¿Tienes problemas de concentración? Descubre los síntomas del TDAH en adultos

 

¿Cuáles son los síntomas del TDAH en adultos? ¿Podemos averiguar de mayores que padecemos este trastorno? ¿Cómo se diagnostica? ¡Conoce las señales del trastorno de atención e hiperactividad en adultos!

Sintomas de TDAH en adultos

Yo era uno de esos niños que soñaba despierto, me costaba concentrarme en el colegio. Muchas veces, esto conllevaba una buena bronca por parte del profesor y tus padres y el correspondiente castigo. La alianza entre padres y profesores era una combinación más temible que un dueto de los Gemeliers, pero por suerte para los niños de ahora, esta alianza poco a poco va rompiéndose y los padres, cada vez más se ponen del lado de sus hijos.

Se ha avanzado mucho en psicopedagogía y ahora en vez de castigar a los niños sin hacer preguntas los padres investigan, se informan y con ayuda de un profesional pueden descubrir que la falta de concentración o hiperactividad de su hijo puede estar causada por el TDAH. Esta patología suele detectarse a lo largo de la infancia, pero si el trastorno no se identificó correctamente y fue tratado solo con reproches, puede perdurar hasta la edad adulta.

En la adultez se presentan menos síntomas de hiperactividad y son menos perceptibles. En cuanto a los síntomas de déficit de atención, suelen darse a la hora de llevar a cabo tareas y trabajos, por lo que pueden afectar a muchos aspectos de la vida diaria. Si crees que puedes tener este trastorno, es importante que compruebes si padeces alguno de los síntomas del TDAH en adultos:

Problemas de atención durante la edad adulta

El déficit de atención es más pronunciado en la etapa adulta y se manifiesta sobre todo en problemas de atención y concentración, y en un déficit de la capacidad de organización. El adulto con TDAH también presenta problemas para iniciar y acabar proyectos y para gestionar su tiempo, además de tener bastante facilidad para olvidar las cosas. Los problemas de atención se manifiestan sobre todo en actividades que necesitan una atención y concentración altas, por lo que es probable que haya problemas en el entorno laboral.

Exceso de impulsividad

La impulsividad exagerada se caracteriza por la falta de paciencia y las pérdidas de control, que pueden llevar a la conducción temeraria en muchos de los adultos que padecen TDAH. Esta inestabilidad también está patente en sus constantes cambios de pareja y de trabajo. Todo esto, unido al consumo frecuente de tóxicos, causa numerosos enfrentamientos en la vida familiar y social.

Hiperactividad, uno de los príncipales síntomas del TDAH en adultos

Aunque no está tan presente en los adultos, la hiperactividad se puede convertir en una necesidad de actividad constante que puede acabar transformándose en una adicción al trabajo.

Si después de leer esto, crees que tienes TDAH, deberías acudir a un especialista, para que te diagnostique con seguridad. El Dr. Ramos Quiroga explica que diagnosticar el TDAH a adultos puede ser mucho más sencillo que hacerlo con niños. Para explicar por qué el diagnóstico en adultos puede ser “muchísimo más fácil”, relaciona el TDAH con una película: “al ser un trastorno crónico que se inicia en la infancia, el adulto nos permite ver su película en 30 fotogramas, uno por cada año de vida, mientras que en la película de un niño solo ves cinco, seis o siete fotogramas”.

Actualmente existen programas de rehabilitación y estimulación cognitiva que permiten tratar las redes de conexiones neuronales debilitadas. Esta terapia para tratar el TDAH es cada vez más recomendada por profesionales, a través de sencillos ejercicios cerebrales que pueden practicarse online, se pueden potenciar los dominios atencionales, y funciones cerebrales asociadas a la concentración y autocontrol.

This post is also available in: Inglés