Pérdida de memoria en depresión: ¿Qué es y cómo solucionarlo?

 

¿Estás olvidadizo y te cuesta concentrarte? Hay muchas causas posibles, pero la pérdida de memoria en depresión es una de ellas. Muchas veces podemos confundir este síntoma de la depresión con demencias tipo Alzheimer. ¿Cómo podemos saber si esta pérdida de memoria es un problema o estamos ante despistes considerados normales? ¿Qué causa esta pérdida de memoria? ¿Cómo distinguimos una demencia de la depresión con deterioro de memoria? Te lo explicamos todo aquí.

pérdida de memoria en depresión

¿Qué es la pérdida de memoria en depresión?

¿Qué es la pérdida de memoria en depresión?

Hay varias áreas cerebrales afectadas en personas con depresión. Aparecen déficits cognitivos, pero uno de los más comunes es el fallo de memoria. Estudios como este lo corroboran.

Las personas con depresión a menudo se quejan de pérdida de memoria a corto e, incluso, a largo plazo. Por ejemplo, olvidan información que acaban de leer u olvidan cosas que les acaban de decir. La depresión y la pérdida de memoria puede afectar al día a día, al desempeño laboral y a las relaciones.

Esta pérdida de memoria puede recordarnos a las fases tempranas del Alzheimer, sobre todo si ocurren a personas de edad avanzada. Pero, como veremos, existen diferencias.

Test depresión

Causas de la pérdida de memoria en la depresión

No se sabe exactamente por qué la memoria se ve afectada también en las personas que padecen depresión. Sin embargo, hay varias teorías. Hace unas décadas, se creía que las personas con depresión tenían la memoria deteriorada por la edad, psicosis o porque les faltaba motivación para recordar (ya que la depresión se acompaña de pérdida de motivación). Aunque actualmente estas hipótesis no se sostienen.

Pérdida de memoria en depresión y cerebro

Ahora se ha encontrado que algunas partes del cerebro asociadas a la memoria funcionan peor. En general, el cerebro de las personas con depresión está menos activo.

Áreas del cerebro menos activas en depresión

  • Menor actividad en el lóbulo frontal es el área que se encarga del comportamiento voluntario, la planificación, la atención. Esto explicaría por qué estas personas se sienten sin ganas y sin motivación.
  • Disminución de actividad en corteza parietal y temporal superior. Estas áreas se encargan, entre otras cosas, de dirigir la atención hacia al exterior. Por tanto, estas personas centrarían su atención más hacia ellos mismos que hacia el mundo que los rodea.
  • El centro de control emocional también estaría alterado, dificultando encontrar el significado de las cosas y promoviendo un bajo estado anímico.

Áreas del cerebro más activas en depresión

Por otro lado, hay áreas cerebrales que están más activas:

  • Más actividad en corteza prefrontal dorsolateral, encargada de recuperar información. Se ha visto que la información que tienden a recordar es la negativa.
  • Más actividad en la amígdala, lo que provocaría los sentimientos de tristeza por cosas con poca importancia.
  • Más activación del cíngulo anterior, regula la concentración en cosas que nos suceden a nosotros mismos, como el dolor.

Todos tendemos a recordar situaciones alegres cuando estamos contentos y situaciones tristes cuando estamos tristes, es lo que se denomina “congruencia con el estado de ánimo“.

Por lo tanto, en la depresión el cerebro facilita el recuerdo de acontecimientos tristes, se nos hace más difícil controlar las emociones, nos vamos a sentir más tristes por cualquier cosa. Además, la atención se centra en el sufrimiento propio y aislándose del exterior. Cómo la atención y concentración están afectadas, es más difícil poder centrarse en lo que te están diciendo, impidiendo el recuerdo posterior. No es que la persona lo haya olvidado, sino que, al no funcionar correctamente la atención, ni siquiera se ha llegado a almacenar la información.

También hay que tener en cuenta que algunos fármacos utilizados para el tratamiento de la depresión provocan problemas de memoria como efecto secundario. Al igual que el abuso de drogas y alcohol pueden empeorar la memoria.

¿Cómo detectar pérdida de memoria en la depresión?

La depresión se vincula con olvidos o confusión. Puede resultar difícil concentrarse en el trabajo o en otras tareas, tomar decisiones o pensar con claridad.

pérdida de memoria en depresión

¿Cómo detectar la pérdida de memoria en depresión?

En la depresión hay una pérdida de memoria a corto plazo. La memoria a largo plazo puede estar afectada, pero en relación con los recuerdos alegres. No obstante, en términos generales es raro que se afecten a otros tipos de memoria, como la memoria a largo plazo o procedimental. Es decir, estas personas tendrán serias dificultades para poder mantener en la memoria información con la que están trabajando en el momento, o información recibida recientemente. La memoria semántica también puede verse afectada (no recordar el nombre de las cosas). Pero seguirá funcionando la memoria biográfica (orientada a experiencias negativas) y la memoria de ejercicios motores (la que usamos para conducir o montar en bicicleta).

entrenamiento cerebral

¿Cómo se manifiesta la pérdida de memoria en depresión?

Al principio la pérdida de memoria en la depresión y la falta de concentración puede ser ligeramente molesta e, incluso, algo sin importancia. Puede confundirse con síntomas de estrés o ansiedad. Sin embargo, con el tiempo puede volverse un problema serio y resultar en un descenso notable del funcionamiento de ciertas capacidades cognitivas:

  • Las personas con depresión sienten que no se pueden concentrar cuando dan o reciben instrucciones, lo que lleva a malentendidos en casa, el trabajo o la escuela.
  • Las relaciones pueden verse afectadas si la gente percibe la distracción como falta de consideración por lo que le están diciendo.
  • Pueden sentirse incapaces de concentrarse si están sucediendo otras cosas a su alrededor, si les distraen de sus tareas. Incluso puede hacer que las dejen sin terminar o que las hagan peor de lo que les gustaría.
  • Puede resultarles difícil comprender lo que leen, perdiendo información de instrucciones escritas o una pérdida de disfrute de la lectura.
  • Conducir puede volverse peligroso, ya que la atención hacia la carretera se puede ver disminuida.
  • También está afectada la habilidad para recordar detalles específicos cuando obtienen nueva información.

Si te sientes identificado o identificada con a mayor parte de estos aspectos es posible que tu pérdida de memoria sea algo a tener en cuenta y debas pedir ayuda, ya que puede ser un signo de depresión. Sobre todo, si te interfiere gravemente en tu vida diaria.

¿Cómo diferenciar la pérdida de memoria en depresión y la demencia?

La pérdida de memoria a corto plazo no es exclusiva de la depresión y puede confundirse con algunos tipos de demencia y enfermedades neurodegenerativas. Es tan similar, que a veces la pérdida de memoria en depresión se denomina “pseudodemencia depresiva“.

pérdida de memoria en depresión

¿Pseudodemencia depresiva o demencia?

Según este artículo podemos ver ciertas diferencias entre depresión con pérdida de memoria y demencia:

  • En depresión el inicio suele ser rápido, en varias semanas, incluso se puede establecer en una fecha concreta. En demencia el deterioro es más gradual (de meses o años) con inicio más impreciso.
  • La familia de la persona con depresión suele ser consciente del trastorno y su gravedad. En demencia se desconoce durante mucho tiempo.
  • En depresión no suele haber desorientación espacial, mientras que en la demencia es bastante frecuente.
  • Las quejas de las personas con depresión están centradas en uno mismo (“no se hacer las cosas”, y hay poco esfuerzo para hacerlas bien). En demencia, las quejas se centran en los demás “me cambian las cosas de sitio”.
  • En las pruebas neuropsicológicas, las personas con depresión contestan frecuentemente “no lo sé”. Mientras que las personas con demencia responden de forma incorrecta. Si no lo saben, se lo inventan.
  • Las personas con depresión se quejan frente al fracaso, tienden a magnificarlo y a buscar ayuda. Las personas con demencia tratan de ocultarlo y compensarlo.
  • La depresión se manifiesta un sufrimiento intenso, mientras que a las personas con demencia parece no preocuparles.
  • En depresión la conducta a veces no concuerda con la escasa gravedad del deterioro cognitivo. En demencia se observa un deterioro cognitivo claro.
  • El estado de ánimo de las personas con depresión es bajo de forma estable. En personas con demencia suele fluctuar, el estado de ánimo puede cambiar de un momento a otro.
  • En depresión la autoestima está muy dañada y en demencia conservada (le quitan importancia).

Por ello es importante acudir a un buen profesional que nos haga una buena evaluación psicológica y neuropsicológica. Los tests y las pruebas nos van a dar mucha información.

Tratamiento de la pérdida de memoria en la depresión

No hay tratamiento específico para la pérdida de memoria en depresión. Lo óptimo es abordar la depresión con tratamiento psicológico lo antes posible. A medida que vayan remitiendo los síntomas depresivos, lo más probable es que la memoria también vaya mejorando. Mientras tanto, y si la pérdida de memoria causa mucha interferencia en la vida cotidiana, aquí van algunos consejos:

CogniFit tecnología líder en envaluaciones neuropsicológicas y rehabilitación cognitivaCogniFit tecnología líder en envaluaciones neuropsicológicas y rehabilitación cognitiva

CogniFit programa líder en evaluación y estimulación cognitiva adaptada a cada individúo

  • Ejercicios de refuerzo: por ejemplo, mediante los ejercicios de Cognifit se puede practicar y mejorar habilidades cognitivas como la memoria.
  • Aprender diferentes formas de recordar las cosas (técnicas compensatorias).
  • Intenta que las conversaciones se hagan en espacios libres de distracciones, como en habitaciones privadas en lugar de en espacios comunes.
  • No respondas el teléfono si sabes que hay alguna posibilidad de ser distraído. Espera a estar en condiciones de escuchar para devolver la llamada.
  • Haz listas para recordar todo lo que tienes que hacer y táchalas cuando las hayas completado. Las notas adhesivas, alarmas, agendas pueden ser de gran ayuda para recordar.
  • Elige un lugar de la casa o trabajo para dejar siempre objetos como las llaves del coche, el móvil, para siempre tenerlos controlados.
  • Toma notas durante las reuniones, o usa grabadoras para repasar esa información más tarde.

Psicóloga General Sanitaria y sexóloga. Deseosa de mejorar la calidad de vida de las personas mediante la práctica clínica y la comunicación a través de la red.