Musicoterapia para mejorar la calidad de vida de los enfermos de Parkinson

Una tesis defendida por Mª Luisa Sánchez en la UCAM (Universidad Católica San Antonio de Murcia), demuestra que se puede usar la musicoterapia para mejorar la calidad de vida de los enfermos de Parkinson. La investigación que ha sido llamada ‘Musicoterapia en la enfermedad del Parkinson’, ha probado que la música puede beneficiar a las funciones motoras cognitivas y emocionales de los que sufren este trastorno, brindándoles una vida más plena.

Musicoterapia para mejorar la calidad de vida de los enfermos de Parkinson

Musicoterapia para mejorar la calidad de vida de los enfermos de Parkinson

Ya hemos hablado de cómo influye la musicoterapia en niños autistas y ahora se ha demostrado que tiene otras utilidades. Esta nueva tesis tiene origen en la observación de personas con Parkinson que han avanzado mucho en su rehabilitación gracias a la música. La doctoranda ha afirmado: “son pocos los estudios de investigación dedicados a la musicoterapia en Parkinson, por lo que nuestra pequeña aportación será muy significativa”.

En este tipo de terapia se han entrenado la expresión corporal, el canto, la improvisación musical, etc. Para las sesiones de musicoterapia no es necesario que los enfermos tengan conocimientos musicales, ya que cualquiera es capaz de participar de la música y divertirse con ella.

Cómo funciona la musicoterapia

La musicoterapia ve a la persona como una unidad de cuerpo y mente que no para de verse influida por su entorno. Es por eso que la terapia se enfoca en las necesidades que tiene el paciente a niveles físicos, cognitivos, emocionales y sociales. Todos los ejercicios realizados durante la terapia tratan de influir en todos estos aspectos de manera simultánea. Por ejemplo, cantar sirve para entrenar la atención y la memoria, ejercitar la respiración y la articulación y mejorar las habilidades sociales.

Como la música facilita el movimiento, las personas que tienen Parkinson también pueden beneficiarse de esta terapia a nivel motriz. Seguir un ritmo sirve para planificar y realizar secuencias largas de movimientos complejos de forma organizada. Además de trabajar el ritmo, la musicoterapia también ayuda a desarrollar la improvisación, la creatividad y la expresión corporal.

Expresarse es muy útil para los pacientes de Parkinson, ya que así les resulta más sencillo reflexionar sobre sus sentimientos y lo que sienten en consecuencia a su enfermedad. La música es una forma de expresión no verbal que es de mucha ayuda para las personas que tienen problemas para comunicarse. La musicoterapia trabaja principalmente estos aspectos para evitar que estas personas se aíslen de la sociedad y tengan relaciones sociales, lo que evitará enfermedades derivadas del Parkinson como la depresión.

En resumen, la musicoterapia es de mucha ayuda con los pacientes de Parkinson, ya que sirve tanto para entrenar la motricidad como para fomentar la expresión de los pacientes y sus relaciones sociales, ayudando a que mantengan una buena salud mental y no sufran depresión o ansiedad derivadas de este trastorno.

This post is also available in: Inglés