Cómo relacionarse con una persona autista

Ya sabemos que las personas autistas tienen formas distintas de ver las cosas y comunicarse, como en el caso de los que padecen el síndrome de Savant, pese a esto relacionarse con ellas es posible si conoces las maneras adecuadas de hacerlo. Si quieres saber las claves sobre cómo relacionarse con una persona autista, has de empezar poniéndote en la piel de esa persona.

relacionarse-con-personas-autistas

¿Cómo se siente un autista?

Para poder comunicarte con una persona con autismo, has de poder ver las cosas desde el punto de vista de esa persona, por lo que es necesario aprender algo sobre el autismo. Los autistas suelen tener problemas para entender las emociones de los demás, también pueden llegar a entenderlas y no saber por qué son causadas. Las personas con este trastorno son introvertidas y para ellas socializar puede ser un gran esfuerzo, pero aún así tener una conexión con otros puede ser importante para ellos.

-El desafío social: a veces puedes ver cómo un autista hace o dice algo que no es adecuado en un contexto social. En estos casos es correcto explicarle cuál ha sido su error, o por qué no puede actuar así en una situación determinada. Los autistas suelen tener una fuerte conciencia de la justicia, así que si les explicas las reglas sociales en términos de justicia e injusticia pueden entenderte más fácilmente.

-El valor de la rutina: también tienes que comprender la importancia que le dan los autistas a la rutina, tener esto en mente puede ser importante para comunicarte con ellos. Los autistas pueden sentirse muy molestos si su rutina diaria se rompe, es normal que tú no le des tanta importancia a la rutina y no comprendas por qué se enfadan si salen de ella. Tenlo en cuenta para ser comprensivo si esto llega a suceder.

-Problemas con el lenguaje corporal: en cuanto al lenguaje corporal, las personas autistas tienen complicaciones para entender el tono de voz y las expresiones corporales, por lo que suelen necesitar explicaciones extras sobre lo que intentas decir. Los autistas también evitan el contacto visual y pueden alterarse ante ruidos fuertes o si les tocan sin previo aviso, así que trata de evitar todo esto.

Consejos para actuar en presencia de alguien autista

En cuanto a la interacción del autista con grupos de gente, lo primero que debes saber es que no deberías anunciar ante los demás el trastorno del autista, a no ser que él te haya dado permiso. Si quiere aparentar que no tiene autismo, puedes avisarle cuando haga algo que esté fuera de lo común.

A veces los autistas quieren hacer nuevos amigos y las actividades en grupo pueden facilitarles las cosas. Aunque su autismo sea muy evidente, la gente puede ser mucho más comprensiva de lo que aparenta, no tengas miedo de presentar gente nueva a alguien con autismo.

Acepta sus peculiaridades sin intentar corregirlas, ya has visto que los autistas tienen comportamientos sociales que son algo distintos a los de los demás, si quieres relacionarte con ellos es importante que los aceptes como son. En el caso de que alguno de estos comportamientos te moleste, puedes intentar explicarles por qué esa conducta hace que te sientas mal. Expresar de forma clara lo que sientes puede ahorrarte muchas confusiones y da al autista la oportunidad de aprender sobre sus errores. Por ejemplo: “he tenido una discusión con un amigo y me siento triste, ahora mismo quiero estar solo, pero podemos hablar luego.”

Puedes preguntar a un autista sobre su trastorno, quizás compartirlo contigo le sea de ayuda y te sirva para aprender mejor cómo relacionarte con él. Para hablar de este tema, intenta estar a solas con la persona autista, y en un sitio tranquilo. Procura expresarte de forma clara, para que el autista no crea que te estás riendo de su situación.

Por último, no te pongas nervioso cuando esta persona haga estereotipias, son comportamientos que sirven a los autistas para mantenerse tranquilos. Estos son algunos ejemplos de ellas: mecerse, gritar, golpearse la cabeza… Mientras estos comportamientos no le hagan daño y le alivien más de lo que te molestan, debes permitírselos. Pasa estas peculiaridades por alto y trata al autista con el mismo respeto con el que tratas a otros, seguro que te lo agradecerá.

This post is also available in: Inglés