Consejos para actuar con niños hiperactivos según su edad

 

Como padres, os habéis preguntado alguna vez, ¿Cómo debéis actuar con vuestros hijos hiperactivos para ayudarles a combatir las dificultades que viven? Hay muchas cosas que los padres pueden hacer para ayudarles. Primero describiremos que es, los signos y como reconocer a los niños hiperactivos para entender que es lo que les pasa y por último consejos y actividades para actuar con ellos.

Consejos y actividades para actuar con niños hiperactivos.

Consejos para actuar con niños hiperactivos.

¿Qué es la hiperactividad infantil?

 

La hiperactividad infantil consiste en una agitación caótica y descontrolada que no se modifica ni por el requerimiento del entorno social ni por órdenes directas. Dicho de otra forma, el niño es como si tuviese un motor que no le deja quedarse quieto.

¿Cómo reconocer a los niños hiperactivos?

 

La hiperactividad, según la APA, la sufre entre el 3% y el 5% de la población infantil. La hiperactividad es uno de los síntomas del Trastorno por déficit de atención e Hiperactividad (TDAH). Y para que se dé este trastorno debe de darse estos tres síntomas:

  • Hiperactividad, ya mencionada anteriormente.
  • Déficit de atención, aunque parezca que el niño le falta atención, no es así. Tiene la misma capacidad atencional que cualquier otro niño. Su problema está en la focalización y la distribución de esa atención.
  • Y por último la impulsividad, donde el niño actúa sin pensar en las consecuencias y adelantándose a los hechos.

 

Además, estos síntomas afectan a otro tipo de áreas:

El niño puede tener problemas con sus relaciones sociales, debido a que se consideran chicos difíciles e intratables. Son más ruidosos, más agresivos y les cuesta hacer las cosas de forma organizada.

Por supuesto también es habitual que tengan problemas escolares. Desobediencia en clase por no poder ser capaces de quedarse sentados en el asiento, se les olvida el material escolar, no atienden. Y todo ello supone un bajo rendimiento escolar.

Problemas con el lenguaje. Los niños hiperactivos entienden lo que se les dice pero tienen problemas en comunicarse. Esto no significa que tengan un retraso en las áreas correspondientes del lenguaje en el cerebro. El problema viene de áreas adyacentes, encargadas de la organización de los pensamientos y alteraciones en la memoria debidas a la atención. Su memoria no es diferente a la de cualquier otro niño, lo que ocurre es que sus problemas de atención no les permiten tener una capacidad de retención de información.

Falta de coordinación muscular, manifestando torpeza con movimientos gruesos o finos.

Problemas de sueño al no poder relajar la hiperactividad por las noches.

Y tendencia a la ansiedad. Poca tolerancia a la frustración, cambios de humor, agresividad impulsiva y sobre todo en la adolescencia, baja autoestima.

Estos síntomas se deben cumplir en más de una ocasión diferente. Lo mejor es tener siempre en cuenta diferentes contextos, aunque los principales son la familia, el colegio y los amigos. Si en todos ellos se observa un deterioro en las relaciones sociales, en el propio bienestar del niño y en el propio grupo de amigos. Entonces debemos acudir a un profesional para que nos den un diagnóstico.

Aunque a los dos años de edad, podría presentar alguno de los síntomas mencionados, puede tratarse sólo de un niño inquieto. A los siete años se podría dar un diagnóstico concreto.

 

Primeros signos de los niños hiperactivos.

Primeros signos de los niños hiperactivos.

Primeros signos de los niños hiperactivos.

 

Quizás la hiperactividad es uno de los síntomas más visibles y más fáciles de reconocer. Los primeros signos que podemos observar en los niños hiperactivos pueden ser los siguientes:

 

  • Cambian de ejercicio o actividad sin terminar la anterior.
  • Les resulta muy complicado poder relajarse y permanecer quietos.
  • Se mueven constantemente a pesar de encontrarse en contextos o momentos que no son los más adecuados.
  • Cuando es necesario permanecer quieto porque la situación lo requiere, no pueden hacerlo.
  • Hablan sin parar
  • Producen ruidos sea la situación en la que se encuentre

 

Consejos para actuar con niños hiperactivos de 2 a 4 años.

 

Nadie ha dicho que ser padre o madre es fácil, puede llegar a convertirse en una situación en la que no sabes cómo actuar o que más decir. Pero esto es normal y más si es un niño hiperactivo.

Cuando los padres observan en el niño que todos los estímulos que les rodea supone un entretenimiento, sin fijar la mirada al que deberían atender. No escuchan cuando se les da instrucciones. Comienzan a hacer una tarea pero nunca la terminan. No saben esperar, lo quieren todo y lo quieren ya. No reflexionan ni piensan antes de actuar. No saben estar tranquilos ni quietos en ambientes que lo requieren.

Si todo lo anterior mencionado aparece en distintos contextos y en distintas tareas, los padres deben de actuar y convertirse en una pieza clave para sus hijos.

 

Actividades para niños hiperactivos de 2 a 4 años.

  • Comunidades de aprendizaje.

En ámbitos escolares se lleva practicando las modalidades de comunidades de aprendizaje. En estas sesiones extraescolares, una de sus formas de proceder es creando pequeños grupos con tareas sencillas y que no duran mucho tiempo. Haciendo rotar a todos sus integrantes por las diferentes actividades guiadas. Así el niño aprende de forma simple y a tan corta edad a crear un orden.

  • Modelado.

Consiste en que una persona de referencia para el niño, como los padres, les sirva de modelo. Los niños tienen que llegar a imitar la conducta a través de la observación e integrarla como una herramienta más.

Podemos utilizar esto en tareas diarias muy sencillas. Empezando a observarlas para que luego las integren en su comportamiento.

 

Actividades para niños hiperactivos

Actividades para niños hiperactivos.

Consejos para actuar con niños hiperactivos de 4 a 6 años.

 

Debéis de utilizar diferentes estrategias para facilitar la vida de vuestros hijos, es necesario que aprendan a autocontrolarse. Por ejemplo, mostrando la información lo más llamativa posible para así poder llamar su atención, con fotos, cuentos, dibujos, música.

Actividades para niños hiperactivos de 4 a 6 años

 

  • Repetición en voz alta.

Cuando le mandemos a realizar una tarea, una actividad, un ejercicio, debemos de asegurarnos que repitan la orden que le hemos dado en voz alta. Así mientras la repite la ejecuta a la misma vez. De esta forma nos podemos asegurar que cumpla con su objetivo.

test tdah

La batería clínica de evaluación de TDAH de CogniFit: Una herramienta fundamental para colegios y familias

 

Consejos para actuar con niños hiperactivos de 6 a 9 años.

 

Debemos de ayudar a nuestros niños hiperactivos a que crean una secuencia de actividades que harán a lo largo del día. El niño debe tener sus propias rutinas y hábitos. Llevar una planificación de lo que hará a lo largo de la semana, así sabrá qué actividad y a qué hora la debe realizarla. Así crearemos un patrón a seguir cada día.

 

Actividades para niños hiperactivos de 6 a 9 años

 

  • Guías de conducta.

Los niños hiperactivos necesitan un adulto que les diga cómo deben actuar y en que situaciones. Pensaréis que esto es lo que los padres hacen con sus hijos a diario, que es algo natural. Le damos pautas y les explicamos cómo deben hacer las cosas.

Pero el problema de los niños hiperactivos es que aunque creamos que ya han aprendido ciertos comportamientos y queramos que con darle una orden, la ejecuten. A veces, esto es imposible.

Porque aunque creamos que saben hacerlo, tenemos que comprender sus dificultades, por lo que hasta que no aprendan a controlarse, los padres deben de ser su guía.

  • Autoinstrucciones.

Esto les ayudará a que cuando se encuentre con un problema, puedan pararse a pensar antes de actuar sin pensar en las consecuencias.

Pararse, Observar, Pensar, decidir, actuar y reflexionar

Consejos para actuar con niños hiperactivos de más de 9 años

 

Tenemos que asegurarnos que dividen las tareas en pequeños pasos y que vayan diciendo en voz alta la secuencia de los pasos. Para que el niño lo repita conforme hace la tarea.

Actividades para niños hiperactivos de más de 9 años

 

  • Terapia con ajedrez.

El ajedrez ha resultado ser un juego y una técnica afectiva para niños hiperactivos. Parece contraproducente enseñarles un juego que requiere anticipación y concentración pero los movimientos del tablero requieren concretamente lo mencionado anteriormente, orden.

  • Imaginación.

Utilizar la imaginación puede convertirse en un juego. Haremos que el niño recuerde e imagine situaciones del pasado o del futuro.

Debemos hacer que se sitúe en una situación que ya ha pasado o que aún no lo ha hecho y no las haya resuelto bien o hayan sido complicadas. Entonces, le haremos preguntas y él irá contestando.

En el caso de situaciones pasadas, le haremos preguntas hasta que sea el niño quien llegue a una solución, viendo las ventajas y los inconvenientes de cada una de las soluciones posibles. Y en el caso de situaciones futuras, le haremos que imagine como podrían actuar si ocurre determinada situación.

  • Entrenamiento cognitivo para niños hiperactivos

Lleva a cabo un entrenamiento cognitivo específico para la hiperactividad puede favorecer a la mejora de este trastorno. Lo más importante es que dicho entrenamiento sea supervisado para asegurarnos que lo lleva a cabo de manera constante, para que así, de esta manera pueda ver los beneficios asociados.

Consejos generales para niños hiperactivos

Es importante concienciar a los padres para que se conciencien de la importancia de seguir los consejos y aprender estrategias que ayuden y faciliten que su hijo aprenda a regularse y autocontrolarse. A parte de las actividades que hemos recomendado, hay que focalizar en cualquier edad en la que se encuentre el niño en los siguientes puntos:

  • Ambiente estructurado: hábitos, rutinas, organización, planificación, horarios, órdenes, normas.
  • Información visual y externa: carteles, fotos, dibujos, relojes, contadores, señales acústicas.
  • Técnicas para interiorizar los procesos: guía externa de la conducta, pensar en voz alta, repetirse la orden, modelado cognitivo, autoinstrucciones trabajar con la imaginación (el pasado y el futuro).

 

 

 

Futura Psicóloga General Sanitaria. Exploradora e investigadora en educación. Especialista en la búsqueda de las necesidades y características de cada niño.