Consecuencias del bullying o acoso escolar en niños ¿Se pueden reparar los pequeños corazones?

El bullying escolar es un fenómeno que afecta a millones de niños. Según los datos, de 600.000 niños que se suicidan al año en el mundo, 200.000 son víctimas de acoso escolar. En España, 1 de cada 10 niños es víctima de acoso escolar. Un 70% de los adolescentes de quince años ha sido víctima, acosador o espectador de bullying. Las consecuencias del bullying pueden ser irreversibles ¿Quieres saber a qué están expuestos tus hijos?

Consecuencias del bullying

Consecuencias del bullying

Acoso escolar o bullying ¿Qué es?

El acoso escolar o bullying puede definirse como el maltrato escolar que sufren muchos niños de forma continuada y severa en la escuela. Puede darse de forma psicológica o física. Los maltratadores, en este caso, son también niños. Además, existe una nueva forma de acoso: el ciberacoso. Una forma de bulling escolar relacionado con las redes sociales.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), junto a Naciones Unidas, reflejaron hace pocos meses en un informe, datos muy preocupantes:

“Cada año se suicidan en el mundo alrededor de 600 mil adolescentes entre los 14 y 28 años, cifra en la que, por lo menos la mitad, tiene alguna relación con bullying; siendo los países europeos, los más golpeados por este fenómeno, al contabilizar alrededor de 200.000 suicidios por año.”

En España, el acoso es un problema social y actual del sistema educativo. Debemos tener en cuenta que 1 de cada 10 niños, según save the children, es víctima de acoso escolar y que el 70% de los adolescentes ha vivido el bullying escolar como víctima, agresor o espectador. Sí, los datos son alarmantes.

¿Quiénes son las víctimas del bullying?

A grandes rasgos, en el acoso escolar hay dos tipos de víctimas : las activas y las pasivas.

  • Víctimas activas de bullying: Suelen ser niños bajos de autoestima que están aisladas pero que intentan remediarlo mediante la agresión. Sus conductas de superioridad con respecto a sus compañeros provoca rechazo. Es probable que estos niños sean a la vez víctimas y acosadores. Algunas veces, este tipo de víctimas vienen de familias desestructuradas en las que se han podido dar problemas de agresiones y abusos. En la escuela, su rendimiento académico suele estar por debajo de la media. 
  • Víctimas pasivas de bullying: Suelen ser niños que están en una situación de aislamiento. No suelen tener amigos entre sus compañeros. Es muy difícil para ellos comunicarse con los demás. Suelen ser niños que tienen la autoestima baja, están en una posición vulnerable y sufren inseguridad y ansiedad. Además, los pocos amigos que suelen tener son mayores que ellos (adultos) o sus propios padres. En la escuela, su rendimiento suele estar bien o por encima de la media.
bullying

Consecuencias del bullying . Síntomas psicológicos.

¿Quiénes son los acosadores del bullying?

Entre los acosadores también hay dos tipos, los activos y los pasivos.

  • Los acosadores activos son aquellos que discriminan a sus compañeros delante de los demás. Las víctimas que escogen suelen ser “presas fáciles” que están desprotegidas y a las que atacar no supone un reto muy grande. Los ataques son de diferente índole. Por un lado, están los físicos. El agresor maltrata a su víctima con puñetazos, empujones, escupitajos… por otro está el verbal. Este suele darse más entre las chicas. A nivel verbal y escrito, se inventan cotilleos que son mentira, intentan aislar a la víctima mediante insultos, hacerla sentir inferior.

Por último, está el bullying relacionado con las nuevas tecnologías. Pueden realizarse burlas e intimidaciones a través de internet o sexting, pasar imágenes de carácter sexual de la víctima.

  • Los acosadores pasivos son aquellos que reconocen al líder como tal. Sin ellos, el bully perdería la fuerza que necesita para agredir a otro niño. En ocasiones, simplemente se dedican a observar y vitorear pero en otras también pueden insultar y amenazar a la víctima.

Consecuencias del bullying a corto plazo en víctimas y agresores

Dependiendo del tipo de víctima, activa o pasiva, y el tipo de agresor, activo o pasivo, las consecuencias del bullying pueden variar. No todos los niños experimentan las mismas, ni en la misma medida. Entre las enfermedades psicológicas o problemas sociales que pueden sufrir las víctimas destacan:

  • Depresión. Las víctimas que  sufren en soledad pueden acabar siendo víctimas de la depresión. Esto provoca que se sientan tristes continuamente y aislados. El cambio de hormonas en su cuerpo hace que su vida pierda sentido. Están desanimados y sin ganas de hacer cosas. También, al ser niños, pueden estar irritables. Los padres también pueden sentirse frustrados al no comprender qué le sucede a su hijo/a. Es importante contar con unas pautas para saber cómo cuidar a un niño con depresión.
  • Ansiedad. Las preocupaciones son constantes “¿se inventarán algo nuevo de mí? ¿Me pegarán mañana? ¿Se reirán de nuevo? “. Suelen estar acompañadas de problemas de concentración. Además, el niño antes de ir al colegio puede sufrir taquicardias, problemas gastrointestinales (diarreas y vómitos)…
  • Suicidio. El acoso escolar permanente, constante y duradero, puede convertirse en un “caldo de cultivo”, una fuente de estrés demoledora para la experiencia mental de algunos chicos que no tienen capacidad cognitiva para afrontarlo. “No aguanto más ir al colegio”. Por miedo a ir y sufrir más agresiones, acaban suicidándose . Aunque este, es el caso más grave y menos frecuente.
  • Abuso de sustancias. Cuando el bullying se desarrolla en la adolescencia los niños pueden comenzar a consumir sustancias como tabaco, alcohol y otras drogas para sentirse aliviados. Es una forma de evadirse de los problemas psicológicos que tienen. En la edad adulta, pueden consumirse en adictos.
  • Enfermedades frecuentes. Al estar sus defensas bajas, debido a la tristeza, las enfermedades pueden ser frecuentes. Ya sea un constipado o un dolor de estómago, es más probable que los niños con bullying tengan problemas médicos.
  • Trastornos del sueño. Generalmente el insomnio infantil va acompañado de las preocupaciones. Piensan toda la noche en lo que les puede acontecer y pueden experimentar problemas de insonmio.
  • Bajo rendimiento académico. Los niños evitan ir a clase y comienzan a tener faltas. Además, debido a sus problemas de concentración generalmente tampoco estudian y pierden las ganas. 
  • Evitar la situación. Intentan no ir al colegio, a las reuniones, a las quedadas, a los deportes, etc… Tratan de evitar cualquier situación en la que piensan que se van a encontrar con sus agresores.
  • Problemas de alimentación. Puede existir tres tipos de trastornos alimenticios posibles. En los chicos, suele generarse obesidad. Generan ansiedad por comer para paliar sus angustias. Comienzan a hacerse más antisociales. Las chicas suelen sufrir trastornos alimenticios como la anorexia y la bulimia. Muchas veces piensan que se meten con ellas por un problema de peso y quieren ser aceptadas por su físico. Así, algunas dejan de comer y otras, comen ansiosamente para después provocarse el vómito. Es importante conocer algunas medidas de prevención de trastornos alimenticios.
  • Odio. Estos niños experimentan un cambio de emociones en su interior. Al verse rechazados de esa manera por seres amados, sus compañeros, comienzan a fecundar un odio interno hacia todo lo que los rodea. Sienten que no hay nadie que los ayude, en quien puedan confiar y que entiendan por lo que están pasando.
  • Sentimientos de culpabilidad. A veces, la manipulación por parte de los agresores es tan grande, que llegan a sentir incluso que lo están haciendo mal. Creen que lo que los otros hacen está justificado, y que ellos podrían cambiarlo.
  • Baja satisfacción familiar. Sienten que su familia no los ayuda. En la mayoría de ocasiones, pagan sus frustraciones con ellos. Lo cual hace que el ambiente familiar no les despierte la suficiente confianza como para contarles lo que les pasa.
  • Síndrome de estrés postraumático: Es un trastorno que se caracteriza por rememorar un episodio vivido que causó mucho estrés. Las personas que sufren estrés postraumático suelen tener pesadillas con ese momento. Además, pueden desarrollar ansiedad, insomnio, alucinaciones con que se repite ese momento. El niño podría temer ir a la escuela o soñar con que se repite todo el rato una pelea de hace unos días. 

Consecuencias del bullying a largo plazo

Consecuencias del bullying en las víctimas.

Según afirma el doctor William E. Copeland, profesor asistente del “Center for Developmental Epidemiology at Duke” :

El Bullying y la continua amenaza de ser maltratado puede tener consecuencias fisiológicas. Hay evidencia que con el tiempo esta experiencia puede alterar las respuestas biológicas del estrés… Con el tiempo, el desgaste de estos cambios fisiológicos pueden limitar la capacidad del individuo para responder a nuevos retos y los pone en mayor riesgo de enfermedades físicas.

Entre las problemas a largo plazo que pueden sufrir las personas que han sido víctimas de bullying en su pasado destacan:

  • Problemas de salud habituales.
  • Menos estatus socioeconómico.
  • Estrés crónico que tiene fatídicas consecuencias para el cerebro. 
  • Trastorno psiquiátrico.
  • Pocas o nulas habilidades sociales. Evitan situaciones sociales. Los adultos que han sufrido buylling, según el estudio “Inteligencia emocional en las víctimas de acoso escolar y en agresores”  de M. Garaigordobil et al. (2010), tienen bajo nivel de inteligencia emocional, bajos niveles de motividad, de autoestima, de tolerancia ante la frustración y baja actividad. Puede llegar incluso a desencadenar en fobia social.
  • Baja autoestima
  • Sentimientos tóxicos como la venganza o el odio.
  • Menores oportunidades laborales

Consecuencias del bullying en maltratadores.

¿Conoces el síndrome del emperador? Algunos padres están criando, sin darse cuenta, a un pequeño delincuente. El maltratador, siente que tiene que controlarlo todo. Además, como ya he mencionado, su concepto de amor suele estar alterado. Entre las consecuencias más comunes, destacan:

bullying. Delitos.

Bullying. Delitos penales.

¿Cómo tratar el bullying escolar?

Por último, me gustaría hablar de las posibles prevenciones/acciones que podríamos tomar con respecto al bullying. Durante años, se ha intentado aumentar la empatía del agresor o la seguridad de la víctima. Sin embargo, ha surgido un nuevo método en Finlandia que ha terminado con el acoso escolar. Se trata del método KIVA. Es un programa que se centra en los espectadores. Los agresores pasivos. El programa está dirigido a desarrollar la empatía, el sentido de la justicia y la intervención de los niños que no participan activamente en casos de acoso escolar, sin embargo, los presencian como “espectadores”.

El programa se ha implementado con niños de 7, 10 y 11 años. Son edades del desarrollo críticas y donde más acoso se produce. El resultado ha sido asombroso. Podríamos incluso estar llegando a una sociedad más justa gracias a estas intervenciones.

El problema principal del bullying o acoso escolar reside en la educación. Por desgracia, muchos padres no tienen todo el  tiempo de estar con sus hijos como les gustaría. Muchos colegios, no cuentan con recursos como para poder implementar programas específicos, y cada vez, hay más profesores quemados.

Por eso, es muy importante que cada uno de nosotros tenga en mente que el acoso escolar es cosa de todos y no solo de unos pocos. Si ayudamos, a nuestra manera, a superar el bullying podremos crear una sociedad más justa el día de mañana, porque las niñas y niños de hoy son las mujeres y hombres de mañana.