Síndrome Postvacacional: ¡Organiza tu propia vuelta al cole!

 

Seguro que alguna vez has oído hablar del síndrome postvacacional o estrés postvacacional. Pero; ¿existe realmente, o como algunos afirman, es producto de nuestra sociedad medicalizada?  A través de este artículo la neuropsicóloga Cristina Martínez de Toda nos aclara el término y nos propone una serie de trucos para hacernos un poquito más fácil la vuelta al trabajo. ¡Disfruta de tus vacaciones, y sigue estos consejos para que la vuelta a la rutina no te deprima!

¿Qué es el Síndrome Postvacacional?

El síndrome postvacacional, también conocido como estrés o depresión postvacacional, se define como un grupo de síntomas comunes que las personas sufren a la hora de volver a sus obligaciones del tipo laboral, familiar o de estudio, tras un periodo de descanso o vacaciones.

Este síndrome se basa en la sensación subjetiva que tiene el trabajador al reincorporarse a su puesto, y se caracteriza a nivel emocional por apatía o tristeza, y a nivel físico por un cansancio generalizado.

Síndrome Postvacacional: ¡Organiza tu propia vuelta al cole!

Síndrome Postvacacional: ¡Organiza tu propia vuelta al cole!

¿Pero existe o no existe el Síndrome Postvacacional?

A día de hoy no existe un consenso en la comunidad científica sobre la existencia o no de este síndrome postvacacional. Tampoco se conoce a ciencia cierta la prevalencia en la sociedad española dado que no se ha delimitado como un paradigma psicológico. Pero los últimos datos parecen afirmar que en torno a un 30% de la población española sufre o ha sufrido síntomas asociados al Síndrome Postvacacional.

Realmente, lo que a la mayoría de las personas les ocurre es sufrir un cierto estrés al cambiar la playa y el chiringuito por el despertador, el madrugón, los atascos, etc… Ese estrés es perfectamente normal, y no se consideraría de ningún modo como síndrome postvacacional.

Lo que sufren la mayoría de los trabajadores es un proceso de readaptación a su vida laboral, sea del tipo que sea.

Para hablar de síndrome postvacacional, deberíamos hablar de un retorno al trabajo en un entorno hostil, o en el que el trabajador no se sienta valorado y respetado. Sufrir mucho estrés en el trabajo puede conducir al Síndrome de Burnout.

En definitiva, aunque no se pueda consensuar a día de hoy la existencia o no del síndrome postvacacional, sí que existe un acuerdo generalizado en que hay un sentimiento de cierto estrés y desasosiego en la vuelta a la rutina laboral.

Además, correlaciona con el tiempo que dedicas al periodo vacacional. Es decir; a más tiempo en el chiringuito, más dura se te hará la vuelta…

Síndrome Postvacacional: ¡Organiza tu propia vuelta al cole!

Síndrome Postvacacional: ¡Organiza tu propia vuelta al cole!

Síntomas del Síndrome Postvacacional

Es importante no banalizar estos síntomas o confundirlos con la morriña tras el veraneo. La duración normal de estos síntomas dura en torno a 10- 15 días. Si tras este periodo la sintomatología no desciende o desaparece, estamos hablando de otra cosa que podría ser más seria. No dudes en consultar con un psicólogo vs psiquiatra si es éste tu caso.

Cuando la presión de la vuelta al trabajo es alta, podemos desarrollar un estrés agudo con su cuadro de síntomas característico; que afecta tanto a nivel físico como a nivel emocional.

  • Síntomas a nivel físico

Se puede experimentar fatiga, cansancio, somnolencia, poca concentración y atención, dolor de cabeza, taquicardias, falta de apetito, insomnio, e incluso problemas estomacales.

  • Síntomas a nivel psicológico y emocional

Entre ellos los más comunes son apatía, melancolía, irritabilidad, inseguridad, miedo a perder el control e inquietud generalizada.

10 Consejos para prevenir el Síndrome Postvacacional: ¡Organiza tu propia vuelta al cole!

Consejo 1: No eres Supermán, así que dosifícate

No eres ningún superhéroe y necesitas como todo hijo de vecino un periodo de adaptación. Ponte unos límites coherentes de actividad, y planifica con unos días de antelación tu vuelta, de manera que no sea tan brusca la incorporación.

Marcarte pequeños objetivos a corto plazo es un remedio excelente para afrontar el nuevo día con una actitud positiva e ilusión, y te ayudará a sobrellevar la sensación de apatía y tristeza.

Consejo 2: Incorpórate a media semana

En línea con el consejo anterior, afrontar la vuelta a mitad de semana supone un subidón cuando llega el viernes, y no se te va a hacer tan extremadamente larga como si te incorporases un lunes. Procura no sumar actividades complementarias al menos los primeros días.

Consejo 3: Aprovecha los descansos

Los descansos o el tiempo para comer es un momento muy bueno para realizar alguna actividad agradable que hacías en tus vacaciones, como puede ser leer, ponerte al día con tus amigos, o simplemente quedarte en silencio con tus pensamientos.

Aprovecha esos pequeños respiros que tienes en el trabajo para seguir haciendo alguna de esas actividades.

Consejo 4: Ten horarios regulares

Aunque en tus vacaciones no te acostases antes de las 2 de la mañana, una vez has vuelto a la rutina puede ser muy perjudicial. Necesitas un mínimo de horas de sueño para estar productivo al día siguiente.

Lo ideal sería empezar a acostarte y levantarte (aunque cueste) acorde a tu horario laboral unos cuatro o cinco días antes de la vuelta al trabajo. Esto supondrá una ventaja a la hora del periodo de adaptación.

Consejo 5: Cuidado con el alcohol y la cafeína

El alcohol es un depresor del sistema nervioso, por lo que puede agravar los síntomas de apatía y tristeza provocados por el síndrome postvacacional.

Por otro lado, la cafeína puede intensificar los síntomas asociados al estrés; y puede aumentar tu ansiedad.

Es recomendable que vigiles su consumo por lo menos los primeros días.

Consejo 6: Planifica cosas agradables para los primeros días

Sí, hay que limpiar, poner lavadoras, hacer la compra, y 26136 cosas más. No te pongas a limpiar los desagües el primer día si no quieres echarte a llorar. Dosifica las obligaciones y planifícalas, y sobre todo los primeros días dedícate a hacer cosas agradables.

¿Qué tal organizar en un álbum las fotos de tus vacaciones?

Síndrome Postvacacional: ¡Organiza tu propia vuelta al cole!

Síndrome Postvacacional: ¡Organiza tu propia vuelta al cole!

Consejo 7: Realiza algo de deporte

El ejercicio físico moderado, sobre todo los primeros días, ayuda a la segregación de endorfinas que te ayudarán a contrarrestar los efectos del estrés en tu cuerpo. Cuando estamos estresados liberamos altas cantidades de cortisol, y las endorfinas son el aliado perfecto.

Además, te ayudará a bajar esos kilos de más que todos acumulamos en vacaciones debido al sedentarismo, o el tumboning.

Consejo 8: Pon límites y aprende a decir “No”

Nunca es tarde para cambiar, y más si es a mejor. Si nada más llegar a la oficina el compañero de turno pesado ya te está pidiendo que le “ayudes” con un par de informes, dile no. Simple y llanamente. Te estás adaptando de nuevo a tu ritmo laboral y lo último que necesitas en este momento es una sobrecarga de trabajo, y más cuando no es tu responsabilidad.

En mi artículo técnicas de Asertividad para mejorar tus relaciones sociales, te enseño la manera asertiva de decir “no” sin sentirte culpable.

Consejo 9: Ten paciencia

Estos síntomas te van a durar como mucho unos 15 días, y volverás a tu estado habitual progresivamente. Siguiendo los consejos anteriores será aún más fácil adaptarte a tu rutina. Recuerda que si los síntomas se mantienen en el tiempo, no estaría demás que consultases con un psicólogo especializado.

Síndrome Postvacacional: ¡Organiza tu propia vuelta al cole!

Síndrome Postvacacional

Consejo 10: Mantén una actitud positiva

Tal vez unos trucos de psicología positiva te puedan ayudar. Tienes que redirigir tu pensamiento y dejar de enfocar tu trabajo como una carga. Creo que no hace falta que te diga lo afortunado que eres por contar con trabajo en estos momentos en España… Deja de ser víctima y alégrate por ello. Además, piensa que esto será lo que sustente tus vacaciones del próximo verano…

¡Te deseo una feliz vuelta al cole…!

Psicóloga especializada en neuropsicología y neurociencia aplicada a la educación.
Curiosa por naturaleza, le encanta investigar sobre la conducta y comportamiento humano y compartir nuevos descubrimientos y consejos útiles que puedan ayudar a los lectores.
Experta en temas de psicología positiva e inteligencia emocional.

This post is also available in: Ruso