¿Harto de mentiras? Por qué mienten tanto los niños con TDAH

Todos hemos soltado alguna mentira cuando éramos niños, pero si sufres de TDAH tiendes a hacerlo de forma frecuente. Los niños que tienen este trastorno suelen ocultar información, mentir y manipular a sus padres recurriendo a estrategias como el chantaje emocional cuando se encuentran en una situación complicada o cuando algo no les sale tan bien como esperaban. Por suerte, esta conducta tiene remedio, pero para saber corregirla antes tienes que comprenderla: te contamos por qué mienten tanto los niños con TDAH.

Por qué mienten tanto los niños con TDAH

Por qué mienten tanto los niños con TDAH

Por qué los niños con TDAH no se enfrentan a la realidad

Los niños con TDAH tienen una tendencia a la rebeldía, y al uso de la mentira para evitar las consecuencias de sus acciones, ya que tienen una tolerancia muy baja a la frustración. Además, ellos no son plenamente conscientes de su problema, por lo que es difícil corregir su comportamiento si no se interviene a tiempo y de manera eficiente. Estos son algunos de los motivos que hacen que a estos niños les resulte difícil enfrentarse a la realidad.

-Por ignorancia y por la dificultad que tienen para analizar situaciones: los que tienen TDAH suelen actuar de forma impulsiva y tomar el camino fácil para conseguir lo que quieren. No se paran a analizar las situaciones y las consecuencias de lo que hacen, por lo que suelen usar mentiras creyendo que es la forma fácil de librarse de un problema sin ver las repercusiones que pueden llegar a tener. Los que padecen este trastorno tienen una especie de “ceguera del futuro” que sólo les permite ver las consecuencias cuando las están sufriendo.

-Por falta de madurez: el TDAH conlleva cierta inmadurez social, psicológica y emocional en niños y adolescentes, por eso pueden tener comportamientos infantilizados como inseguridad, egocentrismo y problemas para aceptar responsabilidades. Por eso cuando están ante una situación difícil suelen culpar a otros por lo que ha pasado en vez de asumir la responsabilidad de lo ocurrido.

-Porque no tienen habilidades resolutivas: debido a la poca habilidad que tienen los niños con TDAH para identificar y manejar problemas y a la falta de estrategias para resolverlos, pueden no ser capaces de tomar la solución idónea para la situación en la que están y tomar una decisión infantil, fácil, y que no de el resultado deseado.

-Por miedo: los niños con TDAH no aceptan bien los fracasos y el miedo que sienten ante ellos les hace intentar evadir los problemas con mentiras o a bloquearse y actuar de forma impulsiva.

-Por costumbre: si las conductas negativas no son corregidas a tiempo y no tienen consecuencias, con el tiempo se transforman en hábitos que se resisten a ser corregidos.

Cómo educar a los niños con TDAH para que dejen de mentir

Refugiarse en la mentira es un comportamiento infantil, por lo que los padres y los adultos que están alrededor del niño con TDAH son los principales encargados de corregir esta conducta. Para conseguirlo, las intervenciones que hagan tienen que centrarse en varios aspectos:

-Ayudar al niño a desarrollar una buena autoestima: no hay que machacarles excesivamente por su mala conducta. También se debe alabar que el niño tenga el valor de decir la verdad y asumir la responsabilidad de algo.

-No flaquear ante las manipulaciones del niño: es importante que el niño sepa que sus actos tienen consecuencias y que no se puede librar de ellas así como así.

-Ver los problemas con optimismo: hay que motivar al niño para que tome la iniciativa de resolver las situaciones difíciles a las que se enfrenta usando técnicas de modificación de conducta y resolución de problemas. Tienes que promover que tenga su propia independencia y que se plantee sus propias metas y objetivos para que vaya aprendiendo a encontrar la forma de alcanzarlos y de tomar decisiones por sí mismo.

This post is also available in: Inglés