5 películas sobre el Alzhéimer y otras demencias.

 
películas sobre el alzheimer y otras demencias

películas sobre el alzheimer y otras demencias

Hace poco hablábamos del papel que juega el cine para acercarnos a realidades que quizás desconocemos o con las que no estamos muy habituados. En la pasada ocasión hablábamos de películas cuyos protagonistas tenían el síndrome de Asperger, y hoy quiero dejaros una muestra con 5 películas sobre el Alzhéimer y otras demencias, que nos dan una buena muestra de cómo se sienten tanto los pacientes como los familiares.

La demencia es una pérdida progresiva de las funciones cognitivas debidas a deterioro cerebrales. Es una de las causas de dependencia más importantes en la población adulta y es muy frecuente. Las demencias más habituales son la de tipo Alzhéimer y la demencia Vascular. En 2014, se calcularon más de 47 millones de casos en el mundo cuyo impacto en los pacientes y familiares es un gran problema de salud. Por eso es importante que no olvidemos y que los tengamos en cuenta.

Nunca te olvidaré. (Víctor Devesa, 2015)

Nunca te olvidaré es un cortometraje de Víctor Devesa donde cuenta la historia de un anciano enfermo que recibe la visita de su mujer en la residencia en la que está ingresado. La historia está basada en su propia experiencia, y se inspira en las conversaciones que tuvo con su abuela, afecta de Alzheimer. Conversaciones duras pero a la vez tiernas y con toques de humor.

El corto no solo es un homenaje a las personas con Alzhéimer, sino también a los familiares que sufren por ello.

Amor (Michael Haneke, 2012)

Aunque Amor de Michael Haneke no habla concretamente de la enfermedad de Alzhéimer, la he incluído porque sí nos habla de las consecuencias de los infartos cerebrales (que pueden llevar a hemiplejía pero también a demencias vasculares) y cómo puede cambiar la vida de las personas que los sufren a causa de la dependencia que pueden provocar.

Amor nos cuenta la historia de amor y cariño entre George y Anne, dos ancianos de 80 años, profesores de música clásica, jubilados que viven tranquilamente en su casa en París. Desgraciadamente, Anne sufre un infarto cerebral y, a consecuencia de ello, tiene una hemiplejía y deterioro cognitivo leve.

Haneke logra crear una obra maestra con esta película donde nos habla del amor, de la vejez y de lo que supone cuidar a la persona a quien amas. Lo hace sin caer en el tremendismo, sin autoengaños ni sentimentalismos.

Siempre Alice. (Richard Glatzer y Wash Westmoreland; 2014)

Siempre Alice trata sobre la vida de Alice Howland, una profesora de psicología cognitiva en Harvard y una experta lingüista de fama mundial. A los 50 años empieza a notar que algo no va bien: se siente desorientada, olvida las palabras… Es diagnosticada de la enfermedad de Alzhéimer de inicio precoz y esto cambia completamente su vida y la relación que tiene con su familia y el mundo. La película muestra su lucha y como la protagonista intenta encajar y adaptarse a su nueva realidad, acercándonos a los sentimientos de quienes padecen alzhéimer y sus familias.

 Nebraska. (Alexander Payne, 2013)

Woody Grant es un anciano con claros síntomas de demencia senil que cree haber ganado un premio multimillonario y quiere ir a cobrarlo personalmente a Nebraska. La historia narra la relación que se va forjando entre él y su hijo David, que decide acompañarlo ante su insistencia a ir por todos los medios. Una bonita historia de cómo se van recuperando vínculos entre un padre con demencia y su hijo.

Arrugas.  (Ignacio Ferreras, 2011)

Arrugas es una tierna historia de animación hecha por Ignacio Ferreras. Narra la amistad entre Emilio Y Miguel, dos ancianos que viven en un geriátrico. Emilio sufre de Alzhéimer en estado inicial y Miguel le ayudará, junto con otros compañeros,  a no acabar en la temida planta superior: “el piso de los asistidos”.

Uno de los valores principales del film es que divulga una realidad apenas tratada en el cine: qué es y cómo se siente una persona que va a vivir a una residencia de ancianos. Además trata con delicadeza otros temas importantes como la tentación de suicidio, el valor del cariño hacia los enfermos con dificultades de comunicación y la necesidad de la amistad. A pesar de que Arrugas trata unos temas bastante duros, consigue ofrecer una visión positiva y en clave de tragicomedia, con mucha ternura y amor.

 

 

Cristina es psicóloga, especialista en neuropsicología, investigación y rehabilitación cognitiva. Sin embargo, es comunicadora de vocación. Apasionada por el lado más curioso y extraordinario de la neurociencia, acerca temas clínicos del sector salud-investigación a un público no especializado a través de publicaciones interesantes, amenas, que puedan inspirar y ser útiles para el lector.