Diferencias entre demencia y Alzheimer. 4 consejos para cuidadores

Es normal no tener claro las diferencias entre demencia y Alzheimer, a veces se utilizan como sinónimos, otras veces parece que la demencia es menos grave que el Alzheimer… En este artículo esperamos aclararte todas tus dudas sobre este tema, explicaremos los diferentes tipos de demencias y algunos consejos para cuidar a una persona con demencia.

diferencias entre demencia y alzheimer
¿Cuáles son las diferencias entre demencia y alzheimer?

¿Qué es la demencia?

Cuando una persona recibe un diagnóstico de demencia es importante informarse acerca del tipo de demencia que tienen. No siempre es el caso, y a veces el término “demencia” se utiliza para describir los síntomas que puedan estar experimentando. Estos síntomas pueden incluir pérdida de memoria o dificultades con el lenguaje y la concentración.

La demencia es causada por enfermedades que dañan el cerebro, causando la pérdida de células cerebrales.

La enfermedad de Alzheimer es una causa específica de demencia, y las más común. Otras causas de demencia son las siguientes:

  • Demencia vascular, donde la falta de oxígeno del cerebro provoca la muerte celular. Esto puede ser causado por un infarto, por series de micro-infartos o una una enfermedad en los vasos sanguíneos del cerebro.
  • Demencia mixta, donde alguien tiene más de un tipo de demencia y una mezcla de síntomas.
  • Demencia con cuerpos de Lewy, donde crecen estructuras anormales en el cerebro provocando la muerte de células cerebrales.
  • Demencia frontotemporal, donde agrupaciones anormales de proteínas se forman en la parte frontal y lateral del cerebro provocando muerte celular.

Los síntomas de una persona con demencia dependen de qué partes del cerebro estén dañadas y de la causa de la demencia.

¿Qué es el Alzheimer?

La enfermedad de Alzheimer es una enfermedad física que afecta al cerebro. Es causada por la acumulación de la proteína Beta amiloide, que constituye el material de desecho de las células, y que se acumula en estructuras anormales llamadas “placas” y “ovillos”, cuya presencia puede desencadenar en un proceso inflamatorio y provocar la muerte celular.

Aunque estas estructuras también están presentes en mayores sanos, lo que determina que se desarrolle Alzheimer es la cantidad y la localización de esas placas y ovillos.

La enfermedad de Alzheimer comienza normalmente con una pérdida de memoria leve y olvidos. Otros síntomas pueden ser la dificultad de encontrar la palabra correcta, resolver problemas, tomar decisiones o percibir el espacio en tres dimensiones.

A medida que la enfermedad progresa la pérdida de memoria, la comunicación, el razonamiento y la orientación se hacen más severos. La persona necesitará más apoyo en su día a día.

No hay cura para el Alzheimer pero hay tratamientos que pueden disminuir algunos síntomas y ralentizar la progresión de la enfermedad.

Diferencias entre demencia y alzheimer

Como hemos sugerido antes, la demencia no es una enfermedad en sí misma, sino que es un grupo de síntomas que incluyen problemas de memoria, pensamiento, solución de problemas, lenguaje y percepción.

Como hemos dicho, el Alzheimer sería un tipo de demencia, junto con la demencia vascular, demencia con cuerpos de Lewy y la demencia frontotemporal. Para que quede más claro, por ejemplo, una enfermedad vascular causaría síntomas de demencia, dando lugar al diagnóstico de demencia vascular.

Otra de las diferencias entre demencia y Alzheimer sería que este último, al igual que los otros tipos de demencia que hemos descrito, son degenerativos, y por ahora no tienen cura. Otros procesos de demencia, como los causados por interacciones entre medicamentos, o deficiencias de vitaminas pueden ser reversibles y temporales.

Diferencia entre demencia frontotemporal y alzheimer

diferencias entre demencia y Alzheimer

En el Azheimer, los síntomas inciales suelen ser una pérdida de memoria a corto plazo y dificultad para aprender cosas nuevas. En la demencia Fronto-temporal (DFT) la memoria suele permanecer intacta en los estadios iniciales. Los síntomas tempranos suelen ser la dificultad de tener interacciones sociales y emociones apropiadas, y dificultades en el lenguaje. Los enfermos se muestran desinhibidos, con dificultades para gestionar sus emociones.

Las áreas afectadas por la DFT y el Alzheimer no son las mismas. La DFT afecta a los lóbulos frontales y temporales del cerebro, mientras que el Alzheimer comienza en los lóbulos temporales pero termina afectando a todo el cerebro.

La DFT afecta a personas más jóvenes, siendo la edad media de inicio los 60 años. Mientras que la mayoría de personas con Alzheimer son mayores de 65 años.

Diferencia entre alzheimer y demencia vascular

La diferencia principal entre la demencia vascular y la enfermedad de Alzheimer es la causa. Mientras que, como hemos mencionado el Alzheimer es causado por la acumulación de proteínas en el cerebro provocando su mal funcionamiento y muerte celular, la demencia vascular es causada por infartos u otros eventos de origen circulatorio,en los que el flujo de sangre al cerebro se interrumpe.

Con respecto a la sintomatología, en la demencia vascular las capacidades cognitivas declinan de forma repentina en relación al infarto, y permanecen estables un tiempo. Por el contrario, en el Alzheimer, el deterioro cognitivo es gradual, afectando principalmente a la memoria.

En la demencia vascular también es posible que se afecte la movilidad en ciertas partes del cuerpo, debido al infarto, que pueden quedar paralizadas. En el Alzheimer esto no ocurre, aunque en fases avanzadas de la enfermedad el equilibrio y la movilidad también se ven afectadas.

Diferencia entre demencia por cuerpos de lewy y alzheimer

La demencia por cuerpos de Lewy es causada por la acumulación de proteina en el cerebro, llamados cuerpos de Lewy. El alzheimer se caracteriza por la acumulación de placas de proteina (amiloide) y ovillos. Aunque ambos son causados por acumulación de proteína, esta no es la misma, ni las estructuras que forma son iguales.

Una dificultad a la hora de separar estos dos tipos de demencia es que la mitad de pacientes con cuerpos de Lewy también padecen Alzheimer.

La demencia por cuerpos de Lewy comienza de forma gradual con un deterioro en las habilidades de pensamiento, alucinaciones visuales, parkinsonismo y estados de alerta fluctuantes. También se ve afectada la emoción, mostrando a menudo expresiones faciales planas. Además también pueden tener trastornos de la conducta del sueño, como sonambulismo.

El Alzheimer lo que daña principalmente es la memoria, y no suele haber dificultad de movimientos o alucinaciones hasta fases muy avanzadas.

Además, la demencia por cuerpos de Lewy es más frecuente en varones, y el Alzheimer en mujeres.

Cuidados a personas con alzheimer o demencia

Cuidar a personas con Alzheimer u otro tipo de demencia es una labor dura y drenante, sobre todo si descansa sobre los hombros de una sola persona. Las conductas de los pacientes pueden ser desagradables e impredecibles, por ello es importante informarse de los comportamientos más frecuentes para aprender a manejarlas de la mejor forma posible. También te dejamos algunos consejos para lidiar con este tipo de conductas.

Descubre aquí más información para cuidar a personas con Alzheimer.

Conductas comunes de las demencias

diferencias entre demencia y Alzheimer
Conductas comunes en personas con demencia
  • Una persona con demencia puede volverse irritable e incluso agresivo de forma repentina.
  • Es posible que vengan y vaya estados de confusión, desorientación y cambios repentinos de los estados de ánimo.
  • También son frecuentes los estados de paranoia, que sospechen y crean que otras personas les cambian las cosas de sitio o se las roban.
  • Realizar tareas repetitivas, repetir frases, acumular objetos o basura también son frecuentes en la demencia.
  • Manipulación. De forma habitual inventan hechos para conseguir lo que quieren, o utilizan el chantaje.

Manejar la demencia y las conductas díficiles

1. Manejar la agresividad

En muchas ocasiones la agresividad viene del miedo. Al igual que algunas personas con discapacidad intelectual, las agresiones son una respuesta al sentimiento de indefensión, confusión y miedo.

¿Qué hacer?

En estos casos debemos preguntarnos cuál puede ser la causa. ¿Sienten dolor? ¿Su mente está vagando? ¿Ha sido provocado por algo?

Para ello es importante conocer a la persona, conocer qué le gusta y qué no, qué le calma y que no. ¿Le gusta estar sola, le gusta la música, le gusta el contacto físico…? No debemos olvidar que son personas, y que siguen teniendo derecho a una vida digna. Por ello es importante respetar sus espacios, sus gustos y sus demandas en la medida de lo posible.

¿Qué no hacer?

Lo que no se debería hacer en estos casos es entrar en la discusión, o sujetar físicamente a la persona a no ser que no haya otra opción. Ya que esto sólo le va a alterar más, y aumentar su confusión.

2. Cómo manejar la confusión y las preguntas repetitivas

diferencias entre demencia y Alzheimer

¿Qué hacer?

Cuando la persona mayor está confundida:

  • Comunícate con explicaciones sencillas.
  • Utiliza fotos u otros objetos tangibles para explicar situaciones.
  • Permanece calmado y comprensivo, y no te tomes la confusión de forma personal.
  • Utiliza alarmas, calendarios y listas para ayudarles a recordar tareas.

¿Qué no hacer?

Las explicaciones largas no funcionan. Tienes que averiguar qué es lo que le va a hacer sentir más seguro, incluso si eso significa no decir la verdad. No puedes razonar con un apersona con demencia. Y a veces son nuestras propias preguntas los que desencadenan las conductas difíciles.

3. Cómo ayudar con los problemas de juicio

El deterioro en las células cerebrales debido a la demencia desencadena un juicio pobre y errores en el pensamiento.

A veces estos síntomas son obvios, como acumular objetos domésticos, acusar a un familiar de robarle, u olvidar hacer una actividad rutinaria. Pero otros son más sutiles, lo que les impide darse cuenta de que es tienen dificultades. Si tienes curiosidad y no quieres preguntar, échale un vistazo a sus facturas. A veces se les olvida pagarlas, o hay gastos extraños.

¿Qué hacer?

Es bueno intentar minimizar su frustración y vergüenza:

  • Escuchando y ofreciendo ayuda de forma sutil.
  • Trabajar juntos para solucionar un problema.
  • Simplificar tareas o rutinas dividiéndolas en pasos pequeños

¿Qué no hacer?

Cuestionar la habilidad de la persona de encargarse de una situación, o discutir con ellos, no es de ayuda. Esto puede interpretarse como acusatorio y puede hacerles ponerse a la defensiva.

4. Cómo lidiar con los intentos de manipulación

Tu ser querido con demencia es posible que haya perdido la habilidad para distinguir entre la verdad y la falsedad, y es posible que hayan perdido la sensación de moralidad entorno a la mentira. Estos síntomas son especialmente difíciles de manejar para el cuidador, y pueden sentirlos como un cambio completo en su personalidad. De hecho, una persona con demencia puede no darse cuenta de que están mintiendo.

La manipulación a menudo es una conducta que se enraíza en la necesidad de confianza, control y seguridad. Este tipo de conducta puede ser usada para satisfacer una de estas necesidades, y a veces es una llamada de ayuda.

¿Qué hacer?

¿Observas alguna situación desencadenante de esta conducta? Si es así intenta identificar la necesidad de la persona y trabajad juntos para encontrar una solución. Quizá el desencadenante es conducir. Quizá tu ser querido quiere conducir pero no puede, intenta encontrar otras formas de hacerle sentir independiente.

  • Separa la conducta de la persona, y no se lo reproches.
  • Establece límites cuando sea posible, comunica tus expectativas claramente y trabajad para encontrar la solución.
  • Se consciente de tus respuestas personales. ¿Te sientes enfadado, herido o frustrado? ¿Actúas según tus emociones con tu ser querido? Esto puede traer más estrés a una situación ya de por si estresante.

¿Qué no hacer?

  • Traer eventos o situaciones para probar o desmentir afirmaciones.
  • Utilizar lenguaje acusatorio como “estas mintiendo” o “estás siendo manipulador”
  • Entrar en discusiones

Tratar con la conducta de demencia puede agotar al cuidador o familiar. Si cuidas de una persona con demencia y estás sintiendo ansiedad, depresión, resentimiento, no dudes en buscar ayuda. Un grupo de apoyo para cuidadores, un psicólogo, amigo o familiar pueden ofrecerte apoyo y consejo.