Distimia: Trastorno depresivo persistente. Qué es, cómo detectarlo y 9 consejos

 

Todos hemos pasado malas épocas, en las que nos encontramos más tristes de lo habitual, no nos apetece hacer nada y tenemos una apatía constante. En la mayoría de los casos esto se va solucionando y poco a poco volvemos a la normalidad. Pero, ¿y si nunca volvemos a la normalidad? ¿Qué pasa si la tristeza y la desgana no desaparece? Si este estado no remite con el tiempo, puede que estemos ante un caso de distimia. Descubre en este artículo qué es la distimia, cómo detectarla, causas y consejos para superar la distimia.

distimia

Distimia

¿Qué es la disltimia? La distimia, ahora denominada trastorno depresivo persistente, es una forma leve de depresión. Se le suele categorizar como un trastorno crónico, pero es muy importante matizar que en psicología, a diferencia de en medicina, crónico se refiere a que es un trastorno de larga duración, no que sea “incurable” o “intratable”.

Síntomas de distimia ¿Cómo detectarla?

Las personas con distimia a menudo se describen como “tristes” o “con el ánimo por los suelos”. La distimia en personas adultas se relaciona con los siguientes síntomas:

Para poder diagnosticar distimia, los síntomas han debido estar presentes al menos 2 años. Aunque los síntomas pueden cesar durante unos meses.

En el caso de los niños, los síntomas principales de distimia son:

  • Irritabilidad
  • Bajo rendimiento escolar
  • Falta de habilidades sociales
  • Pesimismo

En niños los síntomas de distimia han de darse durante 1 año para poder diagnosticar.

Es importante detectar la distimia pronto, ya que si no se trata adecuadamente puede derivar en depresión.

Tampoco hay que confundir un sentimiento de tristeza normal con la distimia. Es normal sentirse triste o molesto de vez en cuando, o infeliz en momentos difíciles de la vida. Cuando comienza a ser patológico es cuando la infelicidad y la tristeza se mantiene en el tiempo, no desaparece, incluso cuando todo parece ir bien, e interfiere en las actividades de la vida diaria.

Causas de la distimia

No hay una causa única para ningún trastorno psicológico. Sin embargo, parece que la distimia está relacionada con la serotonina, un neurotransmisor encargado del manejo emocional y los juicios de valor. Como en todos los trastornos, en la distimia también influyen situaciones estresantes de la vida, los procesos de aprendizaje y los factores de personalidad.

La distimia suele ser más frecuente en mujeres, en personas con algún familiar con depresión o distimia y en personas que hayan sufrido algún evento estresante.

distimia

Las causas de la distimia no se conocen bien

Consejos para prevenir y mejorar los síntomas distímicos

¿Cómo salir de la distimia? El trastorno depresivo persistente debe tratarse siempre por un profesional. Ellos son las personas que podrán llevar a cabo una evaluación neurospicológica. La exploración del funcionamiento cognitivo cumple una función preventiva y es prioritaria en la detección precoz de la distimia y otros trastornos psicológicos. Descubre aquí a qué profesional debemos acudir: Psiquiatra o Psicólogo.

Sin embargo, hasta que se encuentre con el profesional adecuado hay ciertas cosas que las personas con distimia pueden hacer para sentirse un poco mejor.

1. El ejercicio físico ayuda a mejorar nuestro estado de ánimo

El ejercicio físico no solo mejora nuestra salud física sino también puede contribuir a mejorar nuestro estado de ánimo. No es necesario hacer un ejercicio físico intenso. Cualquier actividad física puede reportarnos muchos beneficios, desde caminar, hasta bailar, patinar, la bicicleta… Además, si realizamos actividades físicas al aire libre y en la naturaleza, los beneficios aumentan. Descubre los beneficios de la naturaleza para el cerebro.

¿No sabes cómo empezar a hacer ejercicio? Descubre nuestros consejos.

2. Las drogas y el alcohol empeoran los síntomas distímicos

Aunque pueda parece que las drogas y el alcohol mejoran los síntomas depresivos, a largo plazo los empeoran, por no hablar de el gran impacto negativo que estas sustancias tienen en nuestro organismo. Descubre los efectos del alcohol en el cerebro.

3. Cuida las relaciones sociales

Uno de los mayores predictores de la recuperación en diversos tipos de problemas psicológicos es la red social y de apoyo que tenga la persona. Por ello es muy importante rodearse de personas que nos quieran y aprecien, que nos apoyen y que sean positivas. Aléjate de las personas que te hacen sentir mal, que te desprecian y que te culpan.

Socializar también es muy importante para sentirnos mejor. Las relaciones social aumentan nuestra autoestima y nuestro estado de ánimo.

4. Dormir bien es fundamental para mejorar la distimia

La calidad del sueño influye mucho en nuestro estado de ánimo y el estado de nuestro cerebro. Es importante mantener una rutina de sueño, acostarse y levantarse siempre a la misma hora. Para combatir el insomnio también podemos eliminar todas la fuentes de estímulos que puedan perturbar nuestro sueño (luz, ruido, aparatos electrónicos…). También podemos intentar relajarnos antes de irnos a dormir. Podemos practicar meditación Mindfulness, combatir el insomnio escuchando música, darnos un baño relajante…

5. Aliméntate de forma saludable

Casi todos tenemos una idea de las consecuencias que tiene en nuestro cuerpo una dieta poco saludable, pero nos olvidamos de cómo influye la dieta en nuestro cerebro. Y es que tiene una gran influencia. Una dieta sana nos ayuda a vernos mejor y a sentirnos mejor. Vitaminas para el cerebro.

6. Cultiva tu autoestima

Una baja autoestima es un factor común con muchos problemas psicológicos, por ello es importante manterla en niveles óptimos. Apuntar en un papel tus logros (o pedirle a alguien que lo haga por ti), y enfrentarse a las situaciones temidas puede ayudarte a aumentar tu aumentar tu autoestima. Descubre aquí maneras de aumentar tu autoestima.

7. Mantén el estrés a raya ayuda a mejorar los síntomas de distimia

El estrés puede empeorar los síntomas de la distimia. Por ello es muy importante aprender a manejar las situaciones estresantes. ¿Qué situaciones pueden provocarnos estrés? Aprende a relajarte cuando estés estresado. Hay multitud de técnicas de relajación que puedes utilizar. Practicar yoga y meditación también te puede ayudar.

8. Dedícate tiempo

Es importante que no dejes de hacer las cosas que te gustan. Y si has empezado a dejar de lado tus hobbies, intenta retormarlos, poco a poco. Lo peor que puedes hacer es abandonar lo que te produce placer. Dedícate tiempo. Si te gusta leer, cocinar, tejer, el deporte, el cine… sigue haciéndolo. No dejes de lado tus aficiones.

También es buena idea darte caprichos de vez en cuando. Date un baño relajante, lee tu novela favorita, lo que sea. Lo importante es que te dediques unas horas para tí, al menos una vez a la semana.

9. Utiliza CogniFit, el programa de estimulación cognitiva líder para ayudar a tratar la distimia

CogniFit cuenta con un programa líder en evaluación y estimulación cognitiva para distimia y depresión. Este tratamiento no farmacológico puede ayudar a minimizar los síntomas de distimia creando mejoras cognitivas.

El bajo estado de ánimo de las personas con depresión o distimia, puede tener como consecuencia déficits a nivel cognitivo. Las principales habilidades cognitivas afectadas en personas con depresión son la memoria de trabajo, inhibición, atención dividida y en general las funciones ejecutivas (ejercicios para mejorar las funciones ejecutivas).

Una de las investigaciones recientes demostró la eficacia del programa de rehabilitación cognitiva de CogniFit para reducir los síntomas depresivos, permitiendo a los pacientes crear mejores estrategias para hacer frente a los síntomas. Cada vez son más los profesionales que recomiendan este tratamiento como una ayuda complementaria para tratar los síntomas de la distimia.

Psicóloga General Sanitaria y sexóloga. Deseosa de mejorar la calidad de vida de las personas mediante la práctica clínica y la comunicación a través de la red.

This post is also available in: Francés Alemán Ruso