¿Sufres una enfermedad autoinmune? Esto es todo lo que necesitas saber

El sistema inmunitario del cuerpo lo protege contra las enfermedades y las infecciones. Pero, si tiene una enfermedad autoinmune, su sistema inmunitario ataca las células sanas de su cuerpo por error. En este post encontrarás todo lo que necesitas saber sobre las Enfermedades Autoinmunes.

Enfermedad autoinmune: Todo lo que necesitas saber
Enfermedad autoinmune: Todo lo que necesitas saber

¿Qué es una enfermedad autoinmune?

Imagina que estás en un campo de batalla y que los soldados que están a tu cargo dejaron de atacar a las tropas enemigas y empezaron a arremeter contra ti, algunas veces sin piedad.

Así funcionan las enfermedades autoinmunes: el sistema inmune ataca las células saludables de nuestro organismo.

En condiciones normales, el organismo atacaría con su sistema inmune a ciertos factores nocivos del medio ambiente, como bacterias y virus, pero lo que termina haciendo es provocándole un problema al propio organismo.

diagnostico enfermedad autoinmune
¿Qué es una enfermedad autoinmune?

Enfermedad autoinmune: Diagnóstico

Hay más de 80 enfermedades causadas por trastornos autoinmunes y se cree que más de 40 más tienen un claro componente autoinmune de base. Estas enfermedades son consideradas raras debido a su baja frecuencia pero su incidencia va en aumento en los últimos años. Afecta de manera preferente a las mujeres y en algunos casos como el lupus la ratio es 10 veces superior en mujeres que en hombres.

Los trastornos autoinmunes pueden clasificarse en dos grandes categorías: los que afectan a múltiples órganos (enfermedades autoinmunes sistémicas) y los que afectan a un sólo órgano o tejido (se dice que son localizados). Sin embargo, la diferencia entre un tipo u otro no es siempre fácil de establecer, ya que el efecto de ciertos trastornos autoinmunes localizados se extiende frecuentemente más allá de los tejidos diana, afectando así indirectamente a otros tejidos u órganos.

Las enfermedades autoinmunes suelen ser difíciles de diagnosticar ya que afectan a varios órganos y los signos y síntomas no son específicos y van fluctuando con el tiempo. Dependiendo de la enfermedad se tendrán unos síntomas u otros, los más comunes son fatiga, malestar generalizado, mareo, dolor articular, erupción cutánea y fiebre.

cuidados enfermedad autoinmune
Enfermedad autoinmune: Diagnóstico

¿Quiénes padecen enfermedades autoinmunes?

Las enfermedades autoinmunes pueden afectar a cualquier persona. Aun así, hay personas con mayor riesgo, como por ejemplo:

  • Mujeres embarazadas: Más mujeres que hombres tienen enfermedades autoinmunes, que a menudo comienzan durante los años fértiles.
  • Personas con antecedentes familiares: Algunas enfermedades autoinmunes están presentes en la familia, como lupus y esclerosis múltiple. También es común que haya diferentes tipos de enfermedades autoinmunes dentro de la misma familia. Una combinación de genes y otros factores puede hacer que comience la enfermedad.
  • Personas que están en contacto con ciertas cosas en el ambiente: Algunos hechos o exposiciones en el ambiente pueden causar algunas enfermedades autoinmunes o empeorarlas. La luz solar, los químicos llamados solventes y las infecciones virales y bacterianas están vinculadas a muchas enfermedades autoinmunes.
  • Personas de ciertas razas o con ciertos antepasados étnicos: Algunas enfermedades autoinmunes son más comunes o afectan a ciertos grupos de personas con más gravedad. Por ejemplo, la diabetes tipo 1 es más común entre las personas blancas. El lupus es más grave entre afroamericanos e hispánicos.
¿Quiénes padecen enfermedades autoinmunes?
¿Quiénes padecen enfermedades autoinmunes?

Enfermedad autoinmune: Tratamiento

Las enfermedades autoinmunes, son en su mayoría enfermedades crónicas, esto significa que deberán tratarse durante toda la vida.
Aun no se ha encontrado cura para este tipo de patologías, por lo que el tratamiento estará dirigido a reducir y controlar los síntomas, la progresión de la enfermedad y las incapacidades que ésta pueda generar: el objetivo final es controlar al sistema inmunológico. Al tratarse de enfermedades distintas y específicas el tratamiento varía para cada una de ellas. Los medicamentos utilizados incluyen una variedad de compuestos inmunomoduladores, entre los que están incluidos los corticoides. Estos medicamentos se deben administrar con precaución y bajo control médico estricto, ya que tienen efectos secundarios importantes.

El tratamiento puede hacer lo siguiente:

  • Aliviar síntomas. Algunas personas pueden usar medicamentos de venta libre para síntomas leves, como aspirina e ibuprofeno para dolores leves. Quienes tienen síntomas más severos pueden necesitar medicamentos recetados para aliviar síntomas como dolor, inflamación, depresión, ansiedad, problemas para dormir, fatiga o sarpullido. Para otros, el tratamiento puede llegar hasta una cirugía.
  • Reemplazar sustancias vitales que el cuerpo ya no puede producir por sí mismo. Algunas enfermedades autoinmunes, como la diabetes y la enfermedad de la tiroides, pueden afectar la capacidad del cuerpo para producir sustancias que necesita para funcionar. Cuando se padece diabetes, se necesitan inyecciones de insulina para regular el azúcar en la sangre. El reemplazo de hormona tiroidea restablece los niveles hormonales en personas que tienen tiroides hipoactiva.
  • Suprimir el sistema inmunitario. Algunos medicamentos pueden suprimir la actividad del sistema inmunitario. Estos medicamentos pueden ayudar a controlar el proceso de la enfermedad y mantener el funcionamiento de los órganos. Por ejemplo, estos medicamentos se usan para controlar la inflamación en los riñones afectados de las personas que padecen lupus para que sigan funcionando. Los medicamentos que se usan para suprimir la inflamación incluyen quimioterapia aplicada en dosis más bajas de las que se usan para el tratamiento del cáncer y medicamentos usados en pacientes que se sometieron a un trasplante de órganos para protegerlos de un posible rechazo. Un tipo de medicamentos llamado anti-TNF bloquea la inflamación en algunas formas de artritis autoinmune y psoriasis.
Enfermedad autoinmune: Tratamiento
Enfermedad autoinmune: Tratamiento

Consejos para afrontar una enfermedad autoinmune

Si vives con una enfermedad autoinmune, hay cosas que puedes hacer a diario para sentirte mejor.

  • Consumir alimentos saludables y seguir una dieta equilibrada. Asegúrate de incluir frutas y verduras, granos integrales, productos lácteos sin grasa o con bajo contenido de grasa y fuentes de proteína magras. Limita las grasas saturadas, las grasas trans, el colesterol, la sal y los azúcares agregados. Si sigues un plan de alimentación saludable, recibirás los nutrientes que necesitas de los alimentos.
  • Haz actividad física regular. Pero ten cuidado de no excederte. Habla con tu médico acerca de qué tipos de actividad física puedes hacer. Un programa de ejercicio gradual y moderado suele producir buenos resultados en personas que tienen dolor muscular y articular crónico. Algunos tipos de ejercicios de yoga o tai chi pueden resultar útiles.
  • Descansa bien. El descanso les da a los tejidos y a las articulaciones de tu cuerpo el tiempo que necesitan para repararse. Dormir es una manera excelente de ayudar tanto a tu cuerpo como a tu mente. Si no duermes lo suficiente, tu nivel de estrés y tus síntomas pueden empeorar. Tampoco puedes combatir eficientemente la enfermedad cuando duermes mal. Cuando descansas bien, puedes enfrentar mejor tus problemas y reducir el riesgo de enfermarte. La mayoría de las personas necesita de 7 a 9 horas de sueño por día como mínimo para sentirse descansadas.
  • Reduce el estrés. El estrés y la ansiedad pueden desencadenar síntomas que empeoran algunas enfermedades autoinmunes. Por eso, encontrar formas de simplificar tu vida y lidiar con los factores diarios que provocan estrés te ayudará a sentirte mejor. La meditación, la autohipnosis y las imágenes guiadas son técnicas de relajación simples que podrían ayudarte a reducir el estrés, atenuar el dolor y tratar otros aspectos propios de vivir con tu enfermedad. Puedes aprender estas técnicas a través de libros de autoayuda, videos o con la ayuda de un instructor. Sumarte a un grupo de apoyo o hablar con un terapeuta también podría ayudarte a manejar el estrés y sobrellevar tu enfermedad.

¡Tienes el poder de atenuar el dolor! Prueba usar imágenes durante 15 minutos, dos o tres veces al día.

  1. Pon tu música relajante favorita.
  2. Recuéstate en tu silla o tu sofá favoritos. O, si estás en el trabajo, reclínate y relájate en la silla.
  3. Cierra los ojos.
  4. Imagina el dolor o la molestia.
  5. Imagina algo que confronte este dolor y observa cómo “destruye” el dolor.
Consejos para afrontar una enfermedad autoinmune
Consejos para afrontar una enfermedad autoinmune