¿Cansado tras un viaje? Cómo evitar el jet lag

Cuando viajas y cambias de zona horaria, es natural que tu cuerpo necesite un tiempo para adaptarse. Durante este periodo es comprensible que experimentes insomnio, fatiga, problemas digestivos y confusión. Te contamos cómo evitar el jet lag y no pasar por todos estos molestos síntomas.

Cómo evitar el jet lag

Cómo evitar el jet lag

Antes de llegar a tu destino

-Prepara tu cuerpo para el cambio de horario: semana a semana ve cambiando tus horarios de sueño, adelantando o retrasando tu hora de irte a la cama, esto hará que tu cuerpo se adapte gradualmente al cambio de zona horaria. Esto también puede aplicarse a tu horario de comidas.

-Bebe agua: es importante mantenerse hidratado el día que vayas a volar, ya que el jet lag suele causar deshidratación. Además, evita las bebidas que tengan alcohol o cafeína ya que pueden empeorar la deshidratación.

-En cuanto despegues pon tu reloj en la hora de tu destino, así te mentalizarás a tu nuevo horario de antemano. Si en tu destino es de día, no te duermas en el avión, si allá donde vas es de noche trata de dormir durante el vuelo, para ello puedes usar un antifaz y unos tapones para los oídos. También puedes ayudarte a conciliar el sueño reservando un asiento más amplio y cómodo o, en última instancia, tomando medicamentos para dormir.

Cuando llegues a tu destino

-Haz ejercicio y pasa tiempo al aire libre: exponerte al sol ayudará a que tu mente se ajuste a la nueva zona horaria. No pases el día sentado, ni en la habitación del hotel. En el caso de que necesites una siesta puedes dormir media hora, dormir más empeorará el jet lag. Si no puedes salir del hotel por algún motivo, abre las cortinas de tu habitación y deja que entre luz. También haz algo de ejercicio en tu cuarto.

-Come ligero: además de a un nuevo ciclo de sueño también tienes que acostumbrarte a una nueva rutina digestiva, por eso te aconsejamos comer ligero. Si tomas comidas pesadas sólo le harás más complicado el proceso de adaptación a tu cuerpo. Además, tomar un desayuno rico en proteínas el día que llegues a tu destino, te ayudará a mantenerte despierto y alerta.

-Piensa en tomar melatonina: por si no lo sabías, la melatonina es una hormona que crea nuestro organismo de manera natural cuando nos vamos a dormir. Si la tomas cuando quieras conciliar el sueño, le estarás comunicando a tu cuerpo que ya es hora de dormirse y quizás así logres ajustar tu reloj interno a tu nuevo horario. Si no tienes cuidado al tomarla, puede que tu cuerpo se adapte a un horario de sueño incorrecto y que tu problema vaya a peor. Para acostumbrarte a una hora de dormir toma melatonina 4 días seguidos cuando llegues a tu destino. Antes de tomar melatonina consulta con un especialista para saber si puedes tomarla.

Al principio afrontar el jet lag puede ser muy duro, pero piensa que nuestro organismo siempre acaba adaptándose, sólo le tienes que dar algo de tiempo. ¡Sé paciente y lo superarás!

This post is also available in: Inglés