mañana?
  7. ¿Me suelo sentir tranquilo y calmado?
  8. ¿Siento que tengo mucha energía?

Si las respuestas han sido afirmativas en la mayoría de preguntas, podemos considerar que tenemos un buen nivel de bienestar. También es posible que pensemos que depende mucho del momento, de la situación en la que estemos, etc. Y es cierto que estas emociones pueden ir cambiando a lo largo del día o de la semana. Pero suele haber una tendencia general, que sólo nosotros mismos podemos determinar.

¿Qué podemos hacer para favorecer el bienestar socioafectivo? Recursos de los que disponemos

Internos

  • Cultivo de la propia autoestima y la de nuestros hijos.
  • Cuidado de uno mismo: es decir, tener en cuenta nuestras propias necesidades y cubrirlas. Respetar nuestra necesidad de descanso, de alimentación, de contacto social o de ausencia de contacto social. Ayudar a nuestros hijos a que detecten sus necesidades y respetarlas.
  • Estilo de vida: mantener un estilo de vida saludable contribuye a un bienestar socio-emocional, como una alimentación saludable, ejercicio físico, descanso, tiempo con nuestros seres queridos y tiempo para uno mismo.
  • Valorar nuestras capacidades, habilidades y aspiraciones y las de los demás. ¿Cuáles son mis virtudes?, ¿qué se me da bien?, ¿qué he hecho bien en esta situación?, ¿qué quiero hacer?
  • Defender nuestra autonomía y proporcionársela a nuestros hijos.
  • Ser conscientes de nuestro estado emocional interno, de forma que podamos pedir ayuda si no nos sentimos bien. Un bajo bienestar socioemocional puede relacionarse con problemas psicológicos como la depresión. Cognifit tiene un fiable test para evaluar el riesgo de padecer depresión.
Bienestar socioafectivo

¿Cómo mantenemos nuestro bienestar socioafectivo?

Externos

Tener una legislación y una sociedad que nos ayude a mantener nuestro bienestar socioemocional puede ser todo un reto. Ya que debe garantizar la igualdad de oportunidades para todos y el respeto por los derechos humanos. Nosotros como individuos tenemos la responsabilidad de hace todo en nuestra mano para que esto se cumpla.

Psicóloga General Sanitaria y sexóloga. Deseosa de mejorar la calidad de vida de las personas mediante la práctica clínica y la comunicación a través de la red.