¿Qué es el daño cerebral adquirido? Cómo actuar, prevención y tratamiento

¿Qué es el daño cerebral adquirido? Actualmente todos tenemos algún familiar, amigo o conocido al que le ha dado un “chungo en la cabeza” o “el ictus ese que le da ahora a todo el mundo”. Hablamos muchas veces sin tener conocimientos del todo ciertos de lo que en realidad se trata. En lo único en que no nos equivocamos es que cada vez más afecta a mayor parte de la población siendo la mayor causa de muerte e incapacidad en jóvenes.

Pero… ¿sabemos de verdad qué es el daño cerebral adquirido?  ¿Sabemos qué es un ictus? ¿Seríamos capaces de disminuir las probabilidades de que nos ocurra a nosotros? Y mejor aún… si nos ocurriese a nosotros mismos o a alguien muy cercano ¿sabríamos cómo actuar o de qué modo intervenir en su posterior recuperación y rehabilitación?

qué es el daño cerebral adquirido

Qué es el daño cerebral adquirido. Cómo actuar, prevención y tratamiento

Qué es el Daño Cerebral Adquirido (DCA) es…

El daño cerebral adquirido (DCA) se refiere a una lesión en el cerebro que se produce con posterioridad al momento del nacimiento.

Se pueden producir por diferentes causas que pueden ser de origen traumático (por ejemplo, accidentes de tráfico, caídas o golpes,…) y no traumático (por ejemplo infecciones, enfermedades cerebrovasculares (ACV) como isquemias o hemorragias, intoxicaciones…).

La mayor parte del Daño Cerebral Adquirido se produce ocasionado por:

  • TCE (traumatismos craneoencefálicos): lesión cerebral ocasionada por una fuerza externa que genera un daño físico en el encéfalo. Puede producir alteración de la conciencia y de las habilidades, cognitivas, emocionales y físicas de quien lo sufre.

  • ACV (accidentes cerebrovasculares) o ictus: lesión cerebral producido bien por el bloqueo de sangre en las arterias del cerebro (conocido como isquemia) o por el sangrado excesivo dentro del cerebro (hemorragia). La hipertensión arterial es el principal factor de riesgo.

Podemos identificar un ictus a partir de 3 signos:

  1. Pérdida total o parcial de la visión o visión borrosa.
  2. Pérdida de fuerza o de sensibilidad en la mitad del cuerpo.
  3. Dificultad para hablar o para entender cuando te hablan.
¿Qué es el daño cerebral adquirido? Cómo actuar, prevención y tratamiento

Daño Cerebral Adquirido producido por traumatismos-accidentes cerebrovasculares

¿Qué secuelas puede producir un ictus u otro Daño Cerebral Adquirido?

Entre las secuelas que puede producir un ictus u otro tipo de Daño Cerebral Adquirido podemos destacar:

  • Graves alteraciones en la vida diaria al mostrar dificultades en realizar las actividades que antes realizaba sin problemas.
  • Alteraciones en aspectos físicos, cognitivos, emocionales y funcionales.
  • Déficits en la memoria y percepción sensorial.
  • Problemas a nivel motor.
  • Dificultades en la comunicación y en la recepción de información.

Las alteraciones en la memoria como la amnesia son las quejas más acusadas en el 65-85% de los enfermos que han sufrido un daño cerebral y las alteraciones conductuales las que más quejas producen en sus familiares.

No debemos olvidar que los familiares de los enfermos también se ven afectados ya que se ven obligados a enfrentarse a una gran carga que les produce trastornos psicológicos como depresión o ansiedad.

 

Qué es el daño cerebral adquirido - alteración en la memoria

La mayor queja en Daño Cerebral es la alteración en la memoria

¿Cómo podemos prevenir la aparición accidentes cerebrovasculares?

Nuestra calidad de vida influye de manera directa en la probabilidad de sufrir un accidente cerebrovascular. Estas son las principales causas o factores de riesgo de sufrir un ictus. Algunas pautas que podemos seguir para disminuir el riesgo de padecerlo son:

  1. Practica ejercicio físico regularmente y busca alcanzar tu peso ideal.
  2. Procura tomar una dieta mediterránea rica en alimentos con propiedades antioxidantes como frutas, verduras, nueces
  3. Intenta dormir 8 horas al día.
  4. Procura ser capaz de gestionar tu estrés.
  5. Controla tu nivel de colesterol y tu tensión arterial al mismo tiempo que evitas el tabaco.
  6. Procura un consumo moderado de alcohol, no te excedas.
  7. En caso de mujeres fumadoras o con alguna enfermedad vascular o cardíaca, el uso de anticonceptivos orales puede ocasionar un factor de riesgo.
  8. Ejercita tu cerebro. Cualquier pequeño ejercicio como leer, debatir con tu pareja… es bueno para ti.
  9. Sé consciente de los signos de un ictus para poder ser capaz de reaccionar de forma rápida y eficaz.

¿Cómo enfrentarnos a un daño Cerebral Adquirido?

Una vez que se ha producido un ictus u otro tipo de daño cerebral debemos hacerle frente lo más rápido posible poniéndonos en manos de un equipo multidisciplinar que debe estar formado por un médico rehabilitador, neuropsicólogo, personal de enfermería, fisioterapeuta, terapeuta ocupacional, logopeda y trabajador social. La estimulación cognitiva para daño cerebral adquiridomusicoterapia y la terapia asistida con animales también aportarían grandes beneficios a los enfermos.

El tratamiento debe ser de inicio precoz, continuo, individualizado y realizado de manera periódica con la finalidad principal de conseguir la máxima independencia del enfermo y reintegrarlo en su entorno familiar, social y laboral.

¿Cómo enfrentarnos a un daño Cerebral Adquirido?

Ante un daño cerebral como un ictus debemos actúar lo más rápido posible

“En los últimos años he tenido una tendencia muy acusada al silencio y a la soledad. Rara vez veo a nadie. Ando con libros todo el día y con papeles en blanco. Ahora quiero aprovechar mi tiempo de otro modo, más para adentro, más reflexivo.”

Joaquín Sabina Documental 19 días y 500 Noches