¿Qué es el deterioro cognitivo leve (DCL)? Aprende a identificarlo

 

¿Qué es el deterioro cognitivo leve (DCL)? El deterioro cognitivo leve consiste en la pérdida de funciones cognitivas. En concreto, se observan deterioros en los procesos de atención, memoria y velocidad de procesamiento. Aun así, las personas que presentan deterioro cognitivo leve son perfectamente capaces del autocuidado y pueden desarrollar sus actividades cotidianas. A través de este artículo la neuropsicóloga Cristina Martínez de Toda te da las claves para aprender todo lo necesario sobre el deterioro cognitivo leve, y sabrás diferenciarlo de una demencia o Alzhéimer. Además, aprenderás a retrasar su aparición y ponerle freno con una serie de rutinas para tu día a día.

Deterioro cognitivo leve

Deterioro Cognitivo Leve

¿Qué es el Deterioro Cognitivo Leve (DCL)? El deterioro cognitivo leve está asociado a mayores de 65 años aumentando progresivamente su epidemiología con el aumento de edad, más probable en zonas rurales, y lo padecen igual hombres y mujeres. Además, las personas que padecen DCL muestran un deterioro cognitivo mayor del que se espera dada su edad y educación, por lo que se diferencian ligeramente rindiendo peor en las evaluaciones que sus coetáneos.

Aunque con menos incidencia, el deterioro cognitivo también puede darse en personas jóvenes, y suele ser debido a otras causas. Alcohol y cerebro: ¿Qué consecuencias tiene el exceso de alcohol en el Sistema Nervioso?

El deterioro cognitivo leve se caracteriza por un compromiso cognitivo, que generalmente involucra la memoria, pero que no tiene la gravedad suficiente para satisfacer los criterios necesarios para el diagnóstico de demencia. (DSM- IV)

El deterioro cognitivo leve (DCL) es aceptado como una entidad diagnóstica y se refiere a un estado transitorio entre el envejecimiento normal y el envejecimiento anormal (demencia).

Para poder diagnosticar a una persona con deterioro cognitivo leve (DCL) se deben cumplir los siguientes criterios diagnósticos, propuestos por Petersen et Al, (2009)

  1. Presencia de quejas de memoria preferiblemente corroboradas por un informador: La sensación de pérdida de memoria puede ser subjetiva y responder a miedos propios de la edad, cuando realmente no existe o no es preocupante. Por eso, el primer criterio diagnóstico es que la pareja, o algún familiar pueda no sólo corroborarlas, sino aportar información sobre ellas; desde cuando viene pasando, cuál es la intensidad…
  2. Deterioro objetivo de memoria por debajo de la media de la edad: El segundo paso que se realiza para el diagnóstico de deterioro cognitivo leve es evaluar a la persona desde muchos ámbitos, incluidas pruebas de neuropsicología para evaluar con precisión el grado de deterioro, y si es clasificable como diagnóstico o como no.
  3. Función cognitiva general normal: La persona es capaz de desarrollar sus tareas cotidianas como siempre y sin necesitar ayuda. Pasear al perro, asearse, cocinar, hacer la compra…
  4. Actividades de la vida diaria sencillas intactas, aunque pueda tener ligeras alteraciones en las complejas: La persona puede ir percibiendo que no procesa la información nueva tan rápido como antes, y tareas que antes realizaba sin problemas como leer un libro, pueden abrumarle y confundirle.
  5.  Ausencia de demencia: Un factor clave para el diagnóstico del deterioro cognitivo leve (DCL) es que la persona no presente síntomas de demencia; como apraxias, agnosias, prosopo-agnosias, alteraciones del habla o del movimiento.

Tipos de Deterioro Cognitivo Leve

Además, estos autores diferencian entre tres tipos posibles de deterioro cognitivo leve (DCL), que cursan con diferentes posibles evoluciones. De esta manera, podemos categorizar el deterioro cognitivo leve (DCL) en:

  • Deterioro cognitivo leve de tipo amnésico (DCL-a): Es el que cursa con pérdida de memoria como síntoma principal. Cuando este tipo de DCL evoluciona, lo más seguro es que lo haga en demencia, de tipo EA (Enfermedad de Alzhéimer) Factor de identificación: Queja de pérdida de memoria
  • Deterioro cognitivo leve multidominio (DCL-mult): Cursa con diversas áreas afectadas, pero no tiene por qué adoler pérdida de memoria. En el caso de que este DCL evolucione a demencia, puede hacerlo en varias direcciones, incluyendo también demencia tipo EA. Factor de identificación: Juicio empobrecido, deterioro en las funciones lingüísticas, cambios en la personalidad y conducta.
  • Deterioro cognitivo leve monodominio no amnésico (DCL-mnoa): Representa la afección de un solo dominio distinto de la memoria. Este último constituiría el estado previo de demencias no Alzheimer; como las demencias frontotemporal, cuerpos de Lewy, vascular y afasia primaria progresiva entre otros. Factor de identificación: Presencia de déficits cognitivos exceptuando la memoria. Pueden comportarse de manera socialmente inapropiada, lo que no ocurre en los anteriores subtipos de deterioro cognitivo leve.

La clave para diferenciar Deterioro Cognitivo Leve (DCL) y Demencia

Es común que surjan dudas y que muchas veces asociemos el deterioro cognitivo leve con una demencia o Alzheimer, pero son trastornos diferentes entre sí.

Si bien los síntomas poder parecernos muy similares, hay que tener en cuenta la principal característica que diferencia a los dos trastornos, y esta consiste en que para que hablemos de demencia tiene que haber una afectación notable en la rutina diaria de la persona, dificultándole o impidiéndole las tareas cotidianas que hacía por si sola hasta el momento.

Esto en el deterioro cognitivo leve no ocurre. La persona generalmente aqueja pérdida de memoria, no recordar los nombres de las personas, tener olvidos “inocentes”: olvidarse de dónde dejó las llaves, etc. Pero puede seguir haciendo su rutina diaria de forma normal y autónoma.

La esencia del deterioro cognitivo leve (DCL) es una alteración de memoria sin que exista una demencia.

A pesar de los avances conceptuales y diagnósticos en el área del envejecimiento desde la perspectiva neuropsicológica, se estima que un porcentaje significativo de los casos de demencia no son diagnosticados en las etapas iniciales.

Si quieres profundizar un poco más en el concepto de las demencias, no te pierdas el siguiente artículo: 10 actividades de estimulación cognitiva para demencias

¿Qué es el deterioro cognitivo leve? Aprende a identificarlo

La imagen muestra como ¡¡Imagen: Cindee Madison and Susan Landau, UC Berkeley

Características de las personas con Deterioro Cognitivo Leve (DCL)

El tipo de pérdida de memoria de una persona con deterioro cognitivo leve es un tipo de memoria concreto; la memoria anterógrada episódica.

Este tipo de memoria consiste en una dificultad en adquirir nuevos recuerdos. La persona no pierde sus conocimientos, ni se olvida de su biografía, pero fracasa en las siguientes circunstancias:

  1. Capacidad para recordar que hizo hace dos o tres días
  2. Recordar una cita médica, con sus hijos o con sus amigos
  3. Olvida sistemáticamente dónde guarda las cosas
  4. A menudo puede repetir las mismas preguntas en una conversación
  5. Puede olvidar datos importantes de esas conversaciones (la próxima cita para comer…)
  6. Confusión en el orden de acontecimientos recientes o fechas
  7. Cuando se relacionan con otras personas, suelen mostrarse menos pacientes, más irascibles, incontrolados e irritables que antes.

Cómo prevenir y ralentizar el deterioro cognitivo leve: 10 consejos para poner en práctica

Como actualmente no existe cura para el deterioro cognitivo leve, se hace imprescindible que tomemos precauciones para poder frenar, en la medida de lo posible, su futura aparición. Entrenar diariamente tu cerebro será el mejor escudo contra el deterioro cognitivo leve.

1- Realiza diariamente un entrenamiento cerebral

La Revista Nature y multitud de estudios ponen de evidencia la importancia del entrenamiento cerebral para frenar el deterioro cognitivo.

Valencia et al. (2008) han demostrado efectos positivos para compensar el deterioro cognitivo con programas de entrenamiento del cerebro, ya sean generales o específicos para funciones como la memoria.

CogniFit es el programa líder en evaluación cognitiva y entrenamiento cerebral. En CogniFit puedes encontrar un programa de estimulación específico para el deterioro cognitivo leve y, otro programa de entrenamiento cerebral para mayores de 55 años.

La estimulación cognitiva de CogniFit es el tratamiento no farmacológico más utilizado en casos de deterioro cognitivo leve y demencias en su etapa temprana. La tecnología de CogniFit está normalizada y validada por la comunidad científica. Se centra en la neuroplasticiadad. Esta capacidad del cerebro permite ralentizar la evolución de la enfermedad, y preservar, por más tiempo, las habilidades cognitivas de la persona, mejorando su calidad de vida.

¡Solamente tienes que registrarte! La batería de ejercicios de CogniFit, permite evaluar y medir de forma precisa las debilidades y fortalezas cognitivas de cualquier persona. CogniFit mostrará un gráfico con los resultados cognitivos  y propondrá automáticamente el régimen de entrenamiento personalizado que mejor se adapta a las necesidades cognitivas de cada individuo.

2- Apúntate a la dieta mediterránea

Estudios demuestran que un alto consumo de ácidos grasos mono-insaturados (aceite de oliva) y uno bajo de ácidos grasos saturados, pueden tener efecto protector contra los desórdenes cognitivos, y contra el deterioro cognitivo leve en particular.

Además, la ingesta de pescado y marisco una vez por semana puede reducir sensiblemente la aparición del deterioro cognitivo, según el estudio publicado por la Universidad de Chicago.

Esta tasa de reducción oscilaría entre el 10% y el 13%, siendo beneficioso para los que comen pescado azul, rico en omega 3 y marisco, frente a la población que no lo hace casi nunca.

Por otro lado, La Universidad de Rotterdam demostró con un estudio que una media de uno a tres vasos al día puede llegar a reducir el riesgo de demencia de cualquier tipo en un 42%. Alimentos para el cerebro, y vitaminas para el cerebro.

3- Usa estrategias de repetición de hechos, uso de reglas mnemotécnicas y de categorización de datos

Este tipo de estrategias ayudarán a tu memoria a retener de manera más fiable y duradera información reciente. En concreto la categorización de datos tiene efectos muy beneficiosos en las personas con deterioro cognitivo leve, y consiste en dar instrucciones específicas de repetir y recordar por categorías los temas de información.

Resulta una ayuda muy eficaz recordar palabras clave y repetir una determinada información.

Ejemplo: La persona con deterioro cognitivo leve recordará con más facilidad la medicación que debe tomar si agrupa por categorías esos medicamentos para activar su recuerdo.

4- Utiliza ayudas visuales

Se ha demostrado que las personas mayores recuerdan más las imágenes, por lo que tienes que tratar de facilitarle a tu memoria contenidos visuales.

Las listas, los cuadernos de notas, los post-it, calendarios, agendas, recordatorios en sitios muy frecuentados (la nevera, la televisión, el espejo…) serán una herramienta muy útil para favorecer tu memoria visual y ralentizar los síntomas del deterioro cognitivo leve.

5- Camina durante 30 minutos al día

Cuando hacemos ejercicio físico moderado, las células cerebrales se proveen del oxígeno suficiente, siendo un aspecto muy favorecedor en el retraso de la aparición del deterioro cognitivo leve.

La actividad física mejora la atención, memoria, fluidez verbal, el estado cognitivo global y la velocidad de procesamiento, habilidades que más sufren cuando se diagnostica deterioro cognitivo leve.  Además ayuda a mantener la sustancia blanca y gris, sobre todo del lóbulo parietal, en un área muy afectada en el Alzhéimer: el precuneus.

6- Evita el cansancio y la fatiga

Se ha demostrado que las personas mayores procesan la nueva información más despacio, sobre todo en situaciones de estrés en las que tienen que realizar varias tareas a la vez.

R.S Wilson del Rush University Medical Center de Chicago, afirma que la ansiedad continuada altera el funcionamiento cognitivo y acelera el riesgo de demencia. Así que debemos cuidar ese aspecto. ¿Cómo hacerlo? Estudios con ancianos mostraron mejor funcionamiento cognitivo en aquellos con más habilidades para gestionar estrés o en quienes practicaban regularmente meditación, relajación o yoga.

7- Nunca dejes de leer para prevenir el deterioro cognitivo leve

El hábito de la lectura es un factor protector de deterioro cognitivo, y esta protección es más significativa en aquellos lectores frecuentes cuya historia de lectura supera los 5 años. El fomento de la lectura podría ser una buena estrategia de prevención primaria de ámbito poblacional. (Collado y Esteve 2012)

Lee todo lo que caiga en tus manos; el periódico, una revista, libros que tenías pendientes… Y facilítale a tu cerebro el mejor escudo que puede tener para frenar el deterioro cognitivo leve.

8- Dale mayor importancia a tus relaciones sociales

Soledad y aislamiento son factores que se asocian a un mayor deterioro cognitivo. Cuando la persona que padece deterioro cognitivo leve (DCL) empieza a ser consciente de ello y aqueja pérdidas de memoria, es una conducta normal un intento de alejarse de los seres queridos, con la motivación de no preocuparles.

Esto es un error que perjudica seriamente a tu funcionamiento cognitivo. De hecho, si ahora tienes más tiempo libre es el mejor momento para participar en actividades sociales (reuniones, centros sociales,….) o colaborar con ONG o causas de voluntariado importantes para ti.

9- Elige un hobby y ponlo en marcha

Una de las cosas buenas que tiene la tercera edad o “Edad de Oro” es la maravillosa cantidad de tiempo del que disponen al estar jubilados. Es el momento perfecto para atreverse a hacer eso que siempre has querido hacer pero que con la excusa del tiempo nunca empezaste. Crear un jardín, apuntarte a clases de pintura, lo que sea.

El practicar un hobby con asiduidad ayuda y favorece el correcto rendimiento de las habilidades cognitivas, y es un excelente retardador de deterioros cognitivos. La práctica  y fomento de aficiones o hobbys puede retrasar la aparición del deterioro cognitivo leve en mayores de 65 años.

¿Qué es el deterioro cognitivo leve? Aprende a identificarlo

Búscate un hobby y practícalo

10- Ante los primeros síntomas, pide ayuda

Si crees que puedes estar sufriendo pérdidas de memoria con deterioro cognitivo leve, no dudes en acudir a un especialista.

La detección temprana del deterioro cognitivo leve puede ayudarte a ponerle freno y cambiar de vida, incluyendo rutinas y ejercicios como los presentados en este artículo para mejorar tu calidad de vida y frenar el avance del deterioro cognitivo.

Ante todo no te aísles ni evites a tus familiares que quieren ayudarte. Si le pones remedio a tiempo, puede que el deterioro cognitivo leve no avance hacia otros estadios más perjudiciales de demencia.

Como siempre, la prevención y la detección temprana del deterioro cognitivo pueden hacer mucho por ti.

Muchas gracias por leer. No dudes en dejar tus comentarios y preguntas abajo 🙂

 

 

 

 

 

 

Psicóloga especializada en neuropsicología y neurociencia aplicada a la educación.
Curiosa por naturaleza, le encanta investigar sobre la conducta y comportamiento humano y compartir nuevos descubrimientos y consejos útiles que puedan ayudar a los lectores.
Experta en temas de psicología positiva e inteligencia emocional.

This post is also available in: Francés Alemán