Sonámbulo: Todo acerca del sonambulismo

 

¿Conoces algún sonámbulo? ¿por qué ocurre el sonambulismo? ¿es curable? ¿la persona esta consciente que esto ocurre? Descubre aquí todo acerca de esta parasomnia, qué es, sus causas, qué hacer en casos de sonambulismo, el sonambulismo en los niños y los mitos más extendidos sobre este fenómeno.

sonámbulo

Sonámbulo

Sonámbulo-¿Qué es el sonambulismo? Definición y significado

El sonambulismo es una parasomnia, trastorno de la conducta del sueño, que se origina en el sueño profundo y tiene como resultado caminar o realizar otras acciones complejas mientras se duerme.

Debido a que esta parasomnia ocurre en el sueño profundo puede ser difícil de despertar y puede que luego no se acuerde del incidente.

El sonámbulo no sólo camina dormido, sino que realiza una serie de conductas complejas  mientras duerme. Lo síntomas pueden variar de sonámbulo a sonámbulo desde simplemente sentarse en la cama y mirar alrededor, hasta salir de la habitación o la casa, e incluso caminar largas distancias.

Se estima que entre un 1% y un 15% de la población son sonámbulos, aunque es mucho más común en niños, sobre todo entre las edades de 3 y 7 años y con apnea del sueño. También es común en niños con enuresis nocturna.

Algunos de los detonantes comunes del sonambulismo pueden ser: la falta de sueño, ingesta de sedantes (incluyendo el alcohol), estados febriles y ciertos fármacos. 

Test insomnio Evaluación

¿Quieres conocer si existe deterioro cognitivo causado por la falta de sueño? Te recomiendo que realices el Test de Insomnio de CogniFit. Es una evaluación neuropsicológica líder, utilizada y recomendada por profesionales de todo el mundo. Este potente test, te permitirá descubrir el funcionamiento cerebral de importantes procesos cognitivos y su relación con los problemas de insomnio.

En el siguiente vídeo un médico te explica en qué síntomas puede sentir el sonámbulo:

Síntomas del sonámbulo

El sonambulismo aparece generalmente durante el sueño profundo (REM, movimiento ocular rápido). Pero también puede ocurrir en fases No REM más ligeras, normalmente tras unas horas de haberse dormido.

Además de caminar durante el sueño, otros síntomas que viven los sonámbulos incluyen:

  • Hablar durante la noche.
  • Poca o ausencia de memoria del evento.
  • Dificultad de despertar al sonámbulo durante el episodio.
  • Conducta inapropiada, como orinar en armarios (más común en niños).
  • Gritar (cuando el sonambulismo se da junto con terrores nocturnos).
  • Ataques violentos hacia la persona que están intentando despertar al sonámbulo.

Las conductas de un sonámbulo pueden ser muy variadas. A continuación podrás ver un interesante documental acerca de casos de sonambulismo:

Sonámbulos: Algunos factores de riesgo y causas

El sonambulismo es más común en niños y afecta tanto a chicos como a chicas. Puede comenzar tan pronto como el niño aprenda a caminar. La prevalencia en niños es de hasta un 17% y alcanza su pico máximo entre los 8 y los 12 años. En la mayoría de casos desaparece con la edad.

En raras ocasiones, el sonambulismo puede comenzar en la vida adulta, incluso en la vejez.

Tiene una fuerte base genética, ya que la probabilidad de ser sonámbulo puede duplicarse o triplicarse si uno o los dos progenitores han tenido episodios de sonábulos de niños o de adultos.

Los episodios de sonambulismo y de terrores nocturnos comparten muchas de sus causas. Estas incluyen las siguientes:

  • Falta de sueño
  • Hipertiroidismo
  • Migrañas
  • Daño cerebral
  • Encefalitis
  • Infarto
  • Síndrome premenstrual
  • Hinchazón de estómago
  • Estrés físico y/o emocional
  • Apnea del sueño
  • Otros trastornos o condiciones relacionadas con el sueño.
  • Viajar
  • Dormir en entornos poco familiares
  • Algunos fármacos
  • Uso y abuso de alcohol
  • Ruido o luz
  • Fiebre en niños
  • Trastornos psiquiátricos como el Trastorno de Estrés Postraumático, ataques de pánico o trastornos disociativos, como trastorno de personalidad múltiple.

¿Cómo funciona el cerebro de un sonámbulo?

El sueño se divide en dos categorías: REM (Movimiento ocular rápido) y no REM. Cuando nos dormimos comenzamos con la fase no REM, desde las etapas más ligeras a las más profundas, para llegar a la fase REM, en la que se producen los sueños y el cerebro está más activo. En esta fase no hay tono muscular, apenas nos movemos, de esta manera no podemos representar nuestros sueños. Cada noche se producen varios de estos ciclos no REM-REM, que duran 1 hora y media aproximadamente.

El sonambulismo aparece en las etapas más profundas del sueño No REM, donde el movimiento no se ha desactivado. Suele ocurrir en el primer tercio de la noche, y durar de 30 segundos a 30 minutos. Algunos expertos especulan que puede ser causado por los intentos del cerebro de ir del sueño profundo no REM al despertar directamente, en lugar de ir por etapas.

Sonábulo: Tipos de sonambulismo

Podría considerarse que hay dos grandes subtipos de sonambulismo, el sonambulismo alimentario y el sexual.

Sonambulismo alimentario

El trastorno alimentario relacionado con el sueño es una parasomnia. Consiste en episodios repetitivos de ingesta de comida y bebida compulsiva o atracones mientras se duerme. Tiende a ser más común en mujeres.

Tienden a ocurrir cuando sólo se está parcialmente despierto, puedes tener recuerdo del episodio o no. Puede ser muy difícil despertar a la persona durante el episodio e intentar pararla puede provocar ira o resistencia.

La mayoría de las personas con esta condición, tienen un episodio casi todas las noches. Algunas comen más de una vez en cada noche. Ocurren en ausencia de sensación de hambre o sed y puede ocurrir a cualquier hora de la noche.

Suelen ingerirse en muy poco tiempo grandes cantidades de comida muy calórica y poco saludable que no suelen comerse durante el día.

Pueden ocurrir daños durante un episodio, por no preparar la comida correctamente, puede haber cortes, quemaduras…

Es un factor que se relaciona con la depresión, y se asocia a sentimientos de verguenza, falta de control de impulsos, problemas de imagen corporal… Algunas personas con este problema puede evitar comer durante el día, lo que mantendrá el problema (nos acostamos hambrientos, aumenta nuestra ansiedad y nos atracamos por la noche, dando lugar a un círculo vicioso). Algunas personas puede que hagan demasiado ejercicio para prevenir el aumento de peso.

Con una correcta higiene del sueño, buenos hábitos alimentarios (eliminar comida calórica de la casa) y el control farmacológico pueden disminuir los episodios. Recuerda también mantener tu cerebro activo.

entrenamiento-cerebral-estimulacion-cognitiva

CogniFit programa científico líder en evaluación mental y entrenamiento cerebral online adaptado a tus necesidades cognitivas específicas. Descubre tu estado cognitivo en menos de 30-40 minutos. La herramienta clínica mas utilizada y recomendada por profesiones

Sexomnia o sonambulismo sexual

El sonambulismo sexual consiste en que un individuo dormido lleva a cabo actos sexuales. A diferencia del sonambulismo, la sexomnia es muy desconocida e incomprendida.

Según un estudio en el Toronto Western Hospital, en Canadá, y a partir de 832 cuestionarios contestados por pacientes del centro de sueño, se encontró que un 11% de los hombres y un 4% de las mujeres experimentaban sexsomnia. Los investigadores creen que el porcentaje de sexomnia en la población general sera menor, pero es más común de lo que se creía.

La sexomnia es una forma de parasomnia de la fase no REM, similar al sonambulismo, que causa que las personas realicen actos sexuales, como la masturbación, acariciar a otra persona, realizar el coito o incluso violar mientras están dormidos.

Normalmente el sonámbulo sexual no se acuerda de lo que ha hecho al despertarse.

¿Qué causa la Sexsomnia?

Las parasomnias, incluida la sexomnia no se comprenden del todo. Por ello, los expertos no están seguros de qué lo causa. Sin embargo, si se conocen algunos factores de riesgo que puedan hacer más probable la sexomnia en algunas personas que en otras.

Las causas son las mismas que para el sonambulismo general.

Según algunos datos, los hombres tienen más probabilidad de experimentar sonambulismos sexual que las mujeres, aunque ambos pueden sufrirlo. Es posible que sea un trastorno más común de lo que parece, ya que implica mucho tabú y puede ser infra-informado.

¿Cómo ayudar a un sonámbulo sexual?

Para tratar este problema han resultado eficaces algunos sedantes y antidepresivos.

Otra forma de ayudar a la persona que sufre sonambulismo sexual es crear un entorno seguro, como dormir en una habitación separada, cerrar las puertas o poner alarmas para despertar a la persona y que sea consciente de lo que está pasando.

Es importante averiguar si las drogas o el alcohol pueden estar causándolo, y tratar estas condiciones también. Hay que asegurarse de que duermen lo suficiente, evitan algunos fármacos y están en tratamiento de algunos trastornos del sueño, como el síndrome de piernas inquietas o la apnea del sueño.

Sonámbulo: hablar en sueños

Hablar en sueños, o la sonmiloquia es un tipo de parasomnia que consiste en hablar mientras se está dormido sin ser consciente de ello. Puede implicar diálogos complicados, monólogos o murmullos. Aunque muchos de nosotros hemos experimentado esto alguna vez, es poco frecuente a largo plazo y al igual que el sonambulismo más habitual en niños

Algunas conversaciones no tienen sentido, pero otras pueden relacionarse con eventos pasados, experiencias o relaciones que ya no tienen un impacto emocional o relevancia. Los expertos actuales en la ciencia del sueño y en derecho aceptan que el contenido de las vocalizaciones no son productos de la mente consciente y racional y no pueden usarse en juicios.

Aunque esta conducta no es dañina físicamente puede provocar vergüenza o molestar al compañero de habitación.

Las causas son las mismas que en otros tipos de sonambulismo

Tratamiento del sonambulismo

No hay un tratamiento específico para el sonambulismo. En la mayoría de los casos, simplemente mejorando la higiene del sueño, se puede eliminar el problema. Si estás experimentando síntomas, deberías hablar con tu médico o con un especialista del sueño para prevenir daños durante los episodios y sobre alguna enfermedad subyacente. Estate preparado para discutir con tu médico cualquier factor como la fatiga, la mediación el estrés, que puede disparar los síntomas.

La hipnosis para el tratamiento del sonambulismo pueden ser eficaces. También terapias farmacológicas mediante sedantes o antidepresivos pueden ayudar a reducir la incidencia del sonambulismo en algunas personas.

El sonambulismo es frecuente en niños y suele desaparecer con la edad, a medida que el sueño profundo disminuye. Si lo síntomas persisten en la adolescencia, consulta a un profesional.

Sonámbulos: ¿Cómo prevenir el sonambulismo?

La falta de sueño contribuye a menudo al sonambulismo, por lo que incrementar el tiempo de sueño puede ser de ayuda. También evitar el alcohol, drogas y algunos medicamentos puede ser útil. Establecer una rutina nocturna regular y relajante puede ayudar a manejar el sonambulismo.

Es importante crear un entorno seguro para prevenir daños durante el episodio. Por ejemplo, si tu hijo es sonámbulo, que no duerma en una cama alta, elimina todos los objetos afilados o rompibles del área cercana a la cama, instala barreras en las escaleras, y cierra las puertas y ventanas de tu casa.

Sonambulismo sonámbulo

¿Cómo prevenir el sonambulismo?

¿Niños Sonábulas?- Sonambulismo en niños

El sonambulismo infantil, como hemos dicho, es más prevalente en niños entre 6 y 12 años. Esto puede deberse a que su cerebro no ha madurado del todo, y no puede procesar correctamente la transición del despertar al sueño. La fatiga o la ansiedad pueden influir. Tiende a desaparecer con la edad.

¿Qué hacer si tu hijo (o cualquiera) es sonámbulo?

El sonambulismo puede ser modificado con la intervención correcta. Como hemos dicho, la falta de un sueño adecuado causa casi todas las formas de parasomnias, incluyendo el sonamulismo. La forma más fácil de tratamiento es asegurar que nuestro hijo duerma más y mejor.

  • Cierra las puertas y ventanas de la casa. Quizá quieras poner algún cerrojo para un extra de seguridad. Las llaves deben mantenerse fuera del alcance de los niños o del sonámbulo. Esto incluye las llaves del coche.
  • Para prevenir caídas no permitas que el sonámbulo duerma en una cama alta.
  • Aleja los objetos afilados, peligrosos o que se puedan romper de la cama del niño o del sonámbulo.
  • Elimina los obstáculos de la habitación del niño y del resto de la casa con los que se pueda tropezar.
  • Instala barreras de seguridad en las escaleras.

Otras formas de minimizar los episodios de sonambulismo:

  • Establece una rutina nocturna relajante. Escucha música suave o de relajación.
  • Establece un horario de sueño regular, tanto la hora para dormirse como la de despertarse y con unas horas de sueño suficientes.
  • Evita las bebidas estimulantes. Están totalmente desaconsejadas en los niños, y en adultos reduce la ingesta y evítalas a partir de las 5 de la tarde.
  • No dejes que los niños beban demasiado antes de acostarse y asegúrate de que van al baño antes de acostarse. Una vejiga llena puede interrumpir el sueño y provocar sonambulismo.
  • Asegúrate de que la habitación es tranquila y acogedora. Mantén el ruido al mínimo mientras los niños duermen.

La próxima vez que te encuentres con un sonámbulo no tengas miedo. Amablemente condúcele a la cama de nuevo.

Mitos sobre el sonambulismo

1) Nunca deberías despertar a un sonámbulo

Se dice que es peligroso despertar a un sonámbulo. Lo cierto es que no hay nada que indique que pueda ser peligroso. Lo único que puede pasar es que se despierte desorientado y quizá lo más fácil sea volver a conducirle a su cama. No hay ningún problema por despertarle.

2. El sonambulismo no es peligroso

Se ha visto que los sonámbulos pueden realizar actividades peligrosas y ponerse en riesgo a sí mismos y a otros si no se toman precauciones. Estas actividades peligrosas pueden ser salir de casa durante el invierno, salir por la ventana, conducir… El sonambulismo infantil tienden a ser benigno, suele protegerse a los niños. Pero en cualquier caso, no está exento de riesgos.

3. El sonambulismo no afecta a las actividades diarias

El sonambulismo tiene efectos en las actividades diurnas. Puede interrumpir nuestro sueño y descanso, provocando somnolencia al día siguiente. Es importante tener en cuenta que la sonmolencia en niños se manifiesta más a menudo como inatención e hiperactividad.

Cuando hay afectación a la vida diaria es esencial el tratamiento

4. Los sonámbulos no recuerdan lo que han hecho

En niños y adolescentes la amnesia es más frecuente, probablemente por razones neurofisiológicas. En adultos, una alta proporción de sonámbulos a veces se acuerdan o que hicieron durante su episodio de sonambulismo, incluso lo que pensaban y las emociones que sentían.

¿Conoces algun sonámbulo? Deja tu mensaje. 

Psicóloga General Sanitaria y sexóloga. Deseosa de mejorar la calidad de vida de las personas mediante la práctica clínica y la comunicación a través de la red.