¿Parkinson precoz? Un 15% de casos de mal de parkinson se da en menores de 50

Muchas enfermedades degenerativas que causan alteraciones en nuestro sistema nervioso suelen darse en pacientes de edad avanzada, pero en la actualidad cada vez hay más casos de pacientes jóvenes que sufren dolencias como el mal de parkinson. Ya hemos hablado antes sobre qué es el parkinson de inicio precoz, pero han aparecido nuevos datos que demuestran que cada vez es más común sufrir esta enfermedad antes de cumplir los 60.

mal de parkinson precoz

Los especialistas estiman que el mal de parkinson suele darse entre los 60 y los 62 años, pero aunque la media de diagnóstico de esta patología se sitúe pasados los 60, hoy en día entre un 15 y un 20% de los casos de parkinson se dan antes de los 50.

Según María José Catalán, coordinadora de la Unidad de Trastornos del Movimiento del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, cuando este tipo de enfermedades aparecen antes de tiempo, “generalmente suelen tener una mutación genética detrás, aunque no siempre somos capaces de dar con ella”. Por esta causa, el diagnóstico de los pacientes es “relativamente muy variable, ya que depende de la causa de la enfermedad”.

Las personas que sufren la enfermedad de parkinson antes de los 60, tienen más complicaciones a la hora de responder al tratamiento, razón por la que María José Catalán recalca que el médico “tiene que ser muy cuidadoso en el ajuste de los fármacos para el tratamiento”.

Catalán también señala que es muy importante ser muy cuidadoso “con retrasar la levodopa, que es el fármaco más importante, hasta que sea imprescindible porque sabemos que las complicaciones en la respuesta aparecen antes que en mayores de 60 años”.

El mal de parkinson es el segundo trastorno neurodegenerativo más común en personas de avanzada edad, después del alzheimer. A nivel mundial, los expertos estiman que la enfermedad de parkinson afecta a un 2% de los mayores de 65. Los síntomas del parkinson más conocidos son los problemas motores como los temblores y la rigidez, pero esta enfermedad también tiene muchos otros síntomas como depresión, dolores, problemas de sueño y deterioro cognitivo.

El programa de entrenamiento cognitivo de CogniFit puede ayudar a minimizar el declive cognitivo producido por el parkinsonismo en las habilidades motoras y de coordinación, que se ven afectadas directamente por esta enfermedad. Gracias al programa de estimulación personalizada podrás reconocer cuáles son las habilidades mentales más deterioradas y entrenarlas adecuadamente para evitar que tu cerebro envejezca antes de tiempo.