Dígitos

Dígitos: Un nuevo y desafiante rompecabezas matemático

CogniFit ha trabajado duro este año para seguir ofreciendo a nuestros usuarios juegos y actividades de óptima calidad. Nuestra última incorporación es un divertido y desafiante juego matemático llamado Dígitos.

Sobre el juego

Dígitos es un juego de matemático que pone a prueba la capacidad del usuario para organizar rápidamente los números según las reglas indicadas.

Aunque el juego empieza de forma bastante sencilla -con sólo un puñado de números y una única regla-, los usuarios deben mantener la concentración, porque el juego puede suponer rápidamente un reto incluso para las mentes más agudas. A medida que el juego avanza, no sólo aumenta la cantidad de números, sino también la complejidad de las reglas, y los usuarios tendrán que mantener el ritmo si quieren terminar cada nivel antes de que se agote el temporizador.

La ciencia detrás del juego

Dígitos se ha desarrollado teniendo en cuenta las principales capacidades cognitivas: Velocidad de procesamiento, memoria de trabajo y exploración visual.

Al jugar a Dígitos, los usuarios estimulan patrones específicos de activación neuronal relacionados con estas capacidades cognitivas. La repetición y el entrenamiento de estos patrones pueden ayudar a crear nuevas sinapsis y a que los circuitos neuronales se reorganicen y recuperen funciones cognitivas debilitadas o dañadas.

Veamos estas capacidades cognitivas básicas, cómo nos ayudan en las tareas, tanto simples como complejas, de nuestra vida cotidiana, y por qué son tan importantes para todo lo que hacemos:

Velocidad de procesamiento

La velocidad de procesamiento es una de las principales capacidades cognitivas de las que dependemos cada día, y es un aspecto fundamental del aprendizaje, el rendimiento académico, el desarrollo intelectual, el razonamiento y la experiencia.

La velocidad de procesamiento es una capacidad cognitiva que se define como el tiempo que tarda una persona en procesar una situación o un estímulo y elaborar una respuesta. Está relacionada con la velocidad a la que una persona puede comprender y reaccionar ante la información que recibe, ya sea visual (letras y números), auditiva (lenguaje) o de movimiento. En otras palabras, la velocidad de procesamiento es el tiempo que transcurre entre la recepción de un estímulo y la respuesta al mismo.

Una velocidad de procesamiento deficiente no significa que una persona sea poco inteligente, sino que algunas tareas determinadas pueden requerir más tiempo para su realización, como leer, hacer cálculos matemáticos, escuchar y tomar notas o mantener conversaciones. También puede interferir con las funciones ejecutivas, ya que una persona con una velocidad de procesamiento lenta tendrá más dificultades para planificar, establecer objetivos, tomar decisiones, iniciar tareas o prestar atención.

Algunos ejemplos de cómo la velocidad de procesamiento lenta puede afectar a nuestra vida diaria:

  • ¿Tardas una hora en hacer una tarea que a otros les lleva sólo 30 minutos?
  • ¿Te cuesta seguir las instrucciones o planificar una actividad concreta, especialmente cuando no tienes mucho tiempo para terminarla?
  • ¿Te va mal en los exámenes, incluso cuando conoces el material?

Memoria de trabajo

La memoria de trabajo, o memoria operativa, puede definirse como el conjunto de procesos que nos permiten almacenar y manipular información temporal y llevar a cabo tareas cognitivas complejas como la comprensión del lenguaje, la lectura, el aprendizaje o el razonamiento. La memoria operativa es un tipo de memoria a corto plazo.

La memoria de trabajo, según Baddley y Hitch, está formada por algunos sistemas, que incluyen componentes para el almacenamiento y el procesamiento de la información.

  • El sistema ejecutivo central: Funciona como un sistema de supervisión de la atención que decide a qué prestamos atención y cómo organizar una secuencia de operaciones que necesitaremos para realizar una acción.
  • El Bucle Fonológico: Nos permite gestionar y retener en la memoria el material hablado y escrito.
  • La agenda visual-espacial: Nos permite gestionar y retener la información visual.
  • El Buffer Episódico: integra la información del bucle fonológico, la agenda visoespacial, la memoria a largo plazo y la entrada perceptiva en una secuencia coherente.

La memoria de trabajo se refiere a la capacidad que nos permite retener los elementos que necesitamos en nuestro cerebro mientras realizamos una determinada tarea. Gracias a la memoria de trabajo u operativa, somos capaces de:

  • Integrar dos o más cosas que han tenido lugar en fechas próximas. Por ejemplo, recordar y responder a la información que se dijo durante una conversación.
  • Asociar un nuevo concepto con ideas anteriores. Nos permite retener información mientras prestamos atención a otra cosa. Por ejemplo, somos capaces de preparar los ingredientes que necesitamos para una receta mientras hablamos por teléfono.

Utilizamos nuestra memoria de trabajo u operativa a diario para una serie de tareas. Cuando intentamos recordar un número de teléfono antes de escribirlo o cuando estamos inmersos en una conversación: necesitamos recordar lo que se acaba de decir, procesarlo y responder a ello dando nuestra propia opinión. Cuando tomamos notas en el colegio: necesitamos recordar lo que ha dicho el profesor para poder escribirlo con nuestras propias palabras. Cuando hacemos cuentas mentales en el supermercado para ver si tenemos suficiente dinero para pagar.

Escaneo visual

El escaneo visual es la capacidad de buscar de forma eficaz, rápida y activa información relevante para el entorno. Es lo que permite encontrar lo que se busca utilizando sólo la vista. El escaneo visual es una habilidad importante para la vida diaria y permite llevar a cabo de forma eficiente una serie de tareas diferentes.

El escaneo visual es una función de la percepción visual destinada a detectar y reconocer los estímulos visuales. Cuando usted quiere encontrar algo en su entorno, su cerebro pasa automáticamente por una serie de procesos interrelacionados:

Atención selectiva y focalizada: Es necesario estar atento y concentrado en un estímulo para poder encontrarlo. La atención focalizada se refiere a la capacidad de centrar tu atención en un estímulo. La atención selectiva, en cambio, es la capacidad de prestar atención a un solo estímulo cuando hay estímulos distractores presentes.
Percepción visual: Permite distinguir, identificar e interpretar formas, colores y luces. Es cuando se da sentido a la información que se recibe de los ojos.
Reconocimiento: Comparación de la información visual que recibe para determinar si tiene o no experiencia previa con dicha información.
Exploración visual: Mirar a través de todo o parte de su campo de visión para tratar de comparar lo que está viendo con lo que está buscando. Dejarás de mirar en cuanto reconozcas la información que buscas.
Si alguno de estos procesos está alterado, será imposible localizar un objeto de interés, ya sea porque no lo encuentras (atención deficiente), porque no distingues el objeto de su entorno (percepción deficiente), porque no reconoces el estímulo (reconocimiento deficiente) o porque no escaneas adecuadamente la zona (escaneo visual deficiente).

  • Hay una serie de trabajos que requieren un escaneo visual. Los policías o los militares tienen que ser capaces de detectar con rapidez y precisión objetos que pueden ser peligrosos. Los empleados de las tiendas tienen que utilizar el escaneo visual para estar atentos a los productos que puedan estar mal colocados o a los clientes que necesiten ayuda. Casi todos los trabajos tienen algún nivel de componente visual que requiere un buen escaneo visual.
  • Los estudiantes utilizan constantemente el escaneo visual en la escuela, ya sea para prestar atención a la pizarra, leer un libro o entender una presentación. Sería difícil estudiar un nuevo material si el alumno no es capaz de encontrar la palabra o la idea en sus apuntes o libros de texto cuando intenta repasar la información antes de un examen.
  • Conducir requiere estar constantemente atento a otros coches, accidentes, peligros potenciales, señales de tráfico, peatones y una serie de otros objetos o situaciones. Un escaneo visual deficiente puede inhibir su capacidad de explorar con éxito el entorno en busca de posibles problemas, disminuyendo su capacidad de conducción.
  • La exploración visual es una parte esencial de la práctica deportiva. La mayoría de los deportes requieren que escanee fácil y rápidamente el espacio en busca de estímulos relevantes, que pueden ser compañeros de equipo, rivales, un balón, una portería o cualquier otro componente vital del juego. Si estás jugando al fútbol y quieres pasar el balón a un compañero, tienes que escanear visualmente el campo para encontrarlo y luego pasarle el balón.

Como se juega

El objetivo de Dígitos es organizar los distintos números en orden ascendente y/o descendente, basándose en las reglas indicadas en cada momento. A medida que aumenta el nivel, la cantidad de números a ordenar también se incrementa. Los usuarios deben mantenerse concentrados y ordenar los números lo más rápido posible -intentando evitar errores que les hagan perder puntos- antes de que se agote el tiempo.

Conclusión

Una de las partes fundamentales de las matemáticas es el valor numérico, es decir, si una cifra es mayor, igual o menor que otra. Aunque esto es algo que aprendemos en la infancia, y la mayoría de nosotros entendemos este concepto muy fácilmente, puede ser un reto aplicarlo en el mundo real cuando se está bajo presión.

El nuevo juego de CogniFit, Dígitos, presenta una forma atractiva y divertida de entrenar las habilidades cognitivas que pueden ayudarnos a mantener una mente aguda y potenciar nuestras capacidades relacionadas con el valor numérico.

This post is also available in: Ruso