¿Cómo ser feliz? Claves, consejos, y técnicas que te ayudarán a alcanzar la felicidad

 

¿Cómo ser feliz? Descubre las claves de la felicidad según la ciencia. Aunque cada vez vivimos mejor, y tenemos más cosas, parece que la felicidad es algo se nos resiste. ¿Por qué nos cuesta tanto ser felices? Muchos de nosotros sentimos que no podemos o no merecemos ser felices. Algunas veces es porque creemos que nos falta algo, tal vez una pareja, hijos, amigos, dinero, trabajo… Otras veces porque simplemente no sabemos cómo hacerlo, cómo sentirnos felices con nosotros mismos. Aprende en este artículo interesantes consejos y técnicas que te ayudarán a alcanzar la felicidad personal, con tu pareja, y en el trabajo ¿se puede ser feliz soltero, sin amigos, sin familia, sin dinero o sin hijos? A qué debes renunciar para ser feliz, cómo educar niños felices ¡y mucho más! Si tienes cualquier pregunta, o quieres compartir tu experiencia con nosotros puedes dejarnos abajo tu comentario y te responderemos. 

Cómo ser feliz - Una guía útil

Cómo ser feliz – Una guía útil

El profesor de la Universidad de Harvard Tal Ben-Shapar, que investiga todo lo relacionado con la felicidad, asegura que el secreto de una vida más rica y feliz es aceptarla tal y como es ya que eso “te liberará del miedo al fracaso y de unas expectativas demasiado perfeccionistas”. El neurocienctífico Dr. Richard Davidson, director del Center for Healthy Minds de la Universidad de Madison-Wisconsi, insiste en que “la felicidad y el bienestar son habilidades que pueden ser entrenadas y aprendidas”. 

Cómo ser feliz ¿Qué es la felicidad?

Antes de adentrarnos en los diferentes consejos y técnicas para ser feliz, es necesario definir este sentimiento. ¿Qué es la felicidad para ti? A menudo usamos este término para describir un rango de emociones positivas, como alegría, orgullo, gratitud, satisfacción.

Para entender qué es lo que nos hace felices, las causas y los efectos de la felicidad, los investigadores necesitan definir concretar el significado de este concepto. Muchos investigadores y científicos utilizan el término felicidad como sinónimo de “bienestar subjetivo“. El bienestar subjetivo se puede medir preguntando a una persona cómo de satisfechas se sienten con su propia vida y qué cantidad de emociones positivas y negativas está experimentando.

Sonja Lyubomirsky, una investigadora de la psicología positiva, elabora y describe la felicidad como “la experiencia de alegría o bienestar positivo, combinado con un sentido de que la vida de uno es buena, significativa y que merece la pena”.

En su investigación, la científica Sonja Lyubomirsky ha encontrado que alrededor de un 50% de nuestra felicidad está determinada por nuestros genes, un 10 % por nuestras situaciones vitales y un 40% depende de nuestras actividades diarias. Por tanto, esa frase de “no es lo que te pasa sino cómo te lo tomas” parece tener mucho de cierto.

Pero la felicidad no implica sentir alegría todo el tiempo, La felicidad es una sensación general de satisfacción. Pretender sentir alegría todo el tiempo es imposible, porque estamos programados para sentir un amplio abanico de emociones, y todas ellas tienen su utilidad.

Test-Depresion-Evalaución

Evaluación clínica Test Depresión Online de CogniFit ¿Tienes dudas sobre si puede ser Depresión? ¿Quieres conocer si existe deterioro cognitivo asociado a este trastorno? Realiza este potente test clínico online, y descubre en menos de 30-40 minutos el funcionamiento de importantes procesos cognitivos, su relación con la depresión, nivel de riesgo ¡y mucho más!

10 claves para ser feliz

¿Cómo podemos ser más felices? En el siguiente vídeo Tal Ben-Sahar nos explica las características de las personas más felices:

1. Deja de buscar la felicidad, y empieza a vivirla

Como bien dice el profesor Ben-Shapar, una de las causas de no ser felices, es la propia expectativa de que tenemos que serlo. El pensar continuamente en que debemos ser felices, no solo no provoca felicidad sino todo lo contrario, la infelicidad. En un estudio de June Gruber vieron que la búsqueda de la felicidad provocaba angustia. ¿El motivo? No ser capaces de manejar la frustración que nos provoca no encontrarla.

Por tanto, la primera clave de la felicidad es que tenemos que ser conscientes que la felicidad no es producto de hacer una sola cosa, sino que probablemente se trata de un cambio en nuestro estilo de vida que puede requerir algo más de tiempo (y más resistencias): aprender a relajarse, a soltar, a dar las gracias, y a no presionarse.

Mathama Gandhi decía que la felicidad se alcanza cuando lo que una piensa, hace y dice está en armonía. ¿Cómo ser feliz? Hazle caso y vive de acuerdo con lo que piensas y sientes. Vivir pendiente de lo que piensan o quieren los demás es una pérdida de tiempo. Esto lo aprendemos de los pacientes de cuidados palitiavos de Bonnie Ware. Al final de la vida, de lo único que se arrepintieron fue de haber tenido el valor de vivir una vida propia en vez de lo que otros esperaban. Seamos valientes y vivamos de acuerdo a lo que somos y sentimos.

2. Vive el ahora para ser feliz

¿Cómo ser mas feliz? Vivir en el presente, estar conectados en el momento es uno de los factores claves de la felicidad, sin embargo es una de las cosas que más nos cuesta. En un famoso estudio conducido por Killingsworth & Gilbert vieron que las personas pasaban más del 47% de su tiempo divagando y que esto, además, les hacía ser infelices. Y no solo eso, en otro estudio con adolescentes se vio que los jóvenes preferían (asombrosamente) recibir descargas eléctricas que estar sentados sin hacer nada.

Investigaciones recientes, conducidas por el Dr. Davidson, han demostrado que la práctica de mindfulness disminuye la activación de las partes cerebrales que se activan mientras estamos divagando o sin hacer nada (áreas mediales prefrontales y del cingulado anterior), lo que nos ayuda a estar más centrados en el presente, por tanto la meditación nos puede ayudar a la hora de empezar a centrarnos en el presente.

3. Practica la gratitud para ser feliz

Hemos insistido en los apartados anteriores la importancia de agradecer lo que sí tenemos, y es que es algo esencial para ser felices. Agradecer implica, de algún modo, aceptar tu vida tal y como es, y también tiene que ver con vivir el momento.

Agradece las cosas que has conseguido, los amigos y familia que tienes, agradece el sol por la mañana, agradece a la naturaleza y el universo. Agradece que puedes ver, oler, sentir, vivir…

Hay estudios que confirman el impacto que tiene la gratitud en el bienestar emocional y la felicidad de las personas. Por ejemplo, en el trabajo liderado por el profesor Toepfer de la Kent State University vieron cómo escribir cartas de agradecimiento incrementaba la felicidad y la satisfacción vital mientras disminuía los síntomas de depresión en los participantes.

Así que ya sabes, una técnica sencilla que puede ayudarte a ser feliz es escribir un pequeño agradecimiento antes de ir a dormir o al levantarte por la mañana, puede ser lo que marque la diferencia para conseguir ser feliz.

Como dijo el gran Stephen Hawking: “Mientras haya vida hay esperanza”. Y es que el mero hecho de estar vivos nos da la oportunidad de disfrutar.

4. Haz deporte para ser feliz

Otra clave para se feliz es hacer deporte. Realizar actividad física es un consejo que aparece siempre en todos los listados sobre salud y bienestar. Los efectos beneficiosos del ejercicio para la salud, tanto física como mental, están más que demostrados. Al realizar ejercicio el cuerpo libera endorfinas, unos opiáceos naturales, que disminuyen el dolor, nos provocan placer y nos hacen estar más felices.

En un estudio con pacientes depresivos vieron que aquellos pacientes a los que se les había suspendido la medicación pero se les prescribió ejercicio físico mostraban no solo mayores índices de recuperación, sino también menos recaídas en el futuro.

Haz un poco de ejercicio cada día. No hace falta que corras una maratón ni que te vuelvas loco con el gimnasio. Con caminar 30 minutos diarios es suficiente. Descubre aquí unos consejos sobre cómo empezar a hacer ejercicio.

5. Ayuda a los demás y sé generoso para ser feliz

“Si quieres felicidad durante una hora, échate una siesta.

Si quieres ser feliz durante un día, ves a pescar.

Si quieres ser feliz durante un mes, cásate.

Si quieres ser feliz durante un año, hereda una fortuna.

Si quieres ser feliz para toda la vida, ayuda a alguien” 

Proverbio Chino

Los chinos no van nada errados, y desde hace siglos han tenido claro que el secreto de la felicidad propia pasa por la felicidad ajena, por ayudar a los demás. Si os fijáis echarnos la siesta o ir a pescar son placeres momentáneos, que por si solos no generan estados de felicidad muy largos. Casarse o heredar una fortuna sí que son cosas que pueden cambiar nuestras vidas, pero teniendo en cuenta que las personas nos adaptamos muy rápido a las situaciones, es probable que con el tiempo el hecho de habernos casado o recibir mucho dinero ya no nos genere mucha felicidad. Queremos más. Lo que sí provoca un bienestar más duradero es ayudar a los demás. Incluso la ciencia nos da muestras de ello. Por ejemplo en un metanálisis (estudio donde se analizan varios estudios sobre una misma temática) se mostró como donar tiempo en un voluntariado aumentaba la sensación de bienestar y satisfacción personal de los participantes, es decir, se sentían más felices.

De hecho, se sabe que uno de los mayores indicadores de felicidad y bienestar es la calidad de las relaciones sociales que tenemos. Se ha visto que cuando se obliga a sujetos a vivir en aislamiento social, se activan las mismas áreas cerebrales que cuando se experimenta dolor físico. ¿Y cual es la mejor manera de mejorar la calidad de nuestras relaciones sociales?  Los comportamientos que más incrementan los lazos sociales entre individuos son el altruismo y el comportamiento pro-social, que incluye la empatía (ser capaz de entender los sentimientos del otro) y la compasión (preocupación sincera por el otro y deseo de mejorar sus situación).

El comportamiento pro-social, la amabilidad hacia los demás, aumenta la aceptación por parte del grupo. Es decir que cuanto más amables seamos con nuestros compañeros, más gustaremos y más probable será que tengamos muchos, y muy buenos, amigos.

El altruismo, el ser generoso con los demás, también aumenta considerablemente nuestra percepción de felicidad o así se desprende de un estudio  realizado por la Universidad de British Columbia donde los participantes que gastaron más dinero en otros se sintieron más felices que los que no.

Además, el altruismo y una conducta pro-social no solo se han asociado a felicidad y bienestar sino también a una mejor salud y mayor longevidad. Y se ha visto que esto no solo pasa en niños y adultos, sino que también es algo universal, que se da en diferentes culturas.

¡No lo dudes, la clave de tu felicidad pasa por cuidar y mimar a los tuyos y tu entorno!

6. Sonríe o ríete a carcajadas para ser feliz

Todos hemos experimientado los beneficios de la risa, lo bien y relajados que nos sentimos después de una buena risotada entre amigos. La ciencia apoya esta teoría y un estudio mostró como  aquellos que sonreían como resultado de pensar en cosas positivas mejoraban su humor, mientras que los que sonreían de manera fingida (sin pensar en nada agradable) lo empeoraban.

Así que ya sabes, aplica esta técnica para ser feliz e intenta sonreír a lo largo del día ¡pero no lo finjas! Si quieres potenciar tu felicidad, céntrate en pensar cosas bonitas y que te gusten: unas vacaciones en una isla desierta, piensa en tu hija o en alguien a quien quieres mucho, en algo divertido que te pasó, ve películas o series humorísticas…

7. Rodéate de personas positivas y felices.

Dicen que todo se pega menos la hermosura. Aunque este dicho popular es un poco tonto, y probablemente no todo se pega… lo que supongo que sí te habrá pasado es que cuando te rodeas de gente positiva y feliz, como que también se te pega un poco. Y lo mismo para la tristeza, ¿nunca te has sentido pesado y cansado después de pasarte toda una tarde con alguien extremadamente negativo? ¿Nunca has sentido como hay personas que te chupan la energía?

Pues bien, parece ser que sí, que la ciencia también confirma que la felicidad se pega. Un estudio realizado dentro del Framinghan Heart Study apoya esta tesis. Tras analizar a casi 5000 personas, con un seguimiento de unos  veinte años, vieron que la felicidad dependía de la felicidad de las personas con las que estaban conectadas.

¿Cómo ser feliz? Aléjate de las personas tóxicas y amargadas, y apuesta por personas positivas y alegres para compartir tu tiempo.

8. Persigue tus valores para ser feliz

Conocer tus valores y vivir acorde a ellos nos va a proporcionar satisfacción y felicidad. No se trata de ponerte metas (esto viene después). Lo importante es conocer tus valores y luego establecerte metas en función de ellos. Los valores no son un destino, sino la dirección en la que te mueves. No es voy a estudiar X carrera, sino quiero dedicar mi vida a ayudar a los demás, quiero vivir en base al altruismo, la generosidad, la independencia, la amabilidad, la superación personal, el reconocimiento profesional…

¿Cómo descubrimos nuestros valores para ser feliz? Piensa en lo que te gustaría que dijeran de ti en tu funeral. ¿Cómo te gustaría que te recordaran? Este sencillo ejercicio puede ponerte en contacto con tus valores. No pienses en lo que otras personas querrían que fueras, sino lo que tú en el fondo, deseas para ti mismo.

9. No pretendas estar alegre todo el tiempo

Nos venden que tenemos que estar alegres constantemente, que “al mal tiempo buena cara”, que si estamos tristes hay algo mal en nosotros. La tristeza es una emoción más, y como tal, es necesaria. Una clave para alcanzar la felicidad es no buscarla todo el rato.

10. Se compasivo y autocompasivo

Como vimos en el artículo sobre compasión y auto-compasión, la compasión hacia los demás y hacia uno mismo nos hace más felices. Nos permite ser menos duros con nosotros mismos, dejar de criticarnos y juzgarnos, y hacer lo mismo con los demás.

11. Contacta con la naturaleza

Las personas que conectan con la naturaleza tienden a experimentar más emociones positivas, satisfacción y vitalidad. Por lo que aplica esta técnica y planea una escapada al campo.

12. Perdona para poder alcanzar la felicidad

Perdonar de corazón a quien nos ha dañado también nos hace sentir mejor con nosotros mismos, nos acerca a los demás y a experimentar más emociones positivas.

13. Descansa y duerme bien para poder ser feliz

Solo con haber dormido las horas suficientes ya se incrementa nuestro bienestar y emociones positivas. La falta de sueño nos hace sentir cansados, irritables, tristes. Según un estudio, dormir una hora más cada día nos proporciona mayor bienestar que un aumento salarial considerable.

¿Cómo ser feliz en pareja?

Aprende a comunicarte con asertividad con tu pareja

La asertividad es clave para tener una comunicación satisfactoria, en pareja especialmente, aunque también en todos los demás ámbitos. Para ser feliz en pareja es importante aprender a comunicar correctamente nuestras necesidades, deseos, emociones, opiniones, sin violar los derechos de los demás.

Rompe tus creencias sobre el amor romántico

¿Cómo ser feliz con tu pareja? Los mitos del amor romántico nos han hecho mucho daño, a nosotros como individuos y a nuestras relaciones de pareja. Puede que creamos que no tenemos estas creencias, pero cada vez más se ve que los adolescentes, tienen estos mitos muy arraigados, lo que les hace más vulnerables a tener relaciones de dependencia, maltrato, celos, inseguridades…

Los mitos son los siguientes sobre el amor romántico:

¿Cómo ser feliz? Claves, consejos, y técnicas que te ayudarán a alcanzar la felicidad

1. El amor todo lo puede

  • Mito de la omnipotencia.
  • Mito de la compatibilidad de amor y maltrato
  • El amor verdadero lo perdona/aguanta todo

2. El amor verdadero está predestinado

  • Mito de la media naranja
  • Sólo hay un amor verdadero en la vida

3. El amor es lo más importante en la vida y requiere la entrega total

  • Convertir el amor de pareja en lo fundamental de la existencia y falacia del enamoramiento
  • Falacia de la entrega total
  • Entender el amor como despersonalización

4. El amor implica posesión y exclusividad

  • Mito del matrimonio
  • Mito de los celos

Estas ideas sólo nos sirven para construir relaciones tóxicas, de dependencia, fusionales, poco realistas y que no se pueden mantener a largo plazo.

Pasad tiempo juntos

Si quieres ser feliz en pareja, es importante dedicar tiempo a estar juntos, cultivar el vínculo. Por ello es preciso encontrar tiempo de calidad donde estar juntos, sin hijos, sin familia, sin amigos… No quiere decir que no se pueda pasar tiempo con estas personas, sólo o con la pareja. Pero para que una relación de pareja sea satisfactoria y feliz es necesario que haya momentos y espacios exclusivos de la pareja.

Mantened vuestro espacio individual

El espacio en una relación de pareja es esencial. Cuando estamos en pareja, sobre todo en la fase de enamoramiento queremos estar todo el tiempo con la otra persona. Pero hay que tener en cuenta que tener una pareja no significa fusionarnos con el otro, sino que somos dos individuos diferentes que comparten algunas esferas de su vida. Pero no todas.

Acepta al otro tal y como es

¿Cómo ser feliz con tu pareja? No pretendas cambiarla, porque eso sólo está en su mano. Si quiere cambiar, tu puedes ayudarle. Pero nada más. Acepta que todos somos diferentes, y son esas diferencias las que enriquecen nuestra vida. No podemos pretender que el otro sea como nosotros queremos que sea.

No des a tu pareja por sentado

Es común que con el tiempo y la rutina nos volvamos cómodos y perezosos en la relación, pero esto solo sirve para que se vaya marchitando poco a poco. ¿Como ser feliz en pareja? Una relación debe cultivarse día a día. Por mucho tiempo que llevéis juntos y por muy consolidada que esté la pareja, es necesario seguir dedicando tiempo y esfuerzo a ella. Muestra y expresa lo que sientes por esa persona cada día.

¿Cómo ser feliz soltero?

¿Se puede ser feliz sin pareja o soltero? La soltería puede ser una fase de la vida en la que nuestra felicidad puede verse trastocada. Las rupturas dañan nuestra autoestima, disminuyen nuestro estado de ánimo, y pueden ser una gran fuente de infelicidad. Además, culturalmente se espera que todas las personas se emparejen para tener éxito en la vida, pero como veremos esto no es así.

Cultiva tu autoestima

¿Cómo ser feliz si estoy solo? Es importante tener una buena autoestima antes de tener pareja, ya que la pareja puede convertirse en una “herramienta” para obtener esa autoestima que nos falta. Puede servir a corto plazo, pero si nuestra autoestima depende de factores externos a nosotros, no durará mucho tiempo, será volátil. Y es que nuestro valor como personas no depende de quien tengamos a nuestro alrededor, o lo que nos ocurra. Nuestro valor está dentro de nosotros.

El no tener pareja puede dañar nuestra autoestima especialmente, ya que son habituales las frases de “nadie me quiere”, “nadie me querrá nunca”, “¿Qué hay de malo en mi?”. Estas frases, además de inciertas, nos machacan bastante.

Por ello, es importante ser consciente de lo que nos decimos, sobre todo lo negativo, que suele ser lo imperante. Podemos apuntarlo, y luego reflexionar sobre ello. Te puede ser de ayuda nuestro artículo sobre la reestructuración cognitiva. Es importante también aprender a no creernos nuestros pensamientos a pies juntillas. Lo que pensamos no es reflejo exacto de la realidad.

Descubre aquí consejos para mejorar tu autoestima.

Haz lo que te gusta

Estar soltero no significa que tengas que dejar de hacer lo que te gusta. Incluso puedes aprovechar a hacer aquello que a tu pareja no le gustaba, o que no podías hacer con ella.

Muchas veces pensamos “No voy a hacer X porque no voy a ir solo”. ¿Por qué piensas esto? Solemos tener pensamientos como: “Si voy solo ¿qué van a pensar de mi?” “Voy a parecer un pringado o un rarito”. ¿Qué piensas tú de la gente que va sola, al cine por ejemplo? Yo particularmente pienso que son personas valientes e interesantes.

Se que puede ser difícil dar el primer paso, pero salir de nuestra zona de confort, aunque sea para volver a ella enseguida, nos puede traer experiencias diferentes y maravillosas.

Pero si ir solo te cuesta, también existen varias aplicaciones móviles y sitios web donde la gente crea sus planes y te puedes apuntar a ellos. Es una buena manera de conocer gente con tus mismos gustos y aficiones y pasarlo bien.

El éxito no está en tener una pareja

Nuestra sociedad nos ha transmitido que el éxito parte de estar emparejado. Es nuestro fin último, conseguir un trabajo, tener pareja, casarse, tener hijos… Sin embargo, el éxito vital no tiene por qué implicar tener pareja. Es mejor estar solo que en una pareja que no te aporta nada, que te pesa, con la que estás por no estar solo. El éxito vital no debería definirse por factores externos a uno, que no podemos controlar, sino por factores internos como por ejemplo conocerme mejor, ser generoso, estar en paz conmigo mismo y con los demás…

Aprovecha este momento para crecer y conocerte a ti mismo

La soltería es un buen momento para reflexionar acerca de tí mismo y crecer como persona. Piensa que ahora que tienes menos ataduras, puedes transformar tu vida como quieras. ¿Cómo quieres que sea tu vida? ¿Qué mantendrías y de qué querrías desprenderte?

Céntrate en lo que tienes y se agradecido

Se agradecido por todo lo que tienes, que seguro que es mucho., aunque no te hayas dado cuenta. Para ello puede serte de ayuda escribir tres cosas positivas que has vivido en el día, tres cosas por las que estás agradecido, o escribirle una carta de gratitud a alguien. Todo va a aumentar nuestro bienestar, va a cambiar el foco de atención de lo malo a lo bueno y puede mejorar nuestras relaciones sociales.

Test-Mental-Test-Cognitivo-CogniFit

Si quieres evaluar tu propio funcionamiento cerebral, el de tus hijos o pacientes, te recomiendo que pruebes el Test Cognitivo Online de CogniFit: Evalúa de forma clínica y rápidamente importantes funciones cognitivas, identifica debilidades y fortalezas en las áreas de la memoria, atención y concentración, funciones ejecutivas, coordinación, planificación, etc… El completo informe de resultados que proporciona este test neuropsicológico es muy útile para ayudar a determinar si los cambios cognitivos que experimenta una persona son normales, o pueden ser reflejo de algún trastorno neurológico. Obtén tus resultados en menos de 30-40 minutos. CogniFit es la herramienta de evaluación cognitiva más recomendada y utilizada por profesionales.

¿Cómo criar niños felices?

Cómo criar niños felices: el método danés

Diversas encuestas apuntan a que los daneses disfrutan de una mayor satisfacción y bienestar en su vida, pero pocos estudios nos dicen a qué se debe. Para intentar averiguarlo Jessica Joelle Alexander escribió un libro llamado “Cómo criar niños felices”, o en inglés “The Danish way of parenting” (La crianza a la manera danesa).

En su libro, la autora nos aporta una serie de consejos para potenciar la felicidad en nuestros hijos a partir del acrónico “Parent”, que significa padre (padre/madre).

Play/Jugar: Permitir a los niños jugar es esencial para su desarrollo, ya que les sirve para ensayar las habilidades que están aprendiendo y que un día les servirán para ser adultos sanos. Esto implica reducir los tiempos de televisión y tablets.

Autenticidad: Esto implica ser honesto en las preguntas que nos hacen, no halagar por halagar (descubre aquí como elogiar a los niños para potenciar su autoestima) y enseñarles a identificar y manejar sus emociones y las de los demás.

Reframing/ Reformulación: Se trata de acentuar los aspectos positivos de las experiencias negativas, o darle la vuelta para verlo de una forma más optimista y que nos de mayor sensación de control. Por ejemplo, dentro de las culturas escandinavas se dice “No hay mal tiempo, sino ropa inadecuada”

Empatía: Ayudarles a ponerse en el lugar del otro, entender lo que el otro puede sentir y pensar es fundamental para tener unas relaciones sanas.

No ultimatums: Evitar las amenazas y los ultimatums, es decir, no gritar, golpear y mantener la calma a la hora de regañar a los niños. Se basa en una forma democrática de educar, basada en el respeto mutuo.

Togetherness/ Unión: Esto es encontrar espacios para estar en familia, favoreciendo el cultivo del vínculo familiar.

Cultiva tu propia felicidad

Si eres feliz, es más probable que se lo transmitas a tus hijos. Sin quererlo serás más optimista, realizarás actividades con ellos que te proporcionan placer, serás más compasivo y autocompasivo, más altruista, tendrás menos pensamientos negativos, te comunicarás mejor… Todo ello se aprende, y los niños aprenden por imitación, gracias a las neuronas espejo.

Ayúdales a construir relaciones sociales

Las relaciones con los demás son esenciales, y tienen una gran influencia en nuestro bienestar. No es tanto la cantidad de relaciones, sino su calidad. Es importante que les enseñemos a relacionarse con los demás. Puede comenzar con animarles a que realicen actos de amabilidad con los demás, y potenciar su empatía. Ayúdale a resolver conflictos de forma asertiva, a no abusar o permitir ser abusado.

Premia el esfuerzo, no la perfección

Los padres que enfatizan el logro frente al esfuerzo crian hijos con mayores niveles de ansiedad y depresión. Por ello, premia el esfuerzo, no el resultado o la habilidad natural. Si animamos a nuestros hijos a esforzarse seguirán intentándolo, de la otra forma se rendirán pronto y aumentará su intolerancia a la frustración.

Promueve el  optimismo

La reformulación puede ser una estrategia muy útil a la hora de enseñar a nuestros hijos a que vean las situaciones desde otra perspectiva más positiva. Ayúdale a que resuelva sus problemas por sí mismo, potenciando su confianza y autoestima.

Enséñales inteligencia emocional

Cuando tu hijo esté lidiando con emociones negativas, es esencial que empatices, etiquetes y valides la emoción. Es decir, que no la menosprecies, muestres compresión y que le ayudes a saber qué emoción está sintiendo y porqué. También es esencial que entienda que las emociones vienen y van y que determinadas actividades pueden ayudarle a que se calmen.

Promueve la autodisciplina

La autodisciplina en niños es más predictora de éxito futuro que la inteligencia. ¿Cómo fomentamos la autodisciplina en los niños? Enseñándoles a distraerse de las tentaciones, como ocultando el objeto de tentacion.

Crea espacios para el juego

Permite que tu hijo juegue, limita la televisión y la tablet y proporciona a tu hijo tiempo para el juego. Es un aspecto esencial de su desarrollo

Pasa tiempo con tu hijo

Tener una rutina de tiempo familiar es esencial para conectar con nuestro hijo. Esto le da sensación de seguridad, de ser querido. Puede ser cenar con tu hijo diariamente, pero pueden ser otros espacios también

Test Tdah - Test Tda

Cada vez mas familias y psicólogos educativos aplican innovadores test neuropiscológicos clínicos para detectar el funcionamiento cerebral de los alumnos e identificar si están en riesgo de padecer algún trastorno del neurodesarrollo como el TDAH, la discalculia o la Dislexia. CogniFit es la herramienta líder del sector y pone a disposición de psicólogos, escuelas y familias de todo el mundo potentes herramientas clínicas, como su Test de TDA – TDAH que permite realizar un completo screening cognitivo, y evaluar online el índice de riesgo de presencia del Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad y su subtipo con una excelente fiabilidad. Estas herramientas son altamente accesibles y permiten obtener un completo informe explicativo con el funcionamiento cerebral y el índice de riesgo del alumno.

Cómo ser feliz sin dinero

Los estudios han demostrado que una vez que cubres tus necesidades básicas, tener más dinero no te aporta más felicidad. Entonces ¿cómo puedes ser feliz con poco dinero?

Busca experiencias, más que objetos

La ciencia nos dice que son las experiencias más que las cosas materiales lo que nos hace felices. Y es que hay muchas cosas que puedes hacer para disfrutar de la vida y que no cuestan mucho dinero.

Primero, identifica cuáles han sido las veces que más feliz te has sentido. Puede ser cuando te sumergiste en un buen libro, cuando fuiste a la naturaleza o cuando pasaste tiempo con tus amigos. Mira tu presupuesto y programa un momento cada semana para ti. Casi siempre hay formas en las que puedes ahorrar y aun así disfrutar muchas cosas. Si una de tus aficiones es ir a restaurantes buenos, puedes intentar aprender a cocinar esos platos. Si te encanta viajar pero crees que no te lo puedes permitir, hay muchas excursiones locales que se pueden hacer, o pequeños viajes cercanos. No hace falta salir del país para conocer lugares asombrosos. ¡Se creativo!

 Aprecia lo que sí tienes

Se agradecido por lo que sí tienes, aunque te pueda parecer insuficiente al principio. Haz un esfuerzo cada día por anotar 3 cosas por las que estar agradecido, no tienen por qué ser materiales, sino de todo tipo.

Hacerte voluntario puede ayudarte también a alejar tu mente de aquello que no tienes, y a darte cuenta de lo que sí.

Encuentra amigos en la misma situación

Puede ser de ayuda tener amigos en una situación similar y que tienen los mismos objetivos. Podeis animaros mutuamente a encontrar cosas baratas para hacer juntos. Si tus amigos se quejan de que no tienes dinero o que no puedes apuntarte a determinados planes porque no te lo puedes permitir, quizá tengas que alejarte de esos amigos.

Practica el autocuidado

En situaciones estresantes a largo plazo, como problemas financieros, es importante cuidarte, fisica, emocional y espiritualmente. Esto significa dedicar tiempo al ejercicio físico de forma regular y comer de forma saludable. Comer sano no tiene por qué ser más caro si miras bien, no es necesario que compres comida ecológica. Las legumbres por ejemplo son bastante rentables y saludables. También es importante encontrar tiempo para relajarte y distraerte con amigos… Si cuidas de ti mismo tendrás la energía y el ánimo suficiente para hacer los cambios necesarios para mejorar tu situación.

 

Psicóloga General Sanitaria y sexóloga. Deseosa de mejorar la calidad de vida de las personas mediante la práctica clínica y la comunicación a través de la red.