Archivo de la categoría: Mejorar la memoria

Información, noticias y artículos útiles sobre cómo mejorar la memoria. Descubre los consejos, trucos y recomendaciones de diferentes profesionales que nos hablarán sobre alimentación, vitaminas, ejercicios, técnicas, trucos y métodos para ejercitar, desarrollar y potenciar adecuadamente tu memoria.

¿Sueles ser descuidado? Cómo mejorar la memoria a corto plazo

¿Alguna vez has entrado a la cocina y no recuerdas que ibas a hacer ahí? ¿O no puedes recordar dónde has dejado las llaves hace un momento? Esto puede deberse a que tu memoria a corto plazo ya no es tan aguda como antes. Este tipo de memoria puede verse afectada por el envejecimiento, enfermedades, lesiones, estrés o el consumo de drogas. Por suerte, hay muchas cosas que podemos hacer para entrenar y mejorar nuestra memoria a corto plazo. Estas son algunas claves sobre cómo mejorar la memoria a corto plazo.

Cómo mejorar la memoria a corto plazo

Formas de entrenar tu memoria a corto plazo

Entrena tu mente: el cerebro responde a los ejercicios y a los estímulos de forma muy parecida a los músculos, también se fortalece con el ejercicio diario. Cada vez que aprendes a hacer algo nuevo, tu cerebro crea nuevas vías neuronales y el circuito neuronal crece y forma nuevas conexiones. Prueba algún pasatiempo que siempre hayas querido practicar, o apúntate a algún curso para mantener activo tu cerebro. Los juegos de memoria, pasatiempos y rompecabezas también son de mucha ayuda para estimular tu mente.

Sé sociable: la interacción social estimula tu cerebro porque suele ser impredecible y hace que tu mente se mantenga atenta y alerta. Los investigadores de la universidad de Harvard han descubierto que las personas mayores que son activas socialmente, presentan un deterioro cognitivo más lento y además tienen mayor esperanza de vida.

Usa la mnemotecnia para mejorar tu memoria: esta es una técnica de asociación mental de palabras, frases o imágenes a un objeto para poder recordarlo con mayor facilidad. Esta herramienta puede ser muy útil para grabar información en nuestro cerebro. Un ejemplo de mnemotecnia es este refrán para recordar cuáles son los meses que tienen 30 días: “30 días tiene septiembre, con abril, junio y noviembre.” Las rimas también son bastante útiles para recordar cosas. Puedes usar la mnemotecnia para recordar las tareas y citas que tienes pendientes durante la semana.

Ríe a menudo para mejorar tu memoria: la risa activa muchas zonas del cerebro, el psicólogo Daniel Goleman relata en su libro Inteligencia Emocional que “la risa parece ayudar a las personas a pensar más ampliamente y asociar más libremente”.

Otros especialistas también avalan la risa como estimulante del cerebro. El profesor Lee Berk de la Universidad de Loma Linda, en California, opina:  “El humor asociado con la risa alegre sostiene oscilaciones de gran amplitud de banda gamma. Gamma es la única frecuencia que se encuentra en todas las partes del cerebro”. “Lo que esto significa es que el humor en realidad implica a todo el cerebro, es una experiencia total del cerebro con la frecuencia de la banda de ondas gamma y el humor, similar a la meditación, lo mantiene ahí”.

Alimenta tu cerebro: una dieta rica en ácidos grasos omega 3 te ayudará a mantener la agudeza mental. El pescado es rico en este elemento y además puede ayudar a prevenir la enfermedad de Alzheimer. También hay otros alimentos ricos en omega 3 como los huevos, la soja y las nueces.

Los alimentos con antioxidantes como las frutas y los vegetales protegen tus células cerebrales y pueden llegar a ralentizar el envejecimiento del cerebro. El vino tinto también tiene estas propiedades, siempre que se tome con responsabilidad, existen muchos alimentos que son beneficiosos para tu cerebro.

Haz ejercicio para mejorar tu memoria a corto plazo: la actividad física aumenta el flujo de sangre que llega al cerebro, lo que hace que funcione mejor. Puedes probar a hacer series cortas de estiramientos cuando te levantes por la mañana, así despertarás tu cerebro.

Descansa bien: el cerebro necesita estar descansado para rendir. Por eso tener una buena noche de sueño es necesario si queremos ser productivos al día siguiente. Intenta dormir entre 7 y 8 horas, aunque la cantidad necesaria de horas de sueño suele variar de persona a persona. Si tienes problemas para dormir, aquí tienes una serie de consejos que te ayudarán a conciliar el sueño.

Con el paso del tiempo es normal que nuestra memoria se vea afectada y tengamos descuidos de forma más frecuente. Por eso te recomendamos que sigas estos consejos para cuidar tu memoria a corto plazo, así evitarás los olvidos típicos de la edad y conservarás tus facultades cerebrales intactas durante más tiempo. Si no estás seguro sobre el deterioro de tu memoria, puedes probar el test de CogniFit para medir la memoria a corto plazo que además te proporciona un entrenamiento personalizado en el caso de que necesites mejorar tus habilidades cognitivas.

Cuida tu mente: Cómo mejorar tu salud cerebral y agilidad de pensamiento

La velocidad o agilidad de pensamiento puede compararse con la memoria RAM de un ordenador. Cuando los especialistas hablan de ella, se refieren al ritmo al que un ser humano puede asimilar nueva información, realizar un juicio al respecto y emitir una respuesta. Según esta definición, la clave para aumentar nuestra agilidad de pensamiento está en hacer conexiones cerebrales más solidas, para que las señales enviadas por el cerebro viajen a mayor velocidad. La mayor parte de estas conexiones se forman durante la infancia, pero si cuidas tu salud cerebral puedes conseguir mantener y aumentar tu velocidad de pensamiento. Te explicamos cómo mejorar tu salud cerebral y agilidad de pensamiento.

Cómo mejorar tu salud cerebral y agilidad de pensamiento

¿Cómo mejorar tu salud cerebral y agilidad de pensamiento? Lleva un estilo de vida sano para el cerebro

Practica mucho ejercicio aeróbico: la velocidad de pensamiento se traduce en la velocidad por la que viajan los impulsos eléctricos del cerebro a través de los circuitos neuronales. Este cableado se alimenta a través de los vasos sanguíneos, por lo que problemas vasculares como la diabetes y la hipertensión pueden quitar a los circuitos cerebrales el oxígeno que necesitan para funcionar correctamente. Por todo esto, mantenerse en forma y hacer algo de ejercicio aeróbico es muy recomendable para mantener a tu cerebro sano y en altas velocidades de funcionamiento. Estos ejercicios también son de ayuda para que se creen nuevas neuronas en el hipocampo, que es una parte del cerebro que está muy relacionada con el aprendizaje y el procesamiento de información.

Haz cálculos mentales: practicar cálculos mentalmente es una buena forma de mantener ágil el cerebro, además podemos aplicarlos de forma cotidiana en muchos aspectos de nuestra vida. Alberto Coto, campeón de cálculo mental nos desvela como usa el cálculo en su día a día para mantenerse ágil: “Haciendo las compras calculo los porcentajes de descuento y en el extranjero calculo el precio en euros. Otro entrenamiento peculiar es jugar con las placas de matrícula de los coches. Yo las descompongo en sumas de cuatro cuadrados. Son formas de ir entrenando. Cuando leo u oigo una fecha, automáticamente mi mente ya desde el subconsciente calcula el día de la semana.”

Prueba a tocar un instrumento: existen estudios que demuestran que tocar un instrumento es de ayuda para desarrollar conexiones neuronales sólidas en varias zonas del cerebro. Se piensa que esto se debe a que el entrenamiento musical involucra varios tipos de coordinación (coordinación visual para leer las partituras, auditiva para oír lo que interpretas y motora para tocar el instrumento) lo que ayuda a las conexiones cerebrales a volverse más solidas y estar estrechamente conectadas.

Los expertos han observado que los que más se benefician del entrenamiento musical son los niños que empiezan a tocar antes de los 7 años. Aún así, los adultos que empiezan a practicar con un instrumento también muestran una mejoría en las funciones ejecutivas, que son las que permiten que las personas procesen y almacenen información con rapidez. Ya se ha probado en muchas ocasiones que la música tiene grandes beneficios para la mente como tratar el autismo y combatir el estrés.

Cómo mejorar tu salud cerebral y agilidad de pensamiento

No fumes: si no eres fumador sigue así, si lo eres dejar de fumar te ayudará a aumentar tu agilidad mental. Además de aumentar el riesgo de sufrir cáncer y enfisema, se ha demostrado que fumar disminuye el volumen cerebral general, especialmente el del hipocampo. Los que fuman pierden volumen cerebral más rápidamente que los que no lo hacen y esto afecta a sus habilidades cognitivas.

Practica juegos de ingenio: hay varios de estos juegos en la red, pero no todos son iguales. Si quieres tomarte la mejora de tu salud cognitiva en serio, es importante que elijas un programa de entrenamiento cerebral profesional. CogniFit es una de las mejores opciones porque todos los ejercicios han sido desarrollados por especialistas, y validados científicamente. Actualmente es una de las herramientas líderes más utilizadas por la comunidad científica. Permite evaluar 20+ habilidades cognitivas fundamentales y en base a tus resultados cognitivos, presenta automáticamente los retos cerebrales que mejor se adapten a tu perfil. Además, como puedes jugar online, ¡puedes empezar hoy mismo!

Si cuidamos nuestro cerebro pronto nos daremos cuenta de que pensaremos de forma más rápida e intuitiva, lo único que tienes que hacer es practicar algo de ejercicio cerebral y llevar un estilo de vida saludable, si eres constante seguro que pronto notarás la mejoría.

Aprende a ser más previsor: cómo desarrollar tu intuición

La intuición es la capacidad que tenemos para tomar un tipo de elecciones en vez de otras, también es la que se encarga de que seamos creativos y nos podamos adaptar mejor a los cambios y a las diferentes situaciones de nuestra vida. Muchos creen que la intuición es algo femenino, pero tanto hombres como mujeres pueden ser intuitivos y entrenar esta habilidad. Ya te contamos cómo mejorar tu memoria y tu capacidad de observación, ahora te damos algunos consejos sobre cómo desarrollar tu intuición.

Consejos para entrenar tu intuición

Aunque a veces no nos detengamos a entender la importancia de la intuición en el día a día, la verdad es que se trata de una habilidad muy necesaria y que influye en muchos más aspectos de los que creemos y es importante entrenarla.

El neurólogo Joaquín Fuster, nos explica la importancia de la intuición a la hora de tomar decisiones: “Las emociones y la intuición son muy relevantes en la toma de decisiones. En realidad, la intuición es el pensamiento lógico inconsciente.”  “Elegir es muy difícil y está determinado por factores genéticos, impulsos primarios, la historia personal, el ambiente en el que vivimos. Y todo esto no es necesariamente consciente. Muchas de nuestras decisiones están dictadas por influencias talmente inconscientes. Obramos por intuición y la corazonada es un razonamiento inconsciente.”

Fuster también nos explica que la intuición está muy relacionada con la creatividad: “La creación surge de la totalidad, de la corteza y promovida por las fuerzas del inconsciente, en buena parte de la emoción y la intuición.”

Ya has comprobado que la intuición es un aspecto muy importante de nuestras vidas. Cuando hablamos de esta habilidad muchas personas creen que se trata de una facultad innata, algo que tienes o no. Hay personas que tienen una especie de sexto sentido para ver venir las cosas antes de que ocurran o para saber cómo es una persona antes de conocerla. Aunque esto pueda parecer algo casi sobrenatural no lo es en absoluto, la intuición es una capacidad mental que todos tenemos y que podemos entrenar al igual que podemos entrenar nuestra memoria y concentración, estas son alguna formas de desarrollarla.

-Entrena tus sentidos: ellos son los encargados de recoger información de nuestro alrededor y transmitírsela al cerebro. Cada persona reacciona de forma diferente a la información recibida por los sentidos, algunos son especialmente sensibles a los colores, otros a los olores, y también existen las llamadas personas kinestésicas, en las que prima la sensación del tacto cuando tienen que sentir y definir el mundo que les rodea.

-Hazte preguntas: a veces nos acomodamos y dejamos de cuestionarnos lo que nos rodea, algo que frena nuestra intuición y nos lleva al conformismo. Olvida la necesidad de caer bien a todo el mundo, no hace falta que te comportes igual que los demás. Deja de ser tan rígido y empieza a abrir tu mente y ser más receptivo, así mantendrás a tu cerebro alerta y tendrá más facilidad para adaptarse a situaciones nuevas, algo que tiene mucho que ver con la intuición.

-Haz un ejercicio de visualización: visualizar cosas en tu mente es un buen ejercicio para desarrollar la intuición. Cierra los ojos y respira con suavidad mientras visualizas un lugar que te relaje y te haga sentir seguro. Piensa en todos los detalles de ese sitio y memorízalos. Cuando acabes te sentirás más relajado y si lo haces habitualmente mejorarás tu intuición.

-Usa tu subconsciente mientras duermes: antes de irte a dormir reflexiona sobre las cosas que te han ocurrido durante el día, cómo has reaccionado ante ellas y las posibles decisiones que podías haber tomado . Contempla distintas posibilidades para activar tu imaginación y poner tu subconsciente a trabajar para encontrar soluciones a tus problemas mientras duermes.

-Escucha tu voz interior: a veces nuestra mente nos dice algo como que no confiemos en una persona, puede que no entendamos el porqué, pero nuestra intuición nos esta mandando un mensaje y diciendo que hemos de hacer. Nuestro cerebro guarda todas las experiencias que hemos tenido y hace que tomemos nuestras decisiones basándonos en ellas aunque no seamos conscientes de este proceso.

Tienes que aprender a hacer caso a tu voz interior, ya que esto implica escucharte y empezar a conocerte a ti mismo. Esto mejorará tu intuición y también te ayudará a comprenderte, dos cosas que te ayudarán a sentirte mejor contigo mismo.

Manten sana tu mente: aprende cómo rejuvenecer tu cerebro

Algo que probablemente no sabías sobre tu cerebro es que tiene tantas células nerviosas como estrellas hay en la Vía Láctea, unos 100 billones aproximadamente. Con el tiempo estas células se van desgastando, pero existen métodos para mantenerlas jóvenes y evitar que envejezcan prematuramente. Te contamos cómo rejuvenecer tu cerebro.

Cómo rejuvenecer tu cerebro

Hábitos saludables para rejuvenecer tu cerebro

-Consume alimentos que nutran tu cerebro: evita todo lo posible los alimentos procesados y consume grasa, proteínas y carbohidratos saludables para que tu cerebro no se quede sin energía.

En cuanto a las grasas saludables, para asegurarte de que ingieres todas las necesarias, puedes cocinar con aceites saludables como el de oliva. También puedes tratar de consumir más omega 3, que está en comidas como el salmón y las nueces.

Además, come alimentos con vitaminas B y E como verduras de hoja verde y carnes magras. Consumir frutas y verduras también es muy importante para tu salud cerebral, intenta comer una gran variedad de frutas como plátanos, kiwis y ciruelas. Todos estos alimentos contienen antioxidantes que previenen el daño celular.

Por último, bebe más agua. Tu cerebro está formado por un 85% de agua, así que es vital mantenerte hidratado para que siga sano.

-Haz ejercicio: a partir de los 25 nuestra salud empieza a decaer. Hacer algo de ejercicio es muy útil para mantenerse joven y sirve para oxigenar el cerebro y mejorar el flujo sanguíneo que le ayuda a crear nuevas ramas de neuronas.

-Ten unos buenos hábitos de sueño: descansar es muy importante para evitar que nuestro cuerpo envejezca de forma prematura. Intenta irte a la cama siempre a la misma hora y dormir entre 7 y 8 horas para mantener tu cerebro joven.

Ejercicios mentales para rejuvenecer el cerebro

-Algunos pasatiempos son muy buenos ejercicios para el cerebro, como los sudokus, las sopas de letras y los crucigramas.

-Memorizar secuencias de letras, imágenes o números y hacer ejercicios de memoria también te ayudará a mantener tu cerebro joven.

-Resuelve rompecabezas y juegos matemáticos en tu ordenador, hay muchos juegos para entrenar el cerebro en internet.

-Lee buenos libros: la lectura es una gran forma de mantener el cerebro alerta y ejercitarlo con nuevas ideas y puntos de vista.

-Aprende nuevas habilidades: si siempre estás aprendiendo cosas nuevas estarás haciendo que tu cerebro se adapte y esté en constante funcionamiento, lo que ayudará a prevenir su envejecimiento.

-Sé una persona social: los cerebros solitarios suelen envejecer de forma prematura. Mantener conversaciones con otras personas nos obliga a pensar rápido y de forma organizada y a intentar comprender nuevas perspectivas y formas de ver las cosas.

Si sigues todos estos consejos es probable que mantengas tu cerebro sano por muchos años, lo más importante es no estancarse y tener la mente siempre abierta a nuevos puntos de vista e ideas, al igual que con el resto del cuerpo nunca te acomodes y sigue activo, tu mente lo agradecerá.

Consejos para mejorar la memoria: ¡Come chocolate!

Dulces noticias para los amantes del chocolate: un nuevo estudio vuelve a asociar el consumo de chocolate con una mejora en las funciones cognitivas. Lo novedoso de este estudio es que han demostrado esta relación controlando el efecto que podrían tener otras variables como los factores cardiovasculares, la dieta y el estilo de vida de los participantes. Chocolateros del mundo celebremos que tenemos otra nueva evidencia de “comer chocolate” es sano y, además, podemos incluirlo entre los consejos para mejorar la memoria. ¡Comamos chocolate sin sentirnos culpables y por prescripción médica!

El Maine-Syracuse Longitudinal Study (MSLS) es el último estudio publicado que se hace eco de esta relación. El MSLS es un estudio longitudinal, epidemiológico y comunitario sobre los factores de riesgo vascular y el funcionamiento cognitivo de personas adultas de la región de Siracusa (Nueva York). En el estudio, los investigadores de la Universidad de Maine, analizaron a 968 participantes de la muestra del MSLS,  sin demencia y con edades entre los 23 y los 98 años. Los investigadores han encontrado una asociación entre el consumo de chocolate y la cognición, en concordancia con otros estudios y ensayos clínicos sobre el tema. Lo interesante de este trabajo es que además de encontrar esta asociación del consumo de cacao con las funciones cognitivas, la asociación se mantiene a pesar de ajustarla con los factores cardiovasculares (niveles de colesterol, hipertensión, diabetes…), factores dietéticos (consumo de carnes, de pescados, de frutas y verduras y/o lácteos)  y del estilo de vida de los participantes (el consumo de alcohol). Esto quiere decir que la relación encontrada se explicaba básicamente por el consumo de cacao y no por el hecho de que los chocolateros consumieran menos alcohol o más verduras o no tuvieran factores de riesgo vascular.

Beneficios del chocolate

Desde la antigüedad el chocolate y los flavanoles del cacao han sido utilizados para la curación de múltiples trastornos. En la medicina tradicional de algunas culturas, o puede que incluso en tu tradición familiar (¿quizás tu abuela siempre lo decía?), se ha usado para cosas tan variadas como:

  • Reducir la fiebre,
  • Tratar la diarrea infantil,
  • Paliar los dolores menstruales,
  • Afrodisíaco (para aumentar el apetito sexual),
  • Depresión,
  • Incrementar la producción de leche en mamás lactantes,
  • Inducir el sueño e incluso…
  • Limpiar los dientes.

La medicina moderna también se ha interesado en los beneficios que tiene el consumo de chocolate para la salud.  Hasta el momento, se han demostrado asociaciones a nivel cardiovascular y cognitivo/emocional en diferentes grados:

  • Beneficios cardiovasculares (asociaciones muy consistentes)
    • Mejora la sensibilidad a la insulina
    • Mejora la presión arterial
    • Mejora la función endotelial
    • Mejora en el flujo sanguíneo cerebral
  • Beneficios neurocognitivos y del estado de ánimo (las evidencias no están tan claras, son más inconsistentes entre estudios)
    • Mejora de la memoria verbal y visual
    • Incremento del procesamiento de la información
    • Mejora la memoria de trabajo
    • Mejora en la capacidad atencional

¿Por qué es bueno el chocolate?

¿Os habéis preguntado alguna vez qué es lo que tiene el chocolate, y los productos que contienen cacao, que lo hace tan saludable? La respuesta son los flavonoides, más concretamente flavanoles y epicatequinas. Ambas sustancias han sido relacionadas en muchos estudios con la salud cardiovascular y la mejora de memoria. No solo los encontramos en el cacao, también podemos encontrarlos en otros alimentos como las uvas, las manzanas, el té o el vino tinto.

Así pues, aunque estas sustancias serían las principales responsables de los efectos beneficiosos del chocolate para la salud, no podemos olvidarnos de que el cacao tiene otros componentes psicoactivos, como la cafeína y la teobromina, que también han sido asociadas con mejoras en la atención y otras funciones cognitivas, con lo cual son sustancias que también podrían jugar un papel importante o incluso sumar al efecto positivo de los flavanoles.

Más consejos para mejorar la memoria

  1. Come chocolate (ya sabes porqué!)
  2. Asegúrate un buen descanso. Se ha demostrado que el sueño influye en la memoria y que es cuando dormimos que fijamos nuestros recuerdos.
  3. Haz ejercicio. Que el ejercicio es beneficioso para nuestro cuerpo es un hecho, pero también lo es para nuestra mente. Un estudio de la Universidad de Pittsburg concluyó que el ejercicio aeróbico aumenta el tamaño del hipocampo, relacionado con la memoria y las habilidades visoespaciales.
  4. Medita. Algunos estudios sugieren que en entrenamiento en meditación continuado mejora la memoria operativa, la atención y la comprensión lectora.
  5. Entrena tu cerebro con ejercicios de CogniFit. Un estudio publicado en PLOS One mostró como realizar un programa diario de ejercicios por ordenador mejoraba el rendimiento de los sujetos en memoria de trabajo, funciones ejecutivas y velocidad de procesamiento de la información.

 

 

 

Dormir bien mejora la memoria: Ventajas de un buen descanso

¿Dormir bien mejora la memoria?, ¿Quién no ha tenido problemas para concentrarse en el trabajo después de una noche sin dormir? En 2013, un estudio demostró que esa queja tan habitual entre las personas que han pasado una mala noche no era algo subjetivo, sino que se trataba de una realidad: Las personas que no han disfrutado de un sueño reparador durante la noche, o que sufren algún tipo de insomnio, presentan problemas de memoria y concentración. Pero, ¿hasta qué punto dormir bien mejora la memoria?

Dormir bien mejora la memoria

En las enfermedades que cursan con pérdida o dificultades de memoria como el Alzheimer o la esquizofrenia es habitual que coexistan trastornos de sueño o insomnio. Actualmente existe una fuerte discusión entre los expertos sobre si esta privación de sueño puede estar relacionada con los problemas de memoria. ¿Qué vino antes el huevo o la gallina?.

Tener un sueño reparador se ha convertido en una de las principales recomendaciones para gozar de una buena memoria. No cabe duda que en los últimos años se ha puesto muy de moda hablar de los beneficios de un buen descanso. Algunas de las conclusiones a las que han llegado los estudios son:

  1. Dormir bien mejora la memoria y la concentración.
  2. Ayuda a sacar mejores notas.
  3. Dormir bien aumenta la creatividad.
  4. Combate la depresión.
  5. Te ayuda a mantener el peso a ralla.
  6. Facilita la oxigenación de las células porque la respiración se ralentiza durante el sueño.
  7. Protege al corazón.
  8. Dormir bien refuerza el sistema inmunológico,  y en general..
  9. Nos alarga la vida.

No cabe duda de la importancia de un buen descanso pero todavía se desconocen los mecanismos a través de los cuales se producen estos fenómenos. En este sentido, hace algunos días, un equipo de investigadores del Bristol’s Center for Synaptic Plasticity de la Universidad de Bristol han aportado nueva evidencia sobre los mecanismos que explican porque dormir bien mejora la memoria. Su estudio de investigación básica aporta nuevas claves para comprender cómo y porqué se produce el aprendizaje mientras dormimos.

En su investigación, el equipo liderado por el Dr. Mellor, han visto como algunos de los patrones de actividad cerebral que se producen durante el día, vuelven a repetirse a mayor velocidad durante la noche. Esta repetición, que tiene lugar en el hipocampo (que es una estructura cerebral íntimamente relacionada con la memoria), sirve para reforzar las conexiones neuronales entre las células nerviosas activas, lo cual es crítico para la consolidación de nuevos aprendizajes y de la memoria. Además, en el estudio vieron que la selección de los patrones diurnos de actividad cerebral que se repetían durante el sueño dependían del estado emocional que se tenía mientras lo estaba aprendiendo.

Según apuntan los propios investigadores, esto es importante y podría tener repercusiones prácticas a la hora de diseñar, por ejemplo, nuevas estrategias de enseñanza donde se tengan en cuenta los estados emocionales de las personas para facilitar el aprendizaje y el recuerdo.

Parece que con este estudio tenemos algo más de luz en cuanto a porque existe esta relación entre el sueño y la memoria.  Ahora nos toca a nosotros asegurarnos un buen descanso.

Consejos para dormir bien y mejorar tu memoria

  1. Haz ejercicio. No hace falta que te machaques en el gimnasio. Con salir a caminar entre 20-30 minutos a paso rápido es suficiente. Con un poco de  ejercicio conseguimos dormirnos más rápido, con un mayor porcentaje de sueño profundo y nos despertamos menos
  2. Mantén una rutina. es importante tener unos mismos horarios para irse a dormir  y levantarse cada día.
  3. No tomes tantas bebidas con cafeína durante el día. Intenta evitar los cafés y refrescos con cafeína por la tarda. Puedes tomar infusiones sin teína.
  4. Bebe menos alcohol. El alcohol tampoco es bueno para asegurarnos un buen descanso. A pesar de que por un lado nos ayuda a quedarnos dormidos porque deprime nuestro sistema nervioso, por otro lado nos despertamos más frecuentemente durante la noche. Conclusión: dormimos mal.
  5. Utiliza la cama solo para dormir (o tener sexo). Debemos evitar hacer cualquier otro tipo de actividad en la cama como leer, mirar pelis, jugar en el móvil o tableta… ya que no nos aportan nada bueno en cuanto a la higiene del sueño.

Referencias:

Sharp-Wave Ripples Orchestrate the Induction of Synaptic Plasticity during Reactivation of Place Cell Firing Patterns in the Hippocampus” by Sadowski, JHLP, Jones, MW and Mellor, JR in Cell Reports. Published online January 19 2016 doi:10.1016/j.celrep.2016.01.061

Memory trace replay: the shaping of memory consolidation by neuromodulation by Atherton, LA, Dupret, D & Mellor, JR (2015) in Trends in Neuroscience. 38, 560-70.

¿Donde he puesto las llaves? ¿De qué me suena su cara? Formas de memoria

 

¿Donde he puesto las llaves? ¿De qué me suena su cara? ¿Cómo se llamaba esta persona? La memoria es una de las capacidades cognitivas que más usamos de forma cotidiana e inconsciente. Nos permite aprender nueva información, almacenarla correctamente en el cerebro para más tarde poder recuperarla. Aunque el proceso de recordar sea algo intuitivo, es mucho más complejo de lo que parece porque existen múltiples tipos de memoria. La buena noticia es que esta compleja capacidad cognitiva se puede entrenar practicando ejercicios específicos para la memoria.

Aunque muchas veces no seamos conscientes de ello, nosotros mismos podemos poner en marcha acciones para entrenar nuestra memoria y evitar que se deteriore antes de tiempo. Es mucho más efectivo prevenir su declive y potenciar nuestra memoria cuando aún tenemos la mente en plena forma, que esperar a percibir los primeros síntomas de deterioro para actuar. Los fallos de memoria generan mucha ansiedad a quien los padece, por eso cada día más personas se preocupan por establecer rutinas que les permitan mejorar sus funciones cognitivas. Numerosos estudios científicos han demostrado que, sin lugar a dudas, la memoria es una de las habilidades cognitivas que se puede trabajar con ejercicios diseñados por neurólogos y especialistas.

 

Memoria sensorial

Recibimos la memoria sensorial mediante nuestros sentidos y dura muy poco, entre 200 y 300 milisegundos, luego estos recuerdos se desvanecen o se almacenan en la memoria a corto plazo. La información recibida solo perdura lo necesario para ser identificada y procesada a continuación, puede ser de tipo visual, auditiva, olfativa…

Memoria a corto plazo

La memoria a corto plazo es limitada y tiene dos objetivos. El primero es mantener la información en nuestra mente sin que esté presente, el segundo es manejar esa información para que sea usada en procesos mentales superiores. La memoria a corto plazo también es conocida como memoria de trabajo porque es clave para el procesamiento cognitivo ya que sirve para cumplir tareas como el razonamiento y la comprensión.

Memoria a largo plazo

Este tipo de memoria es la encargada de guardar la información de manera duradera y se divide en dos subtipos:

Tipos de memoria a largo plazo

-Memoria implícita: se usa de forma inconsciente y se usa para aprender varias habilidades como conducir o andar en bicicleta.

-Memoria explícita: se usa de forma consciente y está relacionada con el conocimiento objetivo de personas, lugares y cosas. Puede ser semántica o episódica.

  • Memoria semántica: incluye los nombres de personas y cosas, y lo que significan, además de los conocimientos sobre nuestro entorno que hemos ido almacenando durante nuestra vida. Es la que interviene en el uso del lenguaje.
  • Memoria episódica: sirve para recordar las experiencias personales, es una memoria autobiográfica que incluye momentos especiales de nuestra vida como el primer día de escuela.

Además de estos grandes tipos de memoria existen otros sub-grupos fundamentales para nuestro día a día: la memoria auditiva a corto plazo, memoria contextual, memoria no verbal, memoria visualMemoria de trabajo, etc.. De estos tipos de memoria hablaremos en el próximo post.

El uso de todos los tipos de memoria es esencial en nuestro día a día, ya que es una de las capacidades cognitivas que usamos de forma constante. Gracias a los juegos de memoria de Cognifit, que han sido validados científicamente, podrás entrenar los distintos tipos de memoria y las demás capacidades cognitivas de forma divertida y sin tener que moverte de casa. Puedes empezar cuando quieras, ¿a qué estás esperando?

Cómo mejorar la memoria: Consejos para no volver a perder tus cosas

Todos hemos tenido que buscar alguna vez nuestras llaves por toda la casa porque no recordábamos dónde las habíamos dejado, o nos hemos olvidado de alguna cita o algún compromiso importante como los temidos aniversarios o cumpleaños, una situación muy incómoda que han repetido hasta la saciedad en comedias románticas. Si has pasado por esto quizás necesites algunos consejos sobre cómo mejorar la memoria.

Cómo mejorar la memoria

Para empezar, has de saber que aunque resulten bastante molestas, todas estas situaciones son muy comunes, sobre todo a medida que envejecemos, pero esta no es el único factor que puede afectar a nuestra memoria. El estrés y la ansiedad, ser despistado por naturaleza o no fijarse bien en lo que haces en cada momento son cosas que también influyen, incluso llevar una dieta poco equilibrada, con pocas frutas y verduras, también puede perjudicar a nuestra memoria.

Para conservar una buena memoria e incluso llegar a incrementarla es muy importante llevar una dieta equilibrada que esté basada en una alimentación saludable. Lo aconsejable es comer 5 raciones de fruta y verduras frescas cada día, además de consumir pescado, cereales, legumbres, carnes blancas y cereales integrales. Así nos aseguramos de consumir todos los nutrientes necesarios para que nuestro cerebro y sistema nervioso funcionen correctamente.

La alimentación tiene mucha relevancia en el cuidado del cerebro, pero como los demás músculos también necesita que lo ejercitemos para mantenerse en forma. Estos son algunos ejercicios que puedes hacer para desafiar y entrenar tu memoria:

Cómo mejorar la memoria con juegos y ejercicios

-Haz crucigramas y sudokus.

-Memoriza tu lista de la compra o los protagonistas de un libro o una película.

-Utilizar la nemotecnia, o asociación de ideas, para recordar cosas.

-Diseña una nueva ruta para ir al trabajo.

-Aprende otra lengua.

-Empieza a hacer rimas, ayudan a memorizar algo complicado.

-Viaja a un lugar nuevo y desconocido.

-Lee una sección diferente del periódico.

-Aprende a tocar un instrumento musical.

-Escribe lo que quieras memorizar, de esta forma retienes todo más fácilmente.

-Trata de usar tu mano no dominante para comer o escribir.

-Realiza ejercicios mentales, juega al ajedrez o al bridge.

-Aprende una nueva palabra cada día.

-Práctica juegos de memoria en Cognifit.