Pensamiento crítico: cómo desarrollarlo en casa y en la escuela

Pensamiento crítico

¿Qué es el pensamiento crítico? Es una forma de razonar y cuestionar las cosas para ayudarnos a tomar mejores decisiones. Te explicaremos qué es el pensamiento crítico y cómo puedes mejorarlo día a día. ¡También aprenderá cómo impulsar el pensamiento crítico de un niño en la escuela! Andrea García Cerdan lo explica a continuación.

¿Qué es el pensamiento crítico? Es la capacidad de pensar clara y racionalmente, y comprender la conexión lógica entre las ideas. El pensamiento crítico nos permite pensar de forma independiente y reflexiva.

El pensamiento crítico requiere la capacidad de razonar y aprender activamente, no pasivamente. Este significa adoptar un enfoque activo para aprender información, en lugar de simplemente dejar que la información llegue a usted.

Las personas con habilidades de pensamiento crítico desarrolladas cuestionan ideas y pensamientos y no toman todo lo que escuchan como un hecho. Trabajan para obtener una visión completa de un argumento o idea, investigan y piensan razonablemente sobre cada posibilidad, y dan la bienvenida a una visión contradictoria. No ven una discusión como algo negativo, sino como una oportunidad para crecer y aprender.

Características de un pensador crítico.:

  • Entiende las conexiones entre las ideas.
  • Determina la importancia de estas ideas.
  • Reconoce y crea argumentos válidos.
  • Identifica inconsistencias y errores de razonamiento.
  • Aborda los problemas de manera consistente y sistemática.
  • Reflexiona sobre sus propias creencias, pensamientos y valores.

El pensamiento crítico es una gran herramienta para la toma de decisiones, pero eso no significa que siempre tengamos que pensar críticamente porque no todas las decisiones son importantes. Piénsalo: podrías pensar críticamente si vas a comer salmón o pollo, pero probablemente no sea una decisión que te cambie la vida. Cuando estás en una de estas situaciones en las que tienes que tomar una decisión, es mejor ser intuitivo que crítico. Ahorrarás tiempo y recursos psicológicos que podrías estar utilizando para solucionar otro problema.

¿Cómo se puede impulsar el pensamiento crítico?

1. No creas todo lo que escuchas

El primer paso para mejorar sus habilidades de pensamiento crítico es evaluar la información que recibe a diario. Antes de hacer algo basado en información que otra persona Te lo dije, ¡haz tu propia investigación! Piense en el problema y en las posibles soluciones. ¿Necesitas ayuda para encontrar respuestas? tal vez quieras mejorar su pensamiento creativo también! Tienes que decidir por ti mismo lo que quieres hacer y lo que crees que es mejor, y evaluar todas las posibilidades es una excelente manera de hacerlo.

2. Define tus objetivos

¿Qué es lo que quieres hacer? ¿Cual es tu meta? ¿Cómo vas a hacer que suceda? Saber cuál es el objetivo es una parte importante de la creación de un plan para lograrlo.

7. Investiga

Constantemente estamos siendo bombardeados con información que a veces puede ser abrumadora, pero esta información constante en realidad puede ayudarlo a tomar mejores decisiones. Cuando se enfrente a un problema o decisión de la que no esté seguro, busque en línea, pregunte en un foro, lea un libro, mire un documental o póngase en contacto con alguien que pueda ayudarlo. Mire diferentes opiniones y argumentos y mírelo desde todos los lados. Cuanta más información tenga, mejor preparado estará para tomar una buena decisión.

4. No asumas que siempre tienes la razón

Todo el mundo ama tener razón. Nos hace sentir que lo sabemos todo y que podemos ser un humor refuerzo. Pero pensar que otros argumentos e ideas no son válidos nos cierra los ojos a otros puntos de vista. Tus pensamientos, ideas y creencias son solo una posible solución, pero existen otras ideas igualmente válidas que debes conocer y respeto. Abre tu mente a otras perspectivas.

5. No compliques las cosas

Hay una línea de pensamiento que se usa a menudo en la investigación científica cuando intentan averiguar qué hipótesis es correcta. Se llama la navaja de Occam, y es la idea de que cuando hay más de una respuesta posible, ir con la más simple hasta que se demuestre que es falsa.

6. Divide el problema en partes

Cuando se enfrente a un problema difícil, trate de dividirlo en partes más pequeñas y manejables. Le resultará más fácil evaluar y enfrentarse a cada parte diferente del rompecabezas por sí solo.

Desarrollar el pensamiento crítico en el aula

Una de las cosas más importantes que podemos enseñar a nuestros niños es mostrarles cómo pensar, argumentar, investigar y hacer sus propias ideas y opiniones sobre diversos temas. Aprender a hacer esto de niños hará que sea más fácil hacerlo de adultos, cuando las decisiones y los temas sean más serios y tengan consecuencias potencialmente graves. Aprendiendo a cuestionar las cosas y no creer cada palabra que escuchan, leen, ven, etc. les ayudará a tomar sus propias decisiones en el futuro.

Entonces, ¿cómo podemos ayudar a desarrollar habilidades de pensamiento crítico en la escuela?

1. Trabajo en grupo

Trabajar en equipo ayuda a los niños a aprender a pensar. Cuando están rodeados de compañeros de clase y tienen que trabajar juntos para hablar sobre sus ideas y pensamientos, no solo estarán expuestos a otras ideas, sino que tendrán la oportunidad de formarse su propia opinión.

2. Déjalos usar su creatividad

La creatividad es una habilidad que tenemos desde que nacemos, pero usarla más nos ayuda a desarrollarla y fortalecerla. Aprender a usar la creatividad para resolver problemas puede ayudarnos proponer ideas que quizás no habíamos pensado de antes, por eso es tan importante usarlo en un salón de clases. En lugar de darles instrucciones a los niños sobre algo, déjelos que intenten descubrir cómo hacerlo por sí mismos. Dales espacio para resolver problemas y usar diferentes teorías para conseguir el trabajo hecho sin un plan específico.

3. No corras en su ayuda de inmediato

Los niños se acostumbrarán a que les hagan las cosas. Si tratan de hacer algo y piden ayuda, es posible que usted se sienta inclinado a resolver el problema por ellos, lo que inhibir su capacidad para resolver problemas por sí mismos. Es mejor dejar que luchen y piensen en la respuesta por su cuenta en lugar de correr y salvarlos de inmediato. Por ejemplo, si tienen problemas con un las matemáticas problema, hágales preguntas para ayudarlos a resolverlo por sí mismos.

4. Tener sesiones de lluvia de ideas

La lluvia de ideas es una gran manera de ayudar a desarrollar el pensamiento crítico. Ayuda al niño a razonar y ver diferentes posibilidades y puntos de vista. Hágales preguntas como: “¿De qué trata el libro? o ¿Qué crees que vas a aprender en este capítulo?

5. Compara y contrasta

Una gran manera de ayudar a los estudiantes. aprender a pensar críticamente es permitirles comparar y contrastar la información que tienen a su disposición. Puede ser sobre cualquier cosa: libros, pasatiempos, x favorito. Puedes hacer lo mismo con una lista de pros y contras.

6. Hazles preguntas

Hacer preguntas ayuda a los estudiantes a reflexionar y aplicar lo que han aprendido a una situación real, lo que les ayudará a consolidar la información y crear un ambiente informado. respuesta. Puedes preguntar cosas como: “¿Estás de acuerdo con esto? ¿Qué opción crees que es mejor? Explica por qué crees que sucedió esto. Trate de evitar preguntas con una respuesta de sí o no y hágales pensar y desarrollar una respuesta.

7. Déjalos debatir

Los debates son una gran herramienta para ayudar a los estudiantes a reflexionar y pensar sobre un tema y desarrollar opiniones sobre lo que están aprendiendo.

Una buena manera de promover el pensamiento crítico es dejar que cada niño defienda una opinión. ¿Crees que deberíamos tener uniformes en la escuela? Divida a los niños en grupos o asigne a cada uno un lado para tomar y déjelos debatir.

El siguiente video le dará más ideas geniales para mejorar el pensamiento crítico. ¡Échale un vistazo!