¿Cómo levantar el ánimo? 10 trucos para tu día a día

A menudo nuestro estado de ánimo no está todo lo bien que podría. Muchas de las situaciones que vivimos en nuestro día a día sobrecargan nuestro cerebro, lo que nos genera estrés, fatiga y mal humor. Nuestro estado de ánimo depende mucho de nuestras acciones y de nuestros hábitos y no se puede descuidar, ya que de él depende nuestro bienestar. Para esos días “de bajón” y esos momentos depresivos, aquí tienes 10 consejos para levantar tu estado de ánimo.

como levantar el estado de animo

Cómo levantar el estado de animo

 1. ¡Cuídate!

A lo largo de este artículo veremos algunos consejos para levantar tu estado de ánimo. Pero quizás éste sea el más obvio e importante: ¡Cuídate! Es importante que te cuides tanto física como emocionalmente. La mente y el cuerpo tienen una relación bidireccional y simbiótica, maltratarlos puede tener efectos muy negativos. Un cuerpo mal cuidado se traduce en una mente más fatigada y menos despierta.

Un cambio de hábitos puede ser el primer paso para generar un cambio en nuestra cabeza.

2. Hacer deporte mejora nuestro estado de ánimo

Hacer deporte es una buena forma de levantar el ánimo. Toda actividad física es buena y no sólo para nuestro cuerpo, también para nuestra mente. En general las personas que practican habitualmente algún tipo de actividad física suelen presentar un mejor estado de ánimo en su vida diaria.

Quizás hacer deporte sea una meta más a largo plazo pero a cambio es muy efectiva. Hacer deporte mejora tu salud, lo cual repercute en tu mente, aumenta la predisposición a establecer nuevas relaciones sociales, ocupa tu mente, aumenta el optimismo y los pensamientos positivos, produce endorfinas, libera tensiones etc.

Aunque no parezca una idea muy apetecible en un primer momento, sobre todo si no se practica habitualmente, pero es un objetivo que nos va a ayudar a mejorar nuestra salud física y mental. ¿Cómo empezar a hacer deporte?

3. Llamar a algún amigo nos puede animar

Algo muy recomendable si no se tiene un buen estado de ánimo es llamar a algún amigo/a. Se han encontrado numerosas correlaciones entre el bienestar psicológico y el contacto con otras personas. Una vida social amplia y “de calidad” es una medicina contra el malestar psicológico. El contacto y el apoyo social proporcionan un importante soporte ya que favorece sentimientos de autoaceptación gracias a los vínculos que ofrece el grupo.

La soledad se convierte en enemiga si estamos deprimidos, así que en estas situaciones lo ideal es buscar una buena compañía.

estado de ánimo

¿Cómo levantar el ánimo? Los amigos son un apoyo importante

4. Dormir bien 

Quizás, el hecho de dormir no solucione nuestros problemas ni mejore nuestro estado de ánimo. Pero es cierto que descuidar las horas de sueño nos puede traer consecuencias graves. A pesar de que cada persona necesita una cantidad de sueño individual, se calcula que desviarse del promedio de 7-8 horas de sueño nos conduce a malestar. Muchas situaciones de nuestro día a día reducen nuestro tiempo de descanso y, a pesar de que puede que a simple vista no tenga consecuencias, la falta de sueño merma nuestro estado físico y anímico.

El estudio “Sueño y calidad de vida” de la universidad de granada revela las consecuencias de un déficit de sueño. Un mal descanso puede provocar desde un mayor porcentaje de trastornos depresivos y de ansiedad hasta un mayor número de accidentes.

5. Analiza tu problema

En muchas ocasiones ni siquiera sabemos lo que nos pasa. Esas situaciones de estar tirado en la cama con ganas de nada. Descubrir el problema es el paso fundamental para solucionarlo y, aunque parezca evidente, muchas veces no nos esforzamos en hacerlo.

Para llegar a un bienestar psicológico y poder levantar nuestro estado de ánimo hay que encontrar un punto medio entre nuestras necesidades externas y nuestras motivaciones internas (lo que queremos). Muchas veces atribuimos una mala situación a un factor externo, cuando en realidad lo que falla está en nuestra cabeza.

Como dice el refrán popular: “no es más feliz el que más tiene, sino el que menos necesita”. Como veremos en el siguiente apartado, una mala gestión de la ambición puede conducirnos a estrés, lo cual es un gran lastre para nuestro estado de ánimo.

6. Hay gente mejor y peor que tú. Elige con quien compararte

Aunque no parezca lo más bonito, es cierto que la comparación social es un elemento crucial en la construcción de nuestra personalidad, nuestra autoestima y nuestro estado de ánimo. Por lo general, inconscientemente solemos compararnos con gente que está peor que nosotros para reafirmar nuestras acciones (una especie de palmada ficticia en la espalda para saber que “estamos bien”). Pero a veces, debido a un estado de ánimo bajo , ponemos nuestros ojos donde no deberíamos. Una comparación a la alta puede llegar a frustrarnos y, por consiguiente, a deprimirnos y a empeorar nuestro estado de ánimo.

No hay que frustrarse porque haya gente por encima de ti, siempre habrá alguien por encima y alguien por debajo. Como explica el siguiente apartado, hay que saber gestionar las propias metas.

7. Gestiona tus metas para levantar tu estado de ánimo

Relacionado con los apartados anteriores, muchas veces nuestro estado de ánimo empeora por estrés y frustración. Estos dos compañeros son tan habituales que aparecen a poco que nos agobiemos. Muchas veces, al perseguir un objetivo, ponemos metas demasiado altas y en un tiempo muy limitado. Un ejemplo, las personas que se deprimen al hacer dieta porque no ven resultados a la semana.

Si te sientes mal o “de bajón”, piensa en lo que estás haciendo y en las metas que te has propuesto, y date a ti mismo/a más espacio y menos exigencias. A veces nosotros mismos somos nuestros peores jefes.

Las personas más satisfechas con sus vidas son aquellas que tienen unos proyectos o metas más fácilmente alcanzables a corto o medio plazo, y que les permiten obtener unas gratificaciones más inmediatas”.

Fíjate dónde estás poniendo tus miras y retrocede un poco si es necesario.

8. Escucha música para levantar tu estado de ánimo

Puede parecer un mito, pero es cierto que la música conecta con nuestra mente a un nivel emocional muy profundo. Según un estudio de la Universidad de Murcia La música en general “nos conduce a una rearmonización de nuestro estado de ánimo y de nuestros sentimientos”.

La música es capaz de despertar en nosotros un estado de ánimo determinado y tiene un poder inmenso por múltiples razones (música para el cerebro). Por un lado, solemos asociar la música con una emoción propia y, al igual que en ocasiones en las que estamos felices acompañamos la emoción con un tipo de música, esa asociación da el poder a la música para invertir el proceso y que, a partir de una canción, se genere la misma emoción. Por otro lado diferentes componentes de la música como el ritmo, el tono o la melodía actúan directamente en nosotros sin necesidad de asociación: reduce la ansiedad, la frecuencia cardíaca, nos relaja etc.

Es increíble lo que un poco de música puede hacer dentro de nuestra cabeza.

9. Comidas para levantar el ánimo

estado de ánimo

Algunos alimentos mejoran nuestro estado de ánimo

No hay que confundirse. Un mal momento no se soluciona “comiendo por comer”. Comer compulsivamente es, ante todo, nefasto para nuestro cuerpo y para nuestra mente. Además esa asociación entre el estado de ánimo y la comida puede provocarnos trastornos alimentarios (bulimia, anorexia etc.).

Sin embargo, hay ciertos alimentos que, gracias a sus propiedades, actúan directamente en nuestro estado de ánimo:

  • El chocolate: los varios ingredientes de este alimento proporcionan numerosos beneficios. El chocolate aumenta los niveles de serotonina (la hormona de la felicidad), tiene efectos estimulantes en el organismo, sirve de analgésico natural, potencia el rendimiento y estimula la circulación. Además, por algo se le llama la droga del amor, porque produce esta hormona, que solo se produce durante estados de excitación.
  • El plátano: su gran cantidad de nutrientes aporta un subidón de energía a nuestro cuerpo, además de aumentar los niveles de serotonina como el chocolate y de fomentar un estado de ánimo optimista.

Existen muchos otros alimentos que mejoran nuestro estado de ánimo (ej. piña). El estudio también mencionado abajo ofrece muchos ejemplos.

10. Comer mal empeora nuestro estado de ánimo

Ya que hablamos de alimentos que proporcionan un mejor estado de ánimo, hay que señalar también aquellos que lo empeoran.

Todas aquellas comidas procesadas o las comidas con altos niveles en grasas saturadas etc. Inhiben la producción de dopamina en el cerebro (“el motor de nuestro organismo”).

La comida basura es también fatal para nuestro cuerpo y mente debido a los nutrientes que tiene y que mencionamos antes. Entre otras cosas, nos hace sentir fatigados y, al inhibir la producción de dopamina, nos dificulta la sensación de placer.

El estudio sobre alimentación avalado por la Universidad Nacional Autónoma de México propone dietas y alimentos específicos que repercuten en nuestro estado de ánimo.

La calidad de los alimentos que ingerimos repercute en la calidad de nuestro organismo.

 

 

 

This post is also available in: Francés Alemán Ruso