Energía mental: 10 consejos para desatar tu poder mental

 

Nuestra mente es el centro de nuestra vida. Es el “motor” que nos permite lograr nuestros objetivos y metas vitales. Es normal que algunas veces nos encontremos más bajos de energía y sintamos que olvidamos cosas, que tenemos despistes, que tomamos decisiones erróneas, que nos cuesta pensar con claridad, etc… La fatiga mental, suele ir acompañada de sentimientos de tristeza, irritabilidad, ansiedad, estrés, preocupación. Estos sentimientos negativos pueden afectar a nuestro día a día, produciéndonos insatisfacción e infelicidad. En este artículo te contamos cómo potenciar tu poder mental. Descubre estos 10 sencillos consejos que te ayudarán a mejorar la energía mental.

energía mental fuerza mental

Energía mental: 10 estrategias para aumentar tu poder mental

Un alto nivel de energía mental puede ayudarte a ser una persona más resolutiva, más creativa, más imaginativa y más rápida mentalmente. Al potenciar tu poder mental, conseguirás enfrentarte de forma más efectiva a las distintas dificultades y problemas cotidianos.

10 consejos para potenciar tu energía mental

Somos seres vivos. Obtenemos y producimos nuestra energía mental a partir del agua, el aire, el sol, los alimentos, la risa; pero también somos seres culturales que se alimentan de libros, relaciones sociales, viajes y videojuegos. Este post hace un recorrido por “las fuentes” de energía mental más elementales de las que te puedes abastecer. Descubre 10 consejos que te ayudarán a mejorar tu poder mental:

1. Beber agua e hidratarse es el primer paso para incrementar tu energía mental

El agua es una fuente de energía mental. En 2012, un estudio con alumnos de una universidad londinense encontró que los alumnos que bebían agua durante un examen aumentaban sus calificaciones un 5% más que quienes no bebían agua. Si vas a presentarte a un examen, te recomiendo leer estos consejos que pueden ayudarte a aprobar.

¿Cómo potenciar tu poder mental?

Lleva contigo una botella de agua, de esta forma te resultará más fácil hidratarte. Si tienes una reunión importante, un examen, o te enfrentas a cualquier situación que requiera altos niveles de energía mental, ten siempre tu botella de agua a mano.

2. Usar la respiración de forma consciente

Podemos obtener energía mental gracias a la respiración. Por ejemplo, si sientes ansiedad, estrés, o angustia la respiración es un modo de autocontrol que, con un poco de práctica, evitará que tu energía mental se colapse en situaciones críticas.

¿Cómo mejorar tu energía mental? Con la espalda recta, coloca tus manos sobre el vientre e hincha el abdomen con cada inhalación de aire. El objetivo es dejar fluir el flujo de aire que podría acumularse en la parte alta del pecho hacia el vientre. Busca que la duración de cada inspiración y expiración sea equilibrada.

3. Aprovechar la luz del sol como fuente natural de energía mental

¿Te has preguntado alguna vez cómo reacciona tu cerebro bajo la exposición a la luz del sol? A nivel interno la luz solar produce una elevación de la energía metabólica, es una fuente natural de vitamina D (que influye sobre la velocidad de las conexiones entre las neuronas) y “apaga” las neuronas del sueño que producirían somnolencia. ¿Te has dado cuenta como tu energía mental y física aumenta en verano y decrece durante el inicio del otoño? Es porque, por ejemplo, la luz directa e intensa nos hace más activos, hace que nos movamos más o que aguantemos más tiempo de pie. ¿Y te has fijado que ocurre en una habitación con la luz tenue o cálida? En estas situaciones nuestro cuerpo se relaja, hablamos menos y el tono del habla baja. Según este experimento en la Univesidad Autónoma de México, la luz estimula el lado derecho del cerebro de forma especialmente positiva: aumenta la velocidad de pensamiento, produce pensamientos más reflexivos y profundos, y estimula la creatividad.

Tomar el sol incrementa tu fortaleza mental. Dedica un tiempo diario, de 15 o 20 minutos, a disfrutar de los rayos de luz solar. Si es posible en contacto con la naturaleza, como un parque. También te ayudará trabajar o tomar las comidas en espacios abiertos con abundante luz natural. Toma precauciones oportunas si el sol te puede causar algún problema en la piel o los ojos.

energía mental fuerza mental

Tomar el sol Incrementa tu fuerza mental.

4. Consigue más energía mental gracias a la dieta

Sigue una dieta responsable con todos los nutrientes necesarios. Es obvio que gran parte de la energía que obtenemos proviene de nuestra fuente de alimentos. Hay algunos alimentos que muy recomendables para el cuidado y funcionamiento del cerebro como aquellos ricos en acido grasos omega-3, grasas vegetales, el grupo de vitaminas B especialmente el ácido fólico, la vitamina D, los antioxidantes o el fósforo. La dieta puede ayudarte a prevenir el alzhiemer y el envejecimiento prematuro del cerebro.

Si quieres mejorar tu poder mental, no te conformes sólo con comer bien: muestra interés por los alimentos que compras, su composición y nutrientes, organiza tu dieta semanal y participa en la elaboración atreviéndote con nuevas recetas. Ser creativo (en la cocina) también resultará ser una energía mental muy poderosa y constructiva.

5. Reír estimula tu energía mental positiva

Se suele decir que no hay mejor medicina que la risa. Ésta procura una fuente de salud física (p.ej. sobre la presión sanguínea), mental (sobre el estado de ánimo) y social (mejora la relaciones interpersonales). Algunas investigaciones muestran que la risa promueve procesos mentales contrarios a problemas psicológicos como la depresión o el insomnio. Lee más sobre los beneficios psicológicos de la risa en este enlace.

Potencia tu poder mental y queda con amigos. ¡Prohibido hablar de cualquier cosa que no haga reír! Para romper el hielo, comentar las experiencias positivas de los últimos días/semanas y practicar algunos ejercicios faciales para activar los músculos de la risa; simular la risa puede producir finalmente una risa genuina y divertida.

6. Leer libros te ayuda a crecer y tiene un poder curativo

La lectura, aparte del placer que proporciona, estimula y desarrolla nuestro cerebro. Leer un libro, un cuento, un poema… muchas veces nos permite comprender la realidad, acercarnos a puntos de vista diferentes al nuestro o adquirir nuevos conocimientos.

Leer libros “energiza” tu mente. Acude a los libros para vivir nuevas experiencias y renovar tu energía mental; pero esto no se limita sólo a la literatura: visitar museos, escuchar música, ver películas, o la danza, el teatro, la pintura, la arquitectura y muchos otros artefactos culturales son fuentes inagotables de rica energía mental para el cerebro.

7. Las relaciones personales son una fuente de energía emocional

No es tan importante la cantidad como la calidad de las relaciones. Los estudios sobre redes de amistades online indican que tener un gran número de amigos reporta a nuestro ego beneficicios sociales y grupales como la sensación de pertenencia, una mayor percepción de apoyo social y mayor estatus. Pero, ¿realmente tienes tanto amigos?

¿Cómo aumentar tu energía mental? Reserva una parte de tu tiempo a estar con tu familiares y/o tus amigos más íntimos, aunque no hagáis nada especial. Ni siquiera será necesario gastar dinero o actividades que eleven los niveles de estrés por las nubes. Estar juntos, y generar esa sensación real de apoyo y bienestar debería ser suficiente.

8. Viajar: refresca tu mente y renueva tu energía mental

Conocer otras ciudades, países y personas es una forma de abrir la mente y romper con las rutinas. Nuevas caras, nuevos vestidos, nuevos edificios, nuevos paisajes… el cerebro se nutre de estímulos atractivos y crea nuevas conexiones neuronales. Además viajar potencia tu identidad personal y hace que te sientas más satisfecho contigo mismo. Descubre como ser un viajero-aventurero: ¿Tienes el gen Wanderlust?

energia-mental_caminar

Caminar a diario aumenta la energía mental y te acerca al entorno

9. Caminar a diario aumenta la energía mental y te acerca al entorno

Al caminar más y utilizar menos los medios de transporte, como el coche o el metro, generas beneficios para tu salud física (p. ej. disminuye el riesgo de problemas cardiovasculares) y estás produciendo buena energía mental. Si eres de los que caminan por ciudad tendrás un estado de ánimo más positivo durante el día que si te mueves en coche entre el tráfico. Un estudio holandés publicado en el Geographical Journal en 2015 acerca de cómo las interacciones con el entorno afectan a nuestro bienestar y salud mental, indicó que al desplazarse por la ciudad caminando de un lugar a otro las personas experimentaban una mayor sensación de autonomía, tenían más ganas de relacionarse con otras personas y se sentían más integrados en el entorno.

10. Jugar a juegos mentales o “brain games” va a aumentar tu potencia y energía mental

Hoy en día ya conocemos la importancia de involucrarnos de forma activa en nuestras funciones y capacidad cognitiva. Y es que el cerebro se puede entrenar para obtener mayor energía mental. Desde esta perspectiva se traduce en mayor capacidad, más velocidad de procesamiento, plasticidad, flexibilidad de pensamientos, capacidad para actualizar la información, velocidad de respuesta

El uso de videojuegos ha sido largamente probado en Educación y en Clínica, en el área de rehabilitación cognitiva. CogniFit es el programa de entrenamiento cognitivo líder a nivel internacional y validado por la comunidad científica.

Pablo es un joven psicólogo con especialidad en Psicología del Desarrollo y de la Educación y Psicología Infantil. Ha investigado en aspectos tan importantes como la memoria, el lenguaje o el juego infantil. Actualmente cursa un Master en Arteterapia interesado en las emociones y la creatividad, su otra gran pasión. Su actividad como voluntario le ha llevado a profundizar en los Primeros Auxilios Psicológicos (PAP) y la intervención psicológica en emergencias.

This post is also available in: Francés Alemán Ruso