Personas altamente sensibles (PAS): Así ven el mundo

 

¿Necesitas a menudo escapar de tu entorno para “recargarte”? ¿Te sientes con frecuencia saturado o abrumado en determinados ambientes? ¿Te emocionas con facilidad? Puede que seas una persona altamente sensible. Descubre en este artículo cómo son las personas altamente sensibles, consejos para manejar esa sensibilidad, cómo son las personas altamente sensibles en pareja y consejos para padres de niños altamente sensibles.

Personas altamente sensibles

Personas altamente sensibles PAS

Las personas altamente sensibles, o PAS en su forma abreviada presentan una sensibilidad aumentada del sistema nervioso central y un procesamiento cognitivo más profundo de estímulos físicos, sociales y emocionales que el resto de personas. Viven las emociones de forma mucho más intensa que los demás, tanto las positivas como las negativas.

Vivimos en una sociedad, que igual que ocurre con los introvertidos, rechaza también la sensibilidad. Se potencia controlar férreamente nuestros sentimientos y no dejarnos guiar por ellos. Además la sensibilidad ha sido asociada culturalmente a la mujer, considerándolo un rasgo de debilidad. Esta es una de las razones por las cuales las personas altamente sensibles (PAS) dicen de sufrir más que lo demás.

¿Qué significa ser altamente sensible?

La alta sensibilidad es un rasgo de la personalidad determinado genéticamente, descubierto por Elaine N. Aron en 1975. No es una patología ni un don, es una forma diferente de percibir el mundo. Se cree que aproximadamente 2 de cada 10 personas son altamente sensibles.

Aunque la alta sensibilidad pueda estar próxima a rasgos de la personalidad como la introversión o el neuroticismo (inestabilidad emocional) algunos estudios como este han demostrado que es una característica independiente que debe analizarse por separado.

Todavía queda mucho por investigar acerca de este rasgo. Sin embargo, al igual que el resto de rasgos de la personalidad, es probable que la alta sensibilidad forme parte del extremo de un continuo. Es decir, puede que muchas personas se identifiquen con muchos de los rasgos que vamos a mencionar en el siguiente apartado. Pero solo unos pocos se sentirán completamente reflejados en ellos.

Las personas con alta sensibilidad tienen 4 características clave:

  1. Procesa la información que recibe de forma intensa y profunda. Es decir, reflexionan mucho sobre las cosas que le interesan para llegar a una mayor comprensión.
  2. Pueden saturarse si tienen que procesar mucha información, tanto sensorial como emocional. Esto se debe a que tienen un sistema sensorial mucho más fino, que se activa más fácilmente y capta más información que el resto de personas.
  3. Fuerte emocionalidad. Su expresión de sentimientos, tanto positivos como negativos es muy intensa. También muestran gran empatía, les afecta enormemente lo que sienten los demás.
  4. Gran sensibilidad a la información recogida por los sentidos. Son capaces de percibir cambios sutiles en el entorno y en los estados emocionales de los demás.

A continuación puedes ver el trailer de la película documental Sensitive (Sensible), narrada por la doctora Elaine Aron.

Características y rasgos de las personas altamente sensibles

Las personas altamente sensibles tienen rasgos particulares que en ciertas ocasiones los hacen vulnerables. Pero también tiene características que les permiten tener un mundo interno muy rico.

Descubre en el siguiente vídeo cómo las personas altamente sensibles tienen características positivas y cómo no todo es sufrimiento. Activa los subtítulos.

1. Las personas altamente sensibles suelen padecer más estrés y ansiedad

Un estudio ha demostrado que la alta sensibilidad está asociada a mayor estrés percibido, y como consecuencia más problemas de salud. Les cuesta mantener la concentración en una tarea cuando tienen varias cosas que hacer.

Todavía no está claro por qué ocurre esto. Una posible explicación sea, debido a la gran sensibilidad produzca un aumento general en la activación del organismo, haciendo a estas personas más proclives a padecer estrés y las consecuencias negativas de éste. Otra posibilidad es que estas personas sean más conscientes de los síntomas corporales, prestándoles más atención, preocupándose más por ellos y entrar en un bucle de preocupación y malestar similar al de los ataques de pánico.

2. La alta sensibilidad se considera un factor de riesgo para la depresión

Según este estudio las personas altamente sensibles son más proclives a desarrollar depresión y trastorno bipolar.

3. Las personas altamente sensibles tienen un umbral sensorial más bajo

Esto quiere decir que sus sentidos (vista, tacto, oído, olfato, gusto) perciben y reaccionan más que el resto de las personas. Les molestan los ruidos fuertes, las luces intensas, pueden sentir como desagradables ciertos tejidos.

4. Las PAS muestran gran reflexividad

Una característica o rasgo de las personas altamente sensibles, es que ante nuevas situaciones se paran a analizar todas las piezas de información que encuentran. Son capaces de percibir rápidamente pequeñas variaciones del entorno.

5. Son altamente empáticas

Un rasgo característico de las PAS, es que son capaces de percibir las variaciones en los estados emocionales de las personas y reaccionar a ellos. Huyen de las películas violentas. Detectan la incomodidad de los demás y saben qué hacer para que se sientan a gusto.

6. Les conmueve especialmente el arte

Otro rasgo característico, es que aprecian profundamente la música, la pintura… Sienten placer ante la expresión artística y les provoca emociones.

7. Les afecta el hambre

Cuando las personas altamente sensibles tienen hambre, les cuesta manejar sus emociones, volviéndose irritables. Pueden incluso volcar su frustración sobre las personas más cercanas.

Si todavía dudas de que puedas ser una persona altamente sensible hay diversos test en la web. También puedes encontrar más recursos en la Asociación de personas altamente sensibles.

8. Se “bloquean” cuando se sienten observados

Cuando sienten que les están mirando o evaluando a menudo se “bloquean” y hacen la tarea peor de lo que lo harían a solas.

9. La cafeína les afecta mucho

Otro rasgo de las personas altamente sensibles sienten los efectos de la cafeína mucho más que el resto de las personas.

El cerebro de las personas altamente sensibles

Si las personas con alta sensibilidad tienen un sistema sensorial más fino, entonces, es de suponer que su cerebro funciona diferente al de las demás personas.

Según un estudio, ante imágenes de personas queridas e imágenes de rostros felices, las personas altamente sensibles muestran una mayor activación de las regiones cerebrales implicadas en la conciencia, la empatía, y el procesamiento interpersonal. Según los autores del estudio, esto sugiere que la conciencia y la capacidad de reacción son fundamentales en las personas con alta sensibilidad.

Otro estudio muestra mayor activación en la corteza cingulada, el área de de la atención, alerta y de la corteza premotora que se encarga de la acción planificada.

Otro hallazgo del estudio es la mayor activación de la ínsula, un área cerebral implicada en las funciones límbicas (emocionales), integración sensorio-motora, y un amplio rango de funciones que incluyen la atención, la emoción y el procesamiento autoreferencial. La ínsula tiene conexiones a otras áreas cerebrales que implican emoción, pero también a centros neuronales denominados neuronas espejo.

También se observa más actividad cerebral en las áreas visuales y procesamiento atención a la hora de detectar diferencias sutiles en fotografías de paisajes.

Todo ello nos sugiere que las PAS sienten e integrar la información sensorial en mayor medida como respuesta a los estados afectivos de sus seres queridos, y particularmente ante emociones positivas.

Por último mencionar que las personas altamente sensibles muestran una mayor activación de la corteza prefrontal dorsolateral, implicada en el procesamiento cognitivo, toma de decisiones y realización de tareas complejas. En estas personas se activa ante estímulos sociales relevantes. Lo que es consistente a las características de las PAS, de mostrar gran consciencia y respuestas ante los estados de ánimo de los demás.

Consejos para personas altamente sensibles

Ser altamente sensible puede convertir el día a día en algo arduo. Por ello te proponemos algunos consejos para facilitarte esa tarea, aunque no son consejos único para estas personas. Muchos se pueden beneficiar de ellos. Considera también acudir a un psicólogo y terapeuta que te ayude a gestionar tu sensibilidad.

1. Duerme lo suficiente: Se sabe que la falta de sueño puede contribuir a la irritabilidad y al estado de ánimo negativo. También disminuye la concentración y el funcionamiento cognitivo. Por ello, es esencial siempre cuidar el sueño.

2. Planifícate para hacer las cosas a tu ritmo: A las personas altamente sensibles les puede agobiar tener muchas cosas que hacer. Para solucionar esto planifícate bien para hacer las cosas con calma. Puedes ayudarte de agendas, listas, calendarios… Puedes despertarte con tiempo para no ir con prisas, o puedes intentar estructurar tu día para tener turno de tarde en los estudios o en el trabajo.

3. Dedícate tiempo de desconexión: A veces en nuestras ajetreadas vidas es difícil encontrar un hueco para desconectar. Pero las personas altamente sensibles necesitan ese tiempo mucho más que el resto de personas. Sobre todo es importante, tras unas horas en un ambiente abrumador, dedicar un tiempo de relajación a solas.

4. Aprende a manejar la ansiedad: Las personas altamente sensibles tienen más riesgo de padecer ansiedad. Por ello es importante que aprendas a combatirla mediante ejercicios de relajación, respiración, meditación, ejercicio físico… O puedes utilizar cualquier otra actividad que te resulte agradable como pasar tiempo con tu mascota, con algún amigo, dedicarle tiempo a actividades artísticas…

5. Come regularmente a lo largo del día: El hambre puede desequilibrar tu estado de ánimo. Por ello planea diversas comidas a lo largo del día para mantener el hambre a raya. Eso sí, haz elecciones saludables. Huye de los bollos, zumos y alimentos ultra-procesados.

6. Encuentra un espacio de retiro en casa: Tener un espacio al que recurrir cuando te sientes agobiado de la gente y el ruido puede ayudarte mucho. Puede ser una habitación cómoda, un estudio… incluso un baño relajante. Cuando necesites desconectar también puede ser de ayuda escuchar música, incluso puedes usar unos cascos canceladores de sonido (que eliminan el sonido ambiental).

7. Limita la cafeína: Como hemos dicho, la cafeína les afecta más de lo normal. A algunas personas, incluso el café descafeinado o el té puede alterarlas. Si quieres tener una vida más tranquila renuncia a la cafeína. Una alternativa pueden ser las infusiones.

8. Mantén las luces tenues: Es posible que la luz intentas te altere. Utiliza luz ambiental tenue. Incluso evitar ciertos establecimientos donde tengan luces muy fuertes puede ayudarte.

9. Aprende a hacer las cosas fuera de la hora punta: Si quieres llevar un ritmo de vida tranquilo y sin agobios, una buena forma de hacerlo es huir de las aglomeraciones y las multitudes. Una forma de hacerlo es elegir los horarios fuera de la hora punta. Por ejemplo, hacer la compra a última hora de la tarde, a primera hora de la mañana o a la hora de comer puede evitarte mucho malestar. Ir al cine en día de diario o salir a hacer deporte antes de que el resto de la gente lo haga pueden ser buenas alternativas también.

10. Rodéate de naturaleza y arte: La naturaleza y el arte puede transmitirte paz y mejorar tu estado de ánimo. Decorar tu casa en un estilo minimalista y ordenado puede contribuir también a ello.

personas altamente sensibles

Las personas altamente sensibles se benefician de la naturaleza

Personas altamente sensibles en pareja

La doctora Elaine N. Aron, en su libro The Highly Sensitive Person in Love, habla de las relaciones de pareja con personas altamente sensibles.

Las PAS son más felices en pareja que solos, porque se sienten comprendidos por el otro. Sin embargo, según la doctora Aron, las parejas que implican personas altamente sensibles tienden a ser más infelices que las parejas sin PAS. Esto se explica porque su sistema nervioso detecta más sutilezas del entorno y reflexionan sobre él profundamente. Esto significa que tienen a demandar mayor profundida en sus relaciones para estar satisfechos; ven mayores consecuencias amenazantes en los comportamientos y defectos de su pareja, reflexionan y se preocupan más.

Como a menudo se sienten abrumadas, las PAS necesitan desconectar, lo que puede hacer sentir a la pareja abandonada.

En el ámbito sexual, las personas altamente sensibles también tiene características particulares. Por ejemplo, tienden a encontrar el sexo como algo misterioso y poderoso, se excitan con facilidad con estímulos sutiles (más que con estímulos sexuales explícitos). También se distraen con facilidad o sienten dolor físico durante las relaciones sexuales. Y a menudo les resulta difícil volver a un estado normal después.

personas altamente sensibles

Personas altamente sensibles en pareja

¿Cómo tratar a una persona altamente sensible?

1. Evita ser demasiado crítico: Las personas altamente sensibles no toleran bien las críticas. No se las toman a la ligera y puede que se alejen de tí.

2. No le encargues demasiadas cosas que hacer en poco tiempo: Se agobiarán mucho y su desempeño no será el óptimo

3. Respeta su espacio: Necesitan tener tiempo para ellos mismos y cargar sus “baterías”. No te sientas rechazado o ignorado, simplemente lo necesitan para poder funcionar. Si vives con una PAS ayuda a mantener el orden en la casa.

4. Las personas altamente sensibles necesitan más tiempo para tomar decisiones: No le presiones, deja que se tomen su tiempo y analicen todos los detalles de la situación.

5. Acéptalos tal y como son: Acepta sus particularidades y no intentes cambiarles.

Niños altamente sensibles

Al igual que en adultos, la alta sensibilidad no es un trastorno. Es un rasgo que requiere más esfuerzo y atención por parte de los padres. Esto es especialmente importante ya que una buena crianza es esencial para prevenir posibles trastornos psicológicos en la juventud y madurez.

Además, se ha visto que a las personas altamente sensibles les afectan más las experiencias negativas durante su infancia que al resto de personas. Esto tiene un impacto en sus niveles de satisfacción con la vida en la adultez. Por ello es tan importante prestar atención al estilo parental que tenemos con los niños altamente sensibles.

¿Cuáles son los riesgos de los niños altamente sensibles?

El procesamiento sensorial propio de las personas altamente sensibles puede interferir en la participación de las actividades diarias y el desarrollo social, cognitivo y sensoriomotor de los niños, según un estudio.

Los niños altamente sensibles tienen más riesgo de tener problemas de conducta, de realizar rituales e incluso padecer Trastorno Obsesivo Compulsivo.

Un estudio nos muestra que estos niños tienen mayores dolores de cabeza y de estómago sin razón médica aparente, más problemas a la hora de comer y problemas de sueño que la media.

En definitiva, la alta sensibilidad en niños se asocia a problemas de internalización, como la ansiedad.

Consejos para padres: Cómo tratar a un niño altamente sensible

Los padres y profesores a menudo les dicen a los niños altamente sensibles que son “demasiado sensibles”, “demasiado tímidos”, “demasiado intensos”. Estos niños intentan cambiar, pero no pueden, lo que promueve sentimientos de soledad y vergüenza.

Estos niños necesitan ser apreciados. Necesitan que los demás entiendan sus necesidades especiales y sus comportamientos y reacciones a veces intensos. Cuando necesitan alguna corrección necesitan se tratados con un cariño especial. Se deben sentir apoyados y no despreciados por sus errores.

A continuación os damos unos consejos a la hora de criar a vuestros hijos altamente sensibles.

1. Dale espacio: Las PAS necesitan espacio para estar a solas. A veces les gusta jugar solos y relajarse. Asegúrate de que encuentran ese momento de calma después de alguna actividad agitada. Los cascos de música que aislan del ruido ambiental pueden ser muy útiles también para niños.

2. Evita las multitudes: A las personas altamente sensibles no les gustan las multitudes, los lugares ruidosos y concurridos o los que tienen luces muy brillantes. Evita llevar a tu hijo a esos sitios o planea ir cuando haya poca gente.

3. Fomenta su creatividad: Las personas altamente sensibles son creativas. Ayúdale a descubrir qué actividad creativa les gusta, ya sea la música, la pintura, la danza… Cuanto antes descubran una válvula de escape creativa, antes podran utilizarla para desconectar y re-conectar con el mundo.

4. Pasad tiempo en la naturaleza: La belleza de la naturaleza tiene un efecto energizante en las personas altamente sensibles. Además en niños es una buena forma de aprender cómo es nuestro mundo, como funciona y cómo podemos ser respetuosos con él. ¿Cómo influye la naturaleza en el cerebro?

5. Dedícale tiempo y juega con él: Los niños altamente sensibles que pasan tiempo jugando con sus padres o un cuidador adulto, crecen más seguros de sí mismos y son capaces de enfrentarse al mundo desde su fuerza interna en lugar de desde la debilidad. ¡Déjales que elijan la actividad!

6. Ayúdale a reconocer y manejar sus sentimientos: No niegues o menosprecies sus sentimientos. Ayúdale a identificar las diferentes emociones (“Se te ha roto el juguete y estás llorando. Debes sentirte muy triste”). Al mismo tiempo ayúdale a manejar esa emoción (“¿Quieres que intentemos arreglarlo? Pero si no se puede arreglar, no pasa nada, tienes muchos otros juguetes para jugar”). Enséñale a calmarse o distraerse cuando está agitado. Descubre las claves para mejorar la inteligencia emocional.

7. Considera obtener ayuda terapéutica: A veces los padres se sienten impotentes porque no saben cómo ayudar a sus hijos. En los casos en los que la situación os supera, no dudes en acudir a un psicólogo que pueda ayudaros.

8. Fomenta su autoestima: No le llames “sensible” como si fuera algo negativo. A la par que le ayudas con sus dificultades, potencia sus fortalezas. Anímale a dar rienda suelta a sus habilidades y capacidades, refuerza y premia aquello que hace bien. Dale pequeñas responsabilidades adecuadas a su edad y nivel de desarrollo. Fomenta su autonomía. ¿Cómo elogiar a los niños para fomentar su atoestima?

9. Huye de los castigos y la disciplina dura: La disciplina y los castigos duros son altamente desaconsejables, en la mayoría de niños y especialmente en los altamente sensibles. Se van a sentir culpables, rechazados y no van a saber como hacer las cosas mejor.

10. Acepta a tu hijo tal y como es: No intentes cambiar a tu hijo. Puedes ayudarle a manejar mejor sus peculiaridades, pero la sensibilidad no es algo negativo, y eso es algo que tienes que transmitir también a tu hijo. Aunque pueda ser difícil a veces, son personas con características únicas y positivas.

Psicóloga en continua formación. Apasionada de la sexología y la intervención psicológica. Deseosa de mejorar la calidad de vida de las personas mediante la práctica clínica y la comunicación a través de la red.