Qué es el Parkinson de inicio precoz: deterioro cognitivo en la juventud

 

El mal de Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa que provoca lentitud de movimientos, temblores y rigidez, entre otros síntomas. Aunque esta enfermedad suele darse en personas que tienen más de 60 años, en algunos casos puede llegar a afectar a personas que ronden los 20, siendo conocida como Parkinson de inicio precoz.

parkinson de inicio temprano

La primera definición de esta enfermedad, sólo incluía a varones maduros, pero con el tiempo se le añadieron dos grupos distintos. El primer grupo incluye a los enfermos cuyo síntoma predominante es el temblor e incluye a personas más jóvenes, el segundo grupo se caracteriza por la rigidez y el deterioro cognitivo y suele incluir a pacientes de edades más avanzadas.

El grupo predominante es el segundo, ya que es muy inusual que el Parkinson se de antes de los 40 años. Los datos sobre esta enfermedad proporcionados por el neurólogo M.Yokochi, muestran que sólo del 10 al 18% de los casos de Parkinson se dan en esta edad.

También se han hecho distintos grupos del mal de Parkinson en jóvenes: Cuando la enfermedad se da entre los 21 y los 40, es llamada Parkinson de inicio precoz, y cuando se da antes de los 21 es conocido como Parkinson juvenil. El Parkinson juvenil es una forma aún más precoz de Parkinson y tiene algunas diferencias con el Parkinson de inicio precoz.

Al existir muy pocos pacientes que sufran Parkinson en su juventud, es más complicado extraer conclusiones sobre este trastorno, y establecer diferencias entre el Parkinson juvenil y el Parkinson a edades más avanzadas. La principal diferencia es que cuando esta enfermedad se produce a edades tempranas, las alteraciones que provoca son más de carácter motor, mientras que a edades más avanzadas, el Parkinson afecta más a las capacidades cognitivas.

Para ayudar a retrasar el declive de las habilidades motoras y el deterioro cognitivo producido por el Parkinson, puede ser recomendable practicar regularmente programas de estimulación cerebral, como el de Cognifit. Este sistema ha sido probado científicamente y proporciona un tratamiento personalizado, dirigido a estimular las áreas del cerebro que más necesita cuidar cada usuario.

Redactor, experto en contenidos médicos y de salud. Apasionado de la psicología y neurociencia.

Siempre en búsqueda de nuevas fuentes, noticias y tendencias. Especializado en abordar publicaciones que ayuden al público en general. Consejos, terapias, curiosidades, tratamientos…

This post is also available in: Inglés

Un comentario

  • Pingback: Cómo afecta el parkinson juvenil a las emociones de tus hijos - Blog CogniFit