Archivo de la categoría: Salud Cerebral

Información, noticias y artículos útiles sobre salud cerebral. Diferentes profesionales te proponen consejos, trucos y recomendaciones muy interesantes que te ayudarán a mantener un buen equilibro mental y salud cerebral.

¿Por qué extrañamos a las personas?

¿Por qué extrañamos? El problema de extrañar a alguien reside en el vacío que nos ha dejado esa persona al irse. Cuando extrañas a alguien, puede doler mucho. Pero mientras entiendas realmente por qué los extrañas y recuerdes que todo lo que necesitas es tiempo, seguramente superarás el sufrimiento de extrañar a alguien que ya no puedes tener.

¿Extrañas a esa persona?

El significado de extrañar

Extrañar, echar de menos, añorar, anhelar o recordar a alguien o a algo muy querido experimentando su ausencia o pérdida, es un reconocimiento interior que confirma que ha sido realmente significativo, con un valor emocional y afectivo capaz de permanecer en la memoria, captando la atención y el pensamiento.

Extrañar permite generar un sentimiento de continuidad. Deseamos que las personas, las cosas o las situaciones que amábamos perduren. Cuando esto no ocurre, tenemos la posibilidad de descubrir no sólo que ya no está  sino que puede estar de un nuevo modo, con otra presencia y densidad.  

Siempre hace falta algún disparador para que se comience a extrañar: una fecha especial, una foto,  un aniversario, un  lugar, un aroma, un recuerdo, entre otras cosas.

Si extrañas a alguien sólo cuando te sientes triste o solo, eso no es necesariamente amor. Con los recuerdos agradables de una persona sólo intentamos deshacernos de nuestra soledad. En cambio, cuando deseas compartir con alguien los acontecimientos más felices o más difíciles de tu vida, entonces es posible que lo ames.

Es sabido que cuando se ama a alguien se desea estar  con esa persona el mayor tiempo posible. Cuando nos separamos, aunque sea momentáneamente, comenzamos a extrañar como si la otra persona fuera una constante necesidad de nuestro corazón. Hay que procurar que el extrañar no nos vuelva dependiente y apegados sino sea una signo sano de relaciones sólidas, significativas, duraderas y afectivamente ricas; una consecuencia natural del  vínculo.

Extrañar repercute en el ánimo, en los afectos y en el cuerpo. Extrañamos con todo lo que somos. Se nos arranca una parte de nosotros en ese estado. Cuando la persona que extrañamos está cerca, no siempre la valoramos o le damos nuestro tiempo y atención. Cuando esa persona se ausenta, entonces irremediablemente la extrañamos. 

Esto puede resultar un aprendizaje para valorar las presencias cuando están y para que en tiempos de ausencia podamos asimilar las experiencias de los vínculos. 

Extrañar es un extraño sentimiento. No porque no sea común o poco habitual. Al contrario, la mayoría de las personas, todos los días extrañamos algo o alguien, sino porque es un sentimiento que evoca muchas emociones, algunas hasta contradictorias.

Extrañar nos puede provocar risa o llanto, alegría o tristeza, congoja o gozo. En ese sentido, extrañar es extraño.

El significado de extrañar

Qué se siente cuando se extraña a alguien

Es increíble cómo funciona el cerebro. Es capaz de almacenar sin error los detalles más inimaginables: olores, sabores, sensaciones, temperaturas, imágenes… personas; y confabularlos en la mente para hacernos vivir experiencias y sentimientos que marcan los buenos y malos momentos de la existencia.

Gracias a esta capacidad de memoria descubrimos el amor, el odio, el deseo, el placer, la tristeza, la añoranza… y aprendemos a extrañar y sentir nostalgia por todo aquello que nos hizo felices, aún cuando la vida nos haya separado, para bien o para mal.

Desde pequeños, en cada nueva interacción con el medio, las personas se conectan emocionalmente con diversos entes. Al principio es de manera instintiva, como el caso de un bebé con su madre y luego, en la medida en que se desarrolla la racionalidad, somos conscientes de nuestros actos, establecemos lazos más fuertes.

Así sucede en las relaciones personales, de amistad y de pareja que se establecen en la vida adulta, cuando se conoce, comparte y convive con esa otra persona, con la que se tienen intereses comunes, pensamientos y proyecciones de vida. Es entonces que, si se produce una ruptura, tras varios años de conexiones sentimentales, el individuo comienza a experimentar una serie de emociones que pueden ser contradictorias. Por una parte está la decisión tomada de estar separado, y por otra, se desencadena esa sensación de nostalgia y añoranza por lo que era antes.

Qué se siente cuando se extraña a alguien

Generalmente, cuando la otra persona prefiere hacer su vida aparte, tras una relación cercana y duradera, se puede extrañar lo que se recibía y significaba. Aparece el “hueco” o vacío por la ausencia de la persona extrañada, es precisamente un vacío de lo que puede que aún se quiera mantener.

En una pareja las conexiones van más allá del entendimiento en diálogo, comprenden la seguridad, la complementación entre lo sexual y lo emocional. Sin embargo, con esta manera de pensar suele cerrarse la puerta a nuevas oportunidades, ya sean mejores o no, pues el “ego” extraña algo, lo embellece y perfecciona como argumento para recuperarlo.

Muchas veces los miembros de una pareja se resisten a la separación porque confunden en esa sensación de “extrañar” un sentimiento de amor que ya no existe. Es bueno saber reconocer hasta dónde esa añoranza responde a un sentimiento de continuidad y no a la costumbre o necesidad de seguridad, siguiendo el viejo proverbio de que “mejor malo conocido que bueno por conocer”.

Esa nostalgia no siempre puede ser una buena consejera. Tomarse un tiempo, entender por qué fue la ruptura o la separación, teniendo siempre presente que una retirada a tiempo es mejor que una derrota final, es una filosofía a tener en cuenta. Claro que eso no significa que se desista de la historia si se quiere dar una segunda oportunidad. En este caso habría que replantearse los errores y tomar actitudes más renovadoras en la relación, que eviten tropezar dos veces con la misma piedra.

En ocasiones la diferencia entre querer y amar pasa por una cuestión posesiva o de capricho respecto a la de buscar el bienestar general conjunto: Es muy lógico y común querer a aquello que se ama, porque se necesita, desea y anhela el contacto con lo que se ama. Sin embargo, lo que no es lógico es confundir cuando el amor es más un querer limitante del otro, una especie de modo enfermizo de pretender lo que es inalcanzable o contraproducente.

Qué se siente cuando se extraña a alguien

Qué hacer cuando extrañas a alguien

1. Potencia lo bueno, pero no dejes que te defina

Ya sea por duelo, por pérdia o simplemente porque esa persona ya no está, recuerda los buenos momentos que tuvisteis. Algo que tienes que entender es que esa emoción que sientes cuando extrañas a alguien en el fondo es positiva. Te hace humano. 

«Cuanto más te extraño, más te veo donde no estás en lugares a los que fuimos, en objetos que nos dimos…» Te repites….

Dicen que en realidad no se extraña nunca a nadie, sino al momento que tuviste con esa persona, pues existe una misteriosa conexión entre un recuerdo y un momento.

Todos esos momentos permanecerán imborrables en tu memoria porque son parte del tiempo de lo que realmente viviste. Recuerda esos momentos como algo bonito y entrañable en tu vida pero al mismo tiempo, entiende que tú no eres ese recuerdo. A pesar de todo el aprecio o incluso amor que tengas a esa persona, esa relación no te define. Si entiendes esto así, te darás cuenta de que no vas a perder algo muy importante: el control de tu vida.

Podemos extrañar. Podemos amar. Pero no podemos perdernos a nosotros mismos.

Qué hacer cuando extrañas a alguien

2. Expándete

Trabaja en ti. En el momento en el que extrañas a alguien no debes hacerte más débil, sino más fuerte. Dirige todas tus energías a dedicar a tu tiempo a cumplir tus objetivos y metas, a mejorarte. Deja que su ausencia en lugar de derribarte te inspire y te impulse hacia un nuevo camino sabiendo que tienes una vida que deseas recordar. Haz que querer no olvidar se convierta en un indicador de la vida extraordinaria digna del recuerdo que has tenido.

Qué hacer cuando extrañas a alguien

3. Siéntete Agradecido por poder extrañar a esa persona

«Solo hay algo peor que perder a esa persona…no haberla tenido jamás.»

Puedes sentirte afortunado de haber coincidido con esa persona porque ahora es mejor extrañarla que no haberla conocido nunca. Sentirte agradecido por lo ocurrido te traerá mas momentos como los que viviste. 

Aquí comenzarás un gran viaje hacia una vida de éxito aplicando no sólo los mejores trucos de estilo de vida, sino que también vas a encontrar los mejores consejos para tu crecimiento interior y tu vida social que te permitirán atraer lo mejor a tu vida. Si te gustó este artículo, Núcleo es el siguiente nivel, pasa a formar parte de la familia de Secretos de la Vida accediendo de forma gratuita a través de este enlace, que estará disponible por tiempo limitado.

Qué hacer cuando extrañas a alguien

Extrañar puede doler

Podemos citar muchos ejemplos de gente que extrañamos: echamos de menos a un amor de la adolescencia, a un amigo muy querido, a un abuelo que falleció hace un tiempo, a los instantes de felicidad con nuestra familia en la infancia…

No deseamos extrañar, pero sin embargo es algo que no podemos controlar y que duele sobremanera. Más allá de la falta que nos puede hacer esa persona (o esa situación), lo que en verdad nos hace sentir es una opresión en el pecho y que las lágrimas broten de nuestros ojos. Es el hueco que ha quedado vacío y que no podemos llenar.

Cuando amas profundamente a alguien y has sido realmente feliz al lado de él, el hecho de que ya no esté junto a ti es motivo de tristeza. Por supuesto que es comprensible en los primeros momentos, sin embargo pasado cierto tiempo deberías salir adelante y continuar con tu vida.

Extrañar es más que recordar y sobre todo, más que sufrir. Porque puedes tener el lindo recuerdo de una maestra de la escuela o de un viaje que has hecho. Pero, echar de menos va más allá. Echar de menos es volver a encontrarnos frente al vacío que nos dejó esa partida. ¡Y es muy difícil de llenarlo otra vez!

Extrañar puede doler

Entrenamiento cerebral: Descubre los beneficios de ejercitar el cerebro

Mucho se ha hablado del ejercicio físico y de los múltiples beneficios que aporta a nuestro cuerpo, pero… ¿Y el ejercicio mental? ¿Conocemos realmente los beneficios que nos pueden aportar los juegos mentales?.
Descubre qué es el entrenamiento cerebral y cómo nos beneficia la estimulación cognitiva a lo largo de la vida. 

Entrenar el cerebro nos ayuda a prevenir la pérdida de masa muscular

Entrenamiento cerebral. ¿Qué es y cómo funciona la estimulación cognitiva?

Gimnasia cerebral, rehabilitación cognitiva, mental gym… efectivamente, muchas de estas maneras son empleadas para referirse a las técnicas de estimulación congnitiva. Pero, ¿qué entendemos por estimulación cerebral?.

La estimulación cognitiva son acciones y actividades cuyo objetivo principal es la mejora o el mantenimiento de las funciones cerebrales. Se trata de llevar a cabo diferentes ejercicios dirigidos a estimular habilidades cognitivas como: la atención, memoria, lenguaje, funciones ejecutivas, funciones visuoespaciales, percepción, etc.

El cerebro cuando no se estimula, al igual que todo nuestro cuerpo, tiende a debilitarse. La neuronas, encargadas de recibir, procesar y transmitir la información a través de señales químicas, son el motor principal del funcionamiento de nuestro cerebro. Por ello, cuando nosotros ejercitamos el cerebro, lo que hacemos es estimular las neuronas para que estas se regeneren, tanto anatómicamente como funcionalmente, y formen nuevas conexiones, ayudando de esta manera a que estas partes de nuestro cerebro cojan mayor potencia.

A nivel científico está demostrado que realizar ejercicios mentales de manera continuada estimula la plasticidad cerebral. Aunque no nos demos cuenta,  en nuestras acciones diarias ya sea leyendo un libro, conduciendo para ir al trabajo, cocinando,… ejercitamos las neuronas. No obstante, por naturaleza, nuestra mente tiende a estimular las partes que más suele utilizar, de ahí que en nuestro día día dejemos de estimular partes muy importantes. De ahí la importancia de realizar un entrenamiento cerebral adecuado para entrenar todas las funciones.

Redes neuronales antes y después del entrenamiento cerebral

En la imagen de arriba y de izquierda a derecha se puede apreciar la evolución de las redes neuronales antes del entrenamiento cerebral (izquierda), a las dos semanas del entrenamiento cerebral (centro) y tras dos meses de entrenamiento cerebral (derecha). 

Para que el entrenamiento cerebral sea más eficaz debe adaptarse a la persona que lo está realizando y buscar el momento idóneo en el que el cerebro se encuentra en su nivel máximo de actividad.

 Para entender bien de qué trata el entrenamiento cerebral y la estimulación cognitiva, debemos tener claros algunos conceptos como: plasticidad neuronal

A grandes rasgos y según investigaciones recientes podemos decir que la plasticidad neuronal (o neuroplasticidad) es “la capacidad del sistema nervioso para cambiar su estructura y su funcionamiento a lo largo de su vida, como reacción a la diversidad del entorno”.

Es decir, la plasticidad neuronal permite al cerebro adaptarse a situaciones novedosas o incluso a veces recuperarse tras sufrir lesiones o determinadas patologías. De este modo, el entrenamiento cerebral y la estimulación cognitiva pretende ayudar al cerebro a generar nuevas conexiones entre las neuronas fomentando así, una mayor plasticidad neuronal.

Entrenamiento cerebral

El entrenamiento cerebral se puede (y se debe) realizar en todas las personas ya sea en niños llevando a cabo una intervención temprana durante los primeros años de vida, en adultos potenciando las habilidades requeridas en distintos trabajos, entrenando la atención y concentración en deportistas o simplemente para ejercitar y fortalecer las funciones cognitivas.

En las personas con algún síntoma de deterioro cognitivo, la estimulación cognitiva es fundamental para que la evolución sea más lenta aunque desafortunadamente, el deterioro es irreversible.

Muchas veces se comete el error de asociar la estimulación cognitiva solo a personas que tienen alguna alteración. Es cierto que la estimulación cognitiva es la intervención no farmacológica que cuenta con más apoyo aplicada a personas con deterioro cognitivo leve, demencia leve o incluso con un envejecimiento normal.

Pero… La estimulación cognitiva y el entrenamiento cerebral no solo se trabaja en los procesos cognitivos que comienzan a alterarse o que ya están alterados sino que sirve para cualquier sector de la población.

Entrenamiento cerebral en niños y adolescentes

El cerebro está en continuo desarrollo durante décadas desde que nacemos. La infancia y la adolescencia son etapas especialmente críticas ya que forman períodos de crisis cerebral donde el cerebro sufre cambios drásticos. Existen muchas diferencias entre un cerebro infantil y un cerebro adulto.

La plasticidad cerebral aparece cada vez que aprendemos algo nuevo y esto sigue así durante toda la vida. Nuestro cerebro está preparado para aprender a lo largo de los años, pero para ello tenemos que ejercitarlo.

La neurociencia tiene mucho impacto en el ámbito educativo. El entrenamiento mental ayuda a la relajación y concentración de los más pequeños durante su aprendizaje. Para ello los profesores pueden utilizar acertijos, lecturas con final abierto, crucigramas,…

Los resultados del entrenamiento cerebral se pueden observar en cómo los niños a lo largo del tiempo comprenden mejor la lectura y resuelven problemas y ejercicios mejor que aquellos niños que no han sido entrenados. Estos niños suelen desarrollar más la creatividad y tienen mejores hábitos de estudio lo cual les da una mejor calidad de vida.

Entre las capacidades cognitivas más relevantes a entrenar en los niños se encuentran la planificación y anticipación, la memoria de trabajo, la flexibilidad cognitiva, el razonamiento y la creatividad entre otras.

Entrenamiento cerebral en adultos sanos

Si queremos que nuestro cerebro envejezca de manera sana, debemos mantenernos activos tanto física como mentalmente. Pequeños ejercicios despiertan la mente y facilitan tareas cotidianas como ir de compras, conducir,…

Querer es poder y la neurociencia está ayudando mucho. Cuando hablamos de mantenernos activos mentalmente, se nos pasa por la cabeza la idea de estar horas y horas haciendo sumas, restas, problemas,… Meeec… ¡Error! Está claro que las actividades de este tipo sirven para estimular las capacidades mentales pero ni son las únicas, ni algunas veces son las mejores.

Existen juegos de mesa tradicionales (cartas, bingo,…), juegos de preguntas y respuestas e incluso juegos de ocio digital (videojuegos) que nos pueden aportar beneficios. Descubre juegos mentales que pueden ayudar a entrenar tu mente.

Entrenamiento cerebral. Existen juegos mentales tradicionales que aportan numerosos beneficios

Los juegos más tradicionales nos pueden aportar beneficios como los siguientes:

  • Las interacciones sociales son sumamente importantes para el desarrollo del cerebro y hace que disminuyan los sentimientos de soledad.
  • Se producen mejoras en el estado de ánimo y aumenta la motivación y la autoestima.
  • Aumenta la autoeficacia, amplía los niveles de satisfacción y la capacidad de afrontamiento en situaciones de estrés.
  • Ejercita las habilidades cognitivas, potencia la percepción sensorial y mejora el mantenimiento de hábitos saludables.

Por otro lado, algunos videojuegos pueden producir mejoras en los procesos ejecutivos de las personas.

Algunos investigadores se han planteado si los videojuegos benefician las funciones cerebrales que se deterioran con el paso del tiempo y después de varios estudios se ha llegado a la conclusión de que videojuegos como “Rise of Nationsmejoran las capacidades mentales y cuánto más se usan, más beneficiosos son.

Este videojuego en concreto (“Rise of Nations“) consiste en “conquistar el mundo” construyendo ciudades, expandiendo territorios, manteniendo ejércitos y preocupándose por los ciudadanos. Entre las mejoras más significativas que se han encontrado en el estudio del equipo de Kramer con este videojuego se encuentran mejoras en la velocidad de procesamiento, mayor rapidez para cambiar de una tarea a otra, mejor capacidad de razonamiento, memoria espacial más desarrollada,…

Además, existen páginas donde poder llevar a cabo un entrenamiento cerebral individualizado y personalizado.

Cuando realizamos un entrenamiento cerebral, con el paso del tiempo retenemos más información y de manera más rápida. ¡Truco! Puedes realizar actividades diferentes para relajar tu mente y conseguir mejores resultados.

Por ejemplo: Cuando Einstein estaba agotado se ponía a tocar el violín para despejarse, de este modo solucionada mejor sus problemas matemáticos. ¡Aplícatelo!

Entre los beneficios de la estimulación cognitiva en adultos sanos encontramos:

  • Aumento del funcionamiento cerebral.
  • Prevención de los déficits cognitivos.
  • Mejor plasticidad cerebral y mayor potencial por lo tanto, serás más hábil.

Entrenamiento cerebral en adultos con lesiones cerebrales

En las personas con algún tipo de deterioro, la estimulación cognitiva es fundamental. Se trata del tratamiento no farmacológico principal utilizado en deterioro cognitivo y demencias para enlentecer la evolución y preservar las habilidades en las que no existe déficit.

Entre los beneficios de la estimulación cognitiva en adultos con algún deterioro encontramos:

  • Poder mantener las funciones cognitivas que no están alteradas.
  • Mejora de la plasticidad neuronal previniendo la muerte neuronal.
  • Aumento de la calidad de vida y retraso de la evolución de la enfermedad.

Las actividades siempre deben adecuarse a la persona y a su grado de deterioro. Entre las actividades que se pueden realizar en adultos con algún tipo de lesión cerebral, deterioro o demencia encontramos:

  • Ejercicios de atención:Haciendo la cuenta mentalmente, ¿Cuál es el resultado?”
  • Ejercicios de lenguaje: Ordenar letras para formar palabras, sopas de letras con una temática en concreto (verano, ropa, comida,…), completar palabras,…
  • Ejercicios de movilidad: Hacer que doble ropa, poner la mesa, ayudar en la cocina,… se pueden utilizar tareas del día a día para que la persona se sienta entretenida y motivada.
  • Ejercicios de estimación temporal: Dibujar las agujas de un reloj con la hora que sea, que señale el día que es en un calendario,…
  • Ejercicios de números: Hacer series consecutivas de números, sumas y restas,…
  • Ejercicios de creatividad: Se pueden utilizar dibujos que fomenten la creatividad y motivación de las personas.
  • Ejercicios de lectura: Deben utilizarse periódicos, libros, revistas,… adecuados a los gustos de la persona. Leer, hacer resúmenes, recortar noticias,…
El entrenamiento cerebral en personas con algún deterioro puede estar formado por ejercicios de atención, lenguaje, lectura,…

Al igual que cuidamos nuestro cuerpo, debemos recordar que es importante cuidar nuestro cerebro. El entrenamiento cerebral es un gran recurso para fortalecer nuestras capacidades mentales. Recuerda que nunca es tarde para entrenar tu cerebro.

“La actividad mental es uno de los pilares fundamentales del envejecimiento activo, pero que debe complementarse con la participación social, el ejercicio físico y una adecuada nutrición, todo ello de forma equilibrada.”

Y tú, ¿qué haces para entrenar tu cerebro? 😉 

Diferencias dopamina y serotonina: Los neurotransmisores que regulan nuestro bienestar

La serotonina y dopamina, son neurotransmisores que se encuentran en nuestro cerebro y en el intestino. Estos neurotransmisores juegan un papel muy importante en nuestro bienestar. Los neurotransmisores son  mensajeros químicos que regulan varias funciones de nuestro organismo, estos se relacionan a veces con enfermedades como la depresión. Pero, aunque ambos sean neurotrasmisores ¿cononces las diferencias entre dopamina y serotonina?

Dopamina y serotonina: los neurotransmisores que regulan el humor, el sueño y la digestión

El

Este modelo indica que factores quimicobiólogicos (como los neurotransmisores), los psicológicos (pensamientos, conductas y comportamientos) y las situaciones sociales (trabajo, amistades, etc.), juegan un papel importante en las causas de la depresión.

Basándonos en el modelo biopsicosocial, los niveles bajos de dopamina o serotonina, no necesariamente pueden conllevarnos a la depresión, pero si nos podríamos sentir algo más desanimados o tristes si el nivel no fuera el adecuado.

¿Qué es la ?

La dopamina es un neurotransmisor excitatorio  del sistema nervioso. La dopamina juega un papel muy importante en nuestro cerebro con respecto al esfuerzo y la recompensa. Por ejemplo; si hemos estudiado para un examen y obtenemos buena nota, el bienestar  y la euforia que sentimos al enterarnos es debido a un subidón de dopamina en nuestro cerebro.

Si sentimos motivación baja o pérdida de interés por actividades que antes nos entusiasmaban puede que sea debido a niveles bajos de dopamina en nuestro organismo. Sin embargo, también podemos sentir los mismos síntomas si estamos sufriendo una alta etapa de estrés.

La mayoría de actividades que nos proporcionan placer están relacionadas con una descarga de dopamina; por ejemplo el placer que sentimos al comer algo que nos gusta o el placer derivado del sexo.

La liberación de dopamina es muy placentera, por eso, algunas actividades que nos generan la liberación de dopamina se pueden volver adictivas, como ir de compras o consumir drogas. Cuando el cerebro se acostumbra a esos niveles, nos pide más. Es decir, si consumimos una droga que nos produce liberación de dopamina, el consumo de esta droga deberá ser cada vez más grande para producir los mismos efectos de placer que sentíamos al inicio de consumirla.

¿Qué es la serotonina?

La serotonina es un neurotransmisor inhibidor del cerebro, a diferencia de la dopamina que tiene efectos estimulantes, la serotonina ayuda a inhibir la violencia y el dolor.

Algunos antidepresivos, están destinados a aumentar los niveles de serotonina en el cerebro. Sin embargo, los efectos de estos antidepresivos no se producen hasta pasadas entre seis y ocho semanas. Por este motivo, mucha gente decide abandonarlos al no notar el efecto, aunque los médicos suelen advertir de esto al recetarlos.

Algunas enfermedades mentales también están asociadas con el nivel bajo de serotonina. Por ejemplo; se han encontrado niveles bajos de serotonina en casos de autismo y trastorno obsesivo compulsivo (TOC).

Diferencias entre y

1. Diferencias producción

La serotonina se sintetiza a partir de un aminoácido llamado triptófano y por el contrario la dopamina se sintetiza a través de la tirosina.

2. Diferencias por los efectos que produce en el cerebro

La motivación, la euforia o l aexitación están regulados por la dopamina, si tienes falta de motivació e ilusiónn, muchas veces se debe a la carencia de esta sustancia. Sin embargo, la serotonina se encarga de calmar el estado de ánimo, es decir, una falta de serotonina se relaciona con la depresión y ansiedad.

3. Diferencias por los efectos que produce en el cuerpo

La dopamina se encarga de equilibrar los movimientos corporales, de ahí que esté relacionada con la enfermedad del Parkinson. Una falta de dopamina se reflejaría a través de rigidez en extremidades, por ejemplo. Por otro lado, la serotonina no tiene un papel definido en relación a los movimientos corporales, no obstante, puede conllevar a problemas digestivos o insomnio.

4. Diferencias por lo que causa en el cuerpo la ausencia de dopamina y serotonina

Los niveles bajos de dopamina causan: pérdida de memoria, baja líbido sexual, mala compransión. Por el contrario, los niveles bajos de serotonina pueden causar: alta sensibilidad al dolor, irratibilidad o insomnio.

El intestino y su relación con la dopamina y serotonina

Mucha gente cree que la dopamina y la serotonina solo se encuentran en el cerebro, sin embargo, estos se encuentran también en el intestino.

Aunque aún no se conoce bien el papel exacto que la dopamina desarrolla en el intestino; investigadores han descubierto que ayuda a regular la insulina que proviene del páncreas.

Estudios han demostrado que el intestino contienen cerca del 95% de la serotonina de nuestro cuerpo.  Esta se libera cuando la comida entra al intestino, ayudando a empujar la comida. El intestino libera más serotonina de lo normal cuando comemos algo dañino, para ayudarnos a expulsar los alimentos, normalmente a través de la diarrea o vómitos.

Cómo afectan al sueño la dopamina y serotonina

Dulces sueños: dopamina y serotonina

La dopamina y la serotonina, no solo están relacionadas con funciones digestivas en nuestro organismo; estos neurotransmisores también juegan un papel importante en el sueño.

La glándula pineal  regula nuestro ciclo de sueño recibiendo señales de luz y oscuridad por nuestros ojos.

Los neurotransmisores traducen estas señales produciendo melatonina, la hormona que nos hace sentir sueño.

La dopamina está relacionada con el estado de alerta; algunas drogas como la cocaína aumentan nuestro estado de alerta, haciendo que nos sintamos despiertos y sin sueño. Cuando la dopamina aparece, la glándula pineal produce menos melatonina, haciéndonos sentir despiertos.

La serotonina, por el contrario, puede causarnos los dos efectos: estado de somnolencia o de alerta. Esto depende de la parte del cuerpo de donde provenga. Si proviene del cerebro, se asocia con estado de alerta, sin embargo, si hay un cúmulo de esta, a la larga puede provocarnos somnolencia.

Algunos estudios también han demostrado que el incremento de la serotonina a través de antidepresivos, reduce el sueño.

Ahora que ya sabemos que son la serotonina y la dopamina, veamos modos de incrementar estos dos neurotransmisores en nuestro organimso de manera natural.

Alimentos para aumentar la serotonina

Hay varios alimentos que pueden ayudar a aumentar los niveles de serotonina en nuestro organismo.  Sin embargo, si se está sufriendo una depresión o algún problema relacionado con el sueño o la digestión, siempre se debe acudir a un médico. Comer estos alimentos no es una solución para este tipo de casos, ya que no sería una solución eficaz.

La serotonina aumenta vía un aminoácido llamado triptófano y se sintetiza a través de este.

Estudios han demostrado que llevando una dieta baja en triptófano, puede reducir los niveles de serotonina. 

La serotonina no se puede encontrar en los alimentos pero si se puede encontrar el triptófano, lo que provocará aumentos naturales de serotonina en nuestro organismo:

  1. Los huevos:  la proteína de los huevos puede aumentar los niveles de triptófano; hay que comerse la yema también, ya que es rica en triptófano y ácidos omega 3 entre otros nutrientes que contribuyen a la salud.
  2. El queso: también es una fuente rica en triptófano. Contiene todos los aminoácidos necesarios para que nuestro organismo funcione correctamente y es una fuente de calcio.
  3. La piña: A parte de ayudar a reducir los resfriados, contiene triptófano y ayuda a producir melatonina, lo que nos ayudará a dormir mejor.
  4. Tofu: los productos que contienen soja son ricos en triptófano, algún tipo de tofu también lleva calcio, lo cual beneficia doblemente nuestra salud.
  5. El salmón también es rico en triptófano: Lo puedes cocinar de varias formas, a la plancha o al horno, las dos opciones son saludables.
  6. Los frutos secos: aparte de ser ricos en triptófano, también ayudan a reducir el riesgo de padecer cáncer, así como de corazón y de problemas respiratorios.
  7. El pavo: también se encuentra en la lista. Naturalmente contiene mucha agua y aminoácidos esenciales.

Alimentos para aumentar la dopamina

La dopamina se puede generar naturalmente comiendo alimentos ricos en tirosina, un aminoácido que al igual que el triptófano se consigue en las proteínas.

  1. Las almendras: nos darán energía, calcio, y Vitamina E, entre otros minerales aparte de contener grasas saludables.
  2. Las bananas: nos darán un chute de bienestar, aparte de aportarnos fibra, vitaminas B, C y E.
  3. Judías: son antioxidantes y una gran fuente de proteína, regulan la diabetes y la glucosa en el metabolismo y controlan el apetito.
  4. Los huevos: aparte de generar serotonina en nuestro organismos también ayudan a generar dopamina naturalmente. La yema del huevo además, contiene hierro, potasio y magnesio.
  5. Aguacates: tienen un sabor extraordinario e infinidades de beneficios; te ayudan a mantener bajo el colesterol, son ricos en fibra, contienen más potasio que los plátanos, son buenos para el corazón y ayudan a absorber otros nutrientes entre otros.
  6. Pollo: contiene tirosina y también nos ayuda aumentar la serotonina, consiguiendo doble efecto. El pollo también es rico en fósforo, un mineral esencial para los dientes y los huesos.
  7. Pescado: el bacalao, el atún, el salmón y mariscos como el cangrejo también son ricos en tirosina.

Actividades que nos ayudan a producir dopamina de forma natural

No solo los alimentos pueden generarnos una dosis natural de dopamina, hay otras actividades que también nos pueden ayudar a aumentar la dopamina de manera natural

1.La música nos da energía y positividad. Es cuestión de buscar nuestro estilo y/o canciones preferidas para disfrutar de un buen momento. Después de escuchar música nos sentiremos mucho mejor.

2. Si te gusta bailar, no dejes de mover el cuerpo. El baile nos ayuda a conectarnos con nuestra mente, también nos ayuda a fortalecer el corazón, aumentar la memoria y por supuesto a perder peso. Bailar nos hace eliminar el estrés y nos ayuda a aumentar la flexibilidad, fuerza y resistencia.

3. Darnos un buen masaje. Los masajes nos ayudan a liberar estrés y también a aumentar la dopamina en nuestro organismo. Prueba el relajante o el descontracturante después de una semana de trabajo, seguro que te sentirás mucho mejor.

4. El ejercicio regular, está comprobado ser un buen generador de dopamina de una forma natural. Buscar actividades que nos gusten como correr, nadar o jugar algún deporte en equipo nos ayudará a generar dopamina y también a llevar un estilo de vida saludable.

La meditación puede ayudar a aumentar la dopamina

5. La meditación también nos puede ayudar a aumentar la dopamina. Hay muchos estudios que lo han demostrado. Hay varios conceptos de lo que es meditar, es por eso que hay cientos de métodos diferentes. Aquí podéis ver un vídeo sencillo para principiantes sobre la meditación.

Es importante llevar una vida sana y equilibrada para ayudar a mantener los niveles adecuados tanto de dopamina como serotonina en nuestro organismo. Hacer ejercicio y comer saludable nos ayudará a estar más sanos física y psicológicamente. En caso de sufrir depresión u otra enfermedad mental, acudir a un especialista siempre es la mejor opción.

Como hemos visto, el desequilibrio de la dopamina y serotonina en nuestro organismo, puede producir alteraciones en nuestra salud mental, nuestro sueño y nuestra digestión. 

Atención dividida: qué es y cómo estimularla

Durante nuestro día a día utilizamos la atención dividida en más ocasiones de las que nos damos cuanta. Siempre que realizamos dos acciones a la vez, nuestro cerebro divide la atención en ambos estímulos. Veámos en el artículo porque es tan importante estimularala. 

¿Qué es la atención dividida?

La atención dividida se puede definir como la capacidad para responder a varias tareas o estímulos que aparecen de forma simultánea. Es un tipo de atención que permite procesar información que nos llega a través de diferentes canales y realizar más de  una actividad al mismo tiempo.

Veamos algunos ejemplos de la atención dividida en nuestra vida cotidiana:

Escuchar música mientras estudiamos o leemos: En el caso de escuchar música mientras se estudia, nuestro cerebro tiene que dividir la atención para procesar, por un lado, la información que nos llega por los oídos y por el otro, la información que nos llega a través de los ojos.

Conducir mientras hablamos con el copiloto: Nuestro cerebro nos permite mantener una conversación con una persona, con todo lo que ello implica (escuchar, respetar turnos, preparar nuestra respuesta), a la vez que prestamos atención a la carretera, ejecutamos las maniobras de cambio de marcha necesarias y ajustamos la velocidad.

Cocinar varias comidas al mismo tiempo: Sería el caso de preparar una ensalada mientras estamos pendientes de controlar que no se nos pase el tiempo que lleva el pescado en el horno.

Tocar un instrumento: Al tocar el piano, la guitarra o cualquier otro instrumento debemos hacer varias cosas a la vez: leer la partitura al tiempo que coordinamos ambas manos y llevamos el ritmo. Si además, tocas en un grupo, debes prestar atención a la ejecución de los demás miembros de la banda y sincronizar tu ritmo con el suyo.

En algunos de estos casos, cuando la tarea se complica (por ejemplo, en el caso de la conducción, incrementamos la carga atencional si queremos aparcar en un espacio muy ajustado), necesitamos que nuestra atención no se divida, sino que se dirija por completo a una sola cosa, y como consecuencia de ello, mientras aparcamos el vehículo podemos pedir a nuestro interlocutor que deje de hablar durante unos minutos. A esto hacen referencia los conceptos de limitación de la carga y de los recursos atencionales.

Diferencias de la atención dividida y otros tipos de atención:

Según el modelo atencional de Sohlberg y Mateer, la atención dividida estaría en la cúspide de un sistema jerárquico formado por cinco tipos de atención:

Atención focalizada:

Es la capacidad para responder a un estímulo específico que se presenta en una modalidad sensorial concreta (visual, auditiva, táctil). Es la capacidad atencional más simple según este modelo, ya que implica únicamente prestar atención a una sola cosa. Por ejemplo, fijarnos en un punto rojo que aparece en una pantalla.

Atención sostenida:

Aparece cuando debemos mantener esa respuesta en el tiempo, en una actividad prolongada. Un ejemplo de esto sería mantener nuestra atención en el punto rojo durante varios minutos.

Atención selectiva:

Es la habilidad de mantener la atención en un estímulo, discriminando con éxito el estímulo objetivo de entre sus distractores. Esto implica inhibir la información que no es relevante y activar la que sí lo es. Siguiendo con el ejemplo anterior, usaríamos la atención selectiva si tuviésemos que encontrar los puntos rojos que aparecen entre puntos de otros colores.

Atención alternante:

Es la capacidad que permite a nuestro cerebro prestar atención a diferentes tareas secuencialmente. Por ejemplo, contar los puntos rojos, y cuando suena una campana, pasar a contar los puntos verdes.

Atención dividida:

Sería el nivel más complejo de atención según este modelo, ya que como hemos dicho antes, requiere responder a varios estímulos y realizar varias tareas de forma simultánea. En nuestro ejemplo, esto implicaría contar los puntos rojos y los puntos verdes a la vez. O contar los puntos rojos mientras ordenamos alfabéticamente un listado de palabras.

Atención dividida a dos colores

Trastornos asociados a alteraciones de la atención dividida

Se han encontrado alteraciones en la atención dividida en diversos trastornos neuropsiquiátricos y del desarrollo. A continuación, se exponen algunos de ellos:

Uno de los trastornos del neurodesarrollo generalmente más relacionados con la atención es el TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad), en el cual se han observado déficits al realizar tareas de atención dividida en comparación con personas con un desarrollo neurotípico (sin TDAH).

En personas con TEA (Trastorno del Espectro del Autismo) también se han encontrado dificultades a la hora de realizar tareas de atención dividida. Además, en los casos en los que las personas están diagnosticadas simultáneamente con TDAH+TEA, destacan las alteraciones en atención dividida.

También se ha observado una peor ejecución en tareas de atención dividida en niños con un nacimiento pretérmino (en concreto, menos de 32 semanas de gestación). Se ha planteado que en estos casos es posible que esta alteración esté debida a un impacto acumulativo de déficits en cada componente de la atención dividida.

En casos de Daño Cerebral Adquirido (término que engloba aquellas alteraciones neurológicas experimentadas en personas con un desarrollo cerebral típico) también se han encontrado problemas en tareas que implican la atención dividida, como en el caso de personas que han sufrido un traumatismo craneoencefálico. En este tipo de pacientes es importante tener en cuenta la atención dividida a la hora de planificar la evaluación y posterior intervención.

Test Cognitivo Online de CogniFit: Evalúa de forma clínica y rápidamente tu funcionamiento cerebral, identifica tus habilidades cognitivas. Obtén tus resultados en menos de 30-40 minutos. CogniFit es la herramienta de evaluación cognitiva más recomendada y utilizada por profesionales.

Efectos de la edad en la atención dividida

También la edad afecta a nuestra capacidad de prestar atención a varios estímulos simultáneamente o realizar más de una actividad al mismo tiempo. En general, se observa que durante el proceso de envejecimiento empeora la ejecución en tareas de atención dividida, especialmente cuando las tareas son más complejas. Este declive se observa cuando hay que prestar atención a varios estímulos a la vez (atención dividida multistream), así como cuando los canales por los que se recibe la información son diversos (atención dividida multimodal) o cuando hay que realizar varias tareas a la vez (atención dividida multitasking). A continuación, veremos ejemplos de estos tres tipos de atención dividida y su relación con la edad.

La atención dividida de múltiples fuentes (multistream)

Se refiere a la atención hacia más de un estímulo, y todos esos estímulos aparecen en la misma modalidad sensorial. Esto es, si tenemos que seguir con la mirada un punto que se mueve por la pantalla mientras clasificamos unas palabras que aparecen escritas en esa misma pantalla. En estos casos, se observa un declive en la atención dividida multistream en adultos mayores en comparación con jóvenes, en especial cuando las tareas son complejas y durante un tiempo prolongado. Por ejemplo, al seguir con la mirada múltiples objetos, los adultos mayores son menos precisos cuantos más estímulos tengan que rastrear.

La atención dividida multimodal

Se refiere a la atención orientada hacia múltiples estímulos presentados de forma simultánea por diferentes canales sensoriales, como atender a objetos con la mirada mientras prestamos atención a unos sonidos. Aunque lo hagamos de forma inconsciente, hacemos tareas de este tipo frecuentemente en nuestra rutina de cada día. Por ejemplo, cuando escuchamos lo que nos dice un amigo mientras miramos cómo se mueven sus labios al hablar. Normalmente, los sonidos que oímos coinciden con la forma en la que se mueve la boca, pero si no coincidieran (como en una película mal doblada), seguramente notaríamos que algo raro está pasando. En este tipo de tareas, las personas mayores no son capaces de detectar los estímulos igual que los más jóvenes.

La atención dividida multitarea (multitasking)

Es la que más demandas cognitivas requiere, ya que tenemos que dirigir la atención hacia varios objetivos y hacia diversos estímulos. Un ejemplo de tarea de este tipo sería intentar detectar palabras que se refieran a seres vivos auditivamente mientras se categorizan letras y números escritos en un papel. En estos casos, la ejecución de los adultos mayores se ve deteriorada, especialmente cuando las tareas son más complejas. Nos encontramos con ejemplos de este tipo de atención en muchas situaciones de nuestra vida diaria, como cuando hablamos por teléfono mientras leemos los titulares de la prensa. Otro ejemplo de una actividad del día a día que requiere atención dividida multitarea puede ser andar o permanecer de pie. De hecho, se ha observado que los adultos mayores muestran un peor control postural cuando están ejecutando a la vez distintas tareas cognitivas de complejidad creciente. Por ejemplo, se ha visto que los adultos mayores requieren de más tiempo para cruzar una calle mientras hablan por teléfono que los adultos jóvenes.

En resumen, se observa un efecto de la edad en la atención dividida, de modo que las personas mayores muestran más problemas a la hora de enfrentarse a tareas de atención dividida, particularmente cuando estas tareas son complejas. Estas mayores dificultades en atención dividida pueden resultar problemáticas en el día a día de los adultos mayores, aumentando las probabilidades de caídas y de daños personales.

Algunos trucos y ejercicios para estimular la atención dividida

A continuación, proponemos algunas actividades que puedes realizar en casa para estimular la atención dividida:

Ejemplo 1 actividad para mejorar la atención dividia

Necesitarás:

      • Un periódico, un libro o una revista.
      • Tu cerebro.

Selecciona una noticia o un artículo que te llame la atención y comienza a leerlo. Mientras lo lees, debes contar todas las veces que aparezca la letra “T”. Cuando llegues al final, anota el número de letras “T” que has contado e intenta hacer un resumen de lo que has leído para comprobar que estabas prestando atención a ambas cosas.

Ejemplo 2 actividad para mejorar la atención dividia

Necesitarás:

      • Una radio o cualquier dispositivo reproductor de música.
      • Lápiz y papel.

En este ejercicio tendrás que cantar o tararear la melodía de una canción (a ser posible, una que te guste) mientras realizas un conjunto de operaciones matemáticas: sumas, restas, multiplicaciones o divisiones. Comprueba luego los resultados.

Otras actividades, como bailar o el ejercicio físico también ayudan a mejorar tus habilidades de atención dividida. En concreto, se han encontrado efectos positivos del ejercicio físico (especialmente, con entrenamiento de tipo aeróbico) en la ejecución de tareas que implican diferentes tipos de atención, entre ellos, la atención dividida. En cuanto al tiempo que debemos emplear en realizar ejercicio físico para estimular la atención dividida, estos efectos positivos del ejercicio físico se observan a partir de los primeros diez minutos hasta más de una hora de entrenamiento.  

¿Sabías que…? Algunas curiosidades sobre la atención dividida

Se conoce como efecto de parpadeo atencional a la dificultad para detectar un estímulo cuando éste es presentado inmediatamente después de otro estímulo similar. Se estima que para que aparezca este efecto, el intervalo de tiempo entre un estímulo A y un estímulo B debe estar entre 100 y 400 milésimas de segundo. Este parpadeo atencional puede estar mediado por varios factores, entre los que se incluyen factores emocionales (por ejemplo, estímulos con una connotación negativa afectan a este fenómeno).

El efecto recibe este nombre precisamente porque es como si nuestro cerebro “parpadease” (metafóricamente) en el tiempo, no atendiendo a ciertos estímulos que aparecen mientras ese “parpadeo” está teniendo lugar.

¿En qué nos hemos basado para escribir esto? 

 
Sohlberg, M. M. y Mateer, C. (1986). Effectiveness of an attention-training program. Journal of Clinical and Experimental Neuropsychology, 9(2):117-130. En este artículo científico de 1986 Sohlberg y Mateer proponen un modelo y definición para los diferentes tipos de atención, entre ellos la atención dividida.
 
Arend, I. (2005). Dividiendo la atención entre dos objetivos: una revisión sobre el efecto de piscar atencional. Aletheia, 22, 7-22. Artículo de revisión en el que se recogen los resultados empíricos y los modelos explicativos del efecto de parpadeo atencional.
 
Baeyens, D., Roeyers, H. y Walle, J.V. (2006). Subtypes of attention-deficit/hyperactivity disorder (ADHD): distinct or related disorders across measurement levels.Child Psychiatry and Human Development, 36(4): 403-417. Revisión de la literatura sobre las características genéticas, neuroanatómicas, neuropsicológicas y clínicas de personas con TDAH.
Pérez, M. (2008). Procesos de atención en el autismo. Revista de Neurología, 46(1): 69-70. Artículo en el que se describen los diferentes procesos atencionales en personas con trastorno del espectro del autismo.
 
Delane, L., Campbell, C., Bayliss, D.M., Reid, C., Stephens, A., French, N. y Anderson, M. (2015). Poorer divided attention in children born very preterm can be explained by difficulty with each component task, not the executive requirement to dual-task. Journal of Child Neuropsychology, 23(5): 510-522. Artículo empírico que estudia los procesos implicados en la ejecución de tareas de atención dividida en niños con un nacimiento pre-término.
 
Azouvi, P., Couillet, J., Leclerq, M., Martin, Y., Asloun, S. y Rousseaux, M. (2004). Divided attention and mental effort after severe traumatic brain injury. Neuropsychologia, 42(9): 1260-1268. Estudio de investigación en el que se evalúa la ejecución de tareas de atención dividida de pacientes con daño cerebral por traumatismo.
 
Zanto, T. P. y Gazzaley, A. (2014). Attention and ageing. En A.C. Nobre y S. Kastner (Eds.), The Oxford handbook of attention (pp. 927-971). Oxford, Reino UnidoOxford University PressCapítulo de libro en el que se describen los procesos de atención dividida relacionados con el envejecimiento.

¿Cómo influyen nuestras habilidades cognitivas en nuestro éxito profesional?

Las habilidades cognitivas son capacidades que tiene el cerebro para funcionar y trabajar con la información que obtenemos en nuestro ambiente. Estas capacidades enfocadas en el desempeño laboral podrían llevarnos al éxito. Pero, ¿Cómo influyen las habilidades cognitivas en el éxito profesional?. ¿Podemos trabajar nuestra habilidades cognitivas y potenciar nuestro cerebro?.

 

Desarrollo profesional y habilidades cognitivas

¿Qué es el desarrollo profesional?

Primero, para entender lo que es el desarrollo profesional tenemos que comprender que es el desarrollo personal.

El desarrollo personal es un proceso de transformación mediante el cual una persona adquiere nuevas formas de pensamiento, comportamientos y actitudes que dan como resultado una mejora en la calidad de vida de esta persona.

La fase de desarrollo profesional es una etapa de crecimiento personal que obedece a las necesidades de auto-superación que experimenta cada individuo.

Además, se trata de una etapa en la cual el trabajador se siente satisfecho y feliz con las tareas que desempeña. En este periodo una persona siente que ha entrado en un momento de crecimiento laboral, mira hacia atrás y valora de manera positiva el haber cumplido objetivos importantes y tener perspectivas de cambio.

Por lo tanto, tenemos que tener en cuenta que no podemos separar el desarrollo personal del profesional, sino que van de la mano, y normalmente se realizan de manera paralela.

La clave del éxito profesional

“El éxito es la paz mental, es la autosatisfacción de saber qué haces lo máximo para llegar a ser lo mejor que eres capaz de ser”, Wooden.

No existe una definición correcta de éxito porque el éxito es muy individual y personal, ¿qué es el éxito para ti?

De manera general, podríamos decir que éxito proviene del término latino Exitus (“salida”), que se refiere al efecto o la consecuencia acertada de una acción o de un emprendimiento.

Se ha relacionado mucho la palabra “actitud” o “competencia” con la palabra éxito.

Por encima de todo, la respuesta solo la tienes tú, ¿qué es el éxito profesional para ti? ¿qué pasos vas a dar para conseguirlo?.

¿Qué son las competencias?

Las competencias son los conocimientos, habilidades y destrezas que desarrolla una persona para comprender, transformar y practicar en el mundo en el que se desenvuelve.

Por ejemplo, ¿De qué manera me comunico con los demás? ¿Cómo organizo mi día a día? ¿Cómo comprendo lo que los demás sienten en diferentes situaciones e intento responder en base a ello?

Nos encontramos con tres tipos de competencias:

Competencias profesionales:

Las competencias profesionales son las capacidades que tenemos para poner en práctica todos nuestros conocimientos, habilidades y valores en el ámbito laboral. Estas habilidades nos permiten incorporar a nuestro trabajo todos los conocimientos que hemos adquirido en los años de estudio y formación.

Es importante tener en cuneta que las competencias están, estrechamente relacionadas con las nuevas necesidades y las nuevas situaciones laborales. Por este motivo, hoy día no basta solo con tener habilidades profesionales, pues es importante buscar la autenticidad y el desarrollo te todas las competencias de manera equilibrada.

 

Competencias sociales y competencias profesionales ¿Qué son?

Competencias o habilidades sociales:

Dentro de las competencias sociales destacamos:

  • Autogestión: es la manera en la que manejamos nuestros propios asuntos, por ejemplo, el cómo gestionamos el tiempo en el día a día, cuantas horas dedicamos al trabajo, amistades o familia etc.
  • Conciencia social: es la capacidad de darse cuenta de aquellas situaciones y problemas que existen a su alrededor, ¿por qué esto es importante? Porque en base a ello vamos a responder y gestionar lo que esté sucediendo. Y también podremos crear una opinión respecto a ello.
  • Gestión de las relaciones: aquí entran en juego a la vez varías habilidades como la empatía, el asertividad
  • Autocontrol emocional: estamos hablando de tomar un tiempo para responder con la emoción adecuada para la situación.
  • Adaptabilidad: vivimos en un mundo de constante cambio por lo que necesitamos tener un amplio repertorio de competencias para que esta adaptación sea mejor.
  • Optimismo: ¿Qué sucedería si ante cada improvisto lo viéramos como una oportunidad en lugar de como un obstáculo que superar? La cosa cambia mucho porque estaríamos adaptándonos a la situación de manera rápida y gestionándolo de manera más beneficiosa para nosotros.

Competencias personales:

Son las competencias psicológicas que posee un individuo para poder desempeñar una labor con éxito ya sea en el campo profesional o la vida privada. Entre ellas destacamos:

  • Conciencia emocional de uno mismo para poder gestionar las emociones que se desencadenan en nuestro día a día. Actuamos en base al contexto.
  • Autoestima: valoración adecuada de uno mismo.
  • Confianza en uno mismo: la confianza es un concepto que se transmite, y que si la depositamos en nosotros mismos los demás podrán valorarla y apreciarla.
  • Resiliencia: se trata de una habilidad o capacidad que engloba a otras muchas capacidades. Consiste en aprovechar un evento adverso y ante ello aprender algo que nos haga tener más capacidad, más aprendizaje…

Importancia de las habilidades cognitivas para el éxito profesional

“Conocimientos puede tenerlos cualquiera, pero el arte de pensar es el regalo más escaso de la naturaleza”, Federico II

Las capacidades o habilidades cognitivas son las aptitudes del ser humano que están relacionadas con el procesamiento de la información. Esto implicaría el uso de la memoria, la atención, la percepción, la creatividad y el pensamiento abstracto o analógico.

Es decir, las habilidades cognitivas están muy relacionadas con la inteligencia, el aprendizaje y la experiencia.

Es importante distinguir que las habilidades cognitivas permiten la elaboración del conocimiento, operando directamente sobre la información recogida por los sentidos.

Las funciones cognitivas más destacadas:

    • Orientación: Es la capacidad que tenemos de ser conscientes de nuestra propia persona y de nuestra situación espacio-temporal.
    • Atención: capacidad de captar detalles y de focalización en una o en varias situaciones (procesos selectivos, procesos de distribución y procesos de mantenimiento o sostenimiento). Incluimos dentro las capacidades de concentración, atención selectiva, velocidad de respuesta, etc.
    • Percepción: la primera habilidad que ponemos en marcha para poder obtener cualquier tipo de información de nuestro ambiente es la percepción. Tiene como función codificar y coordinar las diferentes sensaciones elementales para darles un significado, tanto del medio externo como del interno.
    • Memoria: Es la capacidad de codificar, almacenar y recuperar de manera efectiva la información aprendida. Tenemos diferentes tipos de memoria; la sensorial de 1 a 3 segundos, la memoria a corto plazo de 18 a 30 segundos y la memoria a largo plazo. Si memorizamos lo vivido para tenerlo como referencia para experiencias futuras similares, pudiendo recuperar lo aprendido.
    • Lenguaje: proceso de relacionar un sistema de códigos con significados de objetos, acciones, cualidades, etc. Está íntimamente ligado a la memoria. Dentro del lenguaje, debemos destacar dos capacidades más: como son la comprensión y la elaboración.

La metacognición permite tener en cuenta nuestras capacidades y conocimientos, analizar por ejemplo el tipo de información que necesitamos y mejorar nuestras respuestas. La importancia de estas habilidades recae en que se puede transmitir el conocimiento adquirido, a través del lenguaje o de un sistema de representación de las ideas.

Las habilidades cognitivas más importantes para el éxito profesional

Si bien, todas las habilidades cognitivas son importantes para nuestro día a día, hay unas que son las que más influyen en nuestro ámbito profesional y capacidad de desempeño, estas son las relacionada con las funciones ejecutivas.

Las siguientes habilidades cognitivas, son las que más deberían trabajar aquellas personas que quieren potenciar su cerebro con una aplicación directa en el éxito profesional.

La planificación:

La planificación es una habilidad cognitiva muy importante para el éxito profesional y también para alcanzar nuestros objetivos. La planificación se puede definir como la capacidad para “anticiparse al futuro”, de pensar de antemano la forma más eficiente de ejecutar una tarea o alcanzar una meta específica.

Esta capacidad nos ayudará a establecer lospasos para alcanzar los objetivos que nos exigen en nuestro trabajo. Gracias a esta habilidad, podemos decidir sobre el orden apropiado, asignar a cada tarea los recursos cognitivos necesarios y el establecer el plan de acción adecuado.

La inhibición:

La inhibición se define como la capacidad del ser humano para controlar las respuestas impulsivas, y generar respuestas regidas por el razonamiento. Esta habilidad se relaciona con la anticipación, planificación y al establecimiento de metas. La inhibición o control inhibitorio pone freno al comportamiento ynos ayuda en nuestro trabajo a dar una respuesta más razonada y más adaptada a la situación.

 

Test Cognitivo Online de CogniFit: Evalúa de forma clínica y rápidamente tu funcionamiento cerebral, identifica tus habilidades cognitivas. Obtén tus resultados en menos de 30-40 minutos. CogniFit es la herramienta de evaluación cognitiva más recomendada y utilizada por profesionales.

La monitiorización:

La monitorización cognitiva se puede definir como la capacidad para supervisar la conducta que llevamos a cabo y asegurarnos de que cumple el plan de acción preparado. Esta capacidad nos permite asegurarnos que nuestras acciones van bien encaminadas hacia el objetivo marcado y planificado. Cuando detectamos que nos hemos desviado del plan, hemos de corregirlo. Esta función es de gran importancia, pues la usamos en una gran cantidad de situaciones cotidianas, sobre todo en nuestro ámbito profesional.

La toma de decisiones:

La toma de decisiones es el proceso a través del cual, se escoge un curso de acción como respuesta a un problema de decisión.

La memoria de trabajo o memoria operativa:

La memoria de trabajo nos permite almacenar y manipular de manera temporal la información para poder realizar tareas cognitivas más complejas. En nuestrodesempeño profesional vamos a tener que utilizar esta hablidad, pues nos ayuda en la comprensión del lenguaje, la lectura, las habilidades matemáticas, el aprendizaje o el razonamiento. La memoria de trabajo es un tipo de memoria a corto plazo.

Flexibilidad cognitiva:

Ser flexibles nos permite adaptarnos a las condiciones que van cambiando y modificar nuestros esquemas en función de lo que nuestra experiencia vaya demandando.

También nos permite tener en cuenta las perspectivas de las demás personas.

Resolución de problemas:

Capacidad de utilizar los conocimientos adquiridos, organizarlos y vincularlos a la búsqueda de soluciones. Ciertamente, esta capacidad englobaría las capacidades de anticipación y planificación que permiten establecer planes y acciones adecuadas para conseguir nuestros objetivos.

Por tanto, teniendo en cuenta las habilidades cognitivas que influyen la ejecución diaria de nuestro trabajo y siendo concientes de cuales son las que necesitamos mejorar en nuestro caso, es importante realizar actividades o ejercicios que nos ayuden a potenciar aquellas funciones ejecutivsa que tenemos más débiles o menos desarrolladas.

¿Cómo influyen nuestras habilidades cognitivas en nuestro éxito profesional?

La manera en que influyen las habilidades cognitivas en el éxito profesional depende del tipo de profesión de la que estemos hablando.

Sin duda, existen profesiones en las cuales hay una mayor demanda de las capacidades cognitivas y en las que estas capacidades se desarrollan cada vez más.

¿Qué habilidades cognitivas necesito para tener éxito?

El ambiente del trabajo es una clave importante a la hora de emprender una mejora en estas habilidades cognitivas. Mejores condiciones se obtienen para construir una “reserva cognitiva” que ayuda al cerebro a disminuir los efectos del deterioro que viene con la edad.
Este concepto de reserva cognitiva explica por qué las personas que mantienen un cerebro activo, tienen la capacidad de minimizar el declive mental que aparece durante el proceso de envejecimiento normal.
Tenemos en cuenta que en diferentes profesiones necesitaríamos unas capacidades cognitivas diferentes.

En rasgos generales, a mayores habilidades cognitivas supondría un mejor desempeño laboral. Esto podrían en movimiento estos recursos para la mejora de producción, un trabajo de mayor calidad, mayor repercusión de ese trabajo en otros ámbitos y en otras personas.

Definitivamente, para alcanzar el éxito a nivel profesional es necesario contar con algunas habilidades que nos innovar más en el área que trabajamos. Además tener una mejor relación con nuestros compañeros de trabajo.

¿Qué es más importante la inteligencia cognitiva o la inteligencia emocional?

“Es la combinación entre el talento razonable y la capacidad de perseverar ante el fracaso lo que conduce al éxito”. Goleman

Como hemos visto hasta ahora la inteligencia cognitiva está constituida por capacidades como la memoria, la atención, el lenguaje, etc. Mientras que la inteligencia emocional abarca elementos tanto sociales como emocionales.

Ambos tipos de inteligencia son importantes para el desarrollo exitoso del comportamiento, al igual que no podíamos separar el desarrollo profesional y personal. Por tanto, para nuestro desarrollo profesional y personal son necesarias ambos tipos de inteligencia.

Por ejemplo, para Goleman son necesarios tres requisitos para el éxito profesional:

Capacidades cognitivas:

  • Memoria
  • Razonamiento
  • Capacidad verbal
  • Capacidad matemática

Capacidades técnicas:

conocimientos específicos que cada trabajo demanda. Por ejemplo: de marketing, de gestión de tiempo, de contabilidad, de informática etc.

Capacidades emocionales:

  • Autoconciencia: estar familiarizado con las emociones, saber fortalezas y debilidades propias, que necesidades tenemos etc.
  • Autogestión: capacidad para canalizar los impulsos emocionales.
  • Empatía: tener en cuenta los sentimientos de los demás a la hora de realizar acciones que les afectan.
  • Capacidad social: es la suma de las características anteriores.

Personalidad: qué es y cuales son los rasgos que la definen

La personalidad es uno de los elementos psicológicos más estudiados y a su vez más difíciles de definir. Entendemos por personalidad al conjunto de características que no definen. Conocer bien como es nuestra personalidad o la de los demás puede ayudarnos en nuestro crecimiento personal.

Evolución del término “personalidad”

La palabra “personalidad” proviene del término en latín “persona” término que significa “máscara que portaban los actores de teatro en la antigüedad” y posteriormente “ciudadanos jurídicamente provistos de derechos, que gozaban de honra y prestigio”.

Después en la Edad Media el termino personalidad se utiliza para describir una serie de características que determinan las tendencias comportamentales de una persona.

Qué es la personalidad

La personalidad es un constructo psicológico que refiere a un conjunto dinámico de características psíquicas de una persona. Se trata de un patrón de emociones, pensamientos y comportamiento de cada individuo que persiste a lo largo del tiempo frente a distintas situaciones. Esta característica diferencia a unos individuos de otros.

 

En la formación de la personalidad intervienen tanto la base biológica (temperamento) como las influencias ambientales (carácter). Estos dos conceptos son de vital importancia en el ámbito de la personalidad.

“El que sabe conocerse a sí mismo es dueño de sí”. Pierre De Ronsard

 

Definición de personalidad

A lo largo de la historia el término personalidad ha recibido numerosas definiciones, destacando más las siguientes:

  • La personalidad es la suma total de los patrones de conductas actuales o potencial de un organismo, en tanto que determinados por la herencia y el ambiente, y que se originan y se desarrollan mediante temperamento y constitución (Eysenck).
  • Una estructura mental que se obtiene de la observación coherente de un determinado comportamiento; se compone de rasgos únicos (individuales) y comunes (poseídos por todos los que conviven ciertas experiencias) (Catell).
  • La personalidad es el patrón de pensamientos, sentimientos y conducta que presenta una persona y que persiste a lo largo de toda su vida, en diferentes situaciones (Freud).
  • La personalidad son características psicológicas y distintivas de una persona que conducen a respuestas a su ambiente relativamente consistente y permanente (Kotler).
  • Diferencia individual que constituye a cada persona y la distingue de otra (RAE).

Aspectos de personalidad

Como indicamos anteriormente al explicar lo que es personalidad, nos referíamos a que la personalidad tiene elementos de origen hereditario y ambiental. Estos aspectos son: temperamento, carácter, inteligencia y roles sociales.

El temperamento es la dimensión biológica y por tanto heredable de la personalidad que se manifiesta desde edades tempranas.

Se distinguen aspectos estáticos y dinámicos: los primeros se refieren la morfología, mientras que los segundos hacen alusión a la fisiología.

El carácter es un componente aprendido de la personalidad. Diferenciándose con temperamento, el carácter está en función de los valores de cada sociedad, de su sistema educativo y cómo son transmitidos. Incluye valores (componentes afectivos y cognitivos) y componentes motivacionales y comportamentales. Aparece como consecuencia de las experiencias que vivimos, que influyen en nuestra forma de ser modulando las predisposiciones y tendencias biológicas, es decir, temperamentales.

La niñez y adolescencia son etapas muy importantes en la formación del carácter, tanto positiva como negativamente.

Todas las teorías del carácter tienen en común la idea de que no se manifiesta de forma total y definitiva en la infancia, sino que pasa por distintas fases hasta alcanzar su completa expresión al final de la adolescencia

-La inteligencia, no entendiendo la inteligencia como coeficiente intelectual, sino como elementos relacionados con el aprendizaje, la adaptación a situaciones nuevas, la solución de problemas el proponerse fines, la capacidad de valoración y autocrítica.

Es una forma de interactuar con el mundo, y engloba habilidades: control de los impulsos, la autoconciencia, la motivación, el entusiasmo, la perseverancia, la empatía, la agilidad mental, etc.

-Roles sociales: es el conjunto de valoraciones que tiene una persona por desempeñar un puesto independientemente del valor de la persona.

Entendemos por rol como función o papel que cumple una persona en un contexto determinado (familiar, amistades, laboral…).

 

Características de personalidad

“A veces, ante la mala manera de ser de los otros, uno se siente orgulloso de ser uno mismo y no otro”. André Maurois.

A pesar de las distintas definiciones de personalidad, podemos destacar una serie de características en la personalidad, que serían las siguientes:

  • Consistente: la personalidad es un rasgo distintivo de cada persona este relativamente establece a lo largo del tiempo, incluye en su comportamiento.
  • Identificativa: porque la personalidad permite identificar a cada individuo como ser único. Por ejemplo, no actuamos igual en diferentes situaciones. La conducta y el pensamiento son característicos de cada individuo, y que en ellos se refleja su adaptación al ambiente, a la vez que son formas de acción sobre él.
  • Evolutivo: aunque se trate unas características consistentes, puede variar a largo plazo por la interacción con el medio.
  • Es algo interno, no de apariencia externa: Es decir, no existen determinados rasgos físicos que determinen que una persona piensa o actúe en una manera determinada.
  • Que no es exclusivamente mental, sino que exige una combinación en el funcionamiento de mente y cuerpo. Recordemos la frase: Mens sāna in corpore sānō (Mente Sana en cuerpo sano).
  • Previsibilidad: Sobre cómo actuará y cómo reaccionará una persona bajo diversas circunstancias.

Estudios sobre la personalidad

Dentro de los estudios que se han centrado en los aspectos que determinan la personalidad, uno de los más destacados ha sido el Modelo de los cinco grandes (Big Five) que estudia la personalidad en base a cinco dimensiones:

  • Apertura a la experiencia: grado en que la persona busca nuevas experiencias personales y visualiza de manera creativa su futuro. La dimensión opuesta sería la Evitación de la experiencia.
  • Responsabilidad: grado en el que una persona está centrado en sus objetivos y de todo lo que pone en práctica para conseguirlos.
  • Extraversión: grado en el que una persona se muestra abierta con lo demás y canaliza adecuadamente su energía en contextos sociales. Es decir, evalúa como una persona se siente al estar rodeada y la manera en que expresa con los demás.
  • Amabilidad: grado en que la persona se muestra respetuosa, tolerante y tranquila. Definiría a una persona que confía en la honestidad de las demás personas, con vocación a ayudar y asistir a quien lo necesite.
  • Estabilidad emocional: grado en qué una persona afronta exitosamente las situaciones complicadas de su día a día en diferentes ámbitos.

Otro de los modelos destacados es el Modelo de los 16 factores de Catell. Catell desarrolla un modelo que abarca 16 factores de personalidad, considerándola como un conjunto de rasgos que define a la persona con un carácter predictivo sobre su conducta.
El objetivo de Catell era encontrar una serie de rasgos que resumiese las características de personalidad de todas las personas y dentro de estos rasgos establecer una clasificación.

Estos 16 factores son:

  • Afectividad: grado en que la persona establece contacto con otros individuos.
  • Razonamiento: mide la capacidad intelectual según predomine el pensamiento abstracto o el pensamiento concreto.
  • Estabilidad: evalúa la estabilidad emocional de la persona y a la manera en que se adapta al ambiente que le rodea.
  • Dominancia: mide el grado dominancia o sumisión que presenta un individuo en sus relaciones sociales.
  • Impulsividad: nivel de entusiasmo y espontaneidad en contextos sociales.
  • Conformidad grupal: mide aceptación de los valores morales.
  • Atrevimiento: evalúa la reactividad del sistema nervioso según la dominancia del sistema nervioso simpático o parasimpático.
  • Sensibilidad: mide el predominio de los sentimientos frente al pensamiento racional.
  • Suspicacia: evalúa el nivel de confianza o desconfianza que un individuo tiene hacia los demás.
  • Imaginación: mide la capacidad de abstracción del individuo.
  • Astucia: evalúa la capacidad de analizar la realidad de forma exhaustiva y describe en qué grado las personas se ocultan, mostrando sólo aquellos rasgos que generen las respuestas que desean obtener de los demás.
  • Culpabilidad: evalúa la capacidad de una persona de responsabilizarse de sus actos.
  • Rebeldía: mide la predisposición hacia el cambio y la apertura mental.
  • Autosuficiencia: mide el grado de dependencia o independencia personal.
  • Autocontrol: mide el autocontrol emocional y comportamental.
  • Tensión: mide el nivel de tensión o ansiedad nerviosa del sujeto.

 

Personalidad positiva y personalidad madura


Se define como personalidad positiva la capacidad de afrontamiento positivo de los eventos estresantes de la vida, dándole significado y ajustándose a las demandas ambientales y expectativas personales.
Este concepto es muy importante ya que habla de una visión más activa de la personalidad. Es la capacidad de cada persona para intervenir modificando su contexto en la medida que puedan.

Es importante mantener la sensación de control sobre el ambiente, visión que le permitirá aprender de todo tipo de experiencias, aunque sean a priori negativas, para obtener mejores resultados en el futuro.
Respecto a la personalidad madura, la meta del desarrollo de la personalidad es lograr la madurez en sí misma. Un individuo con personalidad madura presenta las siguientes características:

  1. Estabilidad emocional: capacidad de la persona para reaccionar ante los distintos estímulos de forma estable y autónoma determinada no por impulsos.
  2. Conocimiento de sí mismo: conocimiento de las capacidades, cualidades y valores que posee uno mismo (deficiencias, debilidades y tendencias de acción). De esta manera, la persona podrá tomar decisiones adecuadas
  3. Capacidad de autoevaluación: El individuo maduro se juzga a sí mismo y reconoce cuándo actúa bien o mal, que aspectos positivos y negativos posee. La autoevaluación permite estar en una actitud de cambio y superación.
  4. Capacidad de decisión: esta característica proporciona a la persona una mayor autonomía para decidir por sí mismo. Esto implicaría no consultar a otros o no buscar otras opiniones.
  5. Capacidad de aceptar riesgos y responsabilidades un individuo con personalidad madura acepta responsabilidades y se arriesga para emprender tareas y acciones.
  6. Autonomía del yo: consiste en actuar tal como es y de acuerdo con sus criterios, valores y conciencia.

Tenemos que destacar de nuevo que la personalidad tiene dos elementos muy importantes, que son ambiente y genética. La genética no la podemos elegir, pero el ambiente ¿tenemos la capacidad de transformarlo en nuestro beneficio? ¿podemos madurar a través de las experiencias?

La respuesta es definitivamente si. Se recomiendan la gran mayoría de los procesos terapéuticos, visualizados como un camino de transformación y crecimiento personal.

Conclusiones

Existen varios conceptos de personalidad tenemos que entender que es un proceso activo. Como activo entendemos que se va definiendo y desarrollando a lo largo de la vida de una persona.

No existe un tipo de personalidad que sea mejor o peor, sino que cada una de ellas tiene sus fortalezas y sus debilidades, por lo que la clave es el equilibro entre todas.

¿Cómo cambia la personalidad con los años? Si miramos atrás nos podemos dar cuenta alguna de las cosas que nos han dejado de interesar y cuántas otras muchas hemos acogido con interés.

La personalidad cambia y lo hace en base a las experiencias que vamos viviendo y la manera en la que interpretamos estas situaciones.

“Hay dos formas de difundir la luz. Ser la lámpara que la emite o ser el espejo que la refleja”. Lin Yutang

Inteligencia Emocional: entrena tus emociones

Todos conocemos el concepto de Inteligencia Emocional, pero ¿cómo la entrenamos?. Las emociones juegan un papel muy importante en nuestro día a día. ¿De qué manera influyen las emociones en nuestras decisiones diarias? ¿en las decisiones de nuestro trabajo ponemos en marcha nuestra Inteligencia Emocional? ¿y en la educación de nuestros hijos? La Inteligencia Emocional es una capacidad con la que nacemos pero que se debe trabajar cada día. En este artículo aprenderemos nuevas maneras de conocer nuestras emociones.

¿Por qué es importante la inteligencia emocional?

¿Qué es la Inteligencia Emocional? 

El concepto de inteligencia emocional ha sido definido de múltiples maneras, sobre todo debido a los dos términos que la forman: inteligencia y emoción. La inteligencia es la capacidad de resolver problemas, aprender a través de nueva información y crear nueva información. Por otro lado, la emoción es una alteración del ánimo producido por factores externos (al recibir una sorpresa, al darnos una noticia…) o internos (cuando nos preocupa alguna cosa, tenemos un mal día…), y en base a este acontecimiento nuestro cuerpo produce una acción adaptativa. Por tanto, la inteligencia emocional sería la capacidad de conocer y gestionar nuestras propias emociones, y reconocerlos tanto en nosotros mismos como en los demás.

El termino fue popularizado por Daniel Goleman, pero este concepto surgió hace varias décadas y tiene sus inicios con Thorndike quien la define como la habilidad para comprender y dirigir a las personas. Goleman divide la inteligencia emocional en cinco componentes: autoconciencia, autorregulación, automotivación, empatía y habilidades sociales.

 Cambia tu atención y cambiarás tus emociones. Cambia tu emoción y tu atención cambiará de lugar. Frederick Dodson

Este concepto también fue incluido dentro de la teoría de las inteligencias múltiples, en las dos inteligencias denominadas intrapersonal e interpersonal. La inteligencia intrapersonal es la capacidad de percibirnos a nosotros mismos y dirigir nuestra propia vida. Por otro lado, la inteligencia interpersonal es la capacidad de percibir, en base a personas o factores externos, diferencias en relación a sus estados de ánimo, motivaciones o temperamento.

En definitiva, la inteligencia emocional es la capacidad que tenemos para procesar la información sensorial y, adaptar nuestra conductas y pensamiento a una determinada situación o contexto.

Elementos de la Inteligencia Emocional

La inteligencia emocional está formada por cinco componentes:

Autoconocimiento emocional

Es el conocimiento de nuestras propias emociones y en cómo estas nos afectan. Es importante reconocer como nuestro estado de ánimo puede influir en nuestros comportamientos, nuestra capacidad, y cuáles son nuestros puntos fuertes y débiles.

Autocontrol emocional

Es la capacidad que nos permite reflexionar sobre nuestras emociones y llegar cómo poder llegar a dominarla. Esta habilidad permite detectar cómo son nuestros patrones emocionales y cómo actuar ante ellos.

Automotivación 

Consiste en la capacidad para enfocar las emociones hacia unos objetivos, y así ser capaces de mantener la emoción durante todo el proceso. Es importante esta iniciativa para la proactividad y para la resolución de imprevistos.

Reconocimiento de emociones en los demás o empatía

La empatía es la habilidad para la detección de emociones ajenas. Esta aptitud nos permite establecer vínculos más estrechos y duraderos con las personas que nos relacionamos en nuestro entorno.

Relaciones interpersonales  o habilidades sociales

El establecer buenas relaciones con los demás es importante para la propia felicidad y salud emocional. Para ello es importante no sólo la capacidad de empatía, sino otras habilidades sociales más como la asertividad, la escucha activa…

Test Cognitivo Online de CogniFit: Evalúa de forma clínica y rápidamente tu funcionamiento cerebral, identifica tus habilidades cognitivas. Los resultados que proporciona este test neuropsicológico son muy útiles para ayudar a determinar si los cambios cognitivos que experimenta una persona son normales, así como conocer mejor nuestras capacidades. Obtén tus resultados en menos de 30-40 minutos. CogniFit es la herramienta de evaluación cognitiva más recomendada y utilizada por profesionales.

Tipos de Inteligencia Emocional

Cuando hablamos de inteligencia emocional podemos hacer referencia a dos tipos de inteligencia: inteligencia interpersonal e inteligencia intrapersonal o personal.

La inteligencia interpersonal implica la capacidad de establecer relaciones con otras personas. En cambio, la inteligencia intrapersonal es el conocimiento de uno mismo y todos los procesos relacionados, como la autoconfianza ya automotivación.

La inteligencia intrapersonal o personal

Está formada por una serie de competencias que determinan el modo en que nos relacionamos con nosotros mismos. Para ello tendríamos que tener en cuenta cuatro componentes:

  • Conciencia de uno mismo: tomar conciencia de uno mismo y de nuestras capacidades (fortalezas y debilidades), nuestras emociones e impulsos, cómo influyen en los demás nuestras emociones y conductas.
  • Autorregulación o regulación de nuestras propias emociones: es la habilidad de gestionar nuestras propias emociones e impulsos para enfocarlos hacia un foco concreto. Para ello es importante tomar conciencia de nuestra responsabilidad, darnos un tiempo para responder ante los demás (no acción-reacción), encontrar soluciones, afrontar las situaciones etc.
  • Automotivación: capacidad de alcanzar y mantenerse en un estado de continua búsqueda y persistencia en la consecución de los objetivos, hacer frente a los problemas y encontrar soluciones.
  • Autorrefuerzo: bondad y pericia para darse recompensas ante determinadas situaciones y de esta manera conseguir mantener la motivación, un estado de ánimo adecuado etc.

La inteligencia interpersonal

Está compuesta por otras competencias y habilidades que determinan el modo en que nos relacionamos con los demás:

  • Empatía: es una capacidad que nos ayuda a comprender los sentimientos de los otros, facilitando también la comprensión de los motivos de su comportamiento. Este rasgo nos permite prevenir importantes conflictos. No nacemos siento empáticos, sino que vamos adquiriendo esta capacidad en nuestro desarrollo emocional y social comenzando a desarrollarse desde nuestra infancia. La empatía presupone tres condiciones básicas: vivir como pensamos, aceptación incondicional positiva del otro y esfuerzo por ponernos en el lugar del otro sin dejar de ser uno mismo.
  • Habilidades sociales: Es la cualidad que tenemos para relacionarnos con los demás. Dentro de estas habilidades nos encontramos la asertividad que es una estrategia de comunicación que nos permite defender nuestros derechos y expresar nuestra opinión, gustos e intereses, de manera libre y clara, sin agredir a otros y sin permitir que nos agredan.

Cómo se utiliza la Inteligencia Emocional

El propósito final de todas nuestras acciones como ser humano es la búsqueda del equilibrio emocional. El balance a nivel emocional se obtiene cuando cada emoción y sentimiento crea en nosotros la función para la cual ha sido desarrollada. Por ello es importante el saber distinguir entre nuestras diferentes emociones, saber trabajarlas, aceptarlas y expresarlas.

La importancia del trabajo de la inteligencia emocional se debe a la necesidad de encontrar una estabilidad ante las diferentes situaciones de nuestro día a día. Por ejemplo, ¿qué hacer ante un enfado? Una persona con inteligencia emocional sabría que el enfado tiene como objetivo el poner límites o tomar decisiones y trabajaría en el enfoque hacia ello. También aprenderían a expresar el enfado de manera saludable tanto para sí mismo como para los demás.

La inteligencia emocional ha sido relacionada positivamente con otros conceptos muy importantes. Se ha establecido que las personas con alta inteligencia emocional presentan una mayor extraversión, mayor amabilidad, mayor estabilidad emocional, mayor apertura o conciencia. En cambio, se relaciona de forma negativa con el neuroticismo, consumo de sustancias y problemas psicosociales. En relación con otros conceptos, si presentamos un nivel adecuado de inteligencia emocional se observará:

  • Confianza
  • Curiosidad
  • Intencionalidad
  • Autocontrol
  • Creatividad
  • Capacidad de comunicación y cooperación con los demás: mejora las relaciones personales y ayuda a desarrollar la empatía, la integridad y el respeto hacia los demás.

En definitiva, la inteligencia emocional es una herramienta con la cual obtenemos un mejor funcionamiento emocional en nosotros mismos, y el establecimiento de mejores relaciones sociales con los demás.

Tipos de Inteligencia Emocional

La inteligencia emocional está compuesta por diferentes factores. Solovey lo clasificó denominándolo “esferas de la inteligencia emocional”: conocer las propias emociones, manejar las emociones, la propia motivación, reconocer las emociones de los demás y manejar las emociones.

Entrenamiento de la Inteligencia Emocional

El entrenamiento de la inteligencia emocional no suele ser un proceso único, sino que aparece de manera complementaria a un desarrollo dividido por fases donde se trabajan todas las emociones. Aquí se trabajan los tres pilares fundamentales de la psicología, entre ellos, las sensaciones enfocadas desde la educación emocional y el entrenamiento en inteligencia emocional.

El proceso de puede dividir en 4 etapas:

1. Educación emocional

Es muy importante el procedimiento de psicoeducación donde se aclararía lo que es una emoción, la evolución de éstas y cómo sacarles provecho.

2. Conciencia de la localización de las emociones

Las emociones forman parte de nuestro cuerpo y es importante detectarlas en nuestro cuerpo para escucharlas y aprender a gestionarlas. Por ejemplo: el enfado a veces se detecta por un pequeño dolor de cabeza y la tristeza se detecta como un vacío en la zona del estómago. Aunque tenemos que tener en cuenta que esto es algo muy personal por lo que el terapeuta tiene que individualizar mucho el proceso y ayudar a cada persona a crear su propia enciclopedia de las emociones.

3. Regulación emocional

Esto se llevaría a cabo a través de herramientas psicológicas, como ejercicios de liberación de enfado, aceptación de las emociones (Mindfullness), etc

4. Aprendizaje en habilidades sociales

Dentro de estas habilidades incluiríamos las que hemos hablado anteriormente en el artículo. Principalmente se trabajaría la asertividad y la empatía, redirigiéndolo hacia otras situaciones que hayan surgido a lo largo de las sesiones de terapia. Por ejemplo: cómo gestionar una discusión, tomarme un tiempo para contestar etc.

CogniFit programa científico líder en entrenamiento cerebral online adaptado a tus necesidades específicas. La herramienta clínica mas utilizada y recomendada por profesiones para trabajar las habilidades cognitivas.

¿Por qué entrenar la Inteligencia Emocional?

Entrenar la inteligencia potencia muchas de nuestras capacidades como hemos visto anteriormente. Estas ventajas no sólo se presentan a nivel individual sino también a otros niveles.

Ventajas de la inteligencia emocional para el trabajo

Tenemos que tener en cuenta la variable emocional en el trabajo organizacional. Durante mucho tiempo las emociones han sido ignoradas en el contexto laboral ya que sólo se ha tenido en cuenta que un trabajo está bien hecho en base a pruebas de desempeño (técnica del trabajador) o de su currículo (preparación académica).

En la actualidad las empresas no sólo buscan competencias profesionales, sino también competencias personales, entre ellas destaca la inteligencia emocional y otras capacidades que también se podrían englobar dentro de inteligencia emocional.

En el entorno laboral actual, caracterizado por un ambiente altamente competitivo y una fuerte presión por los resultados y la eficacia, algunos de los aspectos más demandados por las empresas son: tener capacidad de escucha activa y comunicar de manera efectiva, creatividad ante obstáculos y capacidad de resiliencia, capacidad para trabajar en equipo, para negociar y resolver los desacuerdos que se presenten dentro del contexto laboral, confianza en uno mismo, motivación para trabajar…

Como podemos ver, engloba aspectos de la inteligencia emocional, es decir, la habilidad de identificar, comprender y regular las emociones propias y las de los demás.

Muchas empresas se han dado cuenta de que es importante que sus trabajadores conozcan y controlen sus emociones, y sepan reconocer las de los demás. Por ello a día de hoy se realizan actividades en la empresa para incrementar esta capacidad en sus trabajadores.

Las ventajas de la aplicación de la inteligencia emocional en las organizaciones:

  • Optimizar el desenvolvimiento laboral y la productividad
  • Mejora la comunicación y el trabajo en equipo
  • Reduce el nivel de conflicto entre trabajadores y trabajadores con empresa.
  • Mayor adaptación en los procesos de cambio en la empresa (mayor flexibilidad).
  • Disminuyen los abandonos de puesto de trabajo y despidos.
  • Mayor autoestima grupal, incremento en la satisfacción personal y el rendimiento general

Importancia de educar la inteligencia emocional desde la infancia

Es positivo educar a los niños en emociones porque durante los primeros años de vida es destacable la plasticidad cerebral. En esta etapa se producen experiencias y aprendizajes muy importantes para el enriquecimientos y adecuado desarrollo de la cognición y la afectividad.

Educamos a nuestros hijos a nivel intelectual, físico y social, pero es de igual importante la emoción. Es necesario enseñar al niño a expresar y manejar adecuadamente sus emociones a través del juego, y permitirles que vayan incorporando este aprendizaje en las situaciones de su vida cotidiana.

Importancia de la inteligencia emocional en el desarrollo infantil

Un niño o una niña con inteligencia emocional presenta una mayor confianza en sus capacidades, mantiene relaciones satisfactorias, comunica lo que piensa y lo que siente. Este tipo de niños tienen más en cuenta los pensamientos y los sentimientos de los otros, tiene recursos para la solución de conflictos etc. Esto a su vez influye en su desarrollo académico escolar. El progresivo desarrollo de la capacidad cognitiva en el niño permite que las emociones se conviertan en herramientas que ayudan a la atención y el uso del pensamiento de modo racional lógico y creativo.

Importancia de la Inteligencia Emocional

La inteligencia emocional es cada acto de aprendizaje consciente requiere la voluntad de sufrir una lesión a la propia autoestima. Es por eso que los niños pequeños aprenden tan rápido antes de ser conscientes de su propia importancia. Thomas Szasz.

Una herramienta que nos abre puertas y nos conduce hacia el desarrollo como individuos y como sociedad. Esta habilidad la podemos poner en práctica en muchos contextos y situaciones. Nos permiten conocernos un poco más cada día.

Podemos aprender y desarrollar a lo largo de nuestra vida esta capacidad, acercándonos hacia el autoconocimiento, la autorregulación, la motivación y las habilidades sociales.

¡Entrenar la inteligencia emocional es un paso más hacia la felicidad¡

Hipotálamo: La importancia de las hormonas en el cerebro

¿Qué es el hipotálamo? Pongámonos primero en contexto: Te rugen las tripas. Llevas sin comer desde primera hora y te invade la sensación de hambre. Empieza a apetecerte comer cada uno de los alimentos que ves en los escaparates. Tienes dificultades para concentrarte en la actividad que estás haciendo y en tu mente sólo hay espacio para pensar qué comerás a continuación. Llegas a estar incómodo hasta que decides empezar a comer. ¿Te resulta familiar?

Hipotálamo

El responsable de todo este proceso es el hipotálamo, una pequeña estructura subcortical situada en el centro del cerebro. Con tan sólo el volumen de un guisante, el hipotálamo se encarga de regular diversas funciones esenciales para la vida, como el hambre, para mantener la homeostasis. Si no fuera por esta estructura, no sabríamos cuándo necesitamos comer y, por tanto, terminaríamos muriendo de hambre. Descubre todo sobre esta esta estructura cerebral: Qué es, dónde se encuentra situado, para qué sirve, ¿qué ocurre cuando se altera el hipotálamo?, ¿con qué enfermedades está relacionado?, su relación con el amor, con la hipófisis y mucho más.

¡Si te interesa saber más detalles acerca del hipotálamo, no te pierdas la sección “Para ampliar…” al final de este artículo! Si tienes cualquier pregunta, puedes dejarnos tu comentario abajo y te responderemos,

¿Qué es el Hipotálamo?

El hipotálamo es una estructura cerebral que, junto al tálamo, forma el diencéfalo. Es parte del Sistema Límbico y contiene la mayor diversidad de neuronas de todo el cerebro. Se encarga de controlar el sistema nervioso autónomo y el sistema endocrino. Es una glándula endocrina que libera hormonas encargadas de modular conductas relacionadas con el mantenimiento de la especie, y que regula la secreción de hormonas de la hipófisis, con el que conforma el Eje hipotálamo-hipofisiario.

El hipotálamo cuenta con dos tipos de neuronas secretoras:

  • Las parvocelulares (que secretan hormonas peptídicas)
  • Las magnocelulares (que secretan hormonas neurohipofisiarias).
Si quieres evaluar tu propio funcionamiento cerebral, el de tus hijos o pacientes, te recomiendo que pruebes el Test Cognitivo Online de CogniFit: Evalúa de forma clínica y rápidamente importantes funciones cognitivas, identifica debilidades y fortalezas en las áreas de la memoriaatención y concentraciónfunciones ejecutivascoordinaciónplanificación, etc… El completo informe de resultados que proporciona este test neuropsicológico es muy útiles para ayudar a determinar si los cambios cognitivos que experimenta una persona son normales, o pueden ser reflejo de algún trastorno neurológico. Obtén tus resultados en menos de 30-40 minutos. CogniFit es la herramienta de evaluación cognitiva más recomendada y utilizada por profesionales.

¿Dónde se encuentra el Hipotálamo? Tener un buen sitio es importante

El hipotálamo se ubica bajo el tálamo (de ahí su nombre). Además, se encuentra delimitado por la lámina terminal, por los tubérculos mamilares, por las cápsulas internas y por el quiasma óptico. Se conecta con la hipófisis a través del tallo hipofisiario. Una posición tan central en el cerebro permite al hipotálamo comunicarse perfectamente bien, recibiendo información (aferencias) de diferentes estructuras del cuerpo, y enviando información (eferencias) a otras.

¿Para qué sirve el Hipotálamo? Cómo nos mantiene vivos

Las funciones que desempeña el hipotálamo son esenciales para la vida. Es el encargado de regular el hambre y la saciedad, mantiene la temperatura corporal, regula el sueño, el apareamiento y la agresión, además de participar en la regulación de las emociones. La mayoría de estas funciones se regulan mediante una cadena de hormonas que se inhiben o excitan entre sí.

  • Hambre: Cuando nuestro cuerpo detecta que no tenemos reservas de energía suficientes y que, por tanto, necesitamos ingerir alimentos, envía Ghrelina (una hormona) al hipotálamo, indicando que tenemos que comer. De este modo, el hipotálamo libera el Neuropéptido Y, que es la hormona que produce esa sensación de hambre. En el ejemplo del principio, nuestro hipotálamo estaba liberando grandes cantidades de Neuropéptido Y, por lo que nuestra sensación de hambre se había disparado.
  • Saciedad: Por el contrario, cuando hemos comido lo suficiente, nuestro cuerpo debe decir a nuestro cerebro que no necesitamos más alimentos y que tenemos que parar de comer. Conforme vamos comiendo, nuestro cuerpo produce insulina, que incrementa la producción de una hormona llamada “leptina”. La leptina viaja por la sangre hasta el núcleo ventromedial del hipotálamo y, cuando llega a su receptor, inhibe la producción de Neuropéptido Y. Al dejar de producir Neuropéptido Y, dejamos de tener hambre o, dicho de otra forma, sentimos saciedad.
  • Sed: De una manera semejante a la del hambre, cuando el cuerpo necesita más agua, el hipotálamo libera la hormona antidiurética (o vasopresina), que actúan para impedir la pérdida de agua y favorecer la ingesta de líquidos.
  • Temperatura: La temperatura a la que la sangre llega al hipotálamo determinará si necesitamos reducir o aumentar la temperatura corporal. Si la temperatura es demasiado alta, necesitamos perder calor, lo que hará que la porción anterior del hipotálamo (Hipotálamo anterior) inhiba a la posterior, provocando una serie de consecuencias dirigidas a la reducción del calor (como la sudoración). En cambio, si la temperatura es demasiado baja, necesitamos producir calor, lo que hará que la porción posterior del hipotálamo (Hipotálamo posterior) inhiba a la anterior. Así, mediante el eje hipotálamo-hipofisiario, se liberará la hormona estimulante de la tiroides (TSH) y la hormona adrenocorticotropa (ACTH), favoreciendo la conservación del calor.
  • Sueño: La razón por la que nos cuesta dormir con la luz encendida se encuentra en el hipotálamo. El ciclo de sueño-vigilia está regulado por el ciclo circadiano. La estructura que se encarga de la regulación del ciclo circadiano es un conjunto de neuronas del hipotálamo medial llamado núcleo supraquiasmático. El núcleo supraquiasmático recibe información de las células ganglionares de la retina mediante el tracto retinohipotalámico. De este modo, la retina detecta los cambios de luz en el exterior y envía esta información al núcleo supraquiasmático. Este conjunto de neuronas procesan la información, que es enviada a la glándula pineal (o epífisis cerebral). Si la retina detecta que no hay luz, la glándula pineal secreta melatonina, que favorece el sueño. Si la retina detecta que hay luz, la glándula pineal reduce los niveles de melatonina, lo que propicia la vigilia.
  • Apareamiento y agresividad: Estas conductas (tan dispares en los humanos, pero muy relacionadas en el mundo animal) son reguladas por la misma porción del hipotálamo (núcleo ventromedial). Hay neuronas que sólo se excitan durante la conducta de apareamiento, mientras que hay otras que se activan en las conductas agresivas. No obstante, hay un conjunto de neuronas que responden durante ambas conductas. En este caso, la amígdala cerebral es la encargada de enviar información relacionada con la agresividad al área preóptica del hipotálamo para que éste libere las hormonas pertinentes para adecuarse a la situación en la que nos encontramos.
  • Emociones: Cuando experimentamos una emoción, a ésta le acompañan unos cambios fisiológicos. Si caminamos solos por la noche y tenemos que atravesar una calle oscura donde escuchas ruidos extraños, nuestra reacción más probable es sentir miedo. El cuerpo necesita estar preparado para cualquier circunstancia y por eso nuestro hipotálamo manda información a las distintas partes de nuestro cuerpo (aumenta la respiración, el ritmo cardíaco, contrae los vasos sanguíneos, dilata las pupilas y tensa los músculos). De este modo, nos permite detectar cualquier amenaza y correr o defendernos si es preciso. Por tanto, el hipotálamo se encarga de los cambios fisiológicos relacionados con cada emoción.

¿Qué relación tiene el Hipotálamo con el amor?

Las emociones en el cerebro son gestionadas por el Sistema Límbico. El hipotálamo forma parte de este sistema y es el encargado de hacer saber al resto del cuerpo cuál es la emoción dominante. Aunque los sentimientos son algo complejo de entender a nivel cerebral, sabemos que el hipotálamo es el responsable de que sintamos el amor de la forma en que lo hacemos. El hipotálamo produce feniletilamina, un neurotransmisor que tiene efectos semejantes a las anfetaminas, lo que explica la sensación agradable y eufórica derivada del amor. Además, esto produce un aumento de adrenalina y noradrenalina, lo que lleva al aumento del ritmo cardíaco, al aumento del oxígeno y de la presión sanguínea (provocando la sensación de “mariposas en el estómago”). Por otro lado, el cerebro produce dopamina, que nos permite aumentar nuestra atención en la persona que genera estos sentimientos, y serotonina, que modula nuestro estado de ánimo. Así que, si queremos explicar por qué es tan importante el hipotálamo, basta con decir que, sin él, ¡no seríamos capaces de enamorarnos!

¿Qué relación tiene el Hipotálamo con la Hipófisis?

El hipotálamo regula la secreción de hormonas de la hipófisis (o glándula pituitaria), con la cual se encuentra físicamente conectada mediante el infundíbulo. La hipófisis también es una glándula endocrina, y se encuentra bajo el hipotálamo, protegida por la silla turca (una estructura ósea de la base de nuestro cráneo). Su función es verter al torrente sanguíneo las hormonas que, según le indique el hipotálamo, necesite nuestro cuerpo para regular la homeostasis, es decir, para equilibrar los desajustes de sustancias o temperatura de nuestro cuerpo. La relación entre el hipotálamo y la hipófisis es tan estrecha que forman el Eje hipotálamo-hipofisiario. Ninguna de las dos podría ser plenamente funcional sin la existencia de la otra. De esta forma, la hipófisis permite al hipotálamo extender sus efectos a todo el cuerpo, actuando en otras glándulas fuera del alcance de éste.

¿Qué ocurre cuando se altera el Hipotálamo? ¿En qué trastornos o enfermedades está implicado?

Dada la relevancia del hipotálamo, la lesión de cualquiera de sus núcleos puede ser fatal. Por ejemplo, si se daña el centro de la saciedad (y, por tanto, no somos capaces de sentirnos saciados), no pararíamos de tener hambre y, por tanto comeríamos sin parar, con las implicaciones que esto podría tener sobre la salud. Algunas de las patologías más frecuentes son:

  • Síndrome de la diabetes insípida: Se produce por la lesión en los núcleos supraóptico, paraventricular y del fascículo supraópticohipofisiario. Dada la escasa producción del ADH en este síndrome, se produce un aumento de la ingesta de líquido y de la micción.
  • Lesión del hipotálamo caudolateral: Si se daña esta región del hipotálamo, disminuirán tanto las actividades simpáticas como la temperatura corporal.
  • Lesión del hipotálamo rostromedial: Si se daña esta región del hipotálamo, disminuirán las actividades parasimpáticas, pero aumentará la temperatura corporal.
  • Síndrome de Korsakoff: Con la alteración de los núcleos mamilares (muy relacionados con el hipocampo y, por lo tanto, con la memoria), produce lo que se conoce como amnesia anterógrada, es decir, la incapacidad de incorporar nuevos recuerdos a largo plazo. Además, tienden a rellenar los “huecos” de su memoria mediante fabulaciones (compensan sus olvidos, sin intención de engañar, con hechos que no han ocurrido o que no se corresponden con la realidad). Aunque este trastorno esté relacionado con el alcoholismo crónico, también puede darse por la alteración de los tubérculos mamilares y sus conexiones (como el hipocampo y el núcleo mediodorsal del tálamo).

Trastornos como el Síndrome de Korsakoff provocado por daño en los núcleos mamilares del hipotálamo, pone de relevancia la necesidad de evaluar el estado de nuestras capacidades cognitivas. Para este fin, existen programas científicamente validados que nos ayudan a explorar el estado de nuestras funciones cognitivas, como la memoria. A través de una evaluación cognitiva, podremos conocer nuestros puntos fuertes y débiles a nivel cognitivo.

CogniFit es la herramienta líder en evaluación y entrenamiento cognitivo. Permite medir nuestras diferentes capacidades y llevar a cabo una estimulación cognitiva para fortalecerlas. Están compuestas por juegos mentales validados en niños, adolescentes, adultos y personas mayores. Para que tu cerebro pueda disfrutar de ellos, lo primero es registrarse en CogniFit.

CogniFit programa científico líder en evaluación mental y entrenamiento cerebral online adaptado a tus necesidades cognitivas específicas. Descubre tu estado cognitivo en menos de 30-40 minutos. La herramienta clínica mas utilizada y recomendada por profesiones

Para ampliar…

¿Qué hormonas produce el Hipotálamo?

El hipotálamo lleva a cabo sus funciones mediante la liberación de hormonas. Por esto, es importante conocer qué tipo de hormonas produce:

  • Neurohormonas: Hormona antidiurética (ADH) y Oxitocina.
  • Factores hipotalámicos: Angiotensina II (AII), Factor inhibidor de la liberación de prolactina (PIF), Hormona inhibidora de la liberación de somatotropina (GIH o Somatostatina), Hormona liberadora de hormona adrenocorticotropina (CRH), Hormona liberadora de gonadotropina (GnRH o LHRH), hormona liberadora de tirotropina (TRH) y hormona liberadora de somatotropina (STH o Somatocrinina).

¿De qué núcleos está compuesto el Hipotálamo? ¿Para qué sirven?

Como hemos visto en las funciones, el hipotálamo se compone por una gran cantidad de núcleos (conjunto de cuerpos neuronales) y cada uno tiene una función más o menos específica. Los principales son:

  • Núcleo Arcuato: Participa en función emocional del hipotálamo. Además, cumple una función endocrina de gran importancia al sintetizar péptidos hipotalámicos y neurotransmisores. Se encarga de la liberación de la hormona liberadora de gonadotropina (GnRH), también conocida como hormona liberadora de hormona luteinizante (LHRH).
  • Núcleo Hipotalámico Anterior: Se encarga de la pérdida de calor mediante la sudoración. También se encarga de inhibir la liberación de tirotropina en la hipófisis.
  • Núcleo Hipotalámico Posterior: Su función es mantener el calor cuando tenemos frío.
  • Núcleos Laterales: Regula la sensación de hambre y de sed. Cuando detecta falta de azúcar o de agua, trata de restablecer el equilibrio mediante la ingesta de alimentos o de líquidos.
  • Núcleo Mamilar: Dadas sus conexiones con el hipocampo, está relacionado con la memoria.
  • Núcleo Paraventricular: Regula la secreción de la hipófisis mediante la síntesis de hormonas, como oxitocina, vasopresina y la hormona liberadora de hormona adrenocorticotropa (CRH).
  • Núcleo Preóptico: Influye en funciones parasimpáticas relacionadas con la alimentación, la locomoción y las actividades de apareamiento.
  • Núcleo Supraóptico: Se encarga de la regulación de la presión arterial y del equilibrio de líquidos, mediante la producción de la hormona antidiurética (ADH).
  • Núcleo Supraquiasmático: Se encarga de la fluctuación de hormonas derivadas del Ciclo Circadiano.
  • Núcleo Ventromedial: Su papel consiste en la regulación de la sensación de saciedad.

¿De dónde recibe la información el Hipotálamo? ¿A dónde la envía?

El hipotálamo, por su privilegiada posición en el cerebro, dispone de una gran cantidad de conexiones. Por una parte, recibe información (aferencia) de otras estructuras y, por otra, envía información (eferencias) a otras partes del cerebro.

  • Aferencias:
    • Aferencias reticulares del tronco encefálico: Del tronco del encéfalo al núcleo mamilar lateral.
    • Fascículo prosencefálico medial: De la región olfativa, núcleos septales y la región que rodea a la amígdala, al área preóptica lateral y al hipotálamo lateral.
    • Fibras amigdalotalámicas: De la amígdala llegan, por una parte, al núcleo preóptico medial, hipotálamo anterior, ventromedial y arciforme. Por otro lado, la amígdala tiene conexiones con el núcleo hipotálamo lateral.
    • Fibras hipocampo-talámicas: Del hipocampo al septum y a los núcleos mamilares.
    • Fibras precomisurales del Fórnix: Conectan con el área hipotalámica dorsal, los núcleos septales y el núcleo preóptico lateral.
    • Fibras postcomisurales del Fórnix: Lleva la información al núcleo mamilar medial.
    • Fibras retinohipotalámicas: Recogen la información de luz que reciben en la retina las células ganglionares y la envía al núcleo supraquiasmático para la regulación del ciclo circadiano.
    • Proyecciones corticales: Recibe información de la corteza cerebral (como la corteza piriforme) y la envía al hipotálamo.
  • Eferencias:
    • Fascículo longitudinal dorsal: De las regiones medial y periventricular del hipotálamo a la sustancia gris periacueductal mesencefálica.
    • Fibras mamilares eferentes: Del núcleo mamilar medial y, por una parte, a los núcleos talámicos anteriores y, por otra, al mesencéfalo, a los núcleos ventral y dorsal de la calota.
    • Haz supraóptico hipofisiario: De los núcleos supraóptico y paraventricular al lóbulo posterior de la hipófisis.
    • Haz tuberohipofisiario: Del núcleo arciforme al tallo infundibular y la eminencia media.
    • Proyecciones descendentes al tronco encefálico y médula espinal: Del núcleo paraventricular, área lateral y posterior, al núcleo solitario, ambiguo, dorsal del nervio vago y las regiones ventrolaterales del bulbo raquídeo.
    • Proyecciones eferentes del núcleo supraquiasmático: La principal eferencia del núcleo supraquiasmático conecta con la glándula pineal.

Memoria sensorial: el motor de tus capacidades ocultas

¿Tienes el poder de ver con los ojos cerrados? ¿Puedes oír, en silencio, la voz de alguien a quien echas de menos? ¿Has viajado alguna vez al pasado envuelto por un aroma? Estos son algunos de los poderes de tu memoria sensorial, que utiliza tus cinco sentidos para captar, retener y recuperar tu mundo. Descubre en este artículo, qué es la memoria sensorial, los diferentes tipos que existen (ecoica, icónica, táctil, olfativa, gustativa) y cómo mejorarla. 

“Hay olores que huelen toda la vida por haberlos percibido por primera vez una tarde de tormenta.” – Marcel Proust –

Qué es la memoria sensorial

Qué es la memoria sensorial

Tenemos la capacidad ilimitada de percibir, registrar y  almacenar información sobre nuestro entorno; la memoria sensorial es la responsable de este proceso. Los sentidos dirigen la percepción, captando información sobre objetos y acontecimientos que suceden en nuestro contexto. El sistema de memoria sensorial prolonga unos instantes la información percibida, para que pueda ser captada por otros sistemas de memoria. De este modo, las distintas sensaciones comienzan a archivarse en nuestro almacén de recuerdos.

La información sensorial retenida no solo nos permite reconocer nuestro ambiente (oler un perfume y saber quién se acerca, reconocer quien nos llama al oír su voz…) también nos posibilita dar un sentido propio a futuros acontecimientos. Si presenciamos una escena violenta de un desconocido, y volvemos a cruzárnoslo en pocos días; podemos, al reconocer su rostro, sentir temor y rechazo. Sin embargo, su rostro no despierta ninguna sensación en el resto de personas que caminan a su alrededor y no presenciaron dicha situación. Almacenamos información sensorial vinculándola al grado de atracción o las distintas sensaciones que despertaron en el momento de su captación. Un estímulo catalogado como desagradable por un individuo, puede ser considerado gratificante y placentero por otra persona que se encuentre en su misma situación.

La memoria sensorial interviene también en el buen funcionamiento de otros sistemas de memoria. Advierte de forma rápida y eficaz estímulos que deben ser atendidos y resueltos por nuestra memoria a corto plazo; y conserva particularidades de los recuerdos de origen sensorial en nuestras memoria a largo plazo; para que podamos reconocerlos, valorarlos; y por tanto, responder ante ellos.

Tipos de memoria sensorial

Nuestros cinco sentidos conforman cinco tipos de memoria sensorial. Cada uno concede el poder de reconocer y rememorar impresiones percibidas,  junto a la valencia que les fue otorgada durante sus registro.

1. Memoria sensorial ecoica o auditiva

La principal función de la memoria sensorial de tipo ecoica o auditiva, es captar sonidos y experiencias auditivas para prolongar su presencia y puedan así ser captados por otros sistemas de respuesta. Este tipo de memoria, puede llegar a prolongar la presencia de un sonido hasta 10 segundos después de que este ya haya acabado.

En ocasiones solicitamos que nos repitan una pregunta, y cuando lo están haciendo notamos que realmente si sabíamos lo que nos habían preguntado. No hemos sido conscientes de escuchar, pero nuestros oídos si ha hecho su trabajo; nuestra memoria auditiva nos envía unos segundos más tarde esta información.

2. Memoria sensorial icónica o visual

La memoria sensorial de tipo icónica, interviene en el registro de experiencias sensoriales visuales. Nuestros ojos funcionan como una cámara fotográfica que realiza continuamente instantáneas. Este sistema prolonga unos instantes la duración de cada representación captada, para que pueda ser enlazada con otras imágenes. La capacidad de duración de la memoria icónica es más breve que la de la memoria ecoica, pudiendo prolongar la presencia de cada imagen hasta un máximo de 250 milisegundos aproximadamente. Esta brevedad evita que el sistema se sobrecargue. A veces, almacenamos en sistemas de memoria superiores, esta información sensorial, de forma inconsciente y no intencionada.

Imaginemos que viajamos en el metro durante un trayecto de 40 minutos. Durante dicho trayecto se encuentra sentado en el asiento de enfrente un pasajero desconocido al que, supuestamente, no prestamos atención. Al día siguiente encontramos al mismo individuo en el supermercado y lo reconocemos. Las instantáneas tomadas en el metro habían sido procesadas y enviada a otros sistemas de recuerdo.

3. Memoria sensorial táctil

La memoria sensorial de tipo táctil, permite el registro de información sobre características de los objetos que tocamos y las sensaciones que nos despiertan. Bliss, Crane, Mansfield y Townsendv (1966) encontraron en sus estudios diferencias en la capacidad de este tipo de memoria entre ciegos congénitos, ciegos tardíos e individuos con visión normal. Estas diferencias reflejan la gran capacidad de mejora con la práctica del sistema de memoria táctil.

Supongamos que necesitamos coger algo de ropa de nuestro armario, pero se han fundido las luces de nuestro dormitorio y nos encontramos totalmente a oscuras. Probablemente comprobemos que reconocemos muchas de nuestras prendas si las tocamos. Aunque nunca antes nos hayamos parado a procesar este dato de forma intencionada, nuestro sentido del tacto ha realizado su trabajo y hemos procesado dicha información.

4. Memoria sensorial olfativa

La memoria sensorial de tipo olfativo, registra información sobre los olores que desprenden distintos estímulos. Nuestro olfato tiene la capacidad de distinguir una amplia diversidad de aromas; detecta mayor variación de estímulos que ningún otro sentido.  Además es capaz de enlazarlos con distintas situaciones y retener ese enlace de forma muy prolongada en el tiempo.

Imaginemos que organizamos una cena en casa con varios amigos. Al día siguiente encontramos una chaqueta en la entrada que alguien ha olvidado. No sabes de quién es ya que su dueño se la quitó antes de entrar al salón y no la habías visto antes. Olerla es uno de los primeros recursos que podemos utilizar. Fácilmente podría suceder, que aunque en la fiesta no prestásemos especial atención al aroma de ninguno de los invitados, el olor de la chaqueta esté asociado en nuestra memoria a alguno de ellos.

5. Memoria sensorial gustativa

La memoria sensorial de tipo gustativa participa en la captación de sabores, y su posterior clasificación y retención en nuestra memoria. Las sensaciones que experimentamos las primeras veces que recibimos un estímulo gustativo, tienen a marcar de forma bastante permanente la valencia que les otorguemos. Además, la memoria sensorial gustativa, tiende al igual que la olfativa a crear fuertes vínculos entre emociones, sentimientos afectivos y recepción de estímulos; y mantenerlos en el tiempo de forma duradera.  Con frecuencia, probar un alimento nos transporta a otro momento temporal u otra situación concreta. Al igual que la memoria sensorial táctil, también se desarrolla bastante con la práctica, lo que explica por ejemplo los dotes de los catadores para distinguir y criticar sabores.

Supongamos que pasamos una temporada en Alemania y nos habituamos a beber con frecuencia una marca de cerveza. Al volver a España dejamos de consumirla. Después de varios años la encontramos en nuestro país y la compramos. Probablemente este hecho despierte sensaciones y recuerdos de lo experimentado durante nuestra estancia en Alemania, sensaciones no necesariamente relacionadas directamente con el sabor de la cerveza.

Memoria Sensorial – Cerebro

No debemos olvidar que, aunque existen cinco tipos de memoria sensorial, estos no trabajan necesariamente de forma independiente. En muchas ocasiones, dos o más sentidos registran información sobre un mismo acontecimiento de forma paralela. Por tanto, la huella de memoria que queda registrada en nuestro almacén se activará cuando se perciban dos sensaciones al mismo tiempo. Por ejemplo, el sabor del café cada mañana puede no despertar en nosotros ningún recuerdo; pero si hacerlo el sabor del café y el tacto de una taza de cristal fino).

¿Podemos mejorar nuestra memoria sensorial? Consejos

Existen individuos con talentos sensoriales notoriamente destacados, que encuentran gran facilidad para percibir y discriminar estímulos a través de algunos de sus sentidos (músicos, catadores…). No obstante, todos podemos mejorar nuestros diferentes tipos de memoria y capacidad sensorial trabajando con ella de forma adecuada. Si desarrollamos la capacidad de nuestros sentidos, aumentará también la eficacia memorística de los mismos.

Antes de empezar a entrenar los sentidos es importante conocer nuestras aptitudes. Detectar nuestras carencias para solventarlas y reconocer nuestras virtudes para aprovecharlas. Las personas que sufren deficiencias sensoriales en unos de sus sentidos, suelen compensar sus necesidades incrementando la funcionalidad de otro de ellos.

Una vez que conocemos la capacidad de cada una de nuestras memorias sensoriales, será útil combinarlas. Imaginemos que un compañero se ha comprado un libro que nos interesa. Si le preguntamos el nombre y nos dirigimos directamente a la librería será fácil olvidarlo antes de llegar. En cambio, si además de escuchar a nuestro compañero le pedimos que nos deje el libro, lo cogemos con nuestras manos y observamos el nombre escrito en su portada; tendremos muchos más datos sensoriales; y por tanto, mayor éxito en el recuerdo.

Por último, para llevar a cabo procesos de memoria sensorial es fundamental el desarrollo de nuestra atención. Actualmente existen programas profesionales que permiten realizar una evaluación cognitiva online. CogniFit es la herramienta neurocientífica más precisa y utilizada, con la que podemos medir con detalle nuestro nivel atencional y otros procesos cognitivos. Al jugar a diferentes juegos mentales, descubres tu estado cognitivo. Gracias a la base de datos y al desarrollo de algoritmos avanzados, CogniFit entiende cuál es la situación cognitiva particular de cada individuo y ofrece un programa de ejercicio cerebral personalizado. Las tareas seleccionadas y su nivel de dificultad son dinámicamente cambiadas basándose en las necesidades específicas del usuario.

La escasa atención dificulta la percepción, y sin percepción no hay recuerdo. Es cierto, como antes comentábamos, que nuestros sentidos captan en numerosas ocasiones información de forma inconsciente, pero esto no siempre es así. Muchas personas, con déficits de atención, aseguran que tienen muy mala memoria. Este no suele ser el problema, simplemente no están dando los pasos necesarios para que su memoria logre alcanzar lo que están percibiendo del medio.  No es lo mismo ver que mirar, ni oír que escuchar. Aportando intencionalidad a nuestros procesos sensoriales mejoraremos los resultados de este tipo de memoria.

Muchas gracias por leer este artículo, si te has quedado con dudas, tienes alguna pregunta sobre la memoria sensorial, o quieres compartir tus experiencias. No dudes en dejarme abajo tus comentarios . ¡Estaré encantada de leerlos y responder a ellos! 🙂

Referencias.

Bliss, J. C., Crane, H. D., Mansfield, P. K., & Townsend, J. T. (1966). Information available in brief tactile presentations. Attention, Perception, & Psychophysics, 1(4), 273-283.

Todo sobre la fisioterapia neurológica o neurofuncional

La fisioterapia neurológica o neurofuncional se encarga del tratamiento de problemas motores y sensitivos relacionados con daños neurológicos. Descubre aquí una completa: Qué es y en qué consiste la fisioterapia neurológica, sus objetivos, ejercicios y técnicas, distintos enfoques de tratamientos, a qué paccerientes está dirigida, sus beneficios, qué profesionales la aplican, cuáles son los objetivos concretos, cómo es la fisioterapia neurológica infantil ¡y mucho más! Si tienes cualquier comentario o pregunta, puedes dejárnosla abajo, y te responderemos.

Fisioterapia neuroloógica neurofuncional: Una guía completa

La rehabilitación neurológica de pacientes con daños en el sistema nervioso, debe ser multidiciplinar, desde psicólogos, neuropsicólogos, neurológos, logopedas y fisioterapeutas neurológicos deben trabajar coordinados para mejorar la calidad de vida de los pacientes y minimizar las secuelas de sus problemas.

Qué es la Fisioterapia neurológica o neurofuncional: Definición

La Fisioterapia neurológica, NeuroFisioterapia o también llamada fisioterapia neurofuncional, consiste en intervenciones rehabilitadoras con el objetivo de mejorar los aspectos físicos de trastornos neurológicos y neuromusculares.

Estas condiciones se suelen manifestar como alteraciones del tono muscular, un pobre equilibrio y coordinación, espasmos y temblores, pérdida de funciones y sensaciones disminuidas.

La Confederación Mundial para la Terapia física y la Asociación Australiana de Fisioterapia reconocen la Neurología y Neurociencia como un subgrupo especial de fisioterapia. Es un área de rehabilitación que aúna el conocimiento de la neurociencia y la ciencia del ejercicio y el movimiento.

¿A qué pacientes está dirigida la fisioterapia neurofuncional o neurológica?

Las personas con trastornos neurológicos y neuromusculares pueden presentar numerosas dificultades de movimiento que influyen en el equilibrio, en el caminar, en la función brazo-mano, en la postura y en el dolor. También se trata a personas con  mareos o trastornos del equilibrio, y a personas con riesgo de caídas.

Antes de llevar a cabo un programa de rehabilitación o estimulación cognitiva es importante evaluar y conocer en profundidad el estado cognitivo de la persona. Actualmente, los Test de Evaluación Cognitiva de CogniFit son la herramienta líder más recomendada y utilizada por los profesionales médicos, familias, investigadores o colegios.

La evaluación cognitiva online de CogniFit es muy fácil de utilizar, y accesible para cualquier persona (niños, adultos, personas mayores, sanos o con patología). Para llevarla a cabo solo se necesita disponer de un ordenador o dispositivo móvil con conexión a Internet.

Este potente test permite evaluar el funcionamiento cerebral, e identificar debilidades y fortalezas cognitivas, a través de un cuestionario y ejercicios cognitivos clínicos en forma de sencillos juegos de ordenador. Los resultados que proporciona este test neuropsicológico son muy completos, totalmente comprensibles y útiles para ayudar a determinar si los cambios cognitivos que experimenta una persona son normales, o pueden ser reflejo de algún trastorno neurológico. Los resultados se obtienen automáticamente después de realizar la evaluación que tiene una duración aproximada de 30-40 minutos. Puedes acceder a este test haciendo click aquí.

Algunos de los problemas que pueden mejorar mediante fisioterapia neurofuncional son las siguientes:

  • Infarto cerebral o Accidente Cerebro Vascular (ACV)
  • Esclerosis múltiple
  • Enfermedad de Parkinson
  • Traumatismo Craneoencefálico
  • Traumatismo de la médula espinal
  • Distonía
  • Síndrome del dolor regional complejo
  • Esclerosis lateral Amiotrófica /Enfermedad de la neurona motora.
  • Síndorme de Guillian-Barre
  • Distrofia Muscular
  • Parálisis cerebral
  • Neuropatía
  • Parálisis progresiva supranuclear
  • Atrofia Multisistémica
  • Parálisis de Bell
  • Ataxia Espinal Cerebelar
  • Paraparesia hereditaria espástica
  • Miositis

Este tipo de fisioterapia funciona de forma distinta para cada individuo, y hay muchos factores que influyen en su eficacia, tales como:

  • La localización del daño en el sistema nervioso
  • La cantidad de daño del sistema nervioso
  • Otros problemas médicos simultáneos.
  • El tipo de medicación que se tome.
  • Los niveles de actividad y forma física previas a la lesión.
  • La dieta
  • El apoyo familiar y social
  • La motivación y el estado cognitivo

¿En qué consiste la fisioterapia neurológica?

Este tipo de fisioterapia consiste en la rehabilitación neurológica para alcanzar el potencial motor de los pacientes y maximizar su participación en la vida. La organización mundial de la salud define la rehabilitación como un proceso que consiste en permitirles alcanzar y mantener sus niveles físicos, sensoriales, intelectuales, psicológicos y sociales. Proporciona a las personas con algún tipo de discapacidad las herramientas necesarias para alcanzar la independencia y auto-determinación.

Ejercicios y técnicas de fisioterapia neurológica que aplica el profesional

Cada persona tiene una situación diferente, por lo tanto el tratamiento dependerá de las preferencias, metas y necesidades individuales. El tratamiento se basa en la más reciente evidencia científica y consistirá en:

  • Educación y consejo para el manejo de los síntomas.
  • Ejercicios de equilibrio.
  • Trabajo sobre la alineación corporal.
  • Actividades para mejorar el equilibrio, la habilidad de caminar y la confianza.
  • Actividades para mejorar la función de las extremidades superiores y las manos.
  • Ejercicios para incrementar la conciencia corporal y el control habilidoso del movimiento.
  • Manejo de la fatiga.
  • Programas individualizados de ejercicio cardiovascular y de fuerza.
  • Manejo del dolor.
  • Manejo de la espasticidad, espasmos y tensión muscular.

También existen diferentes métodos que los profesionales suelen utilizar. A continuación describimos los principales.

CogniFit es una empresa líder del sector salud-investigación que dispone de diferentes programas clínicos de estimulación o rehabilitación cognitiva. El más utilizado, por su versatilidad, es el programa de entrenamiento cognitivo personalizado, que permite, gracias a su tecnología científica patentada, evaluar el funcionamiento cerebral de cualquier individuo, y aplicarle de forma automatizada un tratamiento de estimulación o rehabilitación totalmente adaptado a sus necesidades cognitivas específicas.

Este programa tiene muchas ventajas, sin embargo, me gustaría resaltar su accesibilidad. Cualquier persona sin conocimientos específicos sobre neurociencia puede utilizarlo (familias, colegios, profesionales, personas mayores, jóvenes, niños, investigadores…) Solo se necesita un ordenador o dispositivo móvil y conexión a Internet. Pues los ejercicios y tareas de neurorehabilitacion consisten en juegos mentales que se practican online, y que permiten medir continuamente el desempeño del usuario y regular de forma automática la complejidad y tipología de las tareas.

Al entrenar el cerebro con este programa líder en el campo de la intervención cognitiva, se estimulan determinados patrones de activación neuronal. La repetición de estos patrones a través del entrenamiento cerebral puede ayudar a fomentar la creación de nuevas sinapsis y circuitos neuronales capaces de recuperar y/o reorganizar funciones cognitivas débiles o dañadas. Este programa nos permite estimular el potencial adaptativo del sistema nervioso y puede ayudar al cerebro a reponerse de alteraciones estructurales, trastornos o lesiones donde se ven afectadas las capacidades cognitivas.

Método Bobath

El método Bobath, o la terapia de Neuro-Desarrollo es una aproximación terapéutica a la evaluación y el manejo de disfunciones en personas con problemas neurológicos. El objetivo fundamental del tratamiento es maximizar la capacidad funcional de las personas, siguiendo un patrón de movimiento “normal”.

Este concepto fue desarrollado por Bertha y Karel Bobath en los años 40 y ha sido ampliamente utilizado. Desde entonces el método ha sufrido modificaciones para adaptarse a los nuevos hallazgos científicos.

El terapeuta analiza los problemas motores, sensoriales y cognitivos que tienen impacto en el desarrollo de capacidades funcionales (para funcionar correctamente). El manejo terapéutico pone énfasis en conseguir los movimientos deseados y prevenir los indeseados. Estos movimientos son indeseados porque pueden producir problemas secundarios y a largo plazo reducir el potencial de funcionamiento motor.

Fisioterapia neurológica, el método Bobath

El tratamiento incorpora estímulos sensoriales para producir la respuesta motora deseada, como si le “dijera” al músculo cómo moverseEsta terapia promueve el desarrollo de movimientos activos, eficientes y automáticos en las actividades.

La terapia de Neuro-Desarrollo se basa en la comprensión del movimiento normal y sus variaciones. Es:

  • Una estrategia de solución de problemas
  • Es un manejo terapeutico que da respuesta a las cambiantes necesidades del individuo.
  • Una base para combinar con otras modalidades de tratamiento.
  • Es una aproximación que se dirige a todos los aspectos de las habilidades del individuo.
  • Un abordaje que considera al individuo como un todo (emocional, cognitivo y físico)
  • Un concepto que evoluciona según el conocimiento científico y teorías.

Método Vojta

Este método se suele aplicar sobre todo a niños con problemas psicomotores. Está basado en el principio activador del Sistema Nervioso Central, que consiste en desencadenar movimientos reflejos, que la mayoría de personas desarrollan de forma automática, que son la reptación y el volteo.

El tratamiento consiste en colocar al niño en posturas distintas y estimular zonas especificas y se opone resistencia al movimiento que aparece. Esta resistencia mejora el desarrollo de funciones innatas como el gateo, el volteo y la marcha.

Método Kabat

Es una técnica de Facilitación Neuromuscular Propioceptiva, que consiste en ayudar a que se desencadene el movimiento voluntario. Utiliza la información sensorial del tacto, como la posición o el estiramiento de ciertos tendones y músculos excitando el sistema nervioso de forma que el sistema muscular comience a funcionar.

Según este método, cada segmento corporal que comprende brazos, piernas y tronco incluye una serie de diagonales que contienen todos los movimientos del individuo. Es sobre estas diagonales sobre las que se trabaja, dependiendo de qué necesite el paciente se trabajará sobre una u otra.

Este método se dirige a 3 mecanismos que posibilitan el movimiento normal, el de propiocepción (percibir el propio cuerpo), el sistema nervioso central y la musculatura.

Método Perfetti

Este método fue creado por Carlo Perfetti en los años 70. Es un método de Ejercicio Terapéutico Cognoscitivo. Se basa en que el movimiento no es la mera contracción muscular, sino que es algo que surge a nivel cerebral. Por ello el tratamiento no solo se dirige al músculo, sino también a cómo el movimiento se organiza en el cerebro. 

Por ello, para ejecutar el movimiento se activan los procesos cognitivos que intervienen en la ejecución del movimiento. Se realizan ejercicios para mejorar la sensibilidad del cuerpo (tacto, presiones, movimiento de articulaciones…). Los ejercicios se abordan de forma cognitiva, de manera que el paciente tiene que ir resolviendo los retos propuestos mediante percepción y operaciones mentales.

Realidad Virtual

Recientemente ha emergido un nuevo tipo de terapia física que utiliza la realidad virtual, que se está haciendo cada vez más popular. Para pacientes que se recuperar de infartos, cirugías o daños, la rehabilitación con esta técnica está dando muy buenos resultados. Es un complemento de la fisioterapia, al que se pueden aplicar los distintos métodos de trabajo.

Las técnicas de realidad virtual se usan para manipular la información y acelerar el proceso de aprendizaje en entorno reales y virtuales. En estos entornos inmersivos se trabaja para permitir el aprendizaje de estrategias de movimiento, a la vez que se le ayuda a “desaprender” estrategias antiguas y contraproducentes. Además, supone una técnica que aporta una diversión extra a la terapia.

En muchos de estos sistemas la imagen del paciente es proyectada en un entorno virtual presentada en una pantalla. Entonces el paciente realizará una serie de ejercicios preescritos por el fisioterapeuta. No solo se mejora la forma física sino también sus habilidades cognitivas.

Fisioterapia neurológica y realidad virtual

Objetivos de la fisoterapia neurofuncional y neurológica

Las metas de cada uno son siempre diferentes. Para algunos puede ser simplemente afinar el equilibrio para retomar su actividad favorita que es el baile de salón. Para otros, meses de trabajo duro pueden significar que la persona pueda sentarse de forma independiente cuando antes necesitaba un apoyo. O puede ser tan sencillo como ayudar al paciente a elegir la mejor ayuda o adaptación para facilitarle el vestirse.

Es importante saber que la edad no es un factor limitante para la recuperación, ni tampoco el tiempo que ha pasado desde que ocurrió el evento neurológico. Es cierto que la mayor parte de la recuperación ocurre en las semanas siguientes al daño del sistema nervioso, pero también se alcanzan muy buenos resultados varios años después.

Tras un daño cerebral, se produce una gran muerte neuronal, sin embargo es posible la generación de neuronas nuevas. Tambíen hay evidencia que cuando algunas áreas cerebrales se dañan, las zonas adyacentes pueden encargarse de esa función. Es lo que se conoce como neuroplasticidad o plasticidad cerebral. La fisioterapia y otros tipos de rehabilitación neuropsicológica se encargan de guiar este proceso para que sea óptimo.

La fisioterapia en enfermedades neurológicas como la Enfermedad de Parkinson no se basa en la total recuperación, sino en mantener la independencia y la calidad de vida el mayor tiempo posible. Sin embargo, también se evaluan de la misma manera los problemas secundarios que cuando son abordados pueden conducir a una buena mejora funcional.

Otros problemas secundarios que se abordan en casos de infarto o daño cerebral son los siguientes:

  • Debilidad muscular: se programan ejercicios para fortalecer ciertos grupos musculares para lograr mayor libertad de movimientos.
  • Acortamiento muscular: se prescriben programas para alargar ciertas estructuras para permitir un mejor movimiento. La debilidad muscular y el acortamiento suelen ocurrir de forma simultánea y requieren una evaluación cuidadosa.
  • Rigidez de articulaciones: Esto requiere tratamiento local y/o entablillado
  • Equilibrio y postura. Muchas personas con dificultades neurológicas tienen posturas anormales en las que el cuerpo intenta compensar la falta de información sensorial que proviene de su cuerpo. Una vez que el cuerpo se flexiona es difícil mantener un equilibrio normal. La fisioterapia normaliza la postura y el alineamiento, para que el cuerpo pueda recibir más información postural.
  • Espasticidad. La espasticidad es una alteración en el tono muscular a nivel neuronal que dificulta mucho la vida cotidiana. Si esto no se trata, puede provocar que los brazos y las piernas adquieran posiciones que les impiden realizar movimientos funcionales. Por ejemplo, un brazo puede sostenerse pegado el cuerpo o que la mano forme un puño. Los fisioterapeutas puede tratar esta condición de formas diferentes dependiendo del caso, mediante ejercicios y fármacos.

¿Quién aplica la fisioterapia neurofuncional o neurológica?

El profesional que aplica la fisioterapia neurológica es un fisioterapeuta especializado en los tratamientos neurológicos.

¿Existe algún ejercicio o técnica de fisioterapia neurológica que pueda practicar en casa?

En fisioterapia se suelen prescribir ejercicios y estiramientos para trabajar en casa y mejorar las dolencias de forma más eficaz. Sin embargo, los problemas de los pacientes de fisioterapia neurológica son más graves, y podría ser irresponsable recomendar ciertos ejercicios. 

Las actividades para casa deben ser siempre prescritas por el profesional que te trate, y no se recomienda que lo hagas por tu cuenta.

Fisioterapia neurológica infantil

La fisioterapia neurológica infantil tiene particularidades, que lo diferencian de la que está dirigida a adultos. La principal diferencia está en que los niños no han alcanzado el desarrollo madurativo, por lo tanto lo que se intenta es guiar de la mejor forma este desarrollo, para minimizar las consecuencias negativas de sus problemas neurológicos.

Esta disciplina se encarga del tratamiento de niños y adolescentes de entre 0 y 18 años con problemas neurológicos y del desarrollo. Las condiciones neurológicas surgen del daño del sistema nervioso central (cerebro o médula espinal) y/o del sistema nervioso periférico. Esto puede resultar en dificultades de movimiento, tono muscular, fuerza, sensación corporal y equilibrio. Los problemas del desarrollo pueden provocar retrasos en el logro de hitos del desarrollo. Estos problemas pueden ser desde riesgos neurológicos en bebés, hasta niños con daño cerebral adquirido o congénito o por trastornos neurológicos.

La fisioterapia neurológica infantil tiene como objetivo que estos niños alcancen un adecuado desarrollo motor y su mayor potencial de independencia de funcionamiento.

Algunos de los beneficios de este tratamiento incluyen: la normalización del tono muscular, incremento del rango de movimiento, mejorar la fuerza muscular, el equilibrio y la coordinación. Mejora la calidad de vida de los niños y les ayuda a conseguir esos hitos del desarrollo (volteo, gateo y marcha) y a maximizar su potencial con las tareas diarias. Este tratamiento combina técnicas manuales con ejercicios, también se proporciona apoyo y consejo a los padres y cuidadores para propocionarle el mayor cuidado.

¿Necesita mi hijo tratamiento de fisioterapia?

El proceso de maduración de los niños puede diferir mucho de un niño a otro. Si tu hijo no ha alcanzado los hitos del desarrollo típicos para su edad, como mantenerse erguido, sujetar la cabeza o gatear, hay que estar atentos, pero tampoco es sinónimo de que hay un problema neurológico subyacente. Si aun así temes que pueda haber un problema consulta a un fisioterapeuta o pediatra.

Ególatra: Una guía completa sobre esta característica problemática

Ególatra: ¿Alguna vez te has preguntado que tienen Adolf Hitler, Napoleón Bonaparte, Gengis Khan y Josif Stalin en común? Aparte de ser personajes históricos, los une un carácter marcadamente ególatra. ¿En algún momento te has encontrado haciendo un trabajo grupal y en tu grupo hay alguien que exagera sus propios logros y puede menospreciar los logros de los demás? Esta persona puede tener una actitud ególatra. En este artículo hablaremos sobre qué es ser ególatra, diferencia con egocentrismo, ególatra y narcisismo, caracterísitcas de una persona ególatra y mucho mas. 

¿Qué es un ególatra?

¿Qué es un ególatra?

Ególatra es un término que hace referencia a un tipo de personalidad que destaca por mantener una actitud de veneración y adoración exagerada hacia sí mismo.

Test Cognitivo Online de CogniFit: Evalúa de forma clínica y rápidamente tu funcionamiento cerebral, identifica debilidades y fortalezas cognitivas. Los resultados que proporciona este test neuropsicológico son muy útiles para ayudar a determinar si los cambios cognitivos que experimenta una persona son normales, o pueden ser reflejo de algún trastorno neurológico. Obtén tus resultados en menos de 30-40 minutos. CogniFit es la herramienta de evaluación cognitiva más recomendada y utilizada por profesionales.

Ególatra es una persona que tiene una adoración exagerada hacia si mismo, llegando a despreciar las características y valores de las demás personas. Las personas ególatras presentan problemas de socialización porque no respetan a las demás personas y necesitan continuamente ser reforzados en sus logros y cualidades.La palabra ególatra proviene del latín y deriva de “ego” que significa yo y de “latría” que significa adoración.

Uno de los problemas principales que tienen estas personas es el de empatizar con los demás. Las personas ególatras son su propia prioridad y se colocan en primer lugar en todo sin tener en consideración a las demás personas.

Este término ha sido relacionado con otros términos como “egoísta”, “egocéntrico” o “narcicismo”. Aunque exista esta relación entre los términos no son sinónimos.

Las personas ególatras pueden despertar rechazo social y como consecuencia tener una menor red social de apoyo. También algunos pasan desapercibidos, rodeándose de personas más pasivas que no sean conscientes de tu alta exigencia, llegando entre ambos a una sintonía.

Diferencia entre ególatra y egocéntrico.

Mirar a los espejos distrae la atención de los problemas. -Dean Acheson.

Especificando un poco más, nos ponemos a diferenciar entre los términos que pueden dar lugar a confusión. Es muy importante la diferencia entre los términos ególatra y egocéntrico porque el matiz puede ser leve.

Una persona ególatra es aquella que tiene una excesiva veneración por sí misma. Esta persona tiene culto por si propia personalidad, físico, actividad… todo lo que le rodea y está relacionado con él o ella. Es decir, piensa y siente que no hay nada por encima de él o ella, que no existe otra persona que lo supere en algo.

Por otro lado, una persona egocéntrica es la persona que exalta hasta los extremos su personalidad con el objetivo de ser el centro de atención o de la actividad que se esté realizando. Es decir, su comportamiento es excesivo con los demás para lograr conseguir su objetivo: ser el centro del universo, o al menos, de su entorno. Otro objetivo que intentan conseguir es que las demás personas piensen en ellos y ellos destacar en todo, sea el tema que sea.

Ególatra y el trastorno de la personalidad narcisista

Si nos remontamos a la historia de Narciso nos encontramos ante el primer ególatra empedernido, o al menos, el primero en poner su nombre a un conjunto de síntomas entre los cuales se encuentra cierto rasgo de egolatría.

¿De donde viene el primer ególatra?

Narciso era un joven muy guapo, de los más guapos del imperio griego. Se trataba de un chico muy apuesto, pero también muy alegre. Sus ojos brillaban como estrellas. Por ello, este joven volvía locas a las jóvenes griegas de la época.Sin embargo, no todo brillaba en Narciso, uno de sus grandes defectos es que no sabía querer a nadie. Él tan sólo poseía amor para sí mismo. Su ego y su vanidad le impedían ver más allá de su propia belleza.

Eco, una ninfa, cayó bajo el hechizo de la belleza de Narciso e intento agasajarlo. Pero Eco tenía una maldición de Hera, que celosa de su belleza, le arrebató la voz y provocando que sólo pudiera articular la última palabra con la persona que estaba conversando. Pero eso no freno a Eco que un día intentó mostrarle que lo amaba. Como no podía hablar, le demostró a través de la naturaleza y los animales. El objetivo es que Narciso supiera cuando lo amaba.

Narciso se ofendió con esta declaración de amor, ¿cómo se iba a enamorar de una chica muda? Él podía tener a las chicas más guapas de toda Esparta, Corinto o Atenas. Narciso contestó a Eco con burlas y desprecio.

Tras esta reacción, Eco se marchó para sufrir del desamor, pero antes de morir pidió a Némesis que maldijera a Narciso. La maldición consistía en que él solo pudiera enamorarse de su propio reflejo. Un día, Narciso paseaba por el rio Estigia y al acercarse para refrescarse al agua, vio su propio reflejo. Narciso se acercó al borde para admirar tal belleza…tanto que cayó al agua y finalmente murió ahogado.

Por ello, debido a este rasgo principal de “propia adoración ciega”, se ha puesto su nombre a un trastorno de la personalidad.

Una persona ególatra puede tener actitudes ególatras o ser un ególatra empedernido. Cuando esto llega a niveles patológicos se convierte en un trastorno narcisista de la personalidad. Estas personas tienen la idea de que las demás personas tienen que anticiparse a sus necesidades, ven a otros como alguien de quien sacar algo de utilidad o alguien que debe satisfacer sus propias necesidades. Si alguien de su entorno no le sigue esta idea, adoptan comportamientos agresivos para defender su propia idea de idealización de sí mismos.

Según el DSM V las personas con Trastorno Narcisista de la Personalidad deben cumplir los siguientes criterios:

Un patrón general de grandiosidad (en la imaginación o en el comportamiento), una necesidad de admiración y una falta de empatía, que empiezan al principio de la edad adulta y que se dan en diversos contextos como lo indican cinco (o más) de los siguientes ítems:

  • Tiene un grandioso sentido de autoimportancia (p. ej., exagera los logros y capacidades, espera ser reconocido como superior, sin unos logros proporcionados).
  • Está preocupado por fantasías de éxito ilimitado, poder, brillantez, belleza o amor imaginarios.
  • Cree que es “especial” y único y que sólo puede ser comprendido por, o sólo puede relacionarse con otras personas (o instituciones) que son especiales o de alto status.
  • Exige una admiración excesiva.
  • Es muy pretencioso, por ejemplo, expectativas irrazonables de recibir un trato de favor especial o de que se cumplan automáticamente sus expectativas.
  • Es interpersonalmente explotador, por ejemplo, saca provecho de los demás para alcanzar sus propias metas.
  • Carece de empatía: es reacio a reconocer o identificarse con los sentimientos y necesidades de los demás.
  • Frecuentemente envidia a los demás o cree que los demás le envidian a él.
  • Presenta comportamientos o actitudes arrogantes o soberbios.

Características de la persona ególatra

Una persona ególatra reúne algunas de las siguientes características:

  • Su modo de hacer las cosas es el único, y todas las demás maneras son erróneas. Como consecuencia, presentan muchos conflictos con las demás personas al intentar imponer su propio criterio.
  • Se sienten sólo cómodas si son el centro de atención, por ejemplo, en una reunión social, conversación… Este mecanismo es un método para validarse a sí mismos, y su posición se ve reforzada.
  • Evitan rodearse de gente que les confronten y crean vínculos más fuertes con personas que le refuerzan su imagen de persona con éxito y que no duden de ello.
  • Necesitan ser continuamente reconocidos y que se le reconozca todo lo que hacen. Su ego se ve alimentado con los halagos de los demás.
  • Se comparan continuamente con los demás y necesitan salir ganando siempre. Es muy reforzante para ellos sentirse por encima de los demás.
  • Están siempre “a la defensiva”. Esto deriva de la característica anterior, del hecho de que la continua comparación hace que sientan ansiedad y frustración cuando no consiguen lo que quieren. Sus reacciones suelen estar desorbitadas con la situación.
  • Tienden a humillar a las personas que tienen cerca, si la situación lo requiere, para quedar ellos por encima o para cumplir su propio objetivo.
  • No cuidan las relaciones sociales. Para las demás personas es difícil estar compartiendo tiempo con alguien que continuamente se está comparando. Las personas ególatras olvidan que la amistad es una relación bidireccional y que debe existir interés por las dos partes. Como consecuencia acaban teniendo relaciones sociales artificiales y con ausencia de emotividad.
  • Son un espejo. Su mayor tendencia es a identificar sus propias carencias en los demás y proyectarlas.
  • Presentan un gran número de distorsiones cognitivas, distorsionando la realidad para interpretarla según su propia visión teniendo graves problemas para realizar un análisis racional de cada una de las situaciones.
  • No soportan las críticas debido a la imagen idealizada que tienen de sí mismos. No tienen tolerancia para escuchar sus debilidades y mucho menos para aceptarlas.
  • Exhiben constantemente sus logros, sus bienes materiales, su imagen personal y su status social.
  • Están orgullosos de despertar envidia porque al desencadenar este tipo de sentimientos ven reforzada su idea de superioridad frente al resto del mundo.
  • Se sienten las personas más especiales y existen pocas personas especiales como ellos.

Causas y motivaciones de un ególatra

Para hablar de una persona ególatra tendríamos que hacer referencia a varias posibles explicaciones de su origen y cómo llegó a ello. El origen variaría mucho según la persona en concreto de la que estemos hablando o del contexto de la persona de la que estemos hablando.

Algunas de las causas reconocidas han sido:

  • Estilo de crianza. Se entiende que este tipo de conducta es consecuencia del estilo de crianza que la persona ha recibido en su infancia. Hablamos de que la persona ególatra ha sido criada bajo un estilo educativo de sobreprotección e imposiciones. La persona ególatra ha crecido con pocos límites y han vivido desde pequeños la sensación de sentir la emoción de orgullo.
  • La egolatría es reflejo de la sociedad en la que vivimos, debido a que la sociedad valora todo aquello material y compara constantemente a las personas a través de sus logros, incluso desde que son pequeños. Muchas de las culturas actuales son individualistas y esto puede haber fomentado este tipo de personalidad ególatra.

Ególatra y relaciones sociales.

Una persona ególatra tiene pocas relaciones sociales intimas ya que la gran mayoría son relaciones superficiales, basadas en la continua adulación de los éxitos de la persona egocéntrica.

Buscan relacionarse con gente pasiva, que se deje llevar por ellos y a los que poder manipular fácilmente para conseguir su objetivo: ser el centro de atención y salir ganando en todas las comparaciones.

Las personas ególatras olvidan que las relaciones sociales, tanto de amistad, pareja o incluso familiares, son bidireccionales y que por ambas partes tienen que existir interés. Este interés no puede estar centrado solo en una de las personas de la relación porque si no puede acabar agotando a la otra persona con el tiempo, o porque incluso, debido a los comportamientos agresivos de la persona ególatra, acaban alejándose para no sufrir la ira cuando no consiguen lo que quieren.

Normalmente, la gente cuando descubre que se está relacionado con una persona con estas características decide alejarse, porque supone una gran inversión de energía. Es muy desgastante el estar satisfaciendo a una persona con un ego tan elevado que tiene que ser reafirmado continuamente.

¿Cómo lidiar con ególatras?

En la historia se ha hablado de muchas personas ególatras, entre ellos, Napoleón.

Un ejemplo más cotidiano, sería, cuando nos encontramos ante una persona ególatra cuando ante cualquier actividad (un juego en grupo) y esta persona exagera sus propios logros. No sólo exagera su propio éxito, sino que también deprecia el papel que han ejercido las demás personas en esa situación. Su objetivo una vez más es despreciar el papel de los demás en esa situación para que su papel sea el más importante.

A la hora de enfrentarte con un ególatra lo ideal es no reaffirmar sus pensamientos de grandiosidad, evita tener conversaciones conflictivas con esta persona, ante su avalancha de halagos intenta actuar aburrido o desinteresado y siempre mantén la confianza en ti mismo.

Tratamiento psicológico para un ególatra

No solo estamos hablando de un tratamiento para una persona ególatra sino también para consecuencia de esta personalidad mantenida a largo plazo. El tratamiento más adecuado sería un procedimiento terapéutico cognitivo-conductual centrado en:

  • Cambio de distorsiones cognitivas que tienen sobre sí mismo. Esto se realizaría a través de reestructuración cognitiva centrada en las ideas que tienen sobre sí mismos y del mundo que les rodea.
  • Trabajar la hipersensibilidad ante la evaluación. Esto se trabajaría a través del procedimiento de desensibilización sistemática.
  • Entrenamiento en habilidades sociales, entre ellas la empatía y la asertividad. En empatía se trabajaría el aumentar niveles de esta capacidad para poder conectar con los demás. La asertividad en terapia estaría enfocada en la conducta agresiva, orientándola hacia la asertividad.

Definitivamente, el objetivo sería desarrollar estrategias que se centren en la identificación y análisis del patrón desadaptativo en términos de esquemas, creencias disfuncionales de grandiosidad, estilos y déficits de habilidades.

En un segundo plano, el proceso terapéutico continúa con el cuestionamiento de ese patrón y la búsqueda de su sustitución por otro más adaptativo

En la terapia con una persona ególatra tenemos que tener en cuenta que puede aparecer cierta resistencia por esta persona ante el cambio. Sería recomendable que los objetivos estuvieran claros y con conciencia de la persona del problema, se consigue.

¿Conoces a alguien ególatra? Deja tu comentario.

Comunicación entre padres e hijos adolescentes. Guía práctica para afrontar este momento

La comunicación entre padres e hijos adolescentes es vivida por ambas partes como un conflicto diario. Los padres viven con ansiedad el momento de sentarse y hablar con sus hijos. Los padres se quejan del silencio de sus hijos, lo que les lleva a preocuparse, pero tampoco los padres cuentan todo. Te mostramos los errores, las mejores formas de hablar a tu hijo y algunos consejos prácticos para mejorar tu relación con tu hijo adolescente.

Comunicación entre padres e hijos adolescentes

¿Cómo puedo comunicarme con mi hijo adolescente?

La comunicación es fundamental para mejorar nuestra calidad de vida, expresar nuestras emociones nuestras ideas o solucionar problemas. La comunicación con adolescentes es una ardua tarea para los padres, los cuales se ven mermados por el silencio de sus hijos o sus constantes provocaciones.

Es necesario que tanto padres como hijos aprenden a comunicarse mutuamente. Antes de nada hay que entender que:

  • La comunicación entre padre e hijos es un proceso que lleva su tiempo. De la noche a la mañana no se consigue nada, es decir, hay que ser pacientes. Las oportunidades para comunicarte y conocer cuales son los temores y alegrías de tu hijo no vienen vendrán solas.
  •  La comunicación es un proceso de doble vía. Hablar es tan importante pero sin duda alguna lo primordial es saber escuchar. Es mejor no ser el protagonista en la conversación. Es importante ceder el turno de palabra para poder intercambiar ideas, pensamientos y emociones.
  • Cuando hablemos con nuestros hijos, no todo lo que escucharemos, será de nuestro agrado. Es necesario tener una actitud emocional abierta. Recuerda que una buena comunicación padre-hijo permitirá al adolescente tomar decisiones apropiadas y ante la equivocación, tendrá la oportunidad de responsabilizarse de las implicaciones de una decisión inadecuada.

Cuando una persona no cuenta con las herramientas necesarias para comunicarse o carece de habilidades para ello, se puede sentir ante todo frustrada, aislada, poco valiosa. La consecuencia de ello es que tenga menos posibilidades de recibir ayuda o de integrarse a un grupo. Por ello es  importante entender y manejar Las técnicas de asertividad como medios a través de los cuales mejorar y fortalece las relaciones entre padres e hijos.

Guía práctica para comunicarte con tu hijo adolescente:

1. Errores en la comunicación entre padres e hijos adolescentes

Los errores que más se producen entre la comunicación padre-hijo días tras día y sobre lo cuales podemos actuar para evitarlos son los siguientes:

  1.  Generalizar: “Tú siempre…”, “Tú nunca…” .El problema es la actitud de los padres hacia los hijos. El reproche al hijo por conducta o comportamiento está ala orden del día. Como por ejemplo: ” Nunca me ayudas”, “No pones atención cuando te explico algo” o “siempre gritas” etcétera…
  2. El uso de la critica y el calificar negativamente como gran aliada: “Eres un desagradecido” , ” No sabes hacer nada”, “Eres un inconsciente”.
  3. Gritar como arma: con la que sentirse superior sobre su hijo, sin darse cuenta que son el modelo que los hijos tiene para crecer.
  4. Maltratar: Culpar, insultar, avergonzar, reprochar en casa o en la calle sin importa en dónde o con quién está el adolescente.
  5. Pensar en otra cosa mientras nuestro hijo nos habla: Cuando nuestros hijos nos cuentan sus problemas y nosotros solo estamos pensando en nuestras preocupaciones del trabajo, de la casa, la hipoteca…

“Tu siempre…”, “Tu nunca…” El problema es la actitud de los padres hacia los hijos

2.  Formas de comunicación entre padre e hijos adolescentes

Cada familia es un mundo y cada persona se relaciona con sus familiares según lo que le han enseñado o ha ido observando a lo largo de su niñez y adolescencia. Existen distintos estilos de crianza:

  1. Estilo agresivo: Personas que interrumpen a otros, gritan, no escuchan, culpan, regañan o no ponen atención a quien está hablando.
  2. Estilo pasivo: Personas que provocan enojo porque nunca opinan nada; si llegan a estar a favor o en contra, dan la impresión de adoptar la visión de otra persona y no la propia.
  3. Estilo asertivo: Las personas que dicen lo que piensan y sienten, se muestran seguras pero no agreden a nadie. Respetan las opiniones de los demás.
La importancia de los estilos de crianza y su relación con la comunicación padre-hijo

3. Consejos prácticos para mejorar la comunicación entre padres e hijos adolescentes

1. Escucha lo que dice tu hijo o hija, déjale terminar: Dejar que tu hijo hable, que diga lo que piensa o siente. Si lo interrumpes constante porque “ya sé lo que me va a decir, yo también he sido adolescente”, nunca sabrás cómo se siente.

2. Tranquilidad ante todo ¡Controla tus impulsos!: Puede ocurrir que te cuente que ha hecho cosas que no te gustan. Evita los gritos y `por supuesto las amenazas, pues no sirven para nada. Cuando estés más tranquilo habla con él y explícale qué es lo que no te ha gustado de su conducta y por qué no ha actuado bien. Puede interesarte saber más sobre Cómo manejar los nervios

3. No juzgues. Es lo peor que puedes hacer: Si te dedicas a castigarle por su conducta de forma constante estás poniendo una barrera entre tu hijo y tú. Utiliza frases para que vea que tu no eres juez de nadie: “Ahora mismo estás muy enfadado y lo entiendo, pero si no me gritases sería mejor. Cuando te calmes podremos seguir hablando”.

4. Dale importancia a lo que te dice: A veces lo padres no ven el mundo como lo ve un adolescente. Lo que para los padres es una tontería puede que para un adolescente se todo un mundo. Como padres el pensamiento que suelen tener acerca de una preocupación de su hijo adolescente es:“no son más que tonterías, cuando sea grande se dará cuenta  de que no es para tanto…”. Si cuenta contigo para hablar de sus cosas, dale la importancia que se merece. Tu hijo esta teniendo el valor de contarte algo que para él lo es todo. Respeta su preocupación.

5. No des lecciones: Tendemos a decir a nuestros hijos lo que deben hacer. Es mucho más útil y beneficioso que les enseñes a buscar soluciones, que cree alternativas. A lo largo de su vida se dará cuenta que es más útil tener varias soluciones a un problemas.

Ya no es un niño, no invadas su espacio personal

6. Enséñale a comunicar sus sentimientos: Esta bien que le preguntes por sus rutinas diarias como por ejemplo “que tal en le colegio, en  tenis….” Ve un paso más adelante y preguntarle cómo se ha sentido a lo largo del día, si hay algo que le preocupa. Puedes ayudarle a que entienda qué siente preguntándole tu directamente, no tengas miedo y pregúntale si “¿estás enfadado o triste?”. Todos tenemos que aprender a expresar nuestros sentimientos y sin duda alguna los padres son el mejor modelo para los hijos. También puede interesarte cómo Mejorar la inteligencia emocional.

7. ¡Ya no es un niño!: Lo más importante y lo que más les cuesta a los padres de aceptar. Tu hijo esta creciendo y se está convirtiendo en adulto. Si lo tratas como tu niño pequeño se sentirá avergonzado, y sobre todo delante de sus amigos y amigas. ¡Ten cuidado con esto!

¿Soy emocionalmente inseguro? Cuando crees que no vales tanto como los demás

Tengo poca seguridad en mí mismo y baja autoestima ¿Soy emocionalmente inseguro? Las características de la inseguridad personal pueden manifestarse en una relación de pareja, en el trabajo o en tus relaciones sociales. Si crees que no vales tanto como los demás o te sorprendes boicoteando tu relación afectiva o profesional… ¡Ten cuidado!; pues tarde o temprano este hándicap te pasará factura. La inseguridad personal puede hacerte perder importantes oportunidades o causarte problemas en tus relaciones. A veces, la inseguridad es difícil de detectar porque aparece encubierta. ¿Intuyes que puedes ser una persona insegura? Transfórmate en una persona decidida y toma las riendas de tu vida. Nuestro objetivo: conseguir la seguridad emocional.

¿Soy emocionalmente inseguro?

Una persona insegura es “alguien que percibe el mundo como una selva mortal, y a la mayoría de los seres humanos como peligrosos y egoístas; se siente rechazada y aislada, es ansiosa y hostil, generalmente pesimista e infeliz; muestra signos de tensión y conflicto, tiende a volverse hacia adentro, está preocupada por los sentimientos de culpa, tiende a ser neurótica; y, en general es egoísta y egocéntrica”. Abraham Maslow. 1942.

¿Soy emocionalmente inseguro?

La inseguridad emocional nos hace dudar de nuestras propias capacidades para tomar decisiones o para afrontar nuevos retos; hace que nos sintamos inferiores a los demás y que tengamos un excesivo miedo a la crítica. ¡Les damos demasiado protagonismo a los otros en nuestra vida! La falta de confianza en nuestras capacidades puede ser por varias causas…

  • Si soy emocionalmente inseguro tendré unas expectativas irreales de lo que debería suceder y por tanto, incumplibles. No son más que fantasías y nada tienen que ver con la vida real.
  • Si soy emocionalmente inseguro puedo ser demasiado perfeccionista. Tal vez en mi familia también lo son y puedo haberlo “heredado”. Esto me hará creer que haga lo que haga, nunca será suficiente y siempre podría haberlo hecho mejor. Esto genera insatisfacción y culpabilidad, pues la mayoría de las veces no acabas una tarea al darla por imposible.

Normalmente la inseguridad está enmascarada y se deja ver en reacciones desproporcionadas ¿Soy posesivo con mi pareja o con mis amigos? Esto podría ser un síntoma de mis inseguridades encubiertas…

Carlos piensa que es poco atractivo y constantemente está preocupado porque cree que su novia, Elena, lo dejará por un hombre más guapo que él. Cuando se siente ignorado por ella, entonces deduce que ella está interesada en otro hombre más atractivo. Carlos, de manera inconsciente, tratará de compensar su inseguridad emocional mediante la adopción de un comportamiento manipulador hacia ella. 

María está con Roberto. Ella se siente muy poco atractiva desde pequeña. Piensa que Roberto la dejará pronto por cualquier chica más joven que ella. Ella cumple todos sus caprichos, llegando incluso a olvidarse de sí misma. Su inseguridad aumenta hasta convertirse en dependencia emocional y ya no puede vivir sin Roberto.

La inseguridad es un estigma en nuestra sociedad. Nadie se presenta diciendo que es inseguro y normalmente tratamos de ocultar nuestras “partes feas“. No nos gusta mostrarnos ante otros lo más mínimamente débiles.

Test de inseguridad personal ¿Me siento seguro de mí mismo?

1. Si tuviera que resumir mi diálogo interno en una frase, sería algo así como...
2. Cuando tengo que comprar un regalo...
3. El profesor te sorprende con una exposición oral por sorpresa. ¿Qué es lo primero que pasa por tu mente?
4. ¿Con qué frecuencia cambias de opinión cuando los demás no están de acuerdo contigo?

Si más de dos preguntas son verdaderas, empieza a preocuparte, pues ser una persona insegura puede ser bastante incapacitante. Evitarás situaciones donde crees que no vas a quedar en buen lugar o tal vez evites relaciones sólo por el miedo que te produce algo que no puedes controlar. Y es que, “todas las historias se acaban algún día“, ¿verdad?¿Por qué no boicotearlas?¿Has dejado de hacer algo por miedo al qué dirán? ¿Te sientes vulnerable y buscas problemas donde los demás no los ven? Todos nos hemos sentido inseguros en alguna ocasión pero si esto es algo tan habitual en ti que solo te provoca malestar… No lo dudes… ¡Eres un inseguro emocional y vamos a ponerle remedio!

¿Cuáles son las raíces de estas inseguridades?

  • Un diálogo interno negativo: “Yo no soy capaz, esto no es para mí, nunca lo lograré, soy el patito feo…
  • Pasar demasiado tiempo con alguien inseguro puede aumentar tu inseguridad; pues muchas veces las personas inseguras vuelven inseguros a los demás.
  • Soy emocionalmente inseguro si tengo una baja autoestima. Cuando la autoestima es positiva nos permitirá desarrollar seguridad en nosotros mismos; en cambio, si es negativa no nos damos el valor adecuado.
  • Si me descubro alardeando demasiado de mis “logros”.
  • Experiencias pasadas de haber sido ignorado, criticado o ridiculizado.
  • Soy emocionalmente inseguro si tengo una tendencia al perfeccionismo. Cada vez que quiero emprender algo mi diálogo interno aparecerá para decirme que no soy capaz, ya que para los perfeccionistas nunca es suficiente.
  • Crecer en una familia con esta tendencia.
  • Una autoimagen negativa. La imagen es la imagen que tienes de ti mismo y es subjetiva.
  • Crecer en un entorno familiar denominado de riesgo. Numerosos estudios coinciden en que un entorno no saludable afecta a la seguridad del niño.(http://cdp.sagepub.com/content/17/4/269.short).

Y ¿Cómo es una familia saludable? Aquella en la que los niños aprenden que pueden contar con un entorno seguro. Adquirirán comportamientos para poder mantener su propia salud física y emocional, con independencia de sus cuidadores. Un ambiente sano en el que los más pequeños se sienta seguros y puedan integrarse socialmente para adquirir una autorregulación efectiva. (Basic Behavioral Task Force of the National Advisory Mental Heath Council. 1996).

Tu familia te da seguridad

¿Cómo afecta la inseguridad emocional a mi vida?

  • Los celos son sanos y normales, pero tener celos excesivos pueden hacer que tu relación fracase y esto será debido a la inseguridad emocional.
  • ¿Tú mismo llevas puesta la etiqueta de salvador? “Llevo tu responsabilidad y olvido la mía y cuando voy a buscarme a mí mismo, no me encuentro, porque estoy tan preocupado de hacer lo que los demás esperan de mí que me olvido de mí mismo“, palabras de la psicóloga Isabel Ortuno en Onda Cero. ¡No podemos salvar a todo el mundo! y ¡no todo el mundo quiere ser salvado!
  • La baja autoestima se manifiesta en forma de “no puedo, no es para mí, no soy capaz“…Pero también hay inseguridad detrás de una elevada autoestima. Esta puede manifestarse en forma de narcisismo o de arrogancia. Es muy probable que detrás de estas actitudes tan extremas se esconda ¡un inseguro patológico!

¿Cómo dejar de ser una persona insegura?¿Qué hago para solucionar mi inseguridad?

  1. Establece tus límites con los demás.
  2. Sé capaz de decir que NO y dilo sin miedo.
  3. No creas que debes alcanzar la perfección. Nadie es perfecto.
  4. Relájate, disfruta y sé tú mismo.
  5. No te engañes ni ocultes tus inseguridades. ¡Trabájalas!
  6. Entrena tu autoestima. Aprende a respetarte, a aceptarte, a quererte…
  7. Cree en ti.
  8. Acepta las críticas constructivas.
  9. Pregunta lo que no sepas.
  10. Medita.
  11. Haz cosas que te hagan sonreír. ¡Ríete de la vida!, Reírse tiene muchos beneficios psicológicos.
  12. Pide aquello que necesites.
  13. Potencia tus habilidades.
  14. Comparte y habla de tus inseguridades.
  15. Sustituye tu diálogo interno negativo por uno más positivo y optimista: Cambia los “yo no soy capaz, yo no valgo, yo no puedo” por ¡esto es pan comido!
  16. ¿Todavía no practicas la comunicación asertiva? No hay mejor herramienta para expresar tus necesidades y opiniones.
  17. Conócete y defiéndete más.
  18. Lucha por tus intereses, nadie lo hará por ti.
  19. ¡Exprésate!
  20. No te compares con nadie. Eres único e irrepetible.
  21. Aprende de tu propios “errores”.
  22. Objetivo: conseguir la seguridad emocional.

¿Qué es la seguridad emocional?

“La confianza en uno mismo no es un sentimiento de superioridad, sino de independencia“. Lama Yeshe

Hemos crecido teniendo esta seguridad por parte de nuestra familia. Por eso continuamos buscándola a lo largo de toda nuestra vida. Cuando las necesidades básicas del niño son atendidas, éste tendrá garantizada su supervivencia. Los niños, además de necesidad de comida y cuidado, también necesitan participar en actividades que los pongan en contacto con su parte efectiva y emocional a través de las relaciones que establecerán con los demás miembros de su comunidad.

Todas las cosas positivas que hagas aumentarán tu confianza. Tu familia, los halagos que recibas y tus amigos, harán que te sientas querido y valorado. Si eres capaz de realizar bien tu trabajo, de aprovechar tu vida al máximo y ¡no te rodeas de personas negativas ni tóxicas!… Vas por buen camino.

Todo esto hará que poco a poco adquieras toda la seguridad que necesitas. Si todavía necesitas un pequeño empujón, escucha al Dr. Ivan Joseph en esta interesante charla sobre la confianza en uno mismo.

Y no te olvides de interpretar la realidad de forma que TÚ salgas beneficiado,

¡Cree en ti mismo!

Cómo detectar mentiras ¿Se pilla antes a un mentiroso que a un cojo?

¿Se pilla antes a un mentiroso que a un cojo? Los estudios demuestran que somos terribles para detectar mentiras, aunque siempre podemos mejorar. Las claves para cazar a un mentiroso son centrarse en sus gestos y en sus expresiones faciales. ¿Coinciden con aquello que nos están diciendo? El psicólogo Paul Ekman, experto en el estudio de las emociones, nos recomienda centrarnos en la comunicación no verbal para evitar que nos den gato por liebre. Así que ya sabes, la próxima vez que alguien te haga desconfiar, ¡Mira más y escucha menos!.

Cómo detectar una mentira

“La boca puede mentir, pero la mueca que se hace en ese momento revela, sin embargo, la verdad”.

Friedrich Nietzsche

¿Qué es la mentira? 

Mentir es un acto muy humano, y habitual en nuestra vida diaria. Los padres mienten a los hijos, los hijos a los padres, el vendedor miente al comprador y el comprador al vendedor. ¡Nadie está a salvo!, pues ¡todos hemos engañado en más de una ocasión!

Mentir se puede definir como faltar a la verdad. Lo que en póker llamamos echarse un farol.

Cuando somos pequeños nos repiten una y otra vez los peligros de decir mentiras: “Como sigas mintiendo, te crecerá la nariz como a Pinocho”. Habitualmente, mentir no está bien visto. Pero hay mentiras de todo tipo.

Los principales tipos de mentiras son:

Las mentiras crueles y malintencionadas: Son las peores y solo causan dolor a los    demás. No siempre son conscientes.

Los autoengaños: Nos mentimos a nosotros mismos: “Mañana dejaré de fumar” o “No comeré más pasteles” son algunos ejemplos.

Las mentiras patológicas: El mentiroso patológico no puede evitar engañar una y otra vez de manera compulsiva. Necesita tratamiento pues es un trastorno psicológico.

Las mentiras piadosas: Mentiras que evitan que hiramos los sentimientos de otros. A veces son muy útiles para salir de situaciones comprometidas.

Las mentirijillas: Pequeños engaños sin demasiada importancia.

Las humanitarias y altruistas: Solo buscan el bien de los demás.

¿Por qué mentimos?

Nuestras mentiras suelen ser un reflejo de lo que nos contamos a nosotros mismos. Solemos mentir por miedo, por vergüenza o culpabilidad…

1. Podemos mentir para no herir o dañar a otro

Te queda genial ese vestido que te has comprado. Es muy bonito”

2. Mentimos para no resultar maleducados

“Me quedaría más tiempo, pero me esperan en casa a las diez”

3. Mentimos para no ser juzgados negativamente por alguien que nos importa

He sacado un 5 en matemáticas. ¡Por los pelos!”

4. Podemos mentir por miedo al rechazo

La verdad es que me encanta el fútbol

5. Mentimos por el miedo a que dirán

Voy a decir que tengo menos años o que sé conducir. Por si las moscas”

6. Algunas veces decimos mentiras por miedo al castigo o a las represalias

“Mejor decir que hice los deberes. Si no me castigarán sin salir”

Aunque es cierto, que en algunos casos, mentir puede generarnos algún placer o beneficio oculto. Los psicópatas son los únicos que no sienten culpa ni vergüenza por mentir a los demás. En cualquier caso, ¿Sabrías detectar a un psicópata?

Según el psicólogo Paul Ekman, hay dos formas de mentir:

Las mentiras “lights” consisten en ocultar la información que no quieres que se sepa.

Las mentiras más graves que incluyen el falseamiento: se dan cuando te inventas una historia fantástica y la cuentas como si fuera cierta.

Todos preferimos ocultar antes que falsear. Nos parece más discreto hacernos los locos. Es fácil y se nos da mejor. No nos hace sentimos tan culpables y siempre podemos disimular diciendo que tenemos memoria de pez. Pero, cuando ocultar no es suficiente, tenemos que inventar historias fantásticas. ¡Solo aptas para expertos con altas dosis de memoria!. ¡A menudo combinamos ambas formas de engaño!

¿Cómo podemos detectar las mentiras?

Ya sabemos que no nos crecerá la nariz como a Pinocho. Pero, ¿Hay pistas para detectar mentiras? Nuestras expresiones faciales, los movimientos corporales, el tono de nuestra voz o su volumen, nos delatan. Aprende comunicar con tu lenguaje corporal.

Cuando una situación puede ser interpretada de varias formas, el psicólogo Albert Mehrabian encontró que solo atribuimos el 7% a la información a las palabras, el 38% a la voz y el 55% a los gestos y posturas del sospechoso.

Los signos de engaño son algo muy propio de cada uno, por eso suele ser más fácil detectar mentiras en alguien que conocemos bien, pues ya sabemos cuál es su conducta habitual, conocemos el sonido de su voz y sus gestos típicos. ¡Cualquier cambio puede resultar sospechoso!

“- ¿Y como puede usted saber que he dicho una mentira? 

– Mi querido niño, las mentiras se descubren enseguida, porque son de dos clases: hay mentiras con patas cortas y mentiras con narices largas. La tuya es una de esas de nariz larga“. El Pinocchio de Collodi, 1882

¿Sonrisas falsas?

Simular una emoción puede ayudar al mentiroso a disimular la verdadera. Habitualmente se utiliza la sonrisa. Es la mejor máscara para fingir que “todo va bien”. La sonrisa falsa puede detectarse porque parece que solo sonríes con la boca, pero no lo haces con los ojos. Los músculos de los párpados no se contraen igual que cuando nos reímos a carcajadas. Se dice que los ojos pueden revelar nuestros sentimientos y pensamientos más íntimos. ¡Pero incluso ellos mienten!

La mentira tiene las patas muy cortas. Es fácil ocultar algo hasta que te interrogan directamente sobre ello. A veces, no has tenido tiempo suficiente para ensayar y memorizar las respuestas. Otras, el plan es demasiado perfecto y no parece real. En EEUU recurren con frecuencia a métodos no muy científicos, pero complementarios para detectar mentiras, como el método Reid de interrogatorio policial o el polígrafo.

¿Podemos ocultar una mentira?

No siempre. Puesto que controlar los mensajes que transmitimos a los demás es muy complicado. Ekman estudió las microexpresiones, expresiones breves de la emoción que queremos ocultar que se revelan aunque no queramos durante muy pocos segundos. Gracias a su trabajo ahora podemos detectar mentiras y sentimientos ocultos detrás de cada expresión facial. ¡Y es que la cara es el espejo del alma!. The human face es un documental de la BBC que te hará descubrir cómo tu cara transmite sin necesidad de pronunciar una sola palabra. ¡Tú mismo te delatas!. La serie de televisión Lie to me es otro ejemplo de ello.

Además, los estudios que realizó con las tribus de Papúa Nueva Guinea demostraron que nuestras expresiones de miedo, de alegría o de tristeza son universales y no siempre consecuencia de la cultura a la que pertenecemos. Lo mismo que defendía C. Darwin. ¡Descubre qué son las emociones!

Algunas pistas para detectar mentiras son:

  • Los mentirosos utilizan una expresión facial que dura demasiado tiempo
  • Cuando alguien miente puede esperimentar un quiebro en la voz
  • Los movimientos del cuerpo suelen estar fuera de lugar
  • Una microexpresión puede delatar una emoción oculta
  • Algún gesto no encaja demasiado con lo que decimos
  • Tener un hilo de voz muy suave o una voz más aguda de lo habitual
  • Cuando se miente, se suele tragar saliva a menudo
  • Los mentirosos desvían la mirada
  • Podríamos reconocer la mentira a través de la respiración. Cuando es demasiado profunda o superficial
  • Algunas veces se presentan dudas al empezar a hablar. Ehh, bueno..pues
  • Los mentirosos suelen emplear repeticiones. Yo,yo,yo… quiero, quiero decir…
  • Si utiliza palabras parciales. En re-realidad
  • Los gestos faciales de una persona que está mintiendo son asimétricos. Sonreír más de un lado que de otro
  • Otra forma de reconocer a un mentiroso puede ser si al hablar se pone pálido o rojo como un tomate

“Aquel que tenga ojos para ver y oídos para escuchar podrá convencerse de que ningún mortal puede guardar un secreto. Si sus labios mantienen silencio, parloteará con la punta de sus dedos, la traición brota de todos sus poros” Sigmund Freud.

Parece ser que la mentira es inevitable, pero…

¿A quién no le gustan las verdades en sus relaciones?

¡Que levante la mano!

Ilusión óptica de “Las Serpientes Rotatorias” y la teoría de la supresión sacádica

¿Crees en todo lo que ves? Pues no deberías. Y es que más a menudo de lo que piensas, nuestros sentidos nos engañan. Casi todos estamos familiarizados con las ilusiones ópticas o visuales pero pocos saben cómo nos engañan nuestros sentidos. En este artículo mostramos la ilusión óptica de “Las Serpientes Rotatorias” de Akitoaka y explicaremos por qué esta imagen estática produce esa sensación de movimiento. ¡Entiende la teoría de la supresión sacádica!

Todos hemos visto alguna vez imágenes de ilusiones ópticas, en las que nuestra percepción se ve distorsionada por las peculiares características de la imagen. Vemos cosas que parecen que se mueven pero en realidad son estáticas, figuras escondidas, supuestas alucinaciones visuales… Nos fascinan pero ¿cuál es su causa? ¿Cómo es que nos dejamos engañar tan fácilmente por los sentidos? ¿Funciona mal nuestra vista? ¿nuestro cerebro es defectuoso?

Las ilusiones ópticas son fenómenos visuales por los cuales se percibe una realidad de manera errónea o ambigua. Las causas de estas percepciones pueden ser fisiológicas (por algún error en el funcionamiento de los órganos visuales) o cognitivas (por una reconstrucción errónea de lo que vemos por parte del cerebro). En este artículo analizaremos las serpientes rotatorias de Akitoaka ¿Por qué parece que se mueven?

Ilusiones ópticas: serpientes rotatorias

Al observar esta ilusión óptica denominada “Serpientes Rotatorias”, percibimos un movimiento rotatorio de las espirales, aunque lo cierto es que no tiene movimiento alguno. ¡Es una imagen estática! ¿Cómo podemos explicar este ilusorio movimiento? Descubre la teoría de las supresiones sacádicas. Entenderás la ilusión óptica de la serpientes rotatorias y otras muchas de este tipo.

Ilusión óptica de las serpientes rotatorias

Las ilusiones ópticas son muy útiles para comprender cómo los sentidos captan y transforman la información y cómo el cerebro la procesa. Las ilusiones ópticas que estamos viendo en este artículo fueron creadas por el profesor japonés Akiyoshi Kitaoka con el objetivo de investigar la cognición y entender cómo nuestro cerebro procesa la información visual.

Además de otros descubrimientos, Kitaoka aportó luz sobre por qué unas personas perciben estas ilusiones ópticas y otras no. Y, por ejemplo, descubrió que las personas mayores perciben menos ilusiones ópticas que las de menor edad.

Explicación de la ilusión óptica de las serpientes giratorias: Movimientos sacádicos y microsacádicos

Según un estudio llevado a cabo por Jorge Otero-Millan en 2008, el movimiento percibido en este tipo de ilusiones ópticas como las serpientes giratorias es producido por unos movimientos oculares llamados sacádicos, micro-sacádicos y por el parpadeo.

Cuando observamos una imagen esta no se percibe de forma global y estática, sino que nuestros ojos rastrean la escena con rápidos movimientos, pasando de un punto de información a otro. Es decir, si por ejemplo observamos una cara, nuestros ojos se fijarán en un ojo, luego pasarán al otro ojo,  luego a la boca y luego a la nariz. Este movimiento de un punto a otro de la imagen se denomina sacádico. Los movimientos sacádicos son esenciales para percibir la imagen de forma nítida, ya que aunque no lo parezca, nuestra retina solo es capaz de enfocar una pequeña parte de lo que vemos.

Y ¿Cómo es que, si los ojos se mueven continuamente, no vemos borroso cada vez que hay un movimiento ocular? Esto es debido a un fenómeno llamado supresión sacádica. Hasta hace poco se pensaba que el cerebro eliminaba directamente la información irrelevante que capta el ojo cuando este se encuentra en medio de un movimiento sacádico. Pero según un reciente estudio de Bart Krekelberg y Tamara L. Watson ha demostrado que no se suprime esa información sino que esta no es enviada a la consciencia. Por tanto de manera inconsciente sí se podría percibir. Aún así esta supresión nos ayuda a ver el mundo de forma estable aunque la información visual que recibimos cambie continuamente.

Los movimientos oculares micro-sacádicos son versiones más breves y rápidas de los movimientos sacádicos. Hace unos años se pensaba que estos movimientos podrían ser un tic, sin embargo, numerosos investigadores han desvelado que estos micro movimientos oculares, sirven para que no nos perdamos nada de información del mundo exterior que nos rodea. Esto que acabo de contar, se ve mucho más fácil con el ejemplo que encontrarás a continuación. Prueba a centrar la vista en en el punto negro que aparece en el centro de la imagen, mira fijamente al punto negro durante varios segundos y verás como el punto gris desaparece. ¿Esto a qué se debe? Este efecto sucede porque nosotros mismos tenemos la capacidad de reducir o controlar nuestros movimientos sacádicos cuando realizamos tareas de precisión, como podría ser, por ejemplo, mirar por un telescopio, apuntar con una cámara fotográfica, o con un rifle.

Si observas de nuevo la imagen podrás comprobar fácilmente la acción de estos movimientos oculares. Si mueves los ojos por ésta y parpadeas varias veces observarás que el movimiento de las serpientes aumenta. Si por el contrario, intentas dejar los ojos fijos y relajados, desenfocando la vista, comprobarás que las serpiente se detienen.

Ejercicios para mejorar las Funciones Ejecutivas

Las investigaciones en el campo de la neuropsicología y las técnicas más actuales de  neuro-imagen funcional han arrojado luz sobre el misterio de las funciones ejecutivas, la importancia que tienen en nuestra vida diaria, y el desempeño con éxito en la misma. A través de este artículo la neuropsicóloga Cristina Martínez de Toda te explicará qué son las funciones ejecutivas, qué beneficios suponen para tu vida un buen funcionamiento de ellas, y te propone los mejores ejercicios para mejorar las funciones ejecutivas. ¡No lo dudes, y empieza a darle a tu cerebro la importancia que se merece!

La neuroplasticidadnos permite mejorar nuestras funciones cognitivas

¿Qué son las Funciones ejecutivas o FE?

Las funciones ejecutivas (FE) pueden definirse como el conjunto de habilidades cognitivas implicadas en el razonamiento, y en la resolución de situaciones novedosas o cambiantes de una forma efectiva. En términos genéricos, podemos decir que las funciones ejecutivas son la secuencia de actividades que nos llevan a conseguir un objetivo.

Las funciones ejecutivas son operaciones mentales dirigidas hacia un fin. Permiten que podamos seleccionar, planificar y tomar decisiones voluntarias. Las funciones ejecutivas constituyen la esencia de nuestra conducta:

  • Las funciones ejecutivas están relacionadas con la capacidad para formular metas.
  • Las facultades implicadas en la planificación de los procesos y las estrategias para lograr los objetivos.
  • Las habilidades cognitivas que intervienen en la ejecución de los planes.
  • El reconocimiento de las metas y la capacidad de modificar la actividad para crear nuevos planes de acción.

Sholberg considera que las funciones ejecutivas abarcan una serie de procesos cognitivos, entre los que destacan la anticipación, elección de objetivos, planificación, selección de la conducta, autorregulación, automonitorización y uso de feedback.

Algo tan cotidiano como llegar puntual a clase o al trabajo, o simplemente ir al cine o quedar con nuestros amigos, implica un uso adecuado de estas funciones. Si fallan, nuestra conducta no será eficaz y nuestros planes y metas no se cumplirán como esperábamos.

¿Qué ocurre cuando mis Funciones Ejecutivas (FE) no funcionan correctamente?

Una persona que presenta problemas en las Funciones Ejecutivas o una actividad deficiente de las mismas probablemente presentará:

  • Dificultades en el establecimiento de nuevas conductas.
  • Incapacidad para utilizar estrategias operativas.
  • Limitaciones en la productividad y creatividad, asociadas a un déficit de flexibilidad cognitiva.
  • Dificultad para anticipar las consecuencias de sus acciones, relacionado con una mayor impulsividad.

Además hay una serie de enfermedades patológicas que correlacionan con un déficit en las funciones ejecutivas, destacando entre ellas la esquizofrenia, el trastorno obsesivo-compulsivo, trastorno disocial de la personalidad, el autismo o el TDAH.

¿Qué puedo hacer para mejorar mis Funciones Ejecutivas (FE)?

Gracias a la plasticidad cerebral, nuestras funciones ejecutivas pueden mejorar sensiblemente. A través del entrenamiento podrás conseguir una mayor eficiencia y efectividad en los retos que te propongas.

Gracias a la neuroplasticidad de tu cerebro, estos estímulos exteriores en forma de ejercicios modularán los procesos subyacentes a las funciones ejecutivas. La ciencia ha mostrado que la experiencia y el aprendizaje modifican y facilitan la aparición de nuevas conexiones neuronales, mejorando así nuestro desempeño cotidiano.

Este artículo, estima que casi el 50% de la población presenta algún tipo de deficiencia en sus funciones ejecutivas.

Por lo tanto, entrenar tus habilidades cognitivas para la consecución de un mejor desempeño de las funciones ejecutivas, no sólo va a beneficiar a niños, adolescentes o adultos con problemas de aprendizaje, TDAH o dislexia, sino a cualquier persona de cualquier edad que quiera mejorar sus funciones cognitivas.

10 Ejercicios para mejorar las funciones ejecutivas (FE)

La realización continuada y repetitiva de estos ejercicios actuará sobre tu estructura cerebral; en concreto en las redes neuronales implicadas en la función que estés entrenando para restaurar las funciones ejecutivas (Anderson, Winocur y Palmer, 2003).

1- Dividir la tarea en etapas te ayudará a mejorar tus funciones ejecutivas

Sea cual sea la tarea u objetivo que quieres realizar, el primer paso es dividirlo en etapas. Para ello necesitas realizar una planificación; es decir, establecer las fases esenciales que componen un plan complejo (tu objetivo final), y la ordenación de estas fases para que tu conducta sea más eficaz.

Ejercicio para mejorar tus funciones ejecutivas: Por ejemplo, si tu objetivo es enviar unas invitaciones para una fiesta; podrías dividir las siguientes etapas:

  • 1 paso: Elegir a los invitados
  • 2 paso: Ir a la papelería y comprar las tarjetas y los sobres
  • 3 paso: Comprobar que tienes las direcciones actualizadas y correctas…

Una buena planificación es una manera excelente de entrenar tus funciones ejecutivas, ya que te ayuda a utilizar de manera más efectiva tus recursos cognitivos y a desarrollar tu flexibilidad cognitiva.

2- Maneja eficazmente tu tiempo para mejorar tus funciones ejecutivas

A todos nos pasa que nos faltan horas en el día, y raras veces nos da tiempo a hacer todo lo que teníamos previsto. Esto ocurre cuando gestionamos ineficazmente nuestro tiempo.

El truco consiste en que cuando diseñemos una estrategia para conseguir un objetivo en etapas, necesitamos hacer una estimación del tiempo necesario, y además es prudente contar con problemas eventuales.

Ejercicio para mejorar tus funciones ejecutivas: Siguiendo con el ejemplo anterior, estaría bien que calculases tiempo de sobra en la etapa de la papelería, ya que al ir puede que no tengan las tarjetas que estás buscando, o que tengas que encargarlas con antelación.

La previsión y la gestión eficaz de tu tiempo son los aliados perfectos para un buen rendimiento de las funciones ejecutivas.

3- Practica el entrenamiento en auto-instrucciones

Con el entrenamiento en auto-instrucciones conseguimos una reducción de la impulsividad, disminuimos el déficit en la planificación y mejorar la capacidad de la flexibilidad cognitiva.

A través de la mediación verbal, debemos hablarnos a nosotros mismos en voz alta, dándonos instrucciones de lo que debemos hacer y recompensándonos verbalmente cuando lo hacemos bien.

Ejercicio para mejorar tus funciones ejecutivas: El lenguaje interno o las auto-instrucciones te ayudarán a economizar recursos cognitivos y no andar dando vueltas innecesarias.

El prestar atención a lo que hacemos supone un ahorro de energía importante, y es tan fácil como decirte a ti mismo los pasos que vas a seguir a continuación, razonándolos y centrándote en ellos.

4- CogniFit, el programa líder en evaluación y estimulación de las funciones ejecutivas

CogniFit es el programa líder en evaluación cognitiva y estimulación cerebral para tratar los síndromes disejecutivos. La batería de evaluación computerizada para evaluar el nivel cognitivo o Cognitive Assesment Battery (CAB) de CogniFit, es un completo test neurocognitivo diseñado por expertos psicólogos y neuropsicólogos, validado por la comunidad científica y es utilizado por colegios, universidades y hospitales de todo el mundo para evaluar las funciones ejecutivas.

Gracias a esta herramienta, podemos valorar un largo rango de habilidades cognitivas relacionadas con las funciones ejecutivas, como son la memoria de trabajo, la capacidad de planificación, recontextualización, el tiempo de respuesta, la flexibilidad, la monitorización y la inhibición de conductas.

Tras el proceso evaluativo, CogniFit pone a tu disposición un gráfico preciso con los resultados, propone automáticamente un entrenamiento personalizado para estimular las funciones ejecutivas que presentan déficits estructurales.

5- Practica deporte para mejorar tus funciones ejecutivas

Está demostrado que practicar algún deporte de tipo competitivo, además de ayudarnos en el nivel físico, también lo hace en el plano cognitivo.

La atención focalizada y las habilidades personales se ven incrementadas cuando practicamos con asiduidad algún tipo de deporte competitivo. Te ayuda a tomar decisiones rápidas en cuanto a tus movimientos en relación a los movimientos de los demás, mejora la anticipación y la flexibilidad cognitiva ya que no siempre tienes que reaccionar de la misma manera para vencer, por lo que el deporte es un aliado perfecto para mejorar las funciones ejecutivas.

Ejercicio para mejorar tus funciones ejecutivas: Un deporte competitivo puede ser desde un partido de fútbol con los amigos, hasta una partida de ajedrez. ¡Elige el que más te guste y practícalo!

Practica algún deporte competitivo para mejorar tus funciones ejecutivas

6- El diccionario emocional, un ejercicio para mejorar tus funciones ejecutivas

Para este ejercicio únicamente necesitarás un diccionario, papel y lápiz. El entrenamiento consiste en buscar palabras que expresen una emoción (rabia, alegría, tristeza, pena, angustia, felicidad, asco…) buscar la definición, escribirla, y pensar y escribir un ejemplo personal de cómo vives esa emoción.

Busca todas las emociones que se te ocurran, e intenta realizar 3 cada vez.

Este ejercicio para mejorar tus funciones ejecutivas, es muy útil para ayudarte con las habilidades de auto-regulación, supone un conocimiento más profundo de ti mismo y te ayudará a entrenar de forma efectiva tus funciones ejecutivas.

7- La importancia de hacer listas

Realizar listas con las tareas que tienes que realizar esa semana, las cosas que tienes que comprar en el supermercado, las llamadas que tienes pendientes, la maleta para el viaje el dos días…

Las listas son un ejercicio para mejorar las funciones ejecutivas muy eficaz y útil. Además de delimitar y secuenciar tus futuras acciones, las listas te ayudan a manejar tu tiempo y recursos. Si necesitas champú para el viaje, y lo anotas en tu lista al principio de semana, lo comprarás en un momento idóneo sin tener que hacer viajes absurdos a última hora.

Las listas te ayudan a planificar tus metas, distinguir lo relevante de lo irrelevante y a conseguir tus objetivos de la manera más eficaz.

¡Utiliza listas para mejorar tus funciones ejecutivas!

8- La música es tu aliado

La música es muy beneficiosa para nuestras funciones ejecutivas. Ya sea bailando, cantando o tocando un instrumento, podemos contribuir al desarrollo de habilidades. Además, mientras más complejo sea el ritmo en concreto, más partes contenga la música o más complicada sea de ejecutar, será más beneficiosa para nosotros.

Con la música podremos desarrollar la improvisación, la memoria de trabajo, la flexibilidad cognitiva y el control inhibitorio.

9- Participar en una obra de teatro para mejorar tus funciones ejecutivas

En una obra de teatro es necesario que la actuación esté cuidadosamente coreografiada, e implica que todos los participantes, tanto los que salen a escena como los de detrás de bambalinas, recuerden su momento de participación, ya que el grupo entero depende de ellos.

En concreto para los actores, el aprendizaje de líneas y acciones de su guión, les ayuda a desarrollar funciones como la atención y la memoria de trabajo.

10- jugar a videojuegos también incrementa tus funciones ejecutivas

Siempre que establezcas y cumplas un límite de tiempo, jugar a videojuegos puede ser una aportación muy valiosa.

Los videojuegos desafían tu tiempo de reacción, la atención selectiva, el seguimiento y el control inhibitorio.

Moviéndote a través de mundos imaginarios, también entrenas tu memoria de trabajo.

Muchas gracias por leer, ¿Conoces más ejercicios para mejorar las funciones ejecutivas? ¡Déjanos abajo tus comentarios! 😉

Importancia de la motivación: Qué es, cómo interviene en el aprendizaje y 10 consejos para fomentarla

La importancia de la motivación: La motivación es el motor que mueve nuestro mundo. A menudo hablamos de que nuestros hijos y alumnos no están motivados en clase. Les cuesta ponerse a estudiar, hay que estar encima de ellos para que hagan las tareas, luchamos a diario para que se aprendan la lección… Sin embargo, se aprenden de maravilla el nombre de 300 Pokémon diferentes. En este artículo os explicamos qué es la motivación, su importancia en el aprendizaje y la educación y 10 consejos que permiten aumentar y fomentar la motivación en el aula.

Importancia de la motivación

¿Qué es la motivación?

La motivación es un impulso interno que dirige la acción hacia un fin. Subyace a la acción e impulsa y guía esta acción. Sin motivación no hay acción.

La motivación es muy importante, porque nos lleva a buscar activamente los recursos para garantizar nuestra subsistencia. Estamos motivados por buscar alimento y comer y buscar una pareja sexual. Estos serían los motivos básicos, que son innatos y se manifiestan con independencia de la cultura.

Pero también podemos estar motivados para realizar nuestras aficiones, actividades favoritas y por el aprendizaje. Estos son los motivos secundarios, que dependen de la cultura.

No estamos motivados por aprenderlo todo. Puede que no nos motive el temario del colegio/instituto/universidad, pero desde luego hay cosas que motivan nuestro aprendizaje, bien sea la forma de vida de los delfines, una nueva receta de cocina o cambiar una rueda del coche.

Puede que la motivación venga de nuestro propio interés por el tema o por que necesitamos ese conocimiento por algo (para nuestro trabajo o por propia supervivencia, como cambiar una rueda del coche).

En este aspecto podemos diferenciar dos tipos de motivación: la motivación intrínseca y la extrínseca. Ahora se piensa que, más que dos tipos diferentes de motivación, son dos opuestos dentro de un continuo, y que raramente se dan de forma “puramente intrínseca” o “puramente extrínseca”.

  • Motivación de tipo intrínseca: ocurre cuando las personas estamos internamente motivadas a hacer algo, porque creemos que es importante o por que nos resulta placentero. Los estudiantes con este tipo de motivación estarán emocionados por realizar sus tareas por el desafío que resulta completarlas, más que por ningun incentivo o recompensa. La motivación intrínseca va descenciendo a medida que los niños van escalando cursos. Para aumentar este tipo de motivación se puede hacer el material abstracto más concreto y meterlo dentro de un contexto.
  • Motivación de tipo extrínseca: Aparece cuando un estudiante quiere realizar una tarea por factores externos, como recompensas o castigos. Sin embargo, se ha visto que los castigos producen más daño que beneficios y las recompensas tienen el poder de crear dependencia. Por ello, lo mejor es ir reduciendo poco a poco las recompensas, orientandolas hacia una motivación más intrínseca.

La importancia de la motivación en educación

La motivación es el impulso que nos lleva a actuar y a conseguir lo que nos proponemos.

La motivación juega un papel fundamental en nuestro aprendizaje. Según un estudio, la motivación influye más en nuestro desempeño en matemáticas que nuestro cociente intelectual.

En concreto, los investigadores encontraron que la inteligencia estaba fuertemente relacionada con logros de los estudiantes en matemáticas, pero solo en el desarrollo inicial de la competencia en la materia. La importancia de la motivación y las habilidades de estudio resultaron factores más significativos en el desarrollo de las habilidades matemáticas posteriores. Los estudiantes que se sentían competentes estaban intrínsecamente motivados, usaban habilidades como explicar, sintetizar, hacer conexiones con otros materiales, evitaban el aprendizaje por memorización y mostraron mayor desarrollo en matemáticas que aquellos que no se sentían motivados. Por el contrario, la inteligencia de los estudiantes no se relaciona con el desarrollo en matemáticas.

¿Por qué es importante mantener a los niños motivados por aprender?

  • La motivación incrementa el esfuerzo y su persistencia en la tarea
  • La motivación aumenta su inciativa
  • La motivación mejora sus habilidades de procesamiento cognitivo
  • La motivación mejora el desempeño general

¿Cómo sabemos si nuestros hijos o alumnos están motivados?

Según Rodríguez Moneo El comportamiento de las personas puede servir de indicador para medir la motivación. Es un indicador bastante fiable, que los profesores pueden utilizar para estimar la motivación de los alumnos y poder actuar sobre ella.

  • La preferencia o elección de una actividad frente a otra. Si yo elijo ver la televisión y en lugar de hacer la tarea escolar, mi elección refleja mi motivación.
  • La latencia, es decir, el tiempo que tardo en producir una respuesta desde que se ha presentado una estimulación. Cuanto más tardemos en empezar a hacer el trabajo que nos han mandado hacer, menos motivación por la tarea tendremos.
  • El esfuerzo, cuantos mayores sean los recursos físicos y cognitivos invertidos en el desarrollo de una tarea, mayor motivación habrá.
  • La persistencia en la tarea. Habrá más motivación cuanto mayor sea el tiempo entre el inicio de una tarea y su finalización. Cuanto antes nos rindamos en la tarea estaremos menos motivados.
  • Los indicadores expresivos de las emociones. Las acciones que realizamos suelen ir acompañadas de expresiones emocionales que indican el placer o displacer que nos provoca la actividad. Atender a las expresiones de nuestros alumnos nos dan mucha información acerca de la motivación.

¿Cómo saber si nuestros niños están motivados?

¿Como fomentar la motivación en el aula?

1. La actitud influye en la motivación

La investigación ha demostrado que la interacción entre el profesor y el alumno es más importante para el proceso de aprendizaje que los factores estructurales, como los materiales educativos y el tamaño de la clase. Esta relación entre alumno y profesor es importante no solo en os primeros años escolares, sino también más tarde, cuando los desafíos se vuelven mayores.

Según un estudio de la Universidad de Finlandia del Este una atmósfera positiva y cálida en el aula, creada por el profesor, aumenta la motivación del niño por aprender.

Una actitud empática por parte del profesor, no solo protege la imagen que tienen los niños de ellos mismos como estudiantes, sino también contra la exclusión social por parte de sus compañeros.

¿Cómo fomentar la motivación?: Muestra una actitud y un estado de ánimo positivo. Crea vínculos de afecto con los alumnos. Muestra que te preocupas por ellos personalmente, y por su proceso de aprendizaje. No los ridiculices nunca si no saben o no entienden algo. Muéstrate empático y comprensivo por ellos. Utiliza el humor y actividades distendidas.

2. Valora el esfuerzo

Es mucho más importante valorar el esfuerzo que el producto final. Si se les valora mucho más el resultado, van a centrarse en eso, olvidando que para un buen producto van a necesitar esforzarse. Además, muchas veces el resultado dependen también de otros factores, como la suerte.

¿Cómo fomentar la motivación?: Céntrate en el proceso de aprendizaje de los niños, animando a esforzarse y premiando a los que se esfuerzan mucho: “Estás muy concentrado, se nota que estás disfrutando”, o “Te estás esforzando, vas a aprender un montón”.

3. Mantén a los niños implicados

Si los niños sienten que son útiles y que tienen responsabilidades, van a estar mucho más motivados.

¿Cómo fomentar la motivación?: Da responsabilidades a los alumnos, haz la participación en clase algo divertido. Asigna a cada uno tareas, como mantener el aula recogida, limpiar la pizarra, repartir el material… Cuando trabajen en grupo, que cada uno se encargue de una cosa.

4. Utiliza incentivos

Aunque sea más importante reforzar y premiar el esfuerzo, los niños necesitan ciertas recompensas tangibles por un buen resultado. Los niños no son capaces de ver los beneficios a largo plazo de sacar buenas notas y aprender, necesitan recompensas más inmediatas. Los incentivos les motiva a trabajar y esforzarse, teniendo un objetivo en mente.

¿Cómo fomentar la motivación?: Establece pequeñas recompensas, en función de los logros de los niños, pueden ser privilegios especiales o pequeñas cosas que a los niños les encanten (como las pegatinas). Pero no es necesario saturarles de recompensas porque si no, estas perderían su valor. Lo ideal es ir espaciando el tiempo entre una recompensa y otra. Cuanto mayores sean los niños, más capaces son de visualizar una meta a más largo plazo. Si son niños de primer ciclo de primaria, una recompensa por clase al día es adecuado. Para los niños más mayores una a la semana está bien.

Lo óptimo sería ir reduciendo poco a poco este tipo de recomensas y sutituirlas por refuerzos sociales, como halagos, sonrisas, palabras de ánimo, ya que, como hemos dicho, los niños acaban dependiendo de ellas.

5. En la variedad está el gusto

Los niños se aburren fácilmente si no hay una estimulación adecuada en el aula. Y más en este mundo tecnológico en el que están acostumbrados a una estimulación masiva por parte de las tablets y los móviles. Incluso muchos padres utilizan la tecnología para calmar a los niños. Por ello, en el aula hay que evitar caer en rutinas.

¿Cómo fomentar la motivación?: Se creativo. Utiliza diferentes estructuras en clase. Enseña a través de juegos y discusiones, de forma que la clase sea dinámica y los niños estén implicados. Los aprendizajes pasivos, en los que los niños sólo reciben la información y no la elaboran, además de ser más ineficaces, destruye la motivación. También se pueden usar medios diferentes, como murales, fotografías, vídeos o películas…

6. Explica “¿Para qué me sirve esto”?

Muchas veces perdemos motivación si no sabemos la utilidad en el mundo “real” de lo que estamos aprendiendo. Por eso es importante enfatizarlo.

¿Cómo fomentar la motivación?: Puedes crear un apartado en el comienzo de cada tema, en el que se expliquen las utilidades de aprenderlo y que sea lo más práctico posible. Si estás enseñado álgebra, dedica un tiempo en investigar para que se están utilizando esos conocimientos, por ejemplo en ingeniería. Sabiendo que esos conocimientos los están utilizando ahora mismo gente real, en sus trabajos, aumenta la importancia percibida a esa materia, motivándoles a aprender.

7. No les menosprecies

Menospreciar a los niños y llenarles de etiquetas como “lento”, “vago”, “tonto”, sólo destruye su motivación. Les hace sentir que no son capaces de hacer nada y que no tienen remedio.

¿Cómo fomentar la motivación?: Evita descalificativos y etiquetas negativas. En su lugar potencia sus virtudes y habilidades y cualidades. Potencia su mentalidad de crecimiento, hazles comprender que aunque algo no se le de muy bien, con la práctica todo sale. Potencia la confianza en ellos mismos. Aprende aquí como elogiar a los niños para aumentar su autoestima.

8. Utiliza CogniFit, el programa líder en neuroeducación

La neuroeducación está basada en una nueva visión de la enseñanza que aprovecha los conocimientos sobre el cerebro, para analizar, y mejorar, los procesos de aprendizaje en los estudiantes. CogniFit es la plataforma de neuroeducación líder. Este programa, es un instrumento profesional diseñado por especialistas en neuropsicología infantil. 

La tecnología de CogniFit, está basada en la neuropasticidad. Este programa es muy fácil de utilizar. Consta de diferentes juegos clínicos que pueden realizarse a través del ordenador, y permite a los profesores no especializados en psicopedagogía, analizar los procesos de aprendizaje y desarrollar el potencial de cada alumno.

¿Cómo fomentar la motivación?: CogniFit identifica con objetividad científica las debilidades y fortalezas cognitivas de los alumnos, y obtiene una relación de los resultados con su rendimiento escolar, conducta y motivación, permite emprender estrategias de enseñanza personalizadas.

9. Ayúdales a manejar su ansiedad

A muchos niños les cuesta permanecer motivados porque tienen una gran ansiedad, temen el fracaso y no alcanzar los resultados deseados.

¿Cómo fomentar la motivación?: Transmíteles tranquilidad y hazles saber que el fracaso no es algo negativo. Equivocarse nos ayuda a aprender más y mejor, y a saber qué es lo que no debemos hacer. Si la ansiedad es muy alta se pueden intentar en clase ejercicios de relajación.

10. Enseñales a automotivarse

Está muy bien motivar a los niños pero también tienen que aprender a encontrar su propia motivación y que sean ellos mismos los que la regulen.

¿Cómo fomentar la motivación?: Ayúdales a que piensen razones para las que les pueda servir eso que están aprendiendo. ¿Les va a servir a comprender mejor el entorno? ¿Les sirve para cuando vayan a la universidad? ¿Les ayuda en el día a día?

Importancia de la motivación en la educación: No le menosprecies

 

 

Lenguaje corporal. Aprende 9 trucos de los políticos y ¡conquista el mundo!

Conocer el lenguaje corporal es imprescindible para ser un buen comunicador. ¿Sabías que más del 90% de lo que decimos lo expresamos con el cuerpo, y sólo un 10% lo acaparan las propias palabras? Conocer estos 9 trucos de lenguaje no verbal te ayudará a mejorar tanto tu lenguaje corporal, como aprender a descifrar correctamente lo que quieren decir los demás en realidad.

Lenguaje corporal: Aprende los trucos de los líderes políticos

Cierra los oídos y ¡Abre los ojos!

Habitualmente damos excesiva importancia al lenguaje verbal, prestando escasa o nula atención al lenguaje no corporal. Craso error. Cuando aprendamos el valor que hay en estos conocimientos, dejaremos de oír para ver, y de escuchar para sentir.

¿Cuántas veces has sentido que una persona no te inspira confianza, pero no sabes explicar por qué? Querido amigo; eso es tu intuición que te está mandando señales de alarma. Y habitualmente son muy certeras.

Esto ocurre cuando entre lo que dice una persona y lo que expresa su cuerpo hay contradicciones. Y tu intuición lo percibe, y lo que es más importante, lo rechaza. Podemos estar oyendo a una persona hablar con un discurso coherente e interesante para nosotros, pero no nos cala. Por otro lado, podemos estar ante un discurso que rechazamos, pero completamente cautivados por esa persona. ¿Qué es lo que está influyendo tanto en nosotros? El lenguaje corporal.

A través de este artículo descubriremos algunos trucos de lenguaje corporal de los líderes más carismáticos

La importancia de la comunicación no verbal

Los gestos, las miradas, la manera de andar y sentarse, el tono de voz…. Todo ello constituye el lenguaje no verbal. Este lo utilizamos de una manera absolutamente inconsciente, pero dice mucho más de nosotros de lo que pensamos.

Saber qué decir es tan importante como la forma de hacerlo. En menos de 30 segundos ante un desconocido, ya te has formado una primera impresión de él. Y generalmente, suele ser muy certera.

El lenguaje corporal es un lenguaje universal, de ahí que podamos extraer muchas conclusiones de una persona aunque esté hablando en polaco y no entendamos ni palabra de lo que dice. Como nuestro cerebro no se centra en escuchar el mensaje, se vuelve mucho más receptivo a cualquier movimiento que nos ofrezca información. Este es un proceso muy primitivo, y lo hemos heredado de nuestros antecesores.Si ellos no eran capaces de prestar atención al cuerpo del adversario, no estarían preparados para un ataque sorpresa…

Líderes como Kennedy, Nelson Mandela, Martin Luther King e incluso Hitler, han sabido manejar con perfección el lenguaje no verbal, para influenciar y persuadir a masas

Nuestros líderes saben jugar con el lenguaje corporal perfectamente, transmitiéndonos a cada momento sensaciones. Asesorados por sus gabinetes de imagen, cada movimiento que hacen está meditado y tiene un fin (Aunque como en la vida, unos lo hacen mejor que otros, y algunos ni con asesoramiento…)

9 Trucos de lenguaje de corporal y comunicación no verbal

Las manos y los movimientos que hacemos con ellas son un factor clave en nuestro lenguaje no verbal. Nos ponemos nerviosos cuando no podemos ver las manos de la gente. Desde un punto de vista evolutivo, es de sentido común: Teníamos que vigilar que la persona no llevara un arma en ellas…

1. Truco de lenguaje corporal: La cúpula

Juntar los dedos de ambas manos formando una cúpula es un gesto muy utilizado. Transmite que le persona está concentrada en el discurso. El triángulo que forma el antebrazo le da un aire de misticismo con efectos positivos en los oyentes.

2. Truco de lenguaje corporal: Dar palmaditas

Cuando colocamos la mano en el hombro o la espalda del otro, y le damos unas amistosas palmaditas, estamos mostrando condescendencia y dominio. Los líderes lo utilizan como truco de dominación. Es habitual ver entre saludos de ellos como el que va a recibir la palmadita retira el brazo casi imperceptiblemente hacia atrás y cuadra los hombros.

Truco de lenguaje corporal: Dar palmaditas

3. Truco de lenguaje corporal: Palmas hacia arriba o hacia abajo

Si en un discurso diriges las palmas de tus manos hacia abajo estás mostrando un control absoluto sobre tu discurso. Transmites decisión y poder.

Si por el contrario quieres transmitir confianza y cercanía, muestra las palmas de las manos, y eleva ligeramente el dedo pulgar. Infunde un sentimiento a los oyentes de honestidad. “¿Por qué iba yo a mentirles?” “No tengo nada que esconder”

Gesto muy característico de Obama, que además lo acompaña con camisas con las mangas muy ajustadas, con las que puede mostrar además parte de la muñeca.

Nunca dejes caer la mano hacia atrás doblando la muñeca, transmite inseguridad y debilidad y se carga el discurso.

4. Truco de lenguaje corporal: Abrazar a la audiencia

Con tus palmas vueltas hacia arriba, llévalas hacia afuera y hacia los lados para luego volver sobre tu torso. Este gesto batuta es muy utilizado en discursos cuando se quieres conectar a nivel emocional con la audiencia.

5. Truco de lenguaje corporal: Apretón de manos

Para los políticos es toda una competición. De cara al público y a la prensa, gana el que se le ve la mano en el apretón. Al que no se le ve, pierde.

6. Truco de lenguaje corporal: La importancia del cuerpo

Una anécdota que se cuenta acerca de Bush es como pasaba olímpicamente del protocolo y cuando recibía invitados en la Casa Blanca, se ponía a la izquierda de ellos en vez de a la derecha. Con esto conseguía acaparar todas las miradas y flashes él, mientras que al invitado lo forzaba a dar la espalda al público. Claro que luego también a él le pasaban cosas imprevistas…

7. Truco de lenguaje corporal: Las pequeñas olas

Gesto antiguo donde los haya, pero lo siguen realizando multitud de políticos. Al entrar o salir del atrio, hacen un gesto de reconocimiento o un guiño a la audiencia, de manera que visualmente se transmite un apoyo muy grande por parte del público hacia él.

8. Truco de lenguaje corporal: Jugar con los ojos

Ábrelos para resaltar lo que estás diciendo, y entreciérralos para mostrar decisión y firmeza. También sirve para retar a los oponentes de que no existe discusión alguna sobre ese punto.

9. Truco de lenguaje corporal: Las posturas congruentes

Una forma de análisis corporal divertida es fijarte en la posición corporal cuando hay un debate. Los líderes tienden a “igualar” sus posturas corporales cuando están de acuerdo, y te darás cuenta de que lo hace en forma de espejo.

El principio del todo: Los inicios del lenguaje no verbal

Este debate ha sido el primer debate político televisado en la historia. En 1960, J.F Kennedy y R. Nixon, protagonizaron lo que en su día impuso las bases de la política y el lenguaje no verbal. Nixon subestimó a J.F.K, se negó a maquillarse, se presentó con un traje gris que en aquellos entonces, con la televisión en blanco y negro no resaltaba nada, quedando así en segundo plano tras un Kennedy moreno del sol, con un traje oscuro, y con una pose y gestualidad muy estudiada. Hasta el punto de que consiguió la victoria. Tras la derrota, Nixon afirmó lo siguiente:

“Confiad plenamente en vuestro productor de televisión, dejadle que os ponga maquillaje incluso si lo odiáis, que os diga como sentaros, cuales son vuestros mejores ángulos o qué hacer con vuestro cabello. A mí me desanima, detesto hacerlo, pero habiendo sido derrotado una vez por no hacerlo, nunca volví a cometer el mismo error”

Os animo a que lo veáis y juguéis a encontrar algunos trucos de los que hemos visto anteriormente.

La clave siempre está en ser, hacer, y parecer….

Vampiros emocionales: Descubre quién son y ¡hazles la cruz!

“Al principio, parecen mejores que las personas corrientes. Son brillantes, encantadores… Os caen bien, confiáis en ellos, esperáis más de ellos que de otras personas. Esperáis más, pero recibís menos y al final os capturan. Rara vez os dais cuenta del error hasta que han desaparecido, dejándoos vacíos, las carteras vacías o, quizá, el corazón roto. Aún entonces os preguntáis… ¿Serán ellos o yo? Son ellos. Vampiros emocionales”

Vampiros emocionales

Ya están aquí. Entre nosotros. Los vampiros emocionales. Y os aseguro que son mucho más peligrosos que el Drácula de Bram Stoker. De poco te sirve comer ajo (que también). Están a tu alrededor, en la mesa de al lado, en tus miles de whatsapp del móvil. Disfrazados de colegas, compañeros de trabajo, (¡parejas!) Acechando. Esperando su oportunidad. Se alimentarán de tu energía positiva hasta dejarte seco, y desaparecerán, a por otra presa.

¿Cómo reconocer a un vampiro emocional? Vampiro a la vista….

No tienen integridad, por lo que están muy lejos de conocerse a sí mismos. El problema es su inmadurez, y su incapacidad para aceptar las responsabilidades de sus actos. Realmente no son malos, pero no te dejes engañar. Algunos tipos de vampiros son conscientes del poder que tienen sobre ti y no dudarán en utilizarlo para su propio beneficio. ¡Alerta permanente!

Hacen gala del egoísmo más infantil, por lo que puede ser una buena técnica de identificación. Si su objetivo es diferente que el tuyo, prepárate, porque pasan de ser la persona más encantadora del mundo a sacar los colmillos.

Te dejarán confuso y meditabundo. Y ahí es cuando empiezan a succionarte tu energía.

¿Cómo reconocer a un vampiro emocional?

No llevan capa negra, ni salen solo de noche, pero sí que les gusta la oscuridad. Buscarán cualquier grieta en tu alma para penetrar hasta lo más oscuro de tu ser.

Ante la duda de si estás ante un vampiro emocional, nunca le abras la puerta. No le dejes entrar en tu vida, porque desde ese momento, se instalará cual parásito en ella. Y entonces ponte a echarlo…

Ellos jamás de los jamases se confunden. Al contrario, son víctimas del sistema injusto que les ha tocado vivir. Si eres una persona empática, doblega tu vigilancia. Sois las víctimas preferidas de estos seres de las tinieblas, que no dudarán en arrimarse a ti puesto que eres más “duradera” (pueden extraerte energía durante muuucho más tiempo) que a otro tipo de personas. Al menor signo de agotamiento, toma distancia.

Los vampiros emocionales los tienes de todos los tipos y tamaños, a gusto del consumidor. A continuación te presento los tipos más peligrosos de estos chupópteros de energía.

Tipos de vampiros emocionales

1.Vampiros emocionales del tipo antisociales

O también conocidos como truhanes adorables. Sólo buscan la satisfacción de sus deseos, aquí y ahora. Con un complejo de Peter Pan enmascarado, estos adorables vampiros te dejarán tan cautivado que lamentarás no haberlos conocido antes.

Su afán de aventuras y adrenalina te hipnotizarán, pero aparte de eso, poco más tienen que aportar.

  • Dentro de este grupo, los más típicos son los vampiros intrépidos, que te prometerán mil y una aventuras, cuando el pasatiempo real eres tú. Sexys, emocionantes, y decididamente malos para tu salud.
  • Los vampiros vendedores de coches usados, mienten más que hablan. con este tipo de vampiros recuerda siempre leer la letra pequeña. Tú tienes algo que necesita. Él lo quiere. ¿A que adivinas el final?
  • Los vampiros bravucones son los que más molan. Grandes, temibles y estúpidos. Son tan simples que adoran el poder, pero no lo entienden. Creen que la mayoría de los problemas se pueden resolver a puñetazos. Y cuidado porque tú puedes ser el problema el día menos pensado…

2. Los vampiros emocionales de tipo histriónico o teatrales

Bienvenidos al mundo del espectáculo. Por favor, tomen asiento que comienza la función.

Son peligrosos porque todo lo que ves de ellos es una puesta en escena maravillosa. Dentro de los vampiros emocionales de tipo teatral encontramos a:

  • La típica amiga reina del drama: Cuando te suene el móvil, prepárate. Surcarás los mares junto a ella, navegando de crisis en crisis. Su frase de presentación es algo parecido a “No sabes lo que me pasó ahora…” evita unirte a su reparto o acabarás como ella.

Fundamentalmente melodramáticos y expertos en llanto, te arrastrarán a su mundo de huracanes emocionales en los que más vale que estés bien anclado al suelo.

A estos vampiros actorcetes, reconóceles sus méritos, halágalos, y mándalos de gira. Tan lejos como puedas.

  • Los pasivos- agresivos: también tienen su aquél, no te creas. Son tan terroríficamente perfectos que creen que nada en ellos puede hacerte daño. Buscarán siempre tu aprobación, haciendo lo que deben hacer, pensando lo que deben de pensar, y sintiendo como se suponen que deben sentir. En su papel de niñ@s buen@s, se consideran tan deliciosamente agradables como para que resulte imposible no quererlos. Eso es lo que los hace peligrosos.
Tipos de vampiros emocionales: La reina del drama

3. Los vampiros emocionales de tipo narcisista

Ellos viven en sus mundos de Yupi, en donde son las personas más buenas, guapas e inteligentes. No es que se crean mejores que tú, es que sencillamente no piensan en ti. El egoísmo es su motor, y tú su gasolina. En este grupo encontramos:

  • Los vampiros leyenda se forjan cuando hartos de no poder convertir sus aspiraciones en éxitos reales, deciden crear (¡criaturitas!) una realidad paralela en la que son los reyes del mambo, rodeándose de personas débiles y apartando a los fuertes.

Caracterizados por sus “rabietas de culpabilidad” cuando ven que por enésima vez no consiguen sus objetivos se deshacen en una espiral de auto-reproche. Y si estás cerca cuidadito que te cogen de la mano.

  • Los vampiros superestrella: Show must go on

Están plenamente convencidos de que son las personas más importantes del planeta. No les vale con que les quieras, tienes que adorarlos. Aman los trofeos, los juguetes caros. Así que si alguna vez te ves entre un vampiro de estos y su próximo trofeo, ¡huye!

Como líderes, te van a hacer sentir a cada oportunidad que tengan como un ser insignificante. Se les respeta, pero no se les quiere.

Mucho cuidadito porque son embaucadores natos. Pueden arrastrarte a su mundo, y muchos no han vuelto…

4. Vampiros emocionales del tipo obsesivo-compulsivo

La seguridad y el control es su sangre más preciada. No quieren hacerte realmente daño, pero no te interpongas en sus objetivos o resultarás muy mal parado. Al mínimo error, te negarán su aprobación, cambiando su actitud suave por pequeñas críticas.

  • Los vampiros perfeccionistas quieren controlar tus acciones. Son súper fáciles de reconocer; no pasará mucho tiempo sin que se sientan ofendidos por algo. Su rabieta más bestia puede ser un simple suspiro, pero a ti te dejará más chafado que la peor de las broncas.
  • Los vampiros puritanos quieren controlar tu alma. Porque sí. Porque ellos lo saben todo y tú nada. Convertirán tu vida en un infierno con la intención de llevarte al cielo. Mezquinos por naturaleza, creen en el castigo y la censura para la purificación del alma. Dan auténtico pavor porque realmente creen que lo están haciendo por tu bien.

Vade retro a estos vampiros moralistas, o corres el peligro de perder tu identidad.

5. Vampiros emocionales del tipo paranoico

Por último y no por ello menos importantes, están los vampiros paranoicos. En busca de la auténtica verdad, harán de tu vida un auténtico tormento. Buscarán hasta debajo de las piedras para pillarte en falta y reza para que no lo haga porque un vampiro paranoico te la encuentra.

Pueden rasgarte el corazón y romperlo en pedazos si no eres leal. Con ellos nada de medias tintas; o todo o nada. Raramente perdonan. Su vida es una traición imaginada detrás de otra.

Es la cita perfecta para Halloween; provócale con una mentira y prepárate para una noche de auténtico terror: lágrimas, gritos, preguntas enrevesadas, celos y angustias te harán recordar esa noche como la más terrorífica de tu vida. Porque amigo mío, sí: una rabieta de un vampiro paranoico durará hasta el amanecer.

¡Saca las estacas y hazles la cruz!

Una vez que conocemos estos vampirillos tan adorables que pululan a tu alrededor, tienes dos opciones: O esconderte debajo de la cama hasta el fin de tus días, o inevitablemente tendrás que interactuar con ellos de vez en cuando.

Afila tus estacas, agudiza tu olfato para verlos venir de lejos, o imprímete esta pequeña guía y llévala en el bolsillo para reconocerlos.

Si todo esto no funciona, come ajo.

Mal que te pese, alguno huirá por propia voluntad…

Seguir leyendo Vampiros emocionales: Descubre quién son y ¡hazles la cruz!

Técnicas de asertividad para mejorar tus relaciones sociales

Seguro que al menos alguna vez has podido sentir que una conversación se te ha ido de las manos, que de repente te ves envuelto en una situación que no te gusta nada. Y, es más, no sabes ni cómo has llegado hasta ella… 

Alguna vez también habrás sentido que deberías haber dicho no a tiempo… que realmente no sabes porque sigues quedando con esa persona…

En el trabajo has podido aceptar culpas o responsabilidades que no te correspondían. ¿Te suenan demasiado estas situaciones? ¿Te sientes identificado con algunas o varias de ellas? 

Entonces quizás ha llegado el momento de que aprendas algunas técnicas que te permitan desarrollar tu asertividad para mejorar tus habilidades sociales

Técnicas de asertividad

En este post aprenderás a identificar cual es tu patrón de conducta ¿Qué pasa si descubres que no es el más adecuado? Aquí te proponemos también, una seria de técnicas de asertividad que te permitirán mejorar tus habilidades sociales. ¡Toma el control y consigue que tus relaciones sociales sean más plenas y sanas! 

¿Qué es la asertividad y cómo utilizarla para mejorar tus habilidades sociales?

¿Qué es la asertividad? La asertividad consiste en la capacidad de expresar nuestros derechos y necesidades de una manera eficaz, sin dejarnos pisar, ni ser agresivos. Se trata de un comportamiento social que permite hacer nuestras relaciones sociales más favorables. ¿Qué ocurre cuando no somos capaces de comunicar nuestras necesidades de una manera asertiva? que incurriremos en estilos de afrontamiento erróneos, como el estilo pasivo o el agresivo.

Cuando no actuamos de forma asertiva, pueden darse dos tipos de conducta ineficaces:

  • Responder de una manera pasiva ante el entorno
  • O responder de una manera agresiva.

Ambas dos son herramientas ineficaces que a la larga te generarán más problemas en tus relaciones sociales. Cambiar de estilo no es una tarea fácil, pero te merecerá la pena.

Técnicas de asertividad para mejorar tus habilidades sociales

¿Qué es el estilo de conducta pasivo?

El estilo de conducta pasivo, sucede cuando la persona es incapaz de expresar abiertamente sus sentimientos, deseos, opiniones o necesidades. Si las expresan, incurren en la auto-justificación, y disculpas. El pánico que tienen al conflicto, es la base de este tipo de conducta, caracterizado además por una baja autoestima y un grado de frustración alto al ver que no respetan sus propios derechos. Estas personas no son conscientes del grado de vulnerabilidad al que llegan.

¿Qué es el estilo de conducta agresivo?

El estilo de conducta agresivo, se da cuando la persona si es capaz de expresar sus necesidades. No obstante, lo hacen de una manera poco apropiada o impositiva, de manera que las personas que interactúan con ellos pueden sentirse pisoteados o no respetados en sus derechos básicos. Pueden incurrir en la violencia verbal y en la amenaza, aunque muchas veces pueden actuar de manera mucho más sutil, como la humillación o la degradación progresiva.

El estilo de conducta pasivo se caracteriza por una violación de los derechos, el estilo agresivo por una defensa de ellos, El estilo asertivo consiste en la exposición directa de estos derechos propios, sin desconsiderar a los demás y sin crear o sentir vergüenza.

La comunicación con los demás puede suponer, a veces, una fuente de estrés al no saber expresar y defender nuestros derechos sin incurrir en los estilos de conducta descritos anteriormente. Aprender a ser asertivo te supondrá una relajación ante las situaciones sociales. El ser asertivo es una filosofía de vida en la que prima el respeto a los demás, y fundamentalmente a ti mismo.

El problema surge cuando entramos en conflicto entre lo que queremos hacer, y lo que creemos que “debemos” hacer.

Por ejemplo, ¿Alguna vez no te apetece nada acudir a una cena, y te sientes egoísta, y fatal, porque piensas que desatiendes a la otra persona si antepones tus necesidades a las suyas?

Este tipo de dilemas, a veces, puede suponer ansiedad o sentimiento de culpabilidad, lo que te deja sumamente vulnerable a manipulaciones emocionales de cualquier tipo. Si interiorizas el siguiente decálogo estarás más preparado para decir no, sin sentirte culpable. Conocer estas técnicas de asertividad te ayudará a mantener tu identidad, tener una autoestima positiva y ser capaz de responder asertivamente a los conflictos de intereses.

Para ser asertivo resulta fundamental que conozcas tus derechos. Muchos autores han elaborado listas más o menos complejas acerca de estos derechos. Yo quiero que conozcas la del psicólogo Manuel J. Smith, publicada por primera vez en su libro “Cuando digo no, me siento culpable”.

Smith, de una manera sencilla y directa, propone un decálogo que te servirá como guía en la que basar tu comportamiento asertivo.

Decálogo de los derechos asertivos Manuel J.Smith

  1. Tenemos derecho a juzgar nuestro propio comportamiento, nuestros pensamientos y nuestras emociones, y a tomar la responsabilidad en su iniciación y de sus consecuencias.
  2. Tenemos derecho a no dar razones o excusas para justificar nuestro comportamiento.
  3. Tenemos derecho a juzgar si nos incumbe la responsabilidad de encontrar soluciones para los problemas de otras personas.
  4. Tenemos derecho a cambiar de parecer.
  5. Tenemos derecho a cometer errores y a ser responsables de ellos.
  6. Tenemos derecho a decir “no lo sé”.
  7. Tenemos derecho a ser independientes de la buena voluntad de los demás antes de enfrentarnos con ellos. (Tenemos derecho a ser independientes del afecto de los demás para relacionarnos con ellos).
  8. Tenemos derecho a tomar decisiones ajenas a la lógica.
  9. Tenemos derecho a decir “no lo entiendo”.
  10. Tenemos derecho a decir “no me importa”.

Una vez que conocemos los estilos de conducta posibles, y el decálogo de los derechos asertivos universales, está en nuestra mano la manera en la que queremos dirigirnos al mundo. Si tu elección es desarrollar un estilo de conducta asertivo, no siempre te va a resultar fácil, pero te aseguro que es el más gratificante de todos ellos. Como al principio cualquier cambio cuesta, a continuación voy a contarte una serie de técnicas de asertividad que te ayudarán a ponerla en práctica de una manera efectiva, para que poco a poco vaya saliéndote más natural. Te serán sumamente eficaces ante situaciones en las que alguien intente imponerte sus criterios, y son una defensa vital contra la manipulación.

Técnicas de Asertividad ante confrontaciones o manipulaciones

1. Técnica del disco rayado para mejorar tu asertividad

Mantén tu punto de vista o tu opinión imperturbable, por mucho que el interlocutor intente llevarte a su terreno. Es fundamental que te mantengas tranquilo, sin cambios en la voz o en tu discurso. Para reconducir la dirección de la conversación provéete de muletillas como “si, pero…” “estoy de acuerdo, pero….” “Si, pero yo decía….” evita las trampas verbales y conseguirás tu objetivo.

2. Técnica del compromiso viable para mejorar tu asertividad

Cuando hay un enfrentamiento de posturas y el “perder” no se hace aconsejable. De esta manera antes que perder, dale un margen de maniobra al interlocutor, de tal manera que sea consciente de las pérdidas que puede acarrearle la discusión y de esta manera llegar a un acuerdo ambos cediendo en algunas partes.

3. Técnica del Fogging o “Banco de niebla” 

Esta técnica de asertividad, consiste en ceder aparentemente terreno, pero sin hacerlo realmente. Procura no negar lo que dice el interlocutor, pero tampoco le ataques. Puedes estar de acuerdo en parte, lo que te permite aceptar opiniones de otros sin compartirlas. Es muy eficaz en casos de manipulación abierta, pero no debes usarla muy a menudo porque perderá eficacia.

4. Técnica de la pregunta asertiva

Cuando estas siendo criticado por el interlocutor, ésta técnica de asertividad te otorgará ventaja. Básicamente lo que tienes que hacer es incitarle a que te critique para obtener más información, para saber si la crítica es constructiva, o por el contrario manipulativa. De esta manera consigues “desarmarle”, sabiendo si la persona pretende un ataque personal, consiguiendo además que se replantee si su crítica es objetiva.

5. Técnica del quebrantamiento del proceso

Si la conversación empieza a ir por derroteros que pueden llevar a la agresividad o la descalificación, es el momento de utilizar esta técnica de asertividad. El objetivo consiste en romper con la espiral de agresividad que genera el interlocutor. Contesta a la provocación con monosílabos; “si…” “quizá…” “no…”

6. Técnica del procesamiento del cambio

Esta técnica de asertividad consiste en desviar el foco de atención. Desplaza el tema para ver qué es lo que ocurre realmente entre el interlocutor y tú.

7. Técnica del aplazamiento asertivo

Utiliza esta técnica de asertividad cuando veas que estás a punto de perder el control de la situación. Si no eres capaz de mantener un tono de voz moderado, o crees que vas a entrar en descalificativos con la otra persona, lo mejor es el aplazamiento asertivo. Gana tiempo para poder responder de una manera inteligente y competente.

8. Técnica de la “XYZ + R” para mejorar tu asertividad

Esta técnica de asertividad, desarrollada por las psicólogas Bach y Forés, sintetiza en una fórmula la esencia del comportamiento asertivo.

Muchas veces la mejor técnica consiste en expresar, de una manera asertiva, que es lo que sentimos ante la actuación del otro, pero no limitarnos sólo a una crítica destructiva. Para convertirla en constructiva, explicaremos como nos hace sentir su comportamiento y además nos comprometeremos a mejorar también el nuestro, de manera que intentaremos que no vuelva a ocurrir esta situación en el futuro.

“Cuando haces o dices X, me siento Y, y me hubiese gustado que hicieses Z. Además, podemos incorporar a la ecuación la R, por mi parte me comprometo a…”

X “Cuando haces o dices…” Procura que al exponer lo que te ha molestado o herido hables del comportamiento y no de la persona. Intenta no utilizar palabras como “nunca” o “siempre” y juzga la conducta de una manera objetiva.

Y” Me siento…” es importante hacerlo sin dramatizar, y también deja que la persona te explique cómo se ha sentido ella ante esa misma conducta. Evita los juicios de valor y céntrate en el sentimiento que te ha producido.

Z “Me hubiese gustado que…” a este paso ya nos cuesta más llegar. Habitualmente nos centramos en la X y en la Y, no dando la oportunidad al interlocutor de saber qué es lo que nos hubiese gustado a nosotros. Nos centramos en la crítica y no vemos más allá, provocando que la misma situación se repita en el futuro. Si proponemos una alternativa de cambio, nos acercaremos más a la solución del problema.

R “Por mi parte me comprometo a…” el gran olvidado en las confrontaciones. Puede parecer que cedemos terreno al comprometernos a R, sin darnos cuenta que los primeros beneficiados vamos a ser nosotros. Es un ejercicio de autocrítica, y muchas veces nos cuesta hacerlo. Si lo conseguimos, adquiriremos responsabilidad ante la situación y aprenderemos a poner un poquito más de nuestra parte.

¿Lo ponemos en práctica?

Recuerda que los demás nos tratan como les enseñamos a tratarnos….

Hematofobia ¿Se puede superar el miedo a la sangre?

¿Se puede superar el miedo a la sangre? Hay muchas personas que sufren fobia a la sangre. Un temor ilógico e irracional se apodera de ellos al ver (e incluso pensar) en una herida, agujas, cortes, jeringuillas, hospitales, vísceras… Cualquier cosa relacionada con la sangre les da miedo. Descubre qué es la hematofobia y cómo superarla:

Hematofobia

A pocos de nosotros nos agrada ver sangre. Es normal sentir rechazo, incluso experimentar sensaciones desagradables (mareos, nauseas e incluso desmayo). El problema viene cuando la anticipación a estas sensaciones nos produce un miedo tan intenso que nos conduce a evitar cualquier situación que tenga que ver con la sangre. Llegando, incluso, a incapacitar a la persona para someterse a una intervención hospitalaria, o cuidados médicos.

La única forma de superar el miedo a la sangre es a base de exponernos y acostumbrarnos a él. El reto está en las primeras aproximaciones, donde el mareo y el malestar son la respuesta habitual. Para todos los que lo deseen intentar, en este post os explicamos qué es el miedo a la sangre, y cómo afrontar esas primeras situaciones con un método de tensión muscular.

Miedo a la sangre: Una historia basada en hechos reales

Es un caluroso día de verano. La temperatura bajo el sol es abrasadora, pero estamos cómodamente espatarrados en una silla de la terraza de nuestra casa. Bajo un toldo que arroja una agradable sombra, compartimos la mesa con unos buenos amigos tras una copiosa comida. Sin embargo, esta idílica imagen pronto dará paso a un episodio terrorífico y típicamente “tarantinesco”.

Alguien decide que la mejor forma de bajar la comida es con un poco de sandía… El que va a realizar la hazaña de cortar será, por supuesto, el menos diestro y con menor (como se diría en los círculos neuropsicológicos) motricidad fina. Por supuesto, esta crónica de una tragedia anunciada acaba con nuestro amigo gritando. Se sujeta un dedo magullado con un corte que asombra por su pequeño tamaño e increíble chorro de sangre. Mientras nuestro amigo se desangra nos empieza a recorrer una sensación de malestar, mareo, nos removemos en la silla, no queremos mirar, perdemos la fuerza en las manos. En ese momento un grito de socorro sale de nuestra garganta con increíble fuerza: “¡QUE ALGUIEN LLAME A UNA AMBULANCIA… me voy a desmayar!”.

Esta divertida y verídica historia es más común de lo que parece. Son muchas las personas que, desde estudiantes de primero de medicina hasta espectadores de películas “gore” han sufrido los síntomas de lo que los profesionales llaman Hematofobia.

Fobia a la sangre: “Hematofobia”

El miedo a la sangre se puede denominar Hematofobia: Las personas que lo sufren temen las heridas, los hospitales, los cortes y las jeringuillas. Esta fobia algunas veces puede tener consecuencias problemáticas para la persona, y puede desencadenar en trastornos más serios como ansiedad e incapacitación para someterse a cuidados médicos (como un simple análisis de sangre) o la capacidad de proporcionar ayuda a una persona que haya sufrido algún accidente.

Además de escasos, estos casos suelen ser los más problemáticos, en el sentido de que este miedo-asco les impide llevar una vida normal o saludable. La Hematofobia es sentir fobia a la sangre, y se caracteriza por la anticipación de pensamientos (“seguro que si voy al médico me operan, y me abren en canal”) y la evitación (“mejor no voy, total, va a ser peor el remedio que la enfermedad”).

Lo importante aquí, y lo más interesante es que el hecho de observar agujas, sangre, vísceras o heridas, produce en algunas personas una reacción fisiológica concreta y bien caracterizada por la ciencia. La buena noticia, es que, esta reacción, puede llegar a ser controlable y se puede superar.

La hematofobia se distingue de otras fobias por presentar una respuesta bifásica 

Las personas que sufren de miedo a la sangre, experimentan una respuesta bifásica, ¿Esto qué significa? que nuestro organismo cuando ve (o piensa) en cualquier tema relacionado con la sangre, responde en dos tiempos:

  1. En la primera fase, y como consecuencia de la impresión, sorpresa, susto (colóquese aquí el término preferido) se da una respuesta típica y característica de la ansiedad. Nuestras constantes fisiológicas deciden montar una fiesta donde el ritmo cardíaco, la presión arterial y la tasa de respiración se disparan.
  2. La segunda fase, que se da a continuación, es la posterior resaca que hace que estas mismas variables que se habían disparado, disminuyan de forma abrupta. De ahí que la sangre no circule hasta la periferia y tengamos esa sensación de falta de fuerza en las manos. El riego sanguíneo también es menor, y el resultado final puede acabar en desmayo.

En realidad, la tasa de desmayos, según algunos autores, llega a ser de hasta el 80%. Teniendo en cuenta que la prevalencia es de alrededor del 40% de la población. Vaya, que según las estadísticas, hay mucha gente que se desmaya con la sangre.

¿Por qué a la vecina del cuarto no le da miedo la sangre?

Si todo el mundo sufriera de esta aversión, ¿Quién se iba a encargar de operarnos de apendicitis, por ejemplo? Aunque en buena parte es una respuesta natural, hay personas que ni siquiera tienen este “reflejo” o que, a base de exposición consiguen superar (por decirlo de alguna forma) el miedo. Hay personas que evitan cualquier situación que las exponga a estas situaciones (hospitales, gente herida, análisis o donaciones de sangre). Es en este punto cuando puede aparecer la Hematofobia como trastorno psicológico. Pero ojo, para llegar al punto de trastorno este debe afectar de forma clara a nuestra vida normal, y sobre todo a nuestra salud.

Lo bueno de todo esto (¡si, puede haber algo bueno!) es que existen formas de afrontar ese miedo. A continuación os vamos a presentar un “protocolo de actuación”: La técnica de la tensión aplicada

Supera tu miedo a la sangre: Técnica de Tensión Aplicada

Esta técnica podemos practicarla en casa y aplicarla la próxima vez que sintamos que el miedo a la sangre y su respuesta bifásica se apodera de nosotros.

Estos consejos están destinados a aquellas personas que quieran probar una forma útil de aprender a responder a estas situaciones, pero lo ideal sería acudir a un especialista de la Psicología, sobre todo en los casos más graves.

1- Siéntate

La sensación de mareo puede acabar en un desmayo. Si somos sensible a la sangre es importante que siempre nos sentemos, para evitar golpes en caso de lipotimia.

2- Aprieta fuerte

Coloca las manos sobre las piernas. Aprieta los puños como si tuvieras algo en las manos y quisieras hacerlo desaparecer. Aguanta 10-15 segundos.

3- Relaja

Reduce la tensión sin llegar al estado normal. Esta parte durará 15-20 segundos aproximadamente.

4- Turno de las piernas

Haz fuerza con las plantas de los pies contra el suelo al mismo tiempo que aprietas las rodillas entre sí. El mismo tiempo que en el caso de los brazos.

5- Volvemos a aflojar

Afloja las piernas y permaneces así 15-20 segundos.

6- “Ya voy yo”

En esta parte tensaremos el cuerpo en una posición “como si fuéramos a levantarnos”. Levantaremos las nalgas de la silla y evitaremos ejercer fuera con plantas de los pies y brazos hacia arriba. Esta posición es la que adoptamos cuando estamos varias personas en casa y suena el timbre. Hacemos el gesto de levantarnos mientras decimos “Ya voy yo”, pero en realidad no estamos haciendo fuerza para levantarnos.

7- Tercera relajación

Igual que en los otros dos casos de relajación.

8- Máxima tensión

Realizamos una gran contracción de todos los músculos que hemos usado hasta ahora, pero todos a la vez.

9- Fin

Relajamos todo el cuerpo.

Para acabar

La técnica anterior se utiliza en consulta para tratar este tipo de fobias. Pero es acompañada de una serie de estrategias que facilitan que podamos enfrentarnos a nuestros miedos. Lo apropiado sería (lo volvemos a repetir) que nos sometiéramos al tratamiento de un profesional, lo que no significa que estemos locos. Para que los 9 pasos presentados anteriormente sean útiles debemos practicarlos con mucha frecuencia, sobre todo al principio. En nuestra mano tenemos el poder de hacer frente a cualquier obstáculo y mejorar día a día. Este, creemos, es el mejor consejo que se puede dar desde Cognifit.

Todo lo que necesitas saber sobre el Neurofeedback: ¿Qué es? ¿En qué se basa? ¿Sirve para algo?

Claves sobre el Neurofeedback: ¿Qué es? En los últimos años existen cada vez más profesionales y centros que ofertan entre sus recursos el Neurofeedback. Debido a su pomposo nombre y al misterio que suscita se convierte en un reclamo muy útil, más es así, cuando se nos presenta como una solución a un listado de problemas y trastornos de diversa variedad. Nuestro propósito es aclarar ciertos aspectos, y arrojar algo de luz sobre este desconocido. Explicaremos de una forma breve qué es y qué no es el Neurofeedback. 

Qué es el neurofeedback

¿Qué es el Neurofeedback? Definición y significado

El Neurofeedback es una técnica que nos permite modular la actividad del cerebro gracias al entrenamiento. Esta terapia pertenece al conjunto de técnicas terapéuticas llamadas “Técnicas de Biofeedback”. Esta nueva clasificación no nos aclara demasiado, ya que seguimos teniendo un término anglosajón bastante parecido a aquél con el que empezamos. Si traducimos Neurofeedback al castellano sería algo así como Bioretroalimentación… ¡no suena tan bien!, ¿verdad? Aún podemos hacer un análisis epistemológico más completo, dividiendo la palabra en dos; Bio hace referencia señales producidas por el cuerpo humano y Retroalimentación apunta a un continuo intercambio de información de estas señales. Por lo tanto, y como resumen simplificado, podríamos definir el Neurofeedback como una técnica que utiliza las señales del cuerpo. En concreto, las señales de nuestras neuronas.

Las neuronas crean corrientes eléctricas cuando se comunican entre ellas. Es un proceso muy complicado y difícil de explicar, pero lo que nos interesa es que esas corrientes pueden registrarse. El Electroencefalograma (EEG) es la principal forma de registrar dichas corrientes del cerebro. El Neurofeedback utiliza el EEG junto con un software informático que convierte las ondas del cerebro en información visual o auditiva. El técnico configura el programa para que nos premie cuando estamos trabajando en un rango de onda concreto. Estos rangos de onda van de mayor a menor actividad del cerebro. La menor actividad predomina cuando nos relajamos o estamos dormidos y, por el contrario, mayor actividad cerebral equivale a mayor concentración o estados de actividad mental de alerta.

Si se nos presenta en la pantalla (por ejemplo) el capítulo de una serie que nos gusta, esta avanzará normalmente mientras nuestro cerebro esté trabajando en las ondas que el profesional ha configurado, y se parará cuando no sea así. La fluidez de lo que vemos es un reflejo de nuestra actividad cerebral. De esta forma y, gracias a la práctica repetida, aprendemos a rebajar nuestra activación cerebral voluntariamente. Es un mecanismo basado en el Condicionamiento Operante, basado en que, cuando hacemos algo que conlleva un premio (dinero, un aplauso, risas), aumenta la probabilidad de que esa conducta se repita en el futuro, bajo circunstancias similares. Una vez concluida la explicación de las bases (espero que no haya sido demasiado rebuscado), vamos a pasar a analizar los mitos que se ciernen sobre el Neurofeedback.

Los mitos o, ¿Qué NO es el Neurofeedback?

1- “El Neurofeedback es algo novedoso”

Pues no, no es algo novedoso ¡Al contrario!, el Neurofeedback comenzó sus andanzas a finales de los años 60. Las primeras publicaciones, de la mano de Joe Kamiya datan de 1968. En ellas se empieza a hablar sobre la posibilidad del control de las ondas cerebrales a través del entrenamiento. Bien es verdad, que hubo un período de tiempo en el que se perdió el interés, mantenido únicamente en algunos centros de Estados Unidos y Alemania.

2- “El Neurofeedback sólo se puede realizar a través de EEG”

La realidad es que, aunque el EEG es el método más utilizado y económico, podemos realizar Neurofeedback con cualquier tecnología que aporte información en tiempo real sobre la actividad cerebral. Estudios recientes han aplicado técnicas como la Resonancia Magnética Funcional (RMF) o Ecografía de Doppler Transcraneal (ECT), entre otras.

3- “El Neurofeedback lo cura TODO”

El Neurofeedback es una herramienta más. Igual que un martillo puede ayudarnos a construir un chalet adosado, el Neurofeedback nos va a ayudar a mejorar alguna patología, pero necesitamos que forme parte de una estructura terapéutica mayor.

Cuando un profesional de la psicología considera que alguien necesita trabajar el control sobre la ansiedad puede optar por el Neurofeedback, de entre una gran variedad de técnicas; relajación muscular, respiración diafragmática, etc. Existe evidencia de su utilidad en algunos trastornos psicológicos, como forma de reducir ciertos síntomas:

  • Síndrome de Atención con Hiperactividad y Neurofeedback: a través del entrenamiento los niños mejoran en el control de impulsos y en las funciones ejecutivas.
  • Epilepsia y Neurofeedback: existe una disminución de los ataques presentados.
  • Trastornos del Espectro Autista y Neurofeedback: mejora las capacidades de neuroregulación y la función metabólica.
  • Insomnio y Neurofeedback: aumenta el tiempo total de sueño en personas con Insomnio Primario (está provocado por causas biológicas).

4- “El Neurofeedback no sirve para nada”

Este mito sería la contrapartida del anterior. Son muchos los detractores y escépticos que dudan del NF (neurofeedback), aún sin conocer los mecanismos por los que funciona. Más allá de la práctica clínica, las investigaciones se están centrando en las posibilidades del NF para potenciar ciertas capacidades en personas que no sufren ningún trastorno, entre ellas figuran las siguientes:

Conclusión: ¿Para qué es útil el neurofeedback?

Esta herramienta permite el control de la activación cerebral general. Esto significa que puede llegar a ser muy útil como técnica de relajación o de reducción de ansiedad. También puede ayudar a mejorar los niveles de concentración.

A pesar de todo, hay que tener presente el complejo mecanismo por el que funciona, por lo que debe ser administrado por un profesional de la Psicología. Lo ideal sería que contara con extensos conocimientos sobre el funcionamiento cerebral. Para finalizar, ¿Es eficaz el Neurofeedback? La única forma de contestar a la pregunta de forma contundente es haciéndonos otras preguntas; ¿Quién lo va a utilizar? ¿Es un profesional cualificado? ¿Que formación le avala? ¿Forma parte de una terapia más amplia? ¿Que objetivos concretos se persiguen dentro de dicha terapia?

Pensar fuera de la caja es fácil. ¡Usa el pensamiento divergente!

¿Qué entendemos por “pensar fuera de la caja”? Seguro que conoces la expresión inglesa “think outside of the box”. ¿Por qué parece que nos cuesta tanto trabajo hacerlo? Para pensar fuera de la caja necesitas romper con tus paradigmas, poner tus esquemas mentales patas arriba y buscar nuevas ideas hasta debajo de las piedras. Pensar fuera de la caja es fácil. ¡Sólo tienes que proponértelo! Para el psicólogo maltés Edward De Bono, el pensamiento lateral es una nueva forma de mirar el mundo y de hacer las cosas. Divergente y lateral son dos formas de pensamiento que te ayudarán a lograr cosas extraordinarias. Descubre en que consisten.

Pensar fuera de la caja es fácil

Esta mañana se me cayó un pendiente en el café. Y aunque la taza estaba llena, el pendiente no se mojó. ¿Cómo es eso posible?

¿Qué es el pensamiento divergente?

Según el psicólogo americano J.P Guilford, el pensamiento divergente es algo diferente a la creatividad. Lo usamos cuando generamos múltiples alternativas a partir de una información dada.(Romo, 1987). Pensar de manera divergente es explorar nuevas posibilidades alejadas de lo que normalmente pensaríamos. Con libertad y ¡Sin filtro!

Nuestro sistema educativo favorece el pensamiento convergente. Este busca la solución entre varias alternativas. Es reflexivo y analítico. ¿Te suena, verdad? El divergente, en cambio, es una forma inventiva y original de buscar múltiples respuestas ante una incógnita o reto. Ambas formas son necesarias y se complementan entre sí.

La técnica de brainstorming o reunión creativa es un ejemplo muy conocido de este tipo de pensamiento. Consiste en generar todas las ideas posibles libremente, sin juzgarlas ni censurarlas. Todos tenemos esta capacidad, pero no la ponemos en práctica. ¿Pánico escénico?¿miedo de que nuestras ideas no sean suficientemente buenas? No necesitas ser ningún experto para pensar de forma divergente. ¡Todos lo hacemos!

¿Cómo son los adultos sorprendentemente divergentes?

Los adultos “más divergentes” suelen tener un alto rendimiento y son innovadores en sus tareas. Se implican profundamente en las actividades y son bastante independientes y capaces de regular su propio trabajo. Perciben las diferentes caras de cada situación. Si se lo proponen, pueden hacer grandes aportaciones en su entorno social ya que poseen un alto nivel de autoconfianza. Disfrutan con los retos y son capaces de implicar y de entusiasmar a otros con sus proyectos. Sirven de ejemplo ya que encuentran nuevos caminos para resolver los problemas.

Según un estudio de M.A Runco, M.D Bahleda, de la Universidad de Hawaii, los hijos únicos sacan puntuaciones más altas en los tests de pensamiento divergente; les siguen los hijos mayores; luego, los pequeños y finalmente los medianos. Una posible explicación a esto es que la mediación que los padres le dan a un hijo único es diferente de la que les dan a los demás. Esta mediación, de alguna forma, parece potenciar el pensamiento divergente.

Pensar fuera de la caja es fácil.Los niños lo hacen todo el tiempo…¡Imítalos!

¿Qué es el pensamiento lateral?

El psicólogo y estudioso de la creatividad Edward De Bono introdujo este término cuando buscaba una alternativa complementaria al pensamiento lógico. Estudiamos para saber la verdad. Y… ¿cuál es esa verdad? Lo cierto es que depende:”En Europa, influenciados por el pensamiento griego y por la religión judeo-cristiana, categorizamos la realidad en bueno y malo”. De Bono amplía esta visión para añadir matices intermedios a nuestros esquemas mentales. El pensamiento lateral es una forma imaginativa de resolver los problemas. Ni juzga ni valora. Nos libera del efecto restrictivo de las ideas anticuadas. Es una visión diferente de conceptos que hasta entonces considerábamos inmutables. Es decir, el pensamiento lateral niega la creencia generalizada de que lo que constituye un modelo útil es el único modelo posible.

“El pensamiento lateral es una nueva forma de mirar el mundo y de hacer las cosas. Es una actitud mental”. Edward De Bono.

Normalmente no necesitamos crear nuevas ideas y parece que vienen a nuestra mente como por arte de magia ¡Ajá! Algunas situaciones de nuestra vida cotidiana requieren que pongamos nuestras neuronas en acción para poder generar el mayor número de ideas posibles en el menor tiempo. ¿Y que hay de esas profesiones como: el diseño, la publicidad o la investigación científica, donde el flujo de ideas es indispensable?

Ejercicios de pensamiento lateral para aprender a pensar fuera de la caja:

  1. Además de ser un alimento muy nutritivo, ¿Qué otras diez utilidades encuentras en una manzana?
  2. ¿Por qué las ruedas son redondas?
  3. ¿Qué es esto?
  4. ¿Cómo puede definirse una botella de leche de un litro que contiene medio litro de agua?
  5. ¿Cuál es el camino correcto?
  6. ¿Por qué las chicas visten diferente que los chicos?
  7. ¿Se te ocurren quince formas de viajar?
¿Cuál es el camino correcto?

No hay una sola respuesta, ¿Verdad? Una situación puede verse de muchas formas. Y no importa si parece que no tienen sentido común porque ¡Aquí no se juzga!

El juego de los nueve puntos es el primer rompecabezas que se asoció con las expresión “think outside of the box”. Intenta unir los puntos con solo cuatro líneas, sin levantar el lápiz del papel. ¿Lo consigues?

El pensamiento divergente y el pensamiento lateral rompen con nuestras habituales formas de pensar. Nos enseñan que otras maneras de hacer las cosas son posibles. Así que… ¡Ya sabes!

¡Deja atrás los clichés y busca fuera de la caja!

Beneficios de la actividad física en adultos mayores. ¡No es tarde para ponerse en forma!

Nuestra salud depende (en gran parte) de nuestros hábitos. En este post, abordaremos qué es el envejecimiento, y te mostraremos cómo la actividad física en adultos mayores puede mejorar considerablemente la calidad de vida.

El envejecimiento forma parte de nuestra vida. La forma en la que nos hacemos mayores depende de nuestra genética, pero también de las actividades que realizamos a lo largo de nuestra vida. ¡Si, tu salud va a depender del ejercicio físico que realices! En la actualidad, la esperanza de vida ha aumentado y se estima que entre 2000 y 2050 el porcentaje de personas de más de 80 años aumentará hasta 4 veces ¿Cómo quieres estar a esa edad?

Actividad fisica en adultos mayores

¿Qué es el envejecimiento?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el envejecimiento es un “proceso fisiológico que ocasiona cambios –positivos, negativos o neutros- característicos de la especie durante todo el ciclo de la vida”. Es decir, aunque es diferente de un individuo a otro, al ser un proceso continuo y normal, todos los seres vivos estamos envejeciendo desde que nacemos, pero este proceso se acentúa en los últimos años.

Algunos cambios físicos y biológicos en los adultos mayores:

– Pérdida progresiva de la capacidad visual.

– Pérdida progresiva del deseo sexual.

– Pérdida de la elasticidad muscular.

– Pérdida progresiva de la audición y el gusto.

– Pérdida de la agilidad y capacidad de reacción refleja.

– Disminución del colágeno de la piel y aparición de arrugas.

– Aumento de la hipertensión arterial.

– Degeneración de estructuras óseas.

– Pérdida de la tonicidad muscular.

Algunos de los cambios psicológicos en las personas mayores:

– Atención alterada.

– Memoria disminuida.

– Pérdida de autoestima y cambios de personalidad.

– Alteraciones en la percepción y en la velocidad de procesamiento.

– Menor capacidad para resolver problemas y tomar decisiones.

En 2002, la OMS define envejecimiento activo comoel proceso de optimizar las oportunidades de salud, participación y seguridad en orden a mejorar la calidad de vida de las personas que envejecen”. De todo esto se deriva la importancia de realizar unos hábitos de vida saludables (actividad física, alimentación…) pero también rutinas de participación social.

Actividad física en personas mayores: Caminar es muy recomendable

Actividad física y adultos mayores 

El hecho de llevar una vida pasiva es un importante factor de riesgo asociado a una mala salud y a una capacidad funcional reducida. Debemos tomar conciencia de la cantidad de beneficios que podemos obtener al realizar actividad física a cualquier edad.

Los beneficios de la actividad física en adultos mayores:

  1. Las personas que realizan algún tipo de actividad física de manera continua viven más años.
  2. Tienen menos riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y algún tipo de cáncer.
  3. Disminuye la incidencia de diabetes y en caso de padecerla mejoran su control.
  4. En enfermedades como osteoartritis el dolor mejora y la pérdida de masa ósea disminuye.
  5. Si además de practicar actividad física siguen una dieta mediterránea, no fuman y realizan un consumo moderado de alcohol se produce un aumento de los beneficios.
  6. La actividad física protege contra la discapacidad y mejora la movilidad.
  7. Aumenta la fuerza y masa muscular.
  8. Influye en las actividades de la vida cotidiana.
  9. Mejora el rendimiento físico y disminuye el riesgo de caídas.
  10. Tiene beneficios sobre el metabolismo, la regulación de la presión sanguínea y la prevención del aumento de peso.

La forma en que la actividad física se incorpora al estilo de vida de los adultos mayores es importante. El tipo de actividad física más corriente y conveniente entre los adultos mayores es caminar ya que puede realizarse por la mayoría de nosotros durante todo el año y con un ritmo y duración que puede ser controlado fácilmente.

Algunos de los beneficios que tiene caminar para las personas mayores:

  1. Refuerzo positivo que produce en la persona al crearse un hábito.
  2. Principal opción para aumentar la actividad física en la población sedentaria.
  3. Se puede realizar de manera individual o en grupo favoreciendo el contacto con los demás.

Se puede fomentar la actividad física en la vida diaria en adultos mayores realizando actividades adaptadas que en la juventud les gustaba practicar, utilizando ejemplos prácticos de las posibilidades diarias de aumentar la actividad física (por ejemplo ir a hacer la compra, subir escaleras en lugar de coger el ascensor, sacar al perro a pasear…) y convenciendo de la idea de que la actividad física influye en la conservación de la independencia.

Qué beneficios tiene el ejercicio físico para las personas mayores

Los beneficios obtenidos al realizar actividad física en adultos mayores aplicados a la salud mental son variados.

  1. Disminuye el riesgo de sufrir deterioro cognitivo y con ello padecer alguna demencia.
  2. Tiene relación con la disminución de la ansiedad.
  3. Previene y reduce el estrés.
  4. Sirve de protección frente a la depresión y con el alivio de sus síntomas. Parece que existe relación entre un bajo nivel de actividad física y altos índices de depresión.
  5. Mejora la motivación, autocontrol  y autoeficacia.
  6. Aumenta la autoestima y la confianza en uno mismo.
  7. Proporciona mayor satisfacción a nivel personal y bienestar general.

En personas de más avanzada edad, se recomienda una actividad física de intensidad moderada al mismo tiempo que unas expectativas positivas, convicción y compromiso de que la actividad física que van a realizar tiene efectos benéficos.