Sistema nervioso (SN): Funciones, partes y enfermedades

 

¿Alguna vez te has parado a pensar en cómo funciona el Sistema Nervioso?, ¿cómo está organizado tu cuerpo?, ¿cómo funcionas tú realmente?, ¿cuál es la estructura del Sistema Nervioso y de  toda la información que circula a través de él?… Estamos llenos de canales que van y vienen cargados de datos, corrientes eléctricas, sustancias químicas… todo sigue su camino dentro de nuestro sistema nervioso, a diferentes ritmos y con diferentes fines…

A través de este artículo, intentaré explicar elementos básicos que te interesan si quieres saber como funciona el ser humano.

Sistema Nervioso

Sistema Nervioso

 

Cada elemento del Sistema Nervioso tiene su función, su ritmo y su objetivo. Involucrándonos en un todo que nos conforma. A partir de ahora, te animo a que te sientes, te relajes y disfrutes de la lectura. Me imagino que estarás sentado en frente de un ordenador, tablet o sosteniendo el móvil con la mano. Vamos a suponer que tu situación es esta última: “Estás esperando y has decidido entrar a ver qué se ha publicado en el blog de CogniFit. El título de este artículo ha llamado tu atención y has entrado para leerlo.  Mientras lo haces, un coche ha pitado y te ha sobresaltado y levantas la cabeza para buscar el origen del ruido. Continúas con tu lectura. Al final del artículo, decides dejar una opinión y tecleas en tu móvil”. ¿Sabes cómo has hecho todo eso?, ¿qué partes del Sistema Nervioso han intervenido? Te propongo contestar a estas preguntas cuando terminemos el artículo.

1. ¿Qué es el Sistema Nervioso?

Podríamos definir el Sistema Nervioso como un conjunto de órganos y estructuras, formadas por tejido nervioso de origen ectodérmico* cuya unidad funcional básica son las neuronas.

*Con origen ectodérmico, nos referimos a que el Sistema Nervioso se encuentra dentro de las partes externas que primero se forman en un embrión (persona/animal). También serían ectodermas las uñas, el pelo, las plumas…

La función principal del Sistema Nervioso, a grandes rasgos, sería captar y procesar rápidamente todo tipo de señales (procedentes del entorno o de nuestro propio cuerpo), controlando y coordinando a su vez, los demás órganos del cuerpo. De este modo, a través del Sistema Nervioso, logramos una interacción eficaz, correcta y oportuna con el medio ambiente.

2. Funcionamiento del Sistema Nervioso

Para que la información llegue a nuestro Sistema Nervioso, necesitamos los receptores. Ojos, oídos, piel… Éstos son los que recogen lo que percibimos y envían los datos en forma de impulsos eléctricos a través de nuestro organismo, hacia nuestro Sistema Nervioso.

Sin embargo, no solamente reaccionamos ante lo percibido del exterior, si no que nuestro corazón late, nuestro hígado secreta bilis, nuestro estómago hace la digestión… y de todos estos procesos internos también se encarga nuestro Sistema Nervioso.

¿De qué más se encarga?

  • Controla nuestro hambre y nuestra sed, el ciclo sueño – vigilia y regula la temperatura corporal (mediante el hipotálamo).
  • Las emociones (mediante el sistema límbico) y pensamientos.
  • Aprendizaje y memoria (mediante el hipocampo).
  • Movimiento, equilibrio y coordinación (mediante el cerebelo).
  • Interpretar la información recibida a través de todos los sentidos.
  • Funcionamiento de nuestros órganos internos: Pulso, digestión…
  • Reacciones físicas emocionales.

y muchos procesos más.

3. Características del Sistema Nervioso Central

Podemos observar ciertas características que son propias del SNC:

  • Sus componentes principales, están muy protegidos del medio externo. Siendo así que el Encéfalo, por ejemplo, se encuentra recubierto por tres membranas, a las que denominamos Meninges y éstas, a su vez, por la estructura ósea que denominamos cráneo. Por otra parte, la Médula Espinal, también se encuentra protegida por una estructura ósea, la Espina dorsal.  Si nos fijamos, en nuestro cuerpo, todos los órganos imprescindibles para la vida, están protegidos del exterior. “Yo me lo imagino como un castillo, donde el Encéfalo es el Rey, sentado en su trono y protegido por las grandes paredes de su  fortaleza”.
  • Las células que funcionan en el SNC se organizan de tal forma que crean dos estructuras diferenciadas, la sustancia blanca y la sustancia gris.
  • Para poder realizar su función principal (recibir información y enviar señales y órdenes), se necesita un medio. Tanto el encéfalo como la médula poseen unas cavidades llenas del líquido cefalorraquídeo. Este, además de ser el medio de transmisión de sustancias, se encarga de eliminar residuos y mantener una homeostasis.

4.- Desarrollo del Sistema Nervioso Central

Durante la formación del sistema nervioso en la fase embrionaria del desarrollo, el SN se pueden dividir en las siguientes partes: Encéfalo y Médula espinal. Explicamos cada una:

Encéfalo

encéfalo

Esquema del encéfalo

 

Podemos hacer una diferenciación de las partes del encéfalo, denominados cerebros primitivos:

  • Prosencéfalo: A través del telencéfalo y el diencéfalo, realiza funciones de recuerdo, pensamiento, coordinación de movimientos, formación del lenguaje… Además, regula las sensaciones de apetito, sed, sueño e impulsos sexuales.
  • Mesencéfalo: Une el puente tronco-encefálico y el cerebelo con el Diencéfalo. Es el encargado de conducir los impulsos motores desde la corteza cerebral hasta el puente tronco-encefálico e impulsos sensitivos desde la médula espinal hasta el Tálamo. Se encarga de ciertos aspectos de la vista, audición y sueño.
  • Rombencéfalo: A través del Cerebelo, la protuberancia y el bulbo raquídeo, se encarga de procesos orgánicos que son esenciales para la vida. Así como respirar, circulación de la sangre, deglución, tono muscular movimiento ocular…

Médula Espinal

A través de este cordón nervioso, se transmiten los impulsos nerviosos y la información, desde el cerebro a los músculos. Posee una longitud de 45 cm y un diámetro de 1 cm aproximadamente, de color blanco y dotada de una cierta flexibilidad. Una curiosidad es que tiene la capacidad para emitir los actos reflejos.

Encontramos nervios como: 

  • Cervicales: Zona cervical.
  • Torácicos: Zona media de la columna vertebral.
  • Lumbares: Zona lumbar.
  • Sacros: Justo antes de finalizar la columna vertebral.
  • Coxígeos: Último par de vértebras.

5. Clasificación del Sistema Nervioso
Estructura del Sistema Nervioso

Esquema Sistema Nervioso (SN)

 

Los dos grandes grupos de nuestro Sistema Nervioso serían el Sistema Nervioso Central (SNC) y el Sistema Nervioso Periférico (SNP).

Podríamos decir, a grandes rasgos, que la mayor diferencia entre uno y otro reside en la función. El SNC, donde reside el cerebro por ej., sería la parte logística. El que “maneja el cotarro“, organiza y manda directrices a todo nuestro cuerpo. El SNP, sería análogo al mensajero, enviando señales e información percibida, tanto del exterior como del interior de nuestro cuerpo hacia el SNC y del SNC al resto del cuerpo, a través de nuestros nervios. Por tanto, se produce una comunicación entre ambos sistemas, facilitando así, el funcionamiento del organismo.

Dentro del SNP, podemos encontrar otros subtipos, como por ejemplo el SN Somático y el SN vegetativo. En estos apartados profundizaré un poco más adelante.

6. Sistema Nervioso Central (SNC)

En ocasiones, hay partes del SN que se ven afectadas, produciendo déficits o problemas en el funcionamiento. Hay enfermedades específicas de cada sistema, en función de la parte que se ve perjudicada.

Cuando lo que está afectado es la capacidad de recibir la información y procesarla, para responder a través del control de las funciones corporales, hablamos de enfermedades del SNC. Encontramos las siguientes:

Enfermedades

  • Esclerosis múltiple. Enfermedad que actúa sobre la mielina, dañando las fibras nerviosas. Esto provoca que los impulsos del Sistema Nervioso disminuyan y su velocidad vaya in decrescendo, llegando incluso a detenerse. Como consecuencia, encontramos espasmos musculares, dificultad de equilibrio y problemas de habla y visión.
  • Meningitis. Se trata de una infección a causa de bacterias de las meninges (las membranas que recubren el encéfalo y la médula espinal). Puede ser desencadenada por virus o bacterias. Entre sus síntomas encontramos fiebre alta, dolor de cabeza intenso, rigidez de nuca, somnolencia, pérdida de conciencia… incluso convulsiones. La meningitis bacteriana puede ser tratada con antibióticos, sin embargo, la meningitis viral, no.
  • Enfermedad de Parkinson. Este trastorno crónico, propio del Sistema Nervioso, provocado por la muerte de neuronas en el Mesencéfalo o Cerebro medio (el que transmite y coordina en parte los movimientos de los músculos) carece de cura y progresa con el tiempo. El afectado experimenta temblores y lentitud para efectuar movimientos voluntarios.
  • Alzheimer. Esta enfermedad causa problemas en la memoria, el carácter, la forma de pensar… Entre algunos de sus síntomas encontramos confusión, desorientación temporo-espacial, dependencia para las actividades de la vida diaria…
  • Encefalitis. Se trata de una inflamación del encéfalo debido a bacterias o virus. Sus síntomas serían dolor de cabeza, dificultad para hablar, pérdida de energía y rigidez corporal, fiebre… Podrían desencadenarse convulsiones e incluso llegar a la muerte.
  • Huntington: Se trata de un trastorno del Sistema Nervioso, neurológico, degenerativo y hereditario. En esta enfermedad del Sistema Nervioso, las células afectadas se encuentran por todo el Cerebro. Se produce un deterioro progresivo, que tiene como consecuencia problemas de motricidad.
  • Síndrome de Tourette: A través de la página web del NIH “National Institute of Neurological Disorders an Stroke”, podemos encontrar mucha información sobre este síndrome. La definición que proporciona es:

Trastorno neurológico caracterizado por movimientos repetitivos, estereotipados e involuntarios y la emisión de sonidos vocales llamados tics .

7. El Sistema Nervioso Periférico y subtipos

Como hemos comentado con anterioridad, el SNP se encarga de enviar información a través de los nervios espinales y raquídeos. Estos nervios están fuera del SNC, pero sirven para conectar ambos sistemas. Al igual que en SNC, hay enfermedades propias de cada subtipo, en función del área afectada.

Sistema Nervioso Somático

Es el encargado de relacionar el organismo con el medio ambiente externo. Recibe, por un lado, impulsos eléctricos con órdenes para realizar movimientos voluntarios de los músculos esqueléticos. Por otro lado, transmite información sensitiva desde el resto del cuerpo al Sistema Nervioso Central. Podemos encontrarnos enfermedades como:

  • Parálisis del radial compresiva: El daño se produce en el nervio radial. Este controla los músculos que participan en la extensión del brazo. Esta parálisis impide la extensión del brazo, por eso se conoce también como “mano caída”.
  • Síndrome del Túnel Carpiano: Se trata de una afectación del nervio mediano. Se produce un aumento excesivo de presión en el denominado túnel carpiano. Esto afecta a la movilidad y sensibilidad de algunas partes de la mano. Los síntomas más comunes son dolor en la muñeca y antebrazo, calambres, entumecimiento…
  • Síndrome de Guillain-Barre: El la web del Centro Médico de la Universidad de Meryland, lo definen como “Trastorno grave que ocurre cuando el sistema de defensa del cuerpo (sistema inmunitario) ataca parte del sistema nervioso por error. Esto lleva a que se presente inflamación del nervio que ocasiona debilidad muscular y otros síntomas.”
  • Neuralgia: Se trata de un trastorno sensitivo o del dolor, propio del Sistema Nervioso Periférico. Viene provocado por un fallo en el los nervios del sistema nervioso, encargados de enviar las señales sensitivas al Cerebro. El síntoma es un dolor agudo muy elevado, mayor sensibilidad en la piel a través de la ruta del nervio afectado.

Sistema Nervioso Autónomo/Vegetativo

Trabaja en las relaciones internas orgánicas. Es independiente del control de la corteza cerebral. Recibe información de las vísceras, regulando su movimiento. Sería, por ejemplo, el encargado de la manifestación física de las emociones. Se divide en Simpático y Parasimpático, ambos sistemas interactúan con los mismos órganos y las funciones son las mismas, pero de forma antagónica. Afectando a este sistema, podemos encontrar enfermedades como:

  • Hipotensión: La presión que lleva la sangre a través de las arterias es escasa e insuficiente para que el riego sanguíneo llegue de forma adecuada a todos los órganos de nuestro cuerpo. Tiene síntomas como:
    • Mareos.
    • Somnolencia y desconcierto momentáneo.
    • Debilidad.
    • Confusión e incluso pérdida de conocimiento.
    • Desmayos o desvanecimientos.
  • Hipertensión: La fundación del corazón, la define como “elevación de los niveles de presión arterial de forma continua o sostenida”.

La hipertensión supone una mayor resistencia para el corazón, que responde aumentando su masa muscular (hipertrofia ventricular izquierda) para hacer frente a ese sobreesfuerzo. Este incremento de la masa muscular acaba siendo perjudicial porque no viene acompañado de un aumento equivalente del riego sanguíneo.

  • Hirschsprung: Se trata de un trastorno congénito  (de nacimiento) del sistema nervioso autónomo, que afecta a la motilidad intestinal. Se caracteriza por la obstrucción intestinal fruto de la carencia de células neuronales en la parte terminal del intestino grueso. Lo que sucede es que cuando se acumulan los residuos, no hay señal que informe al Cerebro produciéndose una acumulación. Esto conlleva a la hinchazón abdominal y fuerte estreñimiento. El tratamiento es quirúrgico.

Como decíamos, dentro del SN Autónomo distinguimos entre:

  1. Sistema Nervioso Simpático: Entra en juego cuando se requiere activación. Su función es descargar energía, para satisfacer objetivos vitales. Por ejemplo, contracción de la pupila, inhibe la salivación, acelera el pulso, relaja la vejiga.
  2. Sistema Nervioso Parasimpático: Entra en juego cuando se requiere relajación. Interviene en procesos de recuperación Por ej., dilatación de la pupila, estimula la salivación, disminuye el pulso, contrae la vejiga.

Puede ser que en este último apartado, os choquen los ejemplos que pongo, ¿acaso la contracción de la vejiga va unida a la relajación?, y por ende, la inhibición de la saliva está relacionada con la activación?. Y es que no habla de conductas que requieran de energía o activación en sí, sino que, cuando se produce una situación que nos activa, se producen estas consecuencias. Por ejemplo, si nos atracaran por la calle.

  • Se acelera el pulso, se nos queda la boca seca e incluso, si tenemos mucho miedo, podríamos orinarnos encima (imaginad correr o luchar teniendo que aguantarnos nuestras necesidades).
  • Cuando hemos pasado el momento del atraco y hemos salido indemnes, nos relajamos y se pone en funcionamiento nuestro sistema parasimpático. Siendo así que nuestras pupilas vuelven a su estado natural, se reduce el pulso y nuestra vejiga vuelve a su contracción normal.

8. Conclusiones

Como podemos ver a lo largo de todo el artículo, nuestro organismo es la mar de complejo. Está lleno de estructuras, partes, órganos, tipos, subtipos…

De todos modos, no podría ser de otra manera. Somos un ser vivo muy evolucionado y desarrollado y para ello, no podemos estar compuestos por estructuras simples solamente.

He intentado hacer esquemas para que la información, por lo menos, a primera vista, sea más clarificadora. Está claro que se puede añadir mucha más información, sin embargo no es el objetivo del artículo. Lo que pretendo es que se pueda conocer qué es el Sistema Nervioso, cómo se compone y las funciones que realiza cada parte.

A continuación, vuelvo a la situación que se planteaba al inicio del artículo:

“Estás esperando y has decidido entrar a ver qué se ha publicado en el blog de CogniFit. El título de este artículo ha llamado tu atención y has entrado para leerlo.  Mientras lo haces, un coche ha pitado y te ha sobresaltado y levantas la cabeza para buscar el origen del ruido. Continúas con tu lectura. Al final del artículo, decides dejar una opinión y tecleas en tu móvil”.

Vamos a ir desglosando poco a poco y atribuyendo funciones a las distintas partes del SN. También puedes hacerlo tú de forma individual, y asentar conocimientos:

  • El hecho de estar sentado y mantener la postura: SNC, a través del Rombencéfalomantenemos el tono muscular, circulación sanguínea…
  • Sentir el móvil con los dedos: SN Periférico Somático, percibe a través del tacto y envía información al SNC.
  • Procesar la información que leemos: SNC, a través del Telencéfalo, el Cerebro recibe y procesa la información que leemos.
  • Levantar la cabeza y mover los ojos hacia el coche que ha pitado: Nos activa el SN Simpático, acto reflejo a través de la médula.
  • Continuamos con la lectura: Nuestro organismo se relaja a través del SN Parasimpático.

Ahora comienza tu turno. ¿Qué te ha parecido la información?, ¿ha resuelto tus dudas sobre el Sistema Nervioso? Si quieres añadir información, preguntar, aclarar conceptos… como siempre, puedes comentar debajo del artículo. ¡No te quedes con ganas de dejar tus opiniones o dudas!

“Compartamos información”

Psicóloga Sanitaria especialista en Psicología clínica.
Enamorada de las relaciones entre pensamientos, emociones y comportamiento humano.
Descubramos conocimientos compartiendo información
“Cada uno es dueño exclusivo de sus pensamientos, hasta que decide compartirlos a través de sus conductas”

This post is also available in: Francés Alemán