Discalculia: cómo trabajar en el aula

Se estima que entre el 3 y 6% de la población sufre discalculia. Teniendo en cuenta esto, muchos son los docentes que se encuentran en su día a día niños con este trastorno. Tando profesores como padres deben tomar conciencia de esta dificultad para poder ayudar en el desarrollo correcto del niño/a. De aquí la importancia de conocer la discaculia. ¿Cómo trabajar en el aula?. ¿Qué actividades llevar a cabo?. A continuación te mostraremos algunos aspectos de interés sobre la discalculia. ¿Preparado?

Discalculia Como trabajar en el aula.
Discalculia Como trabajar en el aula.


¿Qué es la discalculia?

La discalculia se define como un problema de aprendizaje que dificulta el entendimiento de los números, de los términos matemáticos, de la aritmética básica (suma, resta, multiplicación y división) y de la geometría. También puede afectar a las capacidades viso-espaciales y de procesamiento del lenguaje.

Se estima que entre un 3 y 6% de los niños sufre de discalculia. La frecuencia es la misma en niñas que en niños.

¿Sufren discalculia todos los niños que tienen problemas en matemáticas?

Tanto alumnos como padres deben ser conscientes de la importancia que tienen las Matemáticas, de ahí que sea prioritario despertar el interés en la materia desde edades tempranas, aunque siempre respetando el ritmo de aprendizaje de cada alumno para no provocar sentimientos de ansiedad y frustración que, en algunos casos, pueden derivar en fracaso escolar.

En muchas ocasiones el alto índice de niños que tienen problemas con las Matemáticas está condicionado por la falta de motivación, los métodos de enseñanza y las actitudes por parte de los alumnos y/o del profesor. Diferenciando a través de estas causas a las personas que tienen problemas con las matemáticas y a quién posee discalculia. De ahí la importancia que tiene el papel del profesor, quien tiene que ser, en primer lugar, un gran conocedor de la materia pero también tiene que poseer diferentes habilidades profesionales, para ayudar a aquellos niños que tengan problemas con las matemáticas y aquellos que presenten discalculia.

Discalculia: ¿Cuándo hay que tratar a un niño con dificultades numéricas?

La discalculia puede generar diferentes tipos de dificultades matemáticas, por lo tanto, los síntomas pueden variar de un niño a otro. Es una buena idea observar a su hijo y tomar nota para discutirlas con los profesionales, y de esta manera encontrar las mejores estrategias y apoyos para él.

Se ha declarado que una detección precoz de la patología y la aplicación de soluciones correctas permiten que los menores pasen de una dificultad severa a una leve-moderada, o de una dificultad leve-moderada a una sencillamente leve a la hora de trabajar con números y operaciones matemáticas.

A menudo, la discalculia se presenta de manera diferente dependiendo de la edad. Suele ser más evidente a medida que los niños crecen, pero los síntomas pueden aparecer desde preescolar.

¿Cuándo hay que tratar a un niño con dificultades numéricas?
¿Cuándo hay que tratar a un niño con dificultades numéricas?

La intervención con niños con discalculia.

No existen medicamentos para la discalculia. Y no hay programas de enseñanza especializados como los hay para la dislexia. Pero los chicos con discalculia pueden beneficiarse de la enseñanza multisensorial de las matemáticas. Este enfoque utiliza todos los sentidos del niño para ayudarlo a desarrollar destrezas y entender conceptos. También ayuda a enseñar conceptos matemáticos sistemáticamente, donde una habilidad se desarrolla a partir de la anterior. Esto puede ayudar a los chicos con discalculia a hacer conexiones más fuertes con lo que están aprendiendo.

¿Cómo trabajar la discalculia en el aula?

No existen programas formales para enseñar a los estudiantes que tienen problemas con las matemáticas como los que existen para los que tienen problemas con la lectura. Pero eso no quiere decir que esos chicos no puedan beneficiarse de la enseñanza especializada, particularmente durante la primaria. Ciertas estrategias y enfoques pueden ayudar a algunos estudiantes.

Una es la instrucción multisensorial. Este método de enseñanza utiliza la vista, el tacto, la audición y el movimiento para proporcionar diferentes maneras de aprender habilidades y entender conceptos. Las técninas especializadas multisensoriales pueden ayudar a los chicos a entender qué representan los números y los símbolos. A menudo estas técnicas enseñan conceptos matemáticos de manera lógica, en la cual una habilidad es la base para desarrollar la siguiente.

Utilizar objetos para ver cantidades y cómo cambian permite entender de una manera concreta cómo funcionan ciertos conceptos matemáticos. También puede ayudar a los chicos a desarrollar el sentido numérico y hacer conexiones más fuertes en lo que están aprendiendo.

Es importante ayudar a los niños a relacionar elementos concretos con los símbolos que los representan. En otras palabras, enseñarles que el número 5 representa cinco bloques o cinco palmadas, o cualquier otra herramienta multisensorial.

La enseñanza especializada no es la única manera de apoyar a los chicos que tienen discalculia. Tiempo adicional y el uso de una calculadora en los exámenes son solo dos ejemplos. Los niños también podrían tener autorización de usar objetos manipulables como bloques.

La tecnología de asistencia también puede ayudar. Hay muchas herramientas de tecnología de asistencia para las matemáticas que los chicos pueden usar en la escuela y en la casa. Estas incluyen herramientas gráficas, herramientas de notación matemática y organizadores gráficos para matemáticas. También existen aplicaciones para conceptos numéricos básicos.

test tdah
La batería clínica de evaluación de discalculia de CogniFit: Una herramienta fundamental para colegios y familias

Actividades para niños con discalculia.

La reeducación de la discalculia se prolonga durante un período de como mínimo 6 meses, y no siempre resuelve todas las dificultades observadas. Por esta razón, la discalculia debe ir acompañada de una serie de medidas compensatorias, en el aula y en casa, que faciliten el aprendizaje permitiendo que el alumno pueda expresar todo el conocimiento que tiene.

Los padres juegan un papel único brindando el apoyo y la motivación que su hijo necesita. Desde trabajar con la escuela hasta desarrollar habilidades matemáticas en la casa, ellos puede ayudar a que su hijo permanezca motivado para mejorar sus limitaciones. Recomendamos que en casa y en la escuela se tengan en cuenta las siguientes pautas:

En la escuela:

  • Disponer de más tiempo a la hora de ser evaluado/a, o en algunos casos se puede tener que disminuir la carga de demanda en las evaluaciones. Las dificultades en el procesamiento numérico y el cálculo le pueden dificultar terminar las tareas en el tiempo requerido.
  • Dejarle contar con los dedos. Leerle los problemas para asegurarnos de que los entiende. Facilitar el acceso a material visual. Dejarle las tablas de multiplicar en papel para que las pueda consultar.
  • Las personas con dificultades numéricas son conscientes de sus dificultades y de la poca compensación que tiene el esfuerzo que realizan. Son muy sensibles al fracaso, por lo que se debe prestar especial atención a los cambios en el estado de ánimo y emocional.
  • Es muy importante que estas dificultades no se pongan en evidencia ante los demás, ya que esto puede causar alteraciones en el estado de ánimo y emocional.
  • Para cualquier objetivo, se recomienda enfocarlo desde un aspecto lúdico.
  • Se han de potenciar los refuerzos positivos, aunque sean normales para su edad, ya que esto motiva a seguir el programa de reeducación y a esforzarse más. Asimismo, se deben evitar los castigos ante el no cumplimiento de objetivos o tareas. En estos casos, se debe seguir motivando a conseguirlos.
  • Usar ejemplos concretos que relacionen las matemáticas con la vida real, como clasificar botones. Esto puede ayudar a desarrollar el sentido numérico de su hijo.
  • Usar apoyos visuales al resolver problemas. Por ejemplo, su alumno podría hacer dibujos.
  • Usar papel cuadriculado para ayudar a que los números estén alineados.
  • Usar un pedazo de papel para cubrir la mayor parte de la hoja de los problemas de matemáticas o el examen para que el alumno pueda enfocarse en un problema a la vez.
Actividades para niños con discalculia.
Actividades para niños con discalculia.

En casa:

  • Les tenemos que ayudar en sus deberes, y si es necesario, los leemos nosotros y se los explicamos luego a él/ella.
  • No hay que enfadarse porque no sepa hacer algo que pensamos que debería saber hacer.
  • Descubra software y aplicaciones cognitivas que ayuden a su hijo con las matemáticas.
  • Busque en Internet herramientas gratuitas para las matemáticas.
  • Encuentre juegos de mesa que desarrollen las destrezas matemáticas.
  • Conozca maneras de ayudar a desarrollar la autoestima de su hijo. 
  • También es importante que los padres tengan apoyo de otros especialistas.

Si desea tener más información acerca de otras actividades útiles para niños con discalculia aquí le dejamos un post muy interesante: Actividades para mejorar la discalculia en casa.