Test para padres y madres primerizos ¿Qué hago si mi hijo…? – Guía práctica

 

Test para padres primerizos. La decisión de tener un hijo es una de las decisiones más importantes en la vida de las personas. Se trata de un momento único que trae consigo emoción, nuevas ilusiones, cambios de todo tipo… pero al mismo tiempo conlleva miedos e inseguridades. Miedo a lo desconocido, preocupación por el bebé, necesidad de consejos, ansiedad, nervios, pérdida de horas de sueño, cansancio… son algunas de las situaciones por las que pasan los papás y mamás primerizos con su primer bebé. ¡Descubre en este test para padres primerizos si estás preparado para el gran momento!

Test padres primerizos

Test para padres primerizos

1. Nadie dijo que ser padre primerizo fuese fácil. Tu vida está cambiando de manera radical. ¿Tienes algún plan para sobrellevar los cambios?

2. Por fin el bebé está aquí, aunque es posible que tu nuevo día día no sea tan fácil como imaginaste y algunas veces puedas perder los nervios y la paciencia... ¿Qué hacer ante las situaciones complicadas?

3. El bebé necesita muchos cuidados lo que significa que nos va a robar mucho tiempo. La falta de tiempo puede provocar problemas tanto en la pareja, como a nivel social trasladando estas relaciones a un segundo plano. ¿Cómo crees que es la mejor manera de actuar?

4. A veces el bebé llora y llora y no logramos saber qué le pasa ¿qué podemos hacer?

5. Con la llegada de los bebés a casa, el tiempo libre del que disponen los padres se ve reducido. ¿Cómo ves tu nueva vida?

Consejos para padres primerizos

¡Ha llegado el momento de ser padres por primera vez y en vuestra cabeza, todo son dudas y preocupaciones!

Antes de nada, es importante saber normalizar la situación. Ni sois los primeros ni las únicas personas en tener un bebé. Está claro, que ser padre o madre es una tarea que no es nada fácil pero con grandes dosis de paciencia, sabiendo mantener la calma y aceptando que cometer errores es normal, todo irá sobre ruedas. Los padres perfectos no existen, por tanto, debéis intentar aprender de todos vuestros errores intentando que la situación en ningún momento os desborde.

En cuanto a la información y los cuidados del bebé, es bueno que queráis tener la máxima información posible acerca de un tema en concreto que os preocupe. Pero ¡cuidado! No conviene seguir los consejos y aprobación a pies juntillas de todas las revistas, libros, programas de televisión,…que se crucen en vuestro camino. Es recomendable que pidáis ayuda a expertos en el tema (ginecólogo, matrona, pediatra,…) en lugar de recurrir a revistas no especializadas, pero siempre sin agobios.

Tener un bebé va a cambiar vuestro ritmo de vida y va a afectar a vuestro tiempo libre y a vuestro día a día. El pequeño de la casa se convertirá en el centro de todas las atenciones pero no por ello, vosotros como padres y como pareja, debéis renunciar el uno al otro. Aprovechad cada momento libre sin sentir ningún tipo de culpabilidad para hacer aquello que tanto echáis de menos hacer o para contaos entre vosotros cómo os sentís después de este cambio tan importante en vuestras vidas.

Otras cosas que les preocupan a los padres primerizos

¿Qué hago si mi hijo no duerme? ¿Qué hago si mi hijo no come? ¿Qué hago para que mi hijo tenga una autoestima más alta? ¿Qué hago si mi hijo me hace preguntas sobre sexo? ¿Qué hago si mi hijo…? Si sois padres primerizos, en este post Mairena Vázquez, psicóloga, te ayuda a no perder los nervios y te da algunos consejos para actuar en estos casos.

Padres primerizos: Desarrollo psicológico del niño

“El primer año de vida es determinante para el desarrollo interpersonal posterior del niño”.

La interrelación entre el bebé y sus papás sobre todo en los primeros días de vida es muy importante ya que las experiencias que viva en este período marcarán su actitud en el futuro.

En el vínculo madre-hijo influyen tanto la personalidad y comportamientos del hijo como de la madre y es considerado fundamental ya que es la madre quien canaliza todas las influencias del bebé.

Una buena forma de estimular a tu bebé es con música antiestrés para desarrollar la inteligencia.

Padres primerizos: ¿Qué hago si mi hijo…?

¿Qué hago si mi hijo no controla sus esfínteres?

Por lo general, los niños suelen controlar sus “cacas” sobre los 2 años y la orina entre los 2 años y medio y los 3. ¡Cuidado! La orina nocturna se puede seguir escapando incluso hasta los 3 años y medio.

Cuando ocurre algún cambio importante para la vida del niño (nacimiento de un hermanito y celos, inicio de la guardería,…) se puede producir un retroceso y el niño que controlaba sus esfínteres, puede volver a perder el control y necesitar de un pañal.

En estos casos los padres deben armarse de paciencia y comprensión hacia el hijo, animarle a que deje el pañal y facilitarle la situación con algún orinal para que se vaya familiarizando y utilizar cuentos o algún juguete que le entretenga. No hay que hacer dramas sino quitarle importancia y darle cariño al niño para que consiga dejar sus desechos en el sitio adecuado poco a poco.

Qué hago si mi hijo no controla sus esfínteres

Padres primerizos. Qué hago si mi hijo no controla sus esfínteres

Si el niño ha cumplido 4-5 años y aún no controla sus defecaciones puede que exista encopresis o enuresis. Descubre qué es la enuresis nocturna.

La enuresis y encopresis son trastornos de eliminación de orina y heces. La enuresis es la emisión involuntaria de orina mientras que la encopresis se refiere a la eliminación incontrolada de heces en cualquier sitio.  En estos casos lo más recomendable es acudir al pediatra para saber si existen causas fisiológicas y en caso de no haberlas, recurrir a un psicólogo.

¿Qué hago para alimentar bien a mi hijo?

En la alimentación del recién nacido influye no solo el alimento que se le da al bebé, sino quien se lo da, el modo de sostenerlo, las palabras y su entonación… hasta el estado de ánimo de la persona que lo está alimentando influye.

Cuando el bebé es pequeño, se promueve la lactancia materna ya que se considera el mejor método de alimentación. Muchas mamás primerizas se preguntan cada cuánto tiempo dar las tomas a sus hijos, ¿verdad? ¡Fuera preocupaciones! Entre las 4-8 primeras semanas, es poco probable que el bebé siga un horario fijo. Lo normal es que el niño pida el alimento de forma natural siempre que tenga hambre.

Durante los primeros días y hasta los los 3-4 primeros meses puede aparecer el cólico del recién nacido en el cual el niño llora con desesperación debido a lo que parece un dolor digestivo. En estos casos los padres deben aliviar el cólico mediante succión pudiendo usar chupetes o acunándolo aportándole tranquilidad.

Hacia los 6 meses comienzan a aparecer los primeros dientes. ¿Qué hacer ante la desesperación del niño? Para facilitar este proceso se le pueden dar al niño objetos que pueda morder. En cuanto a la comida, se deben introducir nuevos sabores poco a poco  y darle tiempo a que se acostumbre a los nuevos sabores y texturas respetando que puede haber alimentos que le gusten más o menos. Es importante no forzarles a comer una determinada comida y tener mucho tiempo y paciencia.¿Tu hijo no quiere comer? Descubre qué es la neofobia alimentaria.

¿Qué hago si mi hijo tiene problemas de sueño?

Cada bebé es diferente y el número de horas de sueño que necesita cada uno es variable sobre todo en los primeros días.

Por lo general, conviene acostumbrar al bebé a dormir en su propia cuna y en su propia habitación. Aún así, no hay que tener miedo a “malcriar” al bebé por tenerle entre los brazos ya que es bueno acurrucar al bebé para cubrir una de sus necesidades básicas.

Cuando tienen alrededor de 1 año, suelen dormir entre 11-14 horas. Es muy importante respetar las horas de sueño y para ello conforme se van haciendo más mayores se pueden planificar horarios y rutinas que preparen al niño a irse a la cama como un baño, ponerle el pijama, leerle un cuento y darle su peluche o mantita favorita.

Hacia los 2 años los problemas de sueño de los niños se han ido resolviendo y empiezan a ser conscientes de que sueñan con diferentes cosas.

Las pesadillas relacionadas con la bruja o el coco son normales entre los 3 y 6 años, solo se consideran preocupantes cuando ocurren con demasiada frecuencia e intensidad.  Hay que diferenciarlas de los terrores nocturnos ya que éstos son más angustiosos  y alarmantes; el niño se encuentra aparentemente dormido aunque puede abrir los ojos y a veces es difícil sacarle de ese episodio.

¿Cómo actuar cuando el niño tiene pesadillas? Permaneciendo con el niño el tiempo que sea necesario hasta conseguir calmarle. Eso sí, llevarle a la cama de los padres solo debe realizarse como medida de urgencia. El acompañar al niño antes de dormir, leerle algún cuento, dejar la puerta entreabierta con alguna luz encendida pueden ser tranquilizadores para el pequeño. Descubre cómo superar el miedo a la oscuridad en niños y cómo enseñar a los niños a dormir solos.

Es beneficioso que los niños jueguen y dibujen para expresar sus conflictos, miedos y fantasías y así dar salida a sus emociones, previniendo los malos

sueños.

Qué hago si mi hijo tiene problemas de sueño

Padres primerizos. Qué hago si mi hijo tiene problemas de sueño

¿Qué hago para que mi hijo tenga mayor autoestima y desarrolle su personalidad mejor?

El desarrollo de la personalidad del niño dependerá de la interacción con los demás en cada momento de su vida, sobre todo de sus padres.

¿Conoces el efecto Pigmalión? Tus palabras tienen un gran efecto sobre tus hijos. Los padres ayudan a la socialización del niño ofreciendo amor y cuidados, corrigiendo o enseñando al niño determinadas cosas, recompensándole o castigándole y enseñándole valores y habilidades, proporcionando experiencias para que los niños saquen sus conclusiones sobre el mundo que les rodea,… Descubre aquí cómo cuidar el cerebro de tu hijo.

Las actitudes de los padres y las prácticas de crianza determinarán el desarrollo de la autoestima del hijo. Descubre cómo debe ser la comunicación entre padres e hijos adolescentes.

¿Cómo deben ser las actitudes de los padres para que los niños tengan la autoestima alta?

  • Deben ser padres cariñosos que acepten a su hijo tal como es y le demuestran su afecto.
  • Deben ser padres firmes que establezcan reglas y las mantengan aunque con flexibilidad.
  • Deben utilizar disciplinas como la retirada de privilegios antes que el castigo corporal. Hay que darle al niño las razones por las cuales se le impone un determinado castigo.
  • Deben hacerle ver al niño que es importante que exprese sus opiniones ya que se aceptarán y serán tenidas en cuenta.
Qué hago para que mi hijo tenga mayor autoestima

Padres primerizos. Qué hago para que mi hijo tenga mayor autoestima

¿Qué hago si mi hijo me hace preguntas sobre sexo?

El interés que sienten los niños por los juegos sexuales, el sexo opuesto o el embarazo y el nacimiento varía según la edad. Es por eso, que la educación sexual es vital.

“La educación sexual comienza cuando aparece el lenguaje y los niños hacen sus primeras preguntas”.

Cuando los niños empiezan a hacer preguntas del tipo “¿Eso qué es?” refiriéndose por ejemplo al pecho de mamá, lo aconsejable es dar respuestas sencillas.

Las palabras “pene” o “vulva” pueden parecer muy serias, pero enseñan al niño que se trata de un órgano como cualquier otro eliminando tabúes y normalizando.

Conforme los niños van cumpliendo años se pueden dar explicaciones más detalladas pero lo mejor es atenerse a las preguntas sin dar explicaciones de más.

Para finalizar, os dejo un monólogo de padres primerizos. Reírse tiene muchos beneficios para la salud, así que, en los momentos de desesperación… Más vale reír que llorar.

Psicóloga especializada en psicología clínica infanto-juvenil. En continua formación para ser psicóloga sanitaria y neuropsicóloga clínica. Apasionada de la neurociencia e investigación del cerebro humano. Miembro activo de diferentes asociaciones e interesada en labores humanitarias y emergencias. A Mairena le encanta escribir artículos que puedan ayudar o inspirar.
“Magia es creer en ti mismo”.

This post is also available in: Francés