Síndrome de Korsakoff: Inventar recuerdos para compensar olvidos

El síndrome de Korsakoff es un problema de memoria que se suele dar por abuso de alcohol o por dietas excesivamente restrictivas que llevan al déficit de vitaminas. Descubre aquí en qué consiste, cuáles son sus síntomas principales, las causas, el tratamiento y cómo lo prevenimos. 

síndrome de Korsakoff

¿Qué es el síndrome de Korsakoff?

¿Qué es el síndrome de Korsakoff?

El síndrome de Korsakoff, es un trastorno de memoria crónico debido a la deficiencia severa de tiamina, o vitamina B1.

La tiamina ayuda al cerebro a producir energía a partir del azúcar. Cuando los niveles caen drásticamente las células cerebrales no pueden generar suficiente energía para funcionar correctamente. Como resultado puede desarrollarse el síndrome de Korsakoff.

Se cree que esta deficiencia provoca el daño del tálamo y de los cuerpos mamilares del hipotálamo en el cerebro. Los cuerpos mamilares son unas pequeñas estructuras con muchas conexiones con el hipocampo (área muy relacionada con la memoria). También se produce una atrofia general del cerebro, pérdida y daño neuronal.

Las investigaciones han mostrado que esta deficiencia altera las sustancias encargadas de transmitir señales entre las células cerebrales y de almacenar los recuerdos. Estas alteraciones pueden destruir neuronas y provocar sangrado y cicatrices microscópicas por todo el tejido cerebral.

Este síndrome a menudo, aunque no siempre, es precedido por un episodio de encefalopatía de Wernicke. Ésta consiste en una reacción aguda del cerebro a una severa falta de tiamina. La encefalopatía de Wernicke es una situación de emergencia médica que causa una alteración grave del cerebro que amenaza con la vida, confusión mental, falta de coordinación en los movimientos y movimientos oculares anormales e involuntarios.

Debido a que comúnmente el síndrome de Korsakoff viene precedido por un episodio de encefalopatía de Wernicke, el trastorno crónico a veces se denomina síndrome de Wernicke-Korsakoff. Sin embargo, Korsakoff se puede desarrollar sin un episodio previo de encefalopatía.

Síntomas síndrome de Korsakoff

Korsakoff se caracteriza por problemas de memoria pero conservando la conciencia. Esto puede dar la impresión durante conversaciones, de que está en plena posesión de sus facultades. Sin embargo, tiene graves alteraciones en la memoria reciente, haciendo las mismas preguntas una y otra vez,leyendo la misma página durante horas, y no siendo capaz de reconocer a las personas a las que han visto varias veces en el trascurso de su enfermedad.

Los problemas de memoria pueden ser muy severos, tanto a corto plazo como a largo plazo (lagunas de memoria), mientras que otras habilidades como las sociales o de pensamiento pueden estar relativamente intactas.

Los síntomas principales son:

  • Amnesia anterógrada: incapacidad para formar nuevos recuerdos o aprender nueva información.
  • Amnesia retrógrada: pérdida severa de recuerdos ya existentes, previos a la aparición de la enfermedad.
  • Confabulaciones: recuerdos inventados que son creídos por el por el propio individuo como reales debido a las lagunas de memoria.
  • Conversación con escaso contenido.
  • Falta de introspección.
  • Apatía.

Los individuos con síndrome de Korsakoff pueden mostrar síntomas diferentes. En algunos casos un paciente puede seguir “viviendo en el pasado”, convencido de que su vida y el mundo siguen inalterados desde el surgimiento de trastorno. Otros pueden mostrar una amplia variedad de confabulaciones.

La amnesia retrógrada no se da en todos los recuerdos por igual, sino que afecta más en los acontecimientos más recientes. Cuanto más antiguos son los recuerdos, más permanecen. Esto se puede deber a que los recuerdos recientes no están consolidados totalmente en nuestro cerebro, siendo más vulnerables a su pérdida.

  Confabulaciones en el síndrome de Korsakoff

Uno de los síntomas más característicos de personas con síndrome de Korsakoff son las confabulaciones. Estos suelen “confabular” o inventarse información que no puede recordar. No es que estén “mintiendo”, sino que realmente se creen sus explicaciones inventadas. Aún no hay una explicación científica consensuada acerca de por qué sucede esto.

síndrome de Korsakoff

Confabulaciones en el síndrome de Korsakoff

Algunas personas pueden mostrar confabulaciones constantes, e incluso de forma frenética. Continuamente se inventan nuevas identidades, con historias detalladas y convincentes que las respaldan, para así reemplazar la realidad que han olvidado.

Causas síndrome de Korsakoff

síndrome de Korsakoff

Ingesta excesiva de alcohol, una de las principales causas del síndrome de Korsakoff

Sabemos que la ingesta excesiva de alcohol puede perjudicar nuestro sistema nervioso. De hecho, en la mayoría de casos, el síndrome de Korsakoff es debido al abuso de alcohol.

Las investigaciones han identificado algunas variaciones genéticas que pueden incrementar el riesgo de padecer este trastorno. Además, una pobre nutrición puede ser también un factor importante.

El síndrome de Korsakoff puede ser causado también por una dieta inadecuada, como en anorexia, dietas excesivamente restrictivas, hambrunas o pérdidas repentinas de peso tras una intervención quirúrgica. También por vómitos incontrolados, virus del VIH, infección crónica o cáncer que se ha propagado por todo el cuerpo.

Tratamiento síndrome de Korsakoff

La intervención para el síndrome de Korsakoff debe abordarse desde un punto de vista multidisciplinar, en el que trabajarán médicos, psicólogos y neuropsicólogos para conseguir los mejores resultados.

Algunos expertos recomiendan que las personas que consuman grandes cantidades de alcohol o tengan otros riesgos de padecer deficiencia de tiamina, tomen suplementos orales, siempre bajo la supervisión de un médico.

También se recomienda que cualquiera que haya tenido una historia de abuso de alcohol o síntomas asociados a la encefalopatía de Wernicke se les inyecte tiamina hasta que el cuadro clínico se vuelva más claro.

Para las personas que desarrolla el Síndrome de Korsakoff, el tratamiento con tiamina oral, otras vitaminas y magnesio puede incrementar las posibilidades de que los síntomas mejoren.

síndrome de Korsakoff

El tratamiento médico es fundamental en el síndrome de Korsakoff

La intervención psicológica se basará en la ayuda para mantener la abstinencia de alcohol. Desde el punto de vista neuropsicológico se le ayudará a compensar sus déficits, a que el paciente pueda integrarse socialmente y llevar una vida lo más normal posible.

Pronóstico síndrome de Korsakoff

Unos datos sugieren que, alrededor de un 25 por ciento de personas con síndrome de Korsakoff se recuperan, la mitad mejoran pero no se recuperan totalmente, y otro 25 por ciento se mantienen igual.

Según otros autores, la tasa de mortalidad es alta y se sitúa entre un 10 y un 20%. Ésta se debe principalmente a infección pulmonar, septicemia, trastorno por descompensación del hígado y un estado de deficiencia de tiamina irreversible.

Por ello es muy importante la atención y el tratamiento tempranos hacia los síntomas del síndrome de Korsakoff. Un tratamiento precoz de encefalopatías de Wernicke puede mejorar su pronóstico y evitar que se desarrolle el síndrome de Korsakoff. Por ejemplo, los problemas oculares comienzan a mejorar en horas o días, los problemas motores, en días o semanas. Aunque en un 60% de los pacientes pueden quedar algunos síntomas residuales.

Según estos autores, una vez que se ha establecido el síndrome de Korsakoff, el pronóstico es bastante pesimista. Aproximadamente el 80% de los pacientes quedan con un trastorno crónico de la memoria. Estos pueden llegar a aprender tareas sencillas y repetitivas que impliquen la memoria procedimental (memoria motora).

La recuperación cognitiva es lenta e incompleta y llega a su máximo grado de recuperación tras un año de tratamiento. Aunque la recuperación puede ocurrir, ésta depende de factores como la edad o la abstinencia de alcohol.

Consejos para prevenir el síndrome de Korsakoff

síndrome de Korsakoff

Una dieta suficiente y saludable puede ayudar a prevenir el síndrome de Korsakoff

  • El consejo primordial es reducir la ingesta de alcohol al mínimo. Cuanto menos alcohol, mejor. Aunque pensemos que tomamos poco, lo cierto es que, aún en pequeñas cantidades, ya estamos dañando nuestro organismo.
  • Una alimentación saludable y no restrictiva nos va a asegurar la síntesis de las vitaminas necesarias para funcionar correctamente, y en particular la tiamina o B1.
  • Acudir al médico siempre que detectemos problemas de memoria. Él establecerá si se trata de un problema asociado al envejecimiento normal o a algún tipo de demencia.
  • Mantener una buena red de apoyo, ya que los seres queridos será de ayuda en caso de que algún síntoma preocupante aparezca.
  • Si crees que bebes más de la cuenta y no sabes cómo dejarlo, acude a un profesional que te ayudará a reducir tu ingesta de alcohol.

This post is also available in: Alemán Ruso