Qué es la esclerosis múltiple: causas y síntomas

La esclerosis múltiple es una enfermedad que actúa sobre la materia blanca del cerebro, o mielina, alterando el funcionamiento de las fibras nerviosas. Una de las funciones de la mielina es hacer que los nervios transmitan impulsos con rapidez, pero si el cerebro no puede trasmitir correctamente estos impulsos, tendremos problemas para hacer movimientos coordinados y mantener el equilibrio, además de dificultad para pensar y recordar cosas, y complicaciones en la vista, entre otros síntomas.

esclerosis multiple

Dominik Golenia

Esclerosis múltiple: causas

Aún no se sabe con exactitud por qué se produce esta enfermedad, pero se especula que es desencadenada por culpa de un virus desconocido que provoca una alteración en el sistema inmunológico y hace que nuestros anticuerpos ataquen a la mielina del cerebro. Este proceso puede afectar a muchas zonas del sistema nerviosa provocando todo tipo de síntomas: trastornos de lenguaje, del equilibrio, de la vista…

Además de esta suposición, también existen pruebas que demuestran que es más probable que la esclerosis múltiple aparezca en personas con susceptibilidad genética, que tienen algún defecto genético que hace que tengan más probabilidades de sufrir una enfermedad en particular, aún así parece que sobre esta disposición genética tienen que actuar factores ambientales, como un virus, para que se desarrolle la enfermedad.

Las mujeres suelen ser más susceptibles a este tipo de factores ambientales, lo que explica que sean más propensas a tener esclerosis múltiple. Algunos expertos opinan que esto se debe a que los hombres suelen tener peor higiene y tienen más contacto con agentes infecciosos, lo que previene las enfermedades autoinmunes.

Esclerosis múltiple: síntomas

La esclerosis múltiple es más frecuente en personas que tienen entre 29 y 33 años, pero puede darse en un amplio espectro de edades, desde los 10 a los 59 años aproximadamente y se suele dar más en mujeres que en hombres.

Los síntomas de esclerosis múltiple se presentan de formas diferentes dependiendo del paciente, las manifestaciones clínicas pueden ser diferentes en personas diferentes. Se pueden dar estos casos:

-Que se de un síntoma de esclerosis múltiple seguido de una etapa de meses o incluso años sin que se repita, hasta que se vuelve a presentar el mismo síntoma e incluso algunos nuevos.

-Uno o varios síntomas se dan durante un periodo de tiempo y empeoran en las próximas semanas o meses.

Estos son algunos de los síntomas más comunes de esclerosis múltiple:

-Problemas de visión: vista borrosa, ver doble, hacer movimientos oculares rápidos y de forma involuntaria, y en ocasiones muy particulares ceguera.

-Fallos de equilibrio y coordinación: mareos y vértigos, problemas de coordinación, caminar de forma inestable, problemas para usar con precisión una de las extremidades.

-Problemas musculares: dolores y espasmos musculares y rigidez en los músculos.

-Sensaciones alteradas: cosquilleos, quemazones, entumecimiento, sensaciones de apuñalamiento en el cuerpo… Este tipo de síntomas se dan en casi el 50% de pacientes de esclerosis múltiple.

-Mareos o aturdimiento: estos síntomas son bastante comunes, el vértigo es más infrecuente.

-Fallos en el habla: pronunciación lenta, arrastrar palabras y cambios de ritmo mientras hablas.

-Fatiga: inesperada o exagerada para las actividades que hemos realizado durante el día. Aproximadamente, un 80% de los pacientes con esclerosis  múltiple tienen fatiga crónica, hasta después de una buena noche de descanso, los pacientes pueden tener sensación de agotamiento. La fatiga asociada a la esclerosis múltiple no tiene que ver con la cantidad de esfuerzo que hacemos durante el día.

-Complicaciones intestinales y de vejiga: necesidad de ir al cuarto de baño con mayor frecuencia y, raras veces, problemas de incontinencia.

-Problemas sexuales: disminución del deseo sexual y de la excitación y pérdida de la sensación de placer.

-Sacudidas y temblores: que pueden complicarte la realización de tus actividades diarias.

-Trastornos cognitivos y emocionales: dificultad para pensar y memorizar datos y problemas para atender y concentrarse.

This post is also available in: Inglés