Cómo manejar la agresividad en niños con TDAH

 

Es importante saber cómo manejar la agresividad en niños con TDAH, ya que los que sufren este trastorno son impulsivos por su exceso de energía y pueden actuar sin pensar. Controlar su inquietud y su energía puede resultarles complicado y cuando no lo consiguen acaban estallando con palabras llenas de rabia o ataques físicos.

Los niños que padecen TDAH también tienen problemas para manejar correctamente sus emociones. Es muy común que los pacientes de TDAH tengan menos equilibrio emocional que el resto de la gente, ya que pasan por muchos cambios de humor y reaccionan emotivamente.

como controlar la agresividad de los ninos con tdah

Estos estallidos de ira también pueden tener su base en la frustración que sienten los pacientes de TDAH por culpa de su estado y en las dificultades que tienen para gestionarla. Otro detonante para estos arrebatos pueden ser los problemas de autoestima o que se pasen los efectos de los fármacos estimulantes, lo que produce en el niño irritabilidad y ataques de ira.

Cómo manejar la agresividad en niños con TDAH: consejos prácticos

Si tu hijo padece TDAH y no puede controlar su rabia, trata de proporcionarle una forma adecuada de dar salida a su energía y emociones. Los niños con TDAH suelen encontrar alivio para su inquietud en el deporte y el ejercicio. Apunta a tu hijo a alguna actividad extraescolar como fútbol o natación o simplemente llévale al parque a menudo para que pueda correr y jugar al aire libre con otros niños. Practicando este tipo de actividades diariamente, agotará su exceso de energía y se mostrará menos agresivo.

También es esencial que estés atento a las actividades que practica tu hijo dentro de casa. Los niños pueden tener acceso a mucho programas agresivos o inadecuados a través de la televisión o el ordenador. Es cierto que muchos padres culpan a la tele por las reacciones violentas de sus hijos, y en realidad este medio no suele influir tanto en la conducta infantil, pero en el caso de los niños con TDAH, es más fácil que se vean influenciados por las manifestaciones violentas. Es por esto por lo que deberías establecer unas reglas y hablar con tu hijo de las razones por las que no debe ver esta clase de programas ni reaccionar de manera violenta.

Nuestras últimas recomendaciones sobre cómo manejar la agresividad en niños con TDAH, son que pongas una serie de normas que sean fáciles de comprender y te asegures de que al niño le quedan bien claras. El momento ideal para conversar con él sobre este tema es cuando se encuentre relajado y tenga ganas de hablar. Guarda un tiempo para sentarte con él y hablar con tranquilidad, estableced unas reglas juntos y cread un compromiso. Tu hijo tiene que saber qué es lo que se le exige, cuáles son las consecuencias de sus acciones y las recompensas que trae el buen comportamiento para poder aprender a actuar de manera correcta.

Redactor, experto en contenidos médicos y de salud. Apasionado de la psicología y neurociencia.

Siempre en búsqueda de nuevas fuentes, noticias y tendencias. Especializado en abordar publicaciones que ayuden al público en general. Consejos, terapias, curiosidades, tratamientos…

This post is also available in: Inglés