Cómo cuidar de alguien con Alzheimer

El mal de Alzheimer es un trastorno neurodegenerativo que va destruyendo poco a poco las capacidades cognitivas del que lo sufre. Con el tiempo, el enfermo puede llegar a ser incapaz de comunicarse, de tomar una decisión, o de hacer sus actividades diarias. Si alguna persona cercana a ti está pasando por esto, es conveniente que te informes bien sobre cómo cuidar de alguien con Alzheimer, ya que puede llegar convertirse una labor muy complicada y estresante si no aprendes a gestionar tu tiempo y emociones.

como cuidar de alguien con alzheimer

Guía para empezar a cuidar de una persona con Alzheimer

1) Infórmate bien sobre la enfermedad y sus fases: puedes buscar información por tu cuenta en internet o en bibliotecas, o acudir a alguna organización de tu zona que se ofrezca a enseñarte cómo cuidar de alguien con Alzheimer. Puede que sea difícil aceptar algunos síntomas del Alzheimer, pero conviene que te mentalices para afrontarlos y que estés preparado cuando lleguen. Este trastorno tiene 7 etapas, es importante saber en cuál se encuentra el enfermo para determinar sus síntomas y ver cómo avanza la enfermedad. Has de saber que los que son diagnosticados de Alzheimer suelen vivir una media de 8 años tras el diagnóstico, aunque esta cifra puede variar. En algunos casos, los pacientes han vivido 3 años, mientras que en otros han llegado a los 20.

2) Consulta a un especialista: el enfermo debe ser diagnosticado por un médico. El Alzheimer no tiene cura de momento, pero existen varios fármacos que pueden ralentizar el desarrollo de la enfermedad, también existen algunos programas como CogniFit que ayudan a estimular las funciones cognitivas del paciente con Alzheimer.

3) Prepárate para los cambios antes de que lleguen: si ya te has informado de las etapas de esta enfermedad y ya sabes lo que va a pasar, tienes que estar preparado tanto material como emocionalmente. Cuando el Alzheimer avance es posible que tengas que ayudar al enfermo a ir al baño, cuidar su higiene, o hacerte con una silla de ruedas si hay problemas de movilidad.

4) Habilita un ambiente seguro para el enfermo: haz reformas para garantizar que el paciente esté a salvo en su casa. Impide que pueda entrar en zonas peligrosas y que tenga acceso a armarios con medicamentos, a veces también conviene evitar que el enfermo el solo al exterior para que no se pierda caminando sin rumbo. También puede ser necesario que adaptes el baño y algunas zonas de la casa para personas con problemas de movilidad.

5) Haz que el enfermo se sienta apoyado: las personas con Alzheimer pueden hacer cosas que nos disgustan de forma no intencionada. En vez de regañarles como si fuesen niños, debemos apoyarles y tratar de comprender su situación.

6) Ayúdale a recordar: comparte recuerdos de la vida del enfermo mientras puedas. Los que padecen Alzheimer tienen problemas para crear información nueva, por lo que hablar de tiempos pasados puede alegrarles.

7) Ríete con él: trata de ser alegre y agradable con el enfermo. Puede que no recuerde quién eres, pero sigue siendo capaz de expresar alegría y de dar y recibir cariño.

8) Sé constante: aunque las cosas se pongan difíciles, intenta no perder el sentido del humor y las ganas de luchar. Aunque en ocasiones parezca que el enfermo no se entera de lo que ocurre a su alrededor, que pierdas las ganas de seguir adelante también le afectará a él, los dos estáis combatiendo al Alzheimer juntos.

9) Acepta tus limitaciones: un enfermo de Alzheimer requiere mucha atención y cuidados, y algunas personas no pasan por las circunstancias adecuadas para dárselos. En estos casos conviene ingresar al paciente en un centro especializado en el que puedan encargarse de él como es debido, también puedes acudir a otros miembros de tu familia para que te ayuden en el cuidado del enfermo, recuerda que no tienes que pasar por esto solo.

This post is also available in: Inglés