¿Qué tan molestas son las tareas visuales?

¿Qué tan molestas son las tareas visuales?

Programas de Today Show recientemente escribió un artículo sobre algunas desventajas de estar constantemente conectado a su teléfono. Si bien en los últimos años los teléfonos celulares se han usado cada vez más para la vida diaria, la gente no quiere cuestionar o no piensa en los efectos negativos que puede tener el uso prolongado del teléfono celular. Un estudio en el Journal of Neuroscience muestra que las personas que realizan actividades visuales (como usar el teléfono celular o leer) tienen menos probabilidades de escuchar lo que sucede a su alrededor. Esto puede hacer que se pierdan instrucciones importantes, que no se den cuenta de que la música está encendida o que no escuchen completamente cuando alguien esta hablando a ellos Esto se debe a que las actividades visuales y auditivas utilizan la misma parte del cerebro. Si uno está completamente ocupado, el otro tiene dificultades para pasar. Esta idea está relacionada con la multitarea y atencion dividida

El artículo dice, “cuanto más exigente sea la tarea visual, menos probable es que la persona escuche lo que estás diciendo”. El cerebro tiene que elegir entre varios estímulos, y muchas veces atenderá la tarea más compleja, que en este caso lleva a que alguien no escuche cuando le hablan o pierda su parada de metro. 

Nilli Lavie, profesora de psicología y la ciencia del cerebro en el University College London dice que esta es también la razón por la cual los cirujanos tienen a alguien que vigile el equipo de monitoreo en la sala de operaciones. A medida que el cirujano se concentra en su tarea, es posible que no pueda escuchar el pitido de una alarma o la caída del ritmo cardíaco.

Ya sea en el quirófano, en el trabajo o en casa, debemos ser conscientes del hecho de que dedicar nuestras habilidades visuales a una actividad puede hacer que tengamos menos probabilidades de escuchar otros ruidos a nuestro alrededor. Si nos perdemos algo en la televisión o la radio, nuestras vidas no se ven muy afectadas. Sin embargo, si estamos tan concentrados en nuestro iPad que no escuchamos a nuestro hijo llorar o a nuestro esposo irse al trabajo, existe una mayor posibilidad de conflicto. Es inevitable ocupar nuestro tiempo con actividades visuales, pero debemos trabajar para ser conscientes de nuestro entorno.