Todo sobre los factores y rasgos de la personalidad ¿Qué nos hace ser quienes somos?

 

¿Qué nos hace ser quienes somos? Todos tenemos una idea de cuál es nuestro tipo de personalidad, si somos joviales o reservados, responsables, introvertidos, sensibles o insensibles…. Cada uno de nosotros tiene una combinación única de rasgos de la personalidad. Y son esos rasgos, los componentes de nuestra personalidad, son lo que nos hacen únicos, y lo que los psicólogos han querido investigar y medir. En este artículo encontrarás una guía práctica sobre los rasgos de la personalidad: qué son, las diferentes teorías del rasgo, sus principales factores y características ¿se se puede cambiar la personalidad?, rasgos saludables vs patológicos, qué influye en el desarrollo de nuestra personalidad ¡y mucho más! Si tienes cualquier duda o pregunta puedes dejárnosla abajo y te responderemos.

Rasgos y Factores de la Personalidad

Rasgos y Factores de la Personalidad

¿Qué son los factores o rasgos de la personalidad? Definición

¿Qué son los rasgos de la personalidad? En el ámbito de la psicología, existen diferentes teorías que tratan de explicar el comportamiento humano a través del estudio de características estables y consistentes que explican, determinan, y ayudan a predecir nuestro comportamiento individual y cómo cada persona interpreta la realidad.

Se han catalogado varias teorías que veremos más abajo y que explican los diferentes rasgos de la personalidad humana y cómo influye cada uno de ellos en el comportamiento de la persona. Sin embargo, antes de profundizar en ellas es importante conocer qué es rasgo y qué es personalidad:

  • La personalidad es el conjunto de diferencias que reúne un individuo y que lo hacen diferente y único con respecto al resto de personas y caracterizan su forma particular de pensar, sentir y comportarse.
  • Un rasgo puede definirse como una forma específica de comportamiento, una característica relativamente estable que describe a una persona como deshonesta, valiente, mentirosa, tímida… Un rasgo permite catalogar una forma estable de comportarse, y ayuda a los teóricos de los rasgos de la personalidad a hacer predicciones sobre nuestra conducta y la de otros.

Descubre en el siguiente vídeo cómo se ha medido la personalidad a lo largo de la historia, hasta la moderna teoría de los rasgos. ¡Activa los subtítulos en español desde la esquina inferior derecha del vídeo donde encontrarás la configuración!

La teoría de los rasgos de personalidad ¿Qué teoría es la más relevante?

La psicología, con el objetivo de conocernos mejor, siempre ha tratado de identificar y catalogar nuestras actitudes, pensamientos y los rasgos de nuestra personalidad. Por eso, hoy en día resulta complicado encontrar algún rasgo de la personalidad que no haya sido catalogado o definido por alguna teoría o estudio psicológico.

La teoría del rasgo de la personalidad es una de las áreas principales del estudio de la personalidad. Esta teoría sugiere que las personalidades de los individuos se componen de tendencias generales.

A diferencia de otras teorías de la personalidad, como la psicoanalítica o la humanista, la teoría del rasgo se centra en las diferencias entre individuos. La combinación y la interacción de varios rasgos forma una personalidad que es única para cada persona. La teoría del rasgo se centra en identificar y medir estas características individuales de personalidad.

Muchos psicólogos contemporáneos han intentado determinar cuántos rasgos de la personalidad existen. Por ejemplo Gordon Allport propuso una lista de 4000 rasgos de personalidad, Raymond Cattel 16 factores de personalidad y Hans Eysenck tres factores. Más recientemente, Costa y Mcrae propusieron una teoría de 5 factores básicos, o “los 5 Grandes“.

Sin embargo, muchos investigadores opinan que la teoría de Cattel es demasiado complicada, la de Eysenck tiene un alcance muy limitado.

Por ello, la teoría más aceptada actualmente es la de los 5 factores de la personalidad, los cuales describen los rasgos esenciales que sirven para construir los ladrillos de la personalidad. Estos rasgos son: Extraversión, Amabilidad/Cordialidad, Apertura, Neuroticismo y Responsabilidad/Tesón

Evaluacion mental - CogniFit

Si quieres conocer en profundidad tu perfil y rasgos cognitivos, tus puntos fuertes y debilidades, los profesionales del ámbito de la neuropsicología recomiendan realizar este Test Cognitivo Online de CogniFit: Evalúa de forma clínica y rápidamente tu funcionamiento cerebral, identifica debilidades y fortalezas cognitivas. Los resultados que proporciona este test neuropsicológico son muy útiles para ayudar a determinar si los cambios cognitivos que experimenta una persona son normales, o pueden ser reflejo de algún trastorno neurológico. Obtén tus resultados en menos de 30-40 minutos. CogniFit es la herramienta de evaluación cognitiva más recomendada y utilizada por profesionales.

¿Cuáles son los principales factores o rasgos de la personalidad?

A día de hoy, como hemos mencionado, la mayoría de investigadores están de acuerdo en que existen 5 rasgos de la personalidad. La evidencia de esto se ha ido acumulando a lo largo de los años. Aunque hay una cantidad grande de literatura que apoya la teoría de los 5 factores de personalidad, no todos los investigadores se ponen de acuerdo en la etiqueta exacta de cada dimensión.

Es importante tener en cuenta que cada uno de los 5 factores representa un rango entre dos extremos. La mayoría tendemos a caer en algún punto entre los dos extremos.
  • Extraversión- Introversión
  • Amabilidad/Cordialidad – Dureza (emocional)
  • Apertura – Cerrazón
  • Neuroticismo – Estabilidad emocional

A continuación describimos las 5 categorías

1- Apertura

Apertura se refiere a apertura a la experiencia. Las personas altas en apertura disfrutan de la aventura. Son curiosos, aprecian el arte, la imaginación y las cosas nuevas. Las personas abiertas a la experiencia sienten que “la variedad es la chispa de la vida”.

Las personas bajas en apertura son lo contrario. Prefieren las rutinas y evitan las nuevas experiencias. No son especialmente aventureros.

Cambiar la personalidad se considera un proceso difícil, pero la apertura es un rasgo de personalidad que se ha demostrado estar sujeto al cambio. En un estudio, las personas que probaron sustancias alucinógenas se volvieron más abiertos a la experiencia después, y el efecto duró al menos un año, por lo que se mantuvo a largo plazo.

Las personas responsables son organizadas y tiene un gran sentido del deber. Son confiables, disciplinadas y centradas en el logro. No encontrarás personas responsables viajando alrededor del mundo con sólo una mochila, son planificadoras.

Las personas con baja responsabilidad son más espontáneos y despreocupados. Tienden al descuido. La responsabilidad es un rasgo muy útil y se ha relacionado con el logro en la escuela y en el trabajo.

Extraversión versus introversión es el rasgo más reconocible de la personalidad, y tiende a repetirse en muchos modelos de personalidad. Cuanto más extravertido es alguien, más disfruta socializando. Son habladores y recargan sus energías en reuniones sociales. Tienden a ser asertivos y alegres en las interacciones sociales.

Las personas introvertidas, por el contrario, necesitan mucho tiempo a solas, es posible que porque su cerebro procesa la interacción social de forma diferente. La introversión se confunde a menudo con timidez, pero no son lo mismo. La timidez implica un miedo a las interacciones sociales, o la dificultad para desenvolverse socialmente. Los introvertidos puede ser encantadores en las fiestas, solo que prefieren estar solos o con grupos pequeños.

La amabilidad o cordialidad mide el grado de calidez y bondad de una persona. Cuanto más amable es, más confiables, compasivos y dispuestos a ayudar son. El rasgo contrario sería dureza emocional, estas personas serían frías, menos dispuestas a cooperar y desconfiadas.

Las personas altas en neuroticismo se preocupan frecuentemente, y sienten ansiedad o depresión con facilidad. Tienden a encontrar cosas sobre las que preocuparse. Por otro lado, las personas bajas en neuroticismo tienden a ser estables emocionalmente, y equilibrados.

El neuroticismo está relacionado con muchos problemas de salud. Según este estudio el  neuroticismo predice la calidad de vida y la longevidad.

Entrenamiento cognitivo

CogniFit programa científico líder en evaluación mental y entrenamiento cerebral online adaptado a tus necesidades cognitivas específicas. Descubre tu estado cognitivo en menos de 30-40 minutos. Solo tienes que registrarte. CogniFit es la herramienta clínica mas utilizada y recomendada por profesiones médicos.

¿Es lo mismo tipos de personalidad que rasgos de personalidad?

Hay muchas formas de medir la personalidad, pero los psicólogos más recientemente han dejado de intentar dividir a la humanidad cuidadosamente en tipos, centrándose por el contrario, en rasgos o factores de personalidad.

Y es que las medidas de tipos de personalidad se basaban en clasificar a diferentes tipos de personas, es decir, medidas cualitativas o descriptivas. Los rasgos se basan en medidas cuantitativas. Según las teorías de los tipos, por ejemplo, los introvertidos y extravertidos son dos categorías diferentes de personas. Mientras que según las teorías del rasgo la introversión y la extroversión son parte de una única dimensión continua, situándose la mayoría de personas en el medio.

Las teorías de los tipos de personalidad surgieron dentro de la corriente psicoanalítica, con Carl Jung. También se ha popularizado el test de Myers-Briggs, basado en el trabajo de Jung. Uno de los mayores problemas del cuestionario es que las respuestas son binarias ( eres uno u otro), no hay opciones medias. El uso de este cuestionario es controvertido, y según sugiere la investigación, estos tipos no correlacionan bien con la satisfacción en el trabajo o las habilidades.

Personalidad saludable Vs no saludable

La característica fundamental entre una personalidad saludable y una personalidad patológica es la flexibilidad.

Personalidad saludable

 

Rasgos de la personalidad

¿Cómo es una personalidad saludable?

Una personalidad saludable consiste en una tendencia determinada de conducta, emoción y pensamiento que es flexible y es capaz de adaptarse a las demandas de las situación. También consideramos que su personalidad es sana cuando sus rasgos y características le ayuda a hacer frente de forma eficaz a los contratiempos cotidianos.

Una personalidad sana tiende a interpretar el entorno de forma adecuada, es decir, de forma realista. Sus pensamientos, emociones y conductas se corresponden con la realidad de ese entorno. Son capaces de evaluar e identificar sus propias fortalezas, debilidades y motivaciones de forma realista.

Estas personas tienen una habilidad muy necesaria, llamada “mentalización”, que se refiere a la capacidad de reflexionar acerca del  comportamiento, estados internos, motivaciones tanto de nosotros mismos como de los demás. Esta capacidad permite a las personalidades sanas a ajustar sus comportamientos dependiendo de las demandas de cada situación.
La flexibilidad característica de las personalidades saludables se considera “adaptativa”, porque su patrón de pensamientos emociones y conductas no le llevan a un estrés significativo y le aseguran un grado razonable de éxito y satisfacción.

Personalidad no saludable o patológica

Una personalidad patológica, por otro lado, consiste en la respuesta a las demandas cotidianas de forma rígida, que le proporciona una insatisfacción continua, no le permite desarrollarse y aprender.  Es decir, se consideran “desadaptativas”, porque les conduce a malestar, insatifacción y al fracaso.

Estas personas suelen tener relaciones personales muy turbulentas, y repetidamente se encuentran en situaciones que les llevan a infelicidad y ausencia de éxito. Cuando los rasgos de la personalidad provocan malestar y afectan a las relaciones personales, a la habilidad de funcionar en el trabajo, se empieza a considerar la posibilidad de un trastorno de personalidad.

Es cierto que todos tenemos problemas, conflictos y situaciones difíciles que nos pueden causar malestar. No siempre nos comportamos de forma adecuada, a veces molestamos a los demás, pero no tiene por qué significar que tengamos un trastorno de personalidad. Para que se considere un trastorno tiene que ser un patrón consistente y duradero. Esto es, rasgos y conductas problemáticas que comienzan pronto en la vida del individuo y se observa en muchas situaciones, durante un largo periodo de tiempo y causa un malestar significativo.

¿Cómo se construyen o forman los principales rasgos de la personalidad?

La investigación sugiere que tanto factores biológicos y genéticos como ambientales juegan un papel en moldear nuestras personalidades. Y es que tanto el ambiente como la crianza influyen en el desarrollo de nuestros rasgos de personalidad.

El grado de heredabilidad de los factores de personalidad varía de entre un 40 a un 60 por ciento, según algunos estudios de gemelos separados al nacer. Aunque otros estudios encuentran una proporción mucho menor, de entre un 15 a un 21%.

Además, los estudios longitudinales sugieren que estos cinco rasgos de personalidad suelen ser relativamente estables durante la adultez, incluso cuando hay eventos vitales adversos.

También, según muestra la investigación, los rasgos de personalidad maduran con la persona. Con  la edad tendemos a volvernos menos extravertidas, menos neuróticas y menos abiertos a la experiencia. Mientras que la amabilidad y la responsabilidad tienden a incrementarse a medida que envejecemos.

¿Podemos cambiar o modificar nuestros rasgos de personalidad?

Es posible. Según un meta-análisis publicado en 2017 la terapia puede modificar ciertos rasgos de la personalidad, cambios que se mantuvieron en el tiempo. La estabilidad emocional fue el rasgo principal que se modificó, seguido por la extraversión. El tipo de terapia utilizada no tuvo una fuerte asociación a la cantidad de cambios en los rasgos. Los pacientes con problemas de ansiedad fueron los que más cambiaron, y aquellos tratados por abuso de sustancias, los que menos.

Sin embargo, estos cambios son difíciles y requieren mucho esfuerzo, por parte del terapeuta y del paciente. Mientras que las actitudes pueden ser más fáciles de modificar, los rasgos no.

Para aquellas personas que quieran que su pareja cambie de un día para otro, no hay mucha esperanza. Pero si quieres centrarte en algún aspecto de ti mismo, y estás dispuesto a trabajar duro en él, ahora sabemos que es posible modificarlos.

Modelos o Teorías de los Rasgos de la Personalidad y sus principales autores

Algunas de las críticas más comunes a la teoría del rasgo, se centra en el hecho de que los rasgos o factores de la personalidad a menudo son pobres predictores de la conducta. Una persona puede puntuar alto en la evaluación de un rasgo determinado, puede que no se comporte de la misma manera en diferentes situaciones. Otro problema es que estas teorías no explican el por qué de las diferencias individuales en el desarrollo o la consolidación de la personalidad.

1. Teoría de los rasgos de Gordon Allport

En 1936 Gordon Allport encontró que un diccionario contenía más de 4000 palabras para describir diferentes rasgos de personalidad. Por lo que categorizó esos rasgos en tres niveles:

Rasgos Cardinales de la personalidad

Estos rasgos dominan la vida del individuo, a menudo hasta el punto de que esa persona es conocida por esos rasgos específicamente. Ejemplos de esto pueden ser: Maquiavelo, Narciso, Don Juan…

Allport sugirió que estos rasgos cardinales son raros y suelen ser de desarrollo tardío.

Rasgos Centrales de la personalidad

Estos rasgos son las características generales que forman la base de la personalidad. Estos rasgos centrales, aunque no son tan dominantes como los rasgos cardinales, son las principales características que usarías para describir a otra persona.

Términos como “intelgiente”, “honesto”, “tímido”, “ansioso”, se consideran rasgos centrales.

 

Rasgos Secundarios de la personalidad

Estos rasgos se relacionan con actitudes o preferencias. Suelen aparecer sólo en algunas situaciones o bajo circunstancias específicas. Algunos ejemplos pueden ser ponerse nervioso al hablarle a un grupo o mostrarse impaciente al esperar en una cola.

2. Los dieciséis factores de personalidad de Raymond Cattell

Raymond Cattel, teórico del rasgo, redujo la lista inicial de Allport de 4000 a 171 rasgos, eliminando rasgos poco comunes y que tenían características comunes.

Posteriormente, puntuó a una muestra amplia de individuos en estos 171 rasgos. Usando la técnica estadística “análisis factorial” identificó los términos relacionados reduciendo la lista a sus 16 factores clave.

Según Cattel, estos 16 factores son la fuente de la personalidad humana. Además también creó uno de los más conocidos test de evaluación.

Los rasgos que describió son los siguientes:

  1. Abstracción: Imaginación/pragmatismo
  2. Preocupación: Preocupación/seguro
  3. Dominancia: Dominante/ sumiso
  4. Estabilidad emocional: Calmado/ inestable
  5. Vivacidad: Espontáneo/contenido
  6. Apertura al cambio: Flexible/ apegado a lo familiar
  7. Perfectionismo: Controlado/indisciplinado
  8. Privacidad: Discreto/abierto
  9. Razonamiento: Abstracto/concreto
  10. Conciencia normativa: Conforme a las normas/no conforme
  11. Confianza en uno mismo: Autosuficiencia/dependencia
  12. Sensibilidad: Calidez/ dureza
  13. Atrevimiento social: Desinhibido/tímido
  14. Tensión: Impaciente/relajado
  15. Vigilancia: Desconfiado/ confiado
  16. Calidez: Extrovertido/ reservado

3 Las tres dimensiones de la personalidad de Eysenck

Hans Eysenck desarrolló un modelo de personalidad basado en tres únicos rasgos universales.

Introversión/Extraversión:Introversión implica dirigir la atención hacia experiencias internas, mientras que la extraversión se relaciona con centrar la atención hacia fuera, hacia otras personas y el entorno. Las personas con alta introversión son calladas y reservadas, mientras que las personas con alta extroversión son sociales y habladoras.

Neuroticismo/estabilidad emocional: El neuroticismo se relaciona con la tendencia a molestarse o ser más emocional, mientras que la estabilidad es la tendencia a ser emocionalmente constante.

Psicoticismo: Los individuos con altos niveles de psicoticismo tiendne a tener dificulades para tratar con la realidad, pueden ser antisociales, hostiles, sin empatía y manipulativos.

4 La teoría de los Cinco Factores de Personalidad

Tanto la teoría de Cattel como la de Eysenck han sido objeto de estudio. Esto ha resultado en que los teóricos creyeran que la teoría de Cattel se centraba en demasiados rasgos o factores de la personalidad y Eysenck en muy pocos. Como resultado surgió la teoría de los “Cinco Grandes”

La teoría de los 5 factores fue desarrollada en 1970 por dos equipos de investigación. Estos estaban dirigidos por Paul Costa y Robert R. McCrae de los Institutos Nacionales de Salud y Warren Norman y Lewis Goldberg de la Universidad de Michigan.

5. Evaluación de los rasgos de la personalidad

La evaluación de la personalidad implica la administración, puntuado e interpretación de las medidas de la personalidad, rasgos y estilos respaldadas empíricamente para:

  • Refinar diagnósticos clínicos
  • Estructurar y conformar intervenciones psicológicas
  • Incrementar la precisión de las predicciones conductuales en una variedad de contextos y áreas de la psicología (clínica, forense, organizacional, educativa)

 

 

Psicóloga General Sanitaria y sexóloga. Deseosa de mejorar la calidad de vida de las personas mediante la práctica clínica y la comunicación a través de la red.