¿Existe riesgo de sufrir daño cognitivo por covid-19?

Cada vez más estudios van desvelando el impacto real del covid-19 en nuestro organismo. Lo que en un inicio se pensaba que afectaba a nuestro sistema respiratorio, cada vez se tiene más claro que afecta a todo nuestro organismo, incluido nuestro sistema nervioso. Pueden aparecer síntomas neurológicos, como ictus, encefalopatía o condiciones cerebrales más raras provocadas por la inflamación. Aquí te contamos en qué consiste el daño cognitivo por covid-19 y cómo se trata.

¿Qué afectaciones puede causar el COVID-19?

Cada vez más informes médicos detallan un conjunto de trastornos cerebrales entre los pacientes covid. Aunque las complicaciones neurológicas son poco comunes, los investigadores alertan a los médicos de la necesidad de buscar en los pacientes síntomas como fatiga, dolores de cabeza, musculares, descoordinación de movimientos, adormecimiento, problemas de memoria, de concentración y pérdida de olfato.

Estos síntomas neurológicos pueden aparecer incluso antes de los típicos síntomas como son tos o problemas respiratorios, tal y como aseguran los expertos.

Reconocer potenciales complicaciones neurológicas mejorarán los diagnósticos tempranos y los tratamientos, y se podrán reducir las discapacidades neurológicas a largo plazo.

daño cognitivo por covid 19

Inflamación del cerebro y sistema inmunitario a causa de COVID-19

En un estudio publicado por la revista Brain, se documentaron los síntomas de más de 40 pacientes covid-19 en Reino Unido. Una docena de ellos sufrieron inflamación en el sistema nervioso central. De entre ellos, 9 mostraron encefalomielitis aguda diseminada, una enfermedad rara autoinmune, vista más frecuentemente en niños, y causada por una breve pero generalizada inflamación del cerebro y la médula espinal.

Todavía se está intentado averiguar si el virus ataca al cerebro directamente y sea esto lo que provoque las enfermedades neurológicas. Algunos estudios como este y este han encontrado restos del virus en el líquido espinal y en el cerebro. Sin embargo, otros estudios no lo han encontrado, y atribuyen el daño cognitivo por covid-19 a la respuesta inmunitaria al virus, en algunos casos, conduce a una inflamación cerebral.

Otros factores como el daño en los vasos sanguíneos, falta de oxígeno y/o coágulos sanguíneos puede derivar en complicaciones neurológicas y explicar por qué algunas personas experimentan síntomas neurológicos antes o sin síntomas respiratorios.

Es este el caso de la “Hipoxia feliz“. Nuestra sangre, normalmente tiene una saturación de oxígeno alrededor de un 98%. Cualquier cosa por debajo del 85% nos puede llevar a la pérdida de consciencia, coma o incluso la muerte. Pero un gran número de pacientes covid han mostrado niveles de oxígeno por debajo del 70% e incluso del 60%, e incluso así mantenerse completamente conscientes y funcionales.

La mayoría de investigadores creen que los efectos neurológicos del virus pueden ser un resultado de la falta de oxígeno en el cerebro.

Respuesta inmunitaria, inflamación y síntomas respiratorios en covid-19

Los médicos están intentado entender cómo la respuesta inmunitaria y otros factores pueden conducir a enfermedades neurológicas en pacientes covid. Se ha logrado entender cómo esta respuesta inmunitaria de inflamación juega un papel en los síntomas respiratorios.

Concretamente, se ha identificado un receptor que se encuentra en algunos tejidos, como en los pulmones, corazón, nariz y boca, y que regula la producción de una proteína que aumenta la inflamación.

Cuando el coronavirus entra, interfiere en el funcionamiento normal de este receptor, haciéndole creer al organismo que está experimentando un daño pulmonar severo, desencadenando un pico de inflamación. Es esa inflamación excesiva la que provoca daño en el organismo, por eso ha tanto énfasis en los fármacos anti-inflamatorios.

Esto puede explicar en parte por qué las personas con hipertensión y diabetes son población de riesgo par el COVID-19, ya que tienen ya niveles de inflamación elevados en su cuerpo.

La infección se vuelve un círculo vicioso, la inflamación provoca muerte celular, y esto aumenta aún más la inflamación. Por ello es por lo que algunos pacientes experimentan neumonía, los pulmones se inflaman y se llenan de fluido o pus, lo que da lugar a fiebre y dificultad respiratoria. Esto ocurre en un 16% de los pacientes.

Se produce una invasión de proteínas inflamatorias, lo que puede provocar obstrucciones en los vasos sanguíneos, trombosis, favoreciendo la rotura de vasos.

Otros síntomas neurológicos por covid-19

Se han documentado otros síntomas neurológicos entre los pacientes covid, infartos cerebrales, trastornos neurológicos periféricos (por el daño en los nervios fuera del cerebro y médula), encefalopatías (daño cerebral), así como delirio o psicosis.

Una paciente de 65 años, con historial de deterioro cognitivo, posiblemente Alzheimer de estadios tempranos, tras experimentar fiebre, tos, dolor muscular, su visión se deterioró. Tenía dificultades para hablar y leer. Comenzó a tener alucinaciones, veía gente dentro de su casa y objetos volando por la habitación.

¿Cómo afecta la inflamación a nuestra memoria?

Durante la enfermedad las células inmunes del cerebro se activan, enviando grandes cantidades de señales inflamatorias. Las células se encargan ahora de luchar contra la infección, destruyendo posibles sustancias dañinas. Pero al hacer esto también se destruyen conexiones neuronales que son importantes para el almacenamiento de recuerdos.

En la infección por coronavirus puede haber efectos a corto plazo en la cognición, como el delirio, pero también pueden producirse cambios duraderos en la memoria y la atención. También hay un mayor riesgo de deterioro cognitivo y demencia, incluyendo enfermedad de Alzheimer en edades avanzadas.

¿Podemos sufrir perdida de memoria por coronavirus?

Como hemos dicho, la infección por coronavirus provoca una respuesta inmunitaria muy grande, activando los procesos inflamatorios del cuerpo. Cuando el cerebro se inflama también destruye conexiones neuronales y altera el funcionamiento de las neuronas, provocando deterioro en la memoria y en otras funciones cognitivas.

¿El COVID-19 aumenta el riesgo sufrir daño cognitivo?

La destrucción celular en el cerebro debido a la respuesta inflamatoria, puede dar lugar a daño cerebral y problemas cognitivos. En la mayoría de casos, en personas jóvenes sin otras patologías esto puede recuperarse, en gran medida debido a la reserva cognitiva y un tratamiento adecuado.

Sin embargo, muchos expertos están de acuerdo en que esto puede aumentar el riesgo de sufrir envejecimiento prematuro, trastornos mentales y enfermedades neurodegenerativas.

Aunque nos llevará muchos años saber a ciencia cierta si el covid-19 efectivamente aumenta ese riesgo de deterioro cognitivo o enfermedad de Alzheimer. Pero este riesgo puede disminuirse o mitigarse mediante la prevención y el tratamiento del coronavirus.

Esta prevención y tratamiento se basan en la disminución de la severidad y duración de la enfermedad y la inflamación.

Algunas vacunas, como la de la gripe o la neumonía reducen el riesgo de sufrir Alzheimer, como sugiere este estudio.

Tratamiento para el COVID 19 y síntomas neurológicos

daño cognitivo por covid 19

Algunos pacientes covid con afección neurológica recibieron nuevos tratamientos que suprimen la respuesta inmunitaria e inflamatoria excesiva con buenos resultados. Estos tratamientos reducen también el impacto de la inflamación en el cerebro, disminuyendo el impacto en la salud cerebral a largo plazo. Sin embargo, hay que ser cautos con estos resultados, ya que son estudios muy preliminares y se necesita más investigación.

Según los expertos, la rehabilitación cerebral es crucial para restaurar las habilidades cognitivas tras experimentar complicaciones neurológicas derivadas del covid-19.

Los entrenamientos cerebrales personalizados de Cognifit pueden ayudarnos a llevar a cabo esta rehabilitación cognitiva, siempre supervisada por profesionales.

¿Qué podemos hacer para estimular nuestro cerebro?

Tengamos deterioro cognitivo provocado por el coronavirus o no, nuestra salud cerebral se va a beneficiar siempre de estimular nuestro cerebro. ¿Cómo? Te lo contamos a continuación.

  • Haz ejercicio físico. Esto aumenta el riego sanguíneo al cerebro, favoreciendo el nacimiento de neuronas y conexiones.
  • Viaja. Salir de la rutina y ver y aprender cosas nuevas mantiene nuestro cerebro en forma.
  • Lee. Es una forma estupenda de activar nuestro cerebro.
  • Aprende algo nuevo. Aprender habilidades o hobbies nuevos supone un desafío y un esfuerzo extra para nuestro cerebro, favoreciendo la creación de nuevas conexiones cerebrales.
  • Haz puzles, rompecabezas, o entrenamiento cognitivo como Cognifit.