La Menopausia: Un guía sobre esa gran (des)conocida

 

Empezaron los sofocos y los sudores repentinos. Desvelos por la noche sin razón y dificultad para conciliar el sueño. Los niveles de concentración disminuyen y olvidamos más que antes. Todo esto son síntomas de la conocida menopausia. La Menopausia es una etapa más en la vida de una mujer, que se puede ser igualmente rica en vivencias y en experiencias. Esta es un guía práctica sobre qué es la menopausia, diferencias entre menopausia y climaterio, consecuencias de la menopausia, factores de riesgo, test de menopausia, tratamiento y consejos para mujeres con menopausia.

Menopausia

Menopausia

La menopausia es una época natural de la mujer que puede ser considerada como muy enriquecedora.  La esperanza de vida de la mujer es mucho más larga, la menopausia sólo significa el final de un ciclo. Está en nuestras manos, como mujeres, tomar las riendas de nuestra propia vida y disfrutar de esa época, cuidándonos, aceptándonos y aprovechando todas nuestras virtudes al máximo.

¿Qué es la menopausia? Definición

La menopausia se refiere interrupción definitiva de las menstruaciones, ocurridas cada mes, debido a la pérdida de actividad de la hormona folicular. Es decir,  se toma en cuenta desde la fecha de la última regla. La menopausia espontánea queda establecida de forma clínica al transcurrir 12 meses consecutivos de amenorrea (sin la regla) sin otra causa aparente, por lo que sólo puede reconocerse de manera retrospectiva.

Test Depresion CogniFit

Evaluación clínica Test Depresión Online de CogniFit ¿Tienes dudas sobre si puede ser Depresión? ¿Quieres conocer si existe deterioro cognitivo asociado a este trastorno? Realiza este potente test clínico online, y descubre en menos de 30-40 minutos el funcionamiento de importantes procesos cognitivos, su relación con la depresión, nivel de riesgo ¡y mucho más!

Puede aparecer de manera espontánea o de forma artificial, por ejemplo mediante una intervención quirúrgica en la que se extirpen los ovarios o por algunos tipos de medicación. Habitualmente suele ser un proceso progresivo, el cuál comienza con la aprición de fallos en la periocidad de las mismas, haciéndose cada vez más espaciados.

Dentro del término menopausia, se deben diferenciar una serie de etapas o conceptos:

  • La Perimenopausia es el periodo comprendido entre el momento en el que aparecen las primeras alteraciones o irregularidades del ciclo menstrual y el cese definitivo de la menstruación. Tiene un periodo variable entre 2 y 5 años. Durante esta etapa se producen las primeras faltas de la menstruación, debido a la disfunción del ovario y la reducción del estrógeno. El estrógeno fluctúa entre valores bajos, normales o incluso elevados. Por lo que, durante la época se pueden producir picos de producción hormonal normal y existe posibilidad de embarazo. La existencia de valores altos de estrógenos en algunas etapas de la perimenopausia, pueden explicar que aparezca síntomas como tensión mamaria, sangrado uterino irregular, retención de líquidos, inrriabilidad, cefaleas. Mientras que los niveles bajos de estrógenos se relacionan con síntomas como sofocos, decaimiento y síntomas del tracto genital inferior.
  • La Postmenopausia es la etapa que se inicia tras la menopausia y abarca un periodo de diez años de duración, se suele extender hasta los 65 años. Se caracteriza por el cese definitivo de la función ovárica, desvancen los sofocos y los niveles de energia se reestablecen. Sin embargo los niveles bajos de estrogeno pueden provocar osteoporosis, enfermedades del corazon y atrofias genitales.

Diferencias entre menopausia y climaterio

Definición de climaterio

El climaterio, es el periodo de la vida de una mujer en la que desaparece la función reproductiva, así como importantes cambios hormonales que afectan a diferentes sistemas corporales, órganos o glándulas, pudiendo afectar incluso a nivel psíquico.

A diferencia de la menopausia, el climaterio es un periodo de transición, que puede abarcar un periodo entre 25 y 35 años en la vida de la mujeres, habitualmente extendiéndose entre los 45 y 65 años. También es cierto que el climaterio femenino conlleva a cambios biológicos, psicológicos y sociales que han sido relacionados directamente con una disminución de la calidad de vida.

La menopausia se trataría pues de un signo del esta etapa de la vida, considerándose una característica de este periodo de la vida de la mujer, en el cuál disminuye la fertilidad.

Los términos menopausia y climaterio aunque tienen un significado diferente son, a menudo, utilizados indistintamente. El término climaterio define el periodo de la vida de la mujer que se extiende desde 2-8 años antes de la fecha de la menopausia hasta 2-6 años después de la última menstruación.

¿A qué edad sucede la menopausia?

La edad de inicio de la menopausia se sitúa entre los 45 y 55 años, siendo la media en torno a los 50-51 años, sin embargo, los factores antecedentes y hereditarios. Si la menopausia aparece antes de los 40 años se considera precoz.

El consumo frecuente de tabaco se ha asociado de forma consistente a un comienzo más temprano de la menopausia, adelantando su comienzo en torno a 1-2 años.

Una curiosidad es que en las mujeres con menopausia quirúrgica, los niveles de andrógenos son evidentemente menores que en las mujeres con menopausia natural.

Consecuencias de la menopausia

Síntomas y cambios fisiológicos de la menopausia

El estrógeno y la progesterona son las hormonas femeninas más importantes durante el periodo reproductivo. La sintomatología de la menopausia aparece como consecuencia de estos cambios hormonales, pudiendo afectar a su calidad de vida. 

 La carencia de estas hormonas puede dar lugar a algunos síntomas o alternaciones que pueden llevar a necesitar terapia de reemplazo hormonal. 

Síntomas vasomotores en la menopausia

Están relacionados con la disminución de los niveles de estrógenos y van desde sofocos, palpitaciones, dolores de cabeza, vértigo e incluso parestesias. Los síntomas vasomotores, en especial los sofocos costituyen uno de los principales síntomas de la menopausia. Se trata de sensaciones de calor intenso que se propaga por todo el cuerpo. Pudiendo estar acompañado por otros síntomas como ansiedad, sudoración u enrojecimiento de la piel.

Los sofocos s deben a una vasodilatación cutánea y su intensidad y frecuencia son muy variables. Suele comenzar en la perimenopausia y desaparece de forma gradual con el paso de los años.

Síntomas como alteraciones del sueño, cefaleas y vómitos han mostrado una asociación con la presencia de síntomas vasomotores intensos.

Síntomas vaginales en la menopausia.

Estos producen una disminución progresiva del ritmo de ovulación, disminución de la elasticidad vaginal y una reducción de la actividad de las gándulas vagilanes y el grosor del epitelio vaginal. Todo esto se manifiesta con una disminución de la lubricación durante las relaciones sexuales, pudiendo producir sequedad vaginal y dispaneuremia.

Además de estos síntomas, durante la menopausia disminuye el tamaño de los ovarios de forma progresiva, al igual que el útero.

A medida que aumenta la edad, generalmente se produce una pérdida de interés sexual en las mujeres, debido a la disminuyción de la producción de andrógenos. Sin embargo, esto parece verse más afectado por la experiencia sexual, la personalidad, nivel educativo, nivel de estrés, situación física y psicológica y cambios o problemas en la pareja. Las mujeres mantienen su capacidad multiorgásmica, pero es más débil, con un menor número de contracciones.

Cambios Genitourinarios en la menopausia

La incontinencia utinaria aumenta con la edad y aún no se ha descubierto una relación causal con la disminución de los estrógenos. Durante la menopausia, aparecen problemas utinarios tales como pérdidas, argos o dolor al orinar, o al estordunar, toser o reírse.

Cambios en la piel en la menopausia

Tras la menopausia se produce una disminución de colágeno y de la elastina, produciendo una pérdida de firmeza y una mayor sensibilidad en la piel, produciéndose por último el envejecimiento visible de la piel.

Menopausia

Menopausia

Cambios osteoarticulares en la menopausia

La pérdida de masa ósea ocurre antes en mujeres y suele aumentar al disminuir la producción de estrógenos. La edad y el tiempo transcurrido desde el inicio de la menopausia son los predictores más importantes de la disminución de la densidad ósea.

La consecuencia más importante, es la fractura y morbilidad asociada, la mayor fragilidad de los huesos.

Problemas de sueño en la menopausia

Se ha relacionado la menopausia con insomnio y sensación de un sueño poco reparador.

Cambios físicos en la menopausia

Hay aumento grasa corporal alrededor de la cintura, disminución de masa muscular, aumento del tejido graso y de peso y pérdida de elasticidad de la piel.

Cambios psíquicos en la menopausia 

Si bien es cierto que existe una disminución progresiva de la capacidad cognitiva al aumentar la edad, ésta varía de forma importante a nivel individual. Uno de los síntomas que puede observarse es la afectación de la memoria y la capacidad de concentración.

Alteraciones cardiovasculares en la menopausia  

Recordemos que los estrógenos producidos por la mujer previenen la aparición de enfermedades cardiovasculares, al disminuir estos, la probabilidad de sufrir algún tipo de esta dolencia aumenta hasta igualarse a la de los hombres.

Alteraciones psícológicasen la menopausia 

Durante el climaterio pueden producirse síntomas de tipo depresivo, ansioso o nerviosismo, irritabilidad, labilidad emocional sin constituir un trastorno psicológico ni un deterioro de la salud mental. Puede haber una disminución de autoestima derivada de una negativa percepción corporal, que puede expresarse en una sensación devaluación.

Aumento de peso y/o cambios metabólicos en la menopausia 

Esto ocurre debido a que la disminución de estrógenos, provoca un descenso de la producción de calor y favorece el depósito de grasas. A su vez, provoca una disminución de la masa corporal y aumento de la cantidad de grasa, produciendo también una redistribución corporal. Las consecuencias de esto es el aumento de peso y los cambios en la figura.

Alteraciones genito-urinarias en la menopausia 

Aumentan las probabilidades de sufrir incontinencia urinaria en algún tipo de gravedad. También puede darse sequedad vaginal y dispaneuremia.

La forma en la que éstos síntomas afectaran a una mujer es algo muy personal, ya que depende no sólo del tipo de síntoma si no de factores como la genética, la nutrición, hábitos de vida, enfermedades, posibilidad de atención médica, nivel educativo, nivel social, relaciones familiares o fuentes de apoyo social entre otros.

Factores de riesgo en la menopausia

La menopausia puede ser un factor de riesgo para los siguientes trastornos o enfermedades:

Depresión: el climaterio puede provocar síntomas depresivos sin llegar a constituir éstos un trastorno psicológico.

– Ansiedad e irritabilidad: al igual que ocurre con la depresión, la menopausia puede incrementar la incidencia de síntomas de ansiedad e irrtabilidad. No obstante, estos se han relacionado más con factores psicosociales que con la disminución de la producción de estrógenos.

– Trastornos del sueño: puede aumentar la incidencia de insomnio, asociados a sofocos o síntomas vasomotores.

Evaluacion de Insomnio

Innovadora evaluación neuropsicológica de Insomnio de CogniFit que permite realizar un completo screening cognitivo y evaluar el índice de riesgo sufrir este trastorno del sueño con una excelente fiabilidad.

– Riesgo de demencia: aunque no se ha podido demostrar una relación causa entre el comienzo de la menopausia y, sí que se ha observado que un tratamiento precoz y mantenido puede reducir el riesgo de demencia a largo plazo

Osteoporosis: se ha relacionado con la reducción de estrógeno. La osteoporosis condiciona un riesgo mayor de fracturas en columna, cadera y antebrazo.

Riesgo Cardiovascular: La disminución de estrógenos aumenta el riesgo coronario

Test de Menopausia – Índice de menopausia

A continuación, os mostramos la escala MRS, una de más utilizadas para evaluar la calidad de vida en relación a la sintomatología que puede acompañar a la menopausia. El objetivo es conocer las molestias de este periodo vital. En concreto, son 11 ítems que se dividen en tres dominios (somático, psicológico y urogenital).

Las respuestas se dan en forma numérica:

0= No siente molestia.      1= Leve.      2= Moderada.    3= Severo.    4= Muy severo.

 

  • Somático:

________1. Bochornos, sudoración y calores.

________2. Molestias en el corazón (sentir el latido, palpitaciones, opresión en el pecho).

________3. Dificultades en el sueño (insomnio, dormir poco).

________4. Molestias musculares y articulares (dolores de huesos y articulaciones, dolores reumáticos).

  • Psicológico.

________5. Estado de ánimo depresivo (sentirse depresiva, decaída, triste, a punto de llorar, sin ganas de vivir).

________6. Irritabilidad (sentirse tensa, explotar fácil, sentirse rabiosa o intolerante).

________7. Ansiedad (senirse angustiada, temerosa, inquieta, tendencia al pánico).

________8. Cansancio físico y mental (rendir menos, cansancio fácil, olvidos frecuentes, mala memoria, dificultades de concentración).

  • Urogenital.

________9. Problemas sexuales (disminución del deseo, disminución de la frecuencia, disminución de la satisfacción sexual).

________10. Problemas con la orina (problemas al orinar, aumento de la frecuencia, aumento de la urgencia de orinar, escapes de orina).

________11. Sequedad vaginal (sensación de genitales secos, malestar o ardor enlos genitales, malestar o dolor en las relaciones sexuales).

Tratamiento menopausia

La menopausia es un proceso natural y no necesariamente requiere tratamiento a menos que los síntomas sean particularmente molestos. Por lo que desde Cognifit recomendamos consultar a un profesional si es necesario.

Terapia Hormonal

Si los síntomas producidos por la menopausia son de carácter grave, el profesional puede valorar el terapia hormonal para su uso a corto plazo (2-4 años aproximadamente).

Durante años, muchos profesionales consideraban la terapia de reemplazo hormonal como la más adecuada, ya que era efectiva para reducir los síntomas de la menopausia (sofocos, sequedad vaginal, disminuir el deterioro óseo y aumentar la estabilidad emocional) y para reducir el riesgo de cardiopatía y osteoporosis. Sin embargo, posteriormente se comprobó la relación entre esta terapia y el incremento del riesgo de sufrir cáncer de mama, ataques cardiacos, accidentes cerebro vasculares y coágulos sanguíneos.

Además, como casi todo tratamiento químico, posee efectos secundarios tales como sangrado, hinchazón, sensibilidad o agrandemiento de los pechos, dolores de cabeza, náuseas y cambios en el estado de ánimo. Esta terapia no debería ser recetada por profesionales a mujeres que pueden estar embarazas, tiene problemas de sangrado vaginal, padecen algún tipo de cáncer, han sufrido o tienen riesgo de sufrir derrame cerebral o un ataque cardiaco o que poseen alguna enfermedad o daño en el hígado.

Para reducir los riesgos de los que hemos estado hablando, los médicos recomendan:

– Usar tratamientos de progesterona/ estrógeno.

– Utilizar una dosis más baja de estrógeno o con una preparación diferente (por ejemplo una crema vaginal en sustitución de una pastilla).

– Someterse a exámenes médicos de forma frecuente, incluyendo mamografías, análisis de sangre etc.

Se ha visto, que no hay diferencias significativas en cuanto a la relación entre al uso de la Terapia de reemplazo hormonal y mujeres que no la usan y el deterioro de la calidad de vida.

Alternativas a la terapia hormonal en la menopausia

    Las alternativas a la terapia hormonal son todos aquellos hábitos que ayudan a reducir síntomas o prevenirlos sin tomar ningún tipo de hormonas ni tratamiento químico. Entre ellas encontramos:

– Vestirse con ropa liguera y holgada (evitando prendas muy ajustadas que aprieten demasiado).

– Evitar la cafeína o el alcohol en exceso y el tabaco.

– Técnicas de relajación y respiración para aliviar los sofocos y síntomas vasomotores. Una recomendación es respirar de forma lenta y profunda al comienzo de un sofoco.

– Permanecer sexualemente activa para preservar la elasticidad de la vagina y la pelvis.

– Utilizar lubricante a base de agua durante las relaciones sexuales.

– Fortalecer los músculos de la vagina y la pelvis.

El uso de terapias alternativas o el hecho de cambiar hábitos de vida saludable, se ha visto relacionado con el aumento del bienestar psicológico de las mujeres.

Psicología para mujeres con menopausia

   La menopausia es algo normal en la vida de las mujeres entre 45 y 55 años, sin embargo a nivel psicológico puede afectar de forma negativa. En primer lugar, por la existencia de estereotipos, prejuicios o ideas erróneas, que afectan a la autoestima y la sensación de autoeficacia personal. Pueden aparecer ideas de que ya no se es útil, de que el cuerpo es diferente y de no ser atractivas. Esto se ve agravado con palabras como menopáusica o vieja, utilizados como insultos en el lenguaje popular.

A esta sensación se le une la posible salida de casa de los hijos, lo que supone el  llamado Nido Vacío, la pérdida de responsabilidades y de actividades como madre y cuidadora de los hijos, así como la pérdida de afecto y de sentido de sus vidas.

Por tanto, desde el punto de vista psicológico el trabajo iría destinado a los aspectos cognitivo y conductual.

Evaluacion mental - CogniFit

Test Cognitivo Online de CogniFit: Evalúa de forma clínica y rápidamente tu funcionamiento cerebral, identifica debilidades y fortalezas cognitivas. Los resultados que proporciona este test neuropsicológico son muy útiles para ayudar a determinar si los cambios cognitivos que experimenta una persona son normales, o pueden ser reflejo de algún trastorno neurológico. Obtén tus resultados en menos de 30-40 minutos. CogniFit es la herramienta de evaluación cognitiva más recomendada y utilizada por profesionales.

A nivel cognitivo, el tratamiento psicológico irá destinado a las distorsiones cognitivas que pueden aparecer durante este periodo de la vida. Algunos ejemplos son: “no sirvo para nada”, “no podré encontrar una nueva pareja”, “ya no podré tener relaciones sexuales como antes”, “soy vieja” (como algo negativo), “ahora sólo me esperan enfermedades y desgracias”.

Para el tratamiento de las distorsiones cognitivas se recomienda reestructuración cognitiva, destinando sesiones a cambiar este tipo de pensamientos o creencias irracionales por otros más realistas y positivos, de forma psicoeducativa. El objetivo será, por un lado aumentar la autoestima y por otro conseguir un pensamiento más realista y objetivo, que permita a la mujer sentirse bien con ella misma.

Por otra parte, a nivel conductual es necesario valorar actividades agradables para que la mujer ocupe su tiempo. La disminución de obligaciones y a veces capacidades, lleva a la mujer a tener sentimientos de frustración (“ya no soy lo que era”) o tristeza. Por ello, nos centraremos en actividades de autocuidado, ejercicio físico (bailes de salón, andar etc.), mejorar relaciones con amigos, familiares o nuevos conocidos (podemos enseñar habilidades sociales si lo creemos necesario).

Otras técnicas psicológicas que podemos emplear son la relajación para los sofocos y síntomas de irritabilidad y ansiedad.

La menopausia puede ser una buena época para ser feliz.

La menopausia puede ser una buena época para ser feliz.

Consejos para una menopausia saludable 

  •  Tomar alimentos ricos en calcio, dado a que este mineral tiene como funciones la formación de huesos y la integridad de las membranas celulares y regular la excitabilidad neuromuscular. La disminución de estrógenos tiene efectos sobre el intestino, disminuyendo su acidez y haciendo que sea más difícil absorber el calcio. Cuando el organismo no es capaz de conseguirlo a través de la dieta, lo extrae de los huesos, siendo este el inicio de los problemas de osteoporosis que se pueden prevenir a través de la dieta.
  • Aumentar el consumo de verduras y frutas frescas, aportan al organismo múltiples minerales, vitaminas y fibras que ayudan a mantener una buena salud.
  • Consumir alimentos ricos en ácidos grasos: estos ácidos previenen la aparición de enfermedades cardiovasculares, los niveles de triglicéridos y hacen bajar la presión sanguínea, entre otras propiedades.
  • Aumentar y controlar la ingesta de hierro. Este mineral se encarga del transporte de oxígeno a los tejidos y el transporte de proteínas Su déficit provoca fatiga, debilidad y apatía, siendo síntomas muy frecuentes durante la menopausia. Por este motivo, es necesario incluir alimentos que contengan hierro para prevenirlos. Algunos de estos alimentos son: huevo, hígado, almejas, cerezas, frutos secos, etc. Es necesario evitar tomar té o café tras las comidas.
  • Mantenerse activa y realizar ejercicio, un mínimo de 30 minutos la mayor parte de los días de la semana. Además, hacer ejercicio ayuda a conciliar el sueño.
  • Limitar el consumo de alcohol y dejar de fumar.
  • Controlar su peso.
  • Visitar al médico y consultar a un profesional de forma frecuente, ante cualquier duda.
  • Realizar exámenes de densidad osea si es mayor de 65 años de edad.
  • Controlar el colesterol, el nivel de ázucar y la presión arterial en sus arterias.
  • Realizar mamografías una vez al año.
  • Si padece insomnio, realizar ejercicio físico, evitar el consumo de cafeína, alcohol, realizar ejercicio físico intenso y consumir grandes cantidades de comida antes de ir a dormir.
  • Mantenerse activa sexualemente, ya que previene la aparición de síntomas vaginales.
  • Evitar ambientes calurosos y mantener las habitaciones del hogar a una temperatura adecuada. Si no te sientes cómoda en estos lugares, mejor intentar pasar el menor tiempo posible en ellos.
  • Utilizar técnicas de relajación, por ejemplo la relajación progresiva.
  • Realizar ejercicios para fortalecer la musculatura del suelo pélvico y disminuir la incontinencia asociada.

 

 

 Referencias

Alvarado-García, A., Hernández-Quijano, T., Hernández-Valencia, M., Negrín, M. C., Vital, V. S., Basavilvazo, M. A., Torres-Arreola, L. P. y cols. (2013). Med. Instituto Mexicano de Seguro Social. 2015; 53(2), 214-225.

Arriagada, M. Arteaga, E., Bianchi, M., Brantes, S., Montaño, R., Osorio, E., Pardo, M., Rencoret del V., C. y cols. (2005) Revista Chilena Obstetrica y Giinecológica; 70 (5): 340-345.

Calvo, A., Checa, M. A., Cancelo, M. J., Cortés, J., Elorriaga, M. A., Díaz, T. (2012). Menoguía Perimenopausia. AEEM. Asociación Española para el estudio de la Menopausia.

Gutiérrez, H. F. (2011). Evaluación de la calidad de vida de la mujer durante el climaterio en la Clínica Centenario Peruano Japonesa. Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

Gutiérrez S. (2012). Tratamiento Cognitivo-Conductual en la menopausia. Universidad Complutense de Madrid Facultad de Psicología.

Psicóloga Sanitaria en continua formación. Interesada en trastornos psicológicos, sus tratamientos y la Psicología del Envejecimiento.
Curiosa por naturaleza, me encanta ayudar a los demás y dar lo mejor de mí. Espero contribuir a través de artículos, consejos y curiosidades dirigidos a cualquier persona interesada en el contenido.

“La felicidad no es algo hecho proviene de tus propias acciones”.