Insomnio primer trimestre de embarazo ¿Cuáles son las mejores posturas para dormir?

Ya hemos hablado sobre algunas causas del insomnio durante el primer trimestre de embarazo y mencionado algunos remedios. Pero, ¿Qué pasa cuando los problemas de sueño se producen como consecuencia del malestar o dolores propios del embarazo? ¿Qué podemos hacer cuando no encontramos una postura cómoda para dormir?

Imagino que alguna de las lectoras, antes de quedaros embarazadas, estaríais acostumbradas a dormir boca abajo, o boca arriba. Dos posiciones que pueden resultar incómodas o causar problemas durante el embarazo. Si no paras de dar vueltas en la cama y no encuentras ninguna postura cómoda, sigue leyendo.

En este post te contaremos cuál son las mejores posiciones para dormir durante el primer trimestre de embarazo, y repasaremos alguna medida facilita que puedes poner en marcha antes de meterte a la cama. Descansar bien durante el periodo de gestación es algo muy importante, ya que dormir adecuadamente nos ayuda a evitar el estrés y la depresión durante el embarazo. Tener insomnio durante esta etapa puede ser especialmente desagradable, pero ya verás como con un poco de paciencia logras superar este molesto insomnio que suele darse en el primer trimestre de embarazo, ¡ánimo!

Posturas que pueden ayudar a superar el insomnio en el primer trimestre de embarazo

Posturas que pueden ayudar a superar el insomnio en el primer trimestre de embarazo

Prepararse para meterse en la cama durante el primer trimestre de embarazo

Al principio de la gestación es comprensible sentir sueño a cualquier hora del día por culpa de los cambios hormonales que afectan a tu cuerpo. Esto se pasa a los tres meses, pero hasta entonces conviene que te prepares bien para dormir e intentes dormir por lo menos 9 horas durante la noche, para evitar los continuos bostezos durante el día. Estas son algunas formas de prepararse para un sueño placentero.

Las almohadas pueden resultar de mucha ayuda para acomodarte cuando estás embarazada. Puedes usar una almohada corporal o en su defecto apilar dos o tres almohadas para que te acuestes sobre ellas. Poner una almohada entre tus rodillas o bajo tu vientre te ayudará a disminuir la presión que sientes en la espalda y las piernas.

El ministerio de Sanidad explica en la Guía de cuidados en el embarazo: “Dado que, conforme avanza el embarazo resulta difícil encontrar una postura cómoda conviene utilizar cojines para estar más incorporada. Hay quienes incluso sugieren cambiar la cama por un sillón reclinable. De todos modos, hallar la postura más cómoda en esta instancia depende de cada persona”.

Antes de meterte en la cama evita beber agua. Es recomendable mantenerse hidratada durante el embarazo, pero si bebes antes de dormir puedes llegar a despertarte unas cuantas veces para ir al baño en medio de la noche.

La acidez durante el embarazo también puede ser un problema a la hora de dormir, así que cena varias horas antes de irte a dormir y no comas nada antes de acostarte. También debes evitar las comidas picantes o de lo contrario te sentirás incómoda y te despertarás varias veces. Elevar tu cabeza puede ayudarte a digerir mejor, así que si sufres este problema, apóyala sobre algunas almohadas.

Posturas que pueden ayudar a superar el insomnio en el primer trimestre de embarazo

Posturas que pueden ayudar a superar el insomnio en el primer trimestre de embarazo

Insomnio en el primer trimestre de embarazo ¿Cuál son las mejores posturas para dormir?

Intenta acostarte sobre tu lado izquierdo, ya que esto te ayudará a mantener una buena tensión sanguínea y hará que tu bebé reciba todos los nutrientes y oxígeno que necesita. Los especialistas también recomiendan dormir sobre este lado porque facilita conciliar el sueño durante el embarazo.

Para dormir en esta postura, puedes poner una almohada entre tus piernas, otra bajo tu vientre y una última detrás de tu espalda.

También puedes dormir sobre tu lado izquierdo en una postura tres cuartos: esto consiste en acostarte sobre tu lado izquierdo, poner tu brazo inferior detrás de ti y tu pierna inferior de manera que esté recta hacía afuera y hacía abajo. En cuanto a tu pierna superior, dóblala y ponla sobre una almohada. Dobla también tu brazo superior y pon una almohada detrás de tu cabeza.

Si en estas posiciones estás incomoda, puedes darte la vuelta hacia tu lado derecho, por lo general el lado izquierdo suele ser más cómodo para embarazadas, pero si este no es tu caso prueba a dormir hacía el lado opuesto, en algunos casos ha funcionado mejor.

Durante las primeras semanas de embarazo también puedes dormir boca arriba porque tu útero aún no se ha extendido y no causa presión sobre tu vena cana, que es la que lleva sangre hasta tu corazón. Si quieres acostarte en esta postura durante las primeras semanas de embarazo, pon una almohada bajo tus muslos y permite que tus piernas y pies se inclinen hacía el costado.

En el segundo trimestre de embrazo acostarte de esta forma te puede causar mareos y náuseas. Dormir boca abajo después de pasar el primer trimestre tampoco es buena idea, muchas mujeres embarazadas se sienten cómodas de esta manera, pero cuando tu útero empieza a expandirse esta postura puede ser perjudicial para el bebé, así que intenta dormir de lado.

“Evite la posición boca arriba cuando el útero esté muy grande, ya que puede provocarle mareos e incluso disminuir la oxigenación de su hijo, debido a la comprensión que ejerce su útero sobre los grandes vasos”. Aconsejan los expertos del ministerio de sanidad.

Cuando vayas a acostarte también tienes que tener en cuenta que tu bebé se sienta cómodo. Si estás en una postura que no sea buena para él, se puede sentir estresado y despertarte dando patadas, para evitarlo lo más recomendable es dormir de lado. Sentirse cómoda y descansar durante el embarazo es muy importante, así que intenta seguir nuestros consejos para que te sea más sencillo y tu bebé pueda desarrollarse sin problemas.

This post is also available in: Inglés