Núcleo Accumbens: Qué es, funciones, anatomía, trastornos…

 El núcleo accumbens es una estructura cerebral que forma parte de nuestro sistema de placer y recompensa. Se encarga de activar nuestra motivación y permite que la voluntad se traduzca en acción. Tiene un papel esencial en el aprendizaje y memoria, en la risa, el miedo, la agresión, las adicciones, el efecto placebo, el sexo, la ingesta de comida, etc. Descubre todo sobre el núcleo accumbens: Qué es, funciones, anatomía, trastornos, y mucho más. ¡Resolvemos todas tus preguntas y respuestas!

Nucleo Accumbens Imagen

Nucleo Accumbens Anatomía y Funciones

¿Qué es el núcleo accumbens? Definición

El núcleo accumbens, también denominado como nucleus accumbens o núcleo accumbens septi, es un órgano cerebral implicado en funciones como la motivación, la recompensa o el refuerzo conductual positivo.

El papel de núcleo accumbens es integrar la motivación junto con la acción motora. Su función consiste en transferir información motivacional relevante para lograr que se pongan en marcha las acciones motoras (necesarias para obtener una determinada satisfacción o recompensa una buscada).

Su desequilibrio se relaciona con muchos trastornos psiquiátricos y neurológicos como la depresión, trastorno obsesivo-compulsivo, trastorno bipolar, trastornos de ansiedad, Enfermedad de Parkinson, Trastorno de Huntington, obesidad y abuso de drogas.

¿Cómo se activa el núcleo accumbes? A través de reforzadores conductuales positivos naturales (RPN), tales como la ingesta de alimentos agradables, la práctica de sexo, el dinero, etc…  Se activan el grupo de neuronas que integran el núcleo accumbens y se produce una liberación automática de dopamina que nos genera un inmediato efecto de placer.

Sin embargo, esta respuesta de recompensa no se produce únicamente a través de los reforzadores conductuales positivos naturales (RPN), también puede generarse gracias al uso repetido de drogas (cocaína, heroína, éxtasis, nicotina, etc…) Perpetuando los mecanismos involucrados en la adicción de las mismas.

Neurobiología básica del núcleo accumbens

Anatomía y estructura del núcleo accumbens. Este órgano cerebral está situado en un área del cerebro denominada basal. Cada hemisferio cerebral tiene un núcleo accumbens. Esta estructura forma parte de los llamados ganglios basales y recibe conexiones del área tegmental ventral (ATV), que provoca que se produzca dopamina en esta área.

Su nombre completo es núcleo accumbens septi, que significa núcleo que yace sobre el septum. Esto es debido a que se sitúa donde el núcleo caudado y el putamen (otros ganglios basales) se unen a una tercera estructura llamada septum.

Anatómicamente el nucleo accumbens tiene dos componentes: la corteza (the shell) y el núcleo (the core). Las funciones de estas dos partes son diferentes. La corteza se relaciona más con el sistema límbico (las emociones) y el núcleo tiene que ver con el sistema motor (la ejecución de acciones motoras). Sin embargo, en roedores estas áreas están más diferenciadas que en los seres humanos.

1. Corteza (Shell)

La parte del núcleo accumbens  denominada Corteza (Shell), contiene un elevado número de conexiones neuronales que enlazan este área con otras partes del cerebro, como son, el sistema límbico y el hipocampo. Tanto el sistema límbico como el hipocampo, se encargan de recibir dopamina, serotonina y glutamato. De este modo, la Corteza (Shell) es la parte del nucleus accumbes vinculada a las emociones.

Además, también contiene importantes conexiones neuronales provenientes del lóbulo frontal, que se encargan de enviar la información recogida del tálamo a la zona central del núcleo accumbens.

2. Zona central (Core)

La parte del núcleos accumbens denominada zona central o Core, presenta funciones principalmente vinculadas a la motricidad. La zona central (Core) está conectada con los ganglios basales, la sustancia negra y la corteza motora. Estas áreas cerebrales se activan en el momento de realizar acciones con un contenido emocional dirigidas a lograr una meta específica.

Nucleo Accumbens - Share y Core

Nucleo Accumbens – Share y Core

Funciones del núcleo accumbens

La estructura anatómica del nucleos accumbens indica que su función es la integración límbicomotora.

  • Emociones: Este órgano recibe conexiones de áreas cerebrales relacionadas con las emociones, como la amígdala y el hipotálamo.
  • Memoria y áreas motoras: También se conecta con la memoria y áreas motoras.

Todo ello lo convierte en un órgano fundamental para el aprendizaje de conductas que nos llevan a sensaciones placenteras y la evitar de aquellas experiencias negativas. 

1- Núcleo accumbens: La dopamina y su función en el sistema de recompensa

La función más conocida del núcleo accumbens es su papel en el circuito de recompensa. Cuando realizamos alguna actividad placentera, ya sea comer o tener relaciones sexuales se activan las neuronas de la dopamina (entre otras neuronas) en el área tegmental ventral. Estas neuronas provocan que los niveles de dopamina del núcleo accumbens aumenten, provocando esa sensación de placer.

La asociación entre las experiencias placenteras y los niveles de dopamina en el núcleo accumbens ha hecho creer a los neurocientíficos durante mucho tiempo que la función de este órgano se basaba en la recompensa. Y por ende, implicado en la adicción y los procesos adictivos. Y es que, el núcleo accumbens se sigue considerando el centro del placer del cerebro.

Sin embargo, a raíz de este estudio, se ha descubierto que el accumbens se relaciona tanto con estímulos reforzantes como con aversivos. Según el artículo, los niveles de dopamina en el accumbens aumentan como respuesta a estímulos reforzantes y descienden drásticamente con los aversivos.

Por tanto, el circuito de la dopamina está implicado en el almacenamiento de información acerca de estímulos ambientales tanto positivos como negativos. Esto nos ayuda a recordar cómo volver a repetir las experiencias agradables y cómo evitar las aversivas.

Es por ello por lo que el núcleo accumbens es esencial para nuestro aprendizaje. Gracias a éste órgano somos capaces de crear asociaciones con aquello que nos da placer y nos proporciona dolor, para buscar lo uno y evitar lo otro.

2- Núcleo accumbens y efecto placebo

Según un estudio, el núcleo accumbens puede tener un papel fundamental en el efecto placebo.

El efecto placebo se define como una experiencia psicológica de mejora en la salud tras la administración de una sustancia, tratamiento o cirujía que no proporciona ningún efecto (como la homeopatía y otras pseudoterapias), acompañado con la promesa de beneficio real.

Es un efecto tan potente que a la hora de probar la eficacia de los medicamentos es una variable que se suele controlar muy minuciosamente.

El mencionado estudio, usando sujetos sanos, examinó la función del núcleo accumbens en la formación de respuestas placebo. Observaron la liberación de dopamina en el núcleo mientras les administraban una sustancia placebo.

Los investigadores encontraron que cuanto los participantes más anticipaban los beneficios de la sustancia placebo, más se liberaba dopamina en el núcleo accumbens y más alivio percibían después.

3- Núcleo accumbens su relación con el amor y el apego

La función básica del sistema de recompensa y el núcleo accumbens es asegurar las conductas vitales para nosotros, como el alimento, el apego y el sexo. Aunque también se activa con otras muchas conductas, esta es la función más primitiva.

Por tanto, una de las funciones del núcleo accumbens es generar placer y apego dentro de las relaciones afectivas. El núcleo accumbens interviene en la creación de lazos de afecto, en el amor (pareja, familiar o amigo) y también se activa cuando somos rechazados. Los seres humanos somos seres sociales, nos necesitamos unos a otros y es muy importante mantener un círculo de apoyo sólido. El accumbens nos ayuda a ello. Por tanto, su actividad también intenta que no nos separemos (física y psicológicamente) de aquellos que amamos.

Y es que, solamente con ver una fotografía de un ser amado (pareja, familiar o amigo) incrementa la actividad del núcleo accumbens.

Según un estudio el núcleo accumbens junto con la corteza orbitofrontal se asocia con la evaluación de las ganancias y pérdidas que conlleva el amor y el rechazo.

En el amor romántico, cuando estamos con una persona que nos atrae, la actividad de la dopamina se incrementa en el núcleo accumbens, incitándonos a pasar más tiempo con ella, proporcionándonos placer con su mera presencia y posibilitando, evolutivamente, la continuación de la especie.

4- Núcleo accumbens y su papel en las adicciones

El núcleo accumbens juega un papel fundamental en la generación de adicciones. El abuso de drogas o sustancias hace que se libere una cantidad desorbitada de dopamina en el núcleo accumbens, haciéndonos sentir placer. Por consiguiente, somos capaces de hacer una asociación entre la sustancia y sentirnos bien, por lo que tenderemos a seguir consumiendo.

Una de las funciones del accumbens es el impulso para la acción, en la planificación e inhibición de conductas, debido a sus conexiones con la corteza prefrontal (área de la planificación, la atención…) Esto permite llevar a cabo comportamientos que nos lleven a volver a sentir ese sentimiento de placer.

5- Núcleo accumbens y el sistema motivacional

El neurotransmisor clave para la motivación es la dopamina. Como hemos dicho, la dopamina y el núcleo accumbens son la pareja perfecta para las sensaciones gratificantes de recompensa. Pero no solo funcionan cuando hemos recibido esa recompensa, sino también prediciéndola. Cuando anticipamos alguna recompensa o algo placentero, se libera dopamina en el núcleo accumbens. Y debido a las conexiones de éste con la corteza prefrontal, somos capaces de generar planes de acción para conseguir esa recompensa.

Es decir, el núcleo accumbens tiene la función de hacernos anticipar el premio para animarnos a conseguirlo.

Núcleo accumbens - Circuito de la Motivación

Núcleo accumbens – Circuito de la Motivación

¿Se puede potenciar el núcleo accumbens y el sistema motivacional?

¿Es posible aumentar nuestra motivación potenciando el circuito del núcleo accumbens? Puedes entrenar a tu cerebro tener más motivación y dar un empuje de dopamina a accumbens. ¿Cómo?

Permítete recibir retroalimentación positiva de manera frecuente de tu progreso a través de una serie de objetivos o metas. Es decir, divide la tarea en partes y recompénsate por cada una. No hace falta que te tomes un pedazo de tarta cada vez que acabes una. Sería excesivo y perjudicial para tu salud. Pero darte un descanso y decirte cosas positivas como: “¡Así se hace!” “¡Ya queda menos!”, puede servir como el empujón que necesitas.

Por ejemplo, si tienes que estudiar un temario muy extenso divídelo en secciones y date una recompensa por cada sección completada.

6- La función del núcleo accumbens en el aprendizaje y la memoria

Cómo hemos mencionado la dopamina llega al núcleo accumbens haciéndonos sentir placer. Pero cuando estamos ante algo negativo, la dopamina en esa zona desciende de forma drástica. Esto nos ayuda a aprender qué tenemos que evitar y qué tenemos que repetir. Por ejemplo, si acerco mi mano a una olla caliente y me quemo, el núcleo accumbens recibirá una respuesta que nos permite aprender que no debemos acerca la mano a una olla caliente. Por el contrario, si un niño le hace un dibujo a su padre y este le responde con alegría y afecto, la dopamina en el núcleo accumbens funcionará como recompensa. Por lo que aprenderá que regalar dibujos a sus seres queridos para recibir afecto.

7- El núcleo accumbens y la música

Escuchar música es una de las experiencias más placenteras para los humanos. Según esta revisión teórica, escuchar música influye en la actividad del accumbens. Los estímulos musicales pueden aumentar de forma significativa los niveles de dopamina en el núcleo accumbens, junto con otros neurotransmisores. Incluso la escucha pasiva de música que nos gusta aunque no sea familiar para nosotros incrementa la actividad de este núcleo.

¿Cómo interviene el núcleo accumbens en los trastornos psicológicos?

Como hemos dicho, la función principal del núcleo accumbens es su intervención en el sistema de recompensa. Pero cuando este no funciona bien, ya sea por causas genéticas o por ciertas experiencias vitales, da lugar a trastornos psicológicos.

Núcleo accumbens y depresión

Según un estudio la actividad neuronal en el núcleo accumbens, relacionada con el neurotransmisor acetilcolina regula los comportamientos depresivos. Los investigadores vieron que cuando los niveles de este neurotransmisor descienden, se pueden observar síntomas depresivos. Esto sugiere que esa actividad es esencial para la regulación del estado de ánimo y la motivación.

Núcleo accumbens y psicopatía

De acuerdo con este estudio los psicópatas, o personas con trastorno antisocial de la personalidad, tienen un sistema de recompensa hiper-reactivo. Es decir, ante la anticipación de una recompensa, una gran cantidad de dopamina (más que el resto de personas) es liberada en el núcleo accumbens. Esto puede explicar que presenten conductas de abuso y la búsqueda de satisfacción personal sin pensar en las demás personas.

Núcleo accumbens y TDAH

En el TDAH el núcleo accumbens también está alterado, como dice este estudio. El trastorno por déficit de atención e hiperactividad se relaciona con una reducción de dopamina en el accumbens. Esto tiene que ver con los síntomas de falta de atención. Como hemos visto, el accumbens se relaciona con la motivación. Si este no está lo suficientemente activo, los niños con TDAH no podrán centrar sus esfuerzos en aquellos planes de acción que les lleven a recompensas a medio y largo plazo. Buscarán entonces el refuerzo inmediato.

This post is also available in: Alemán