Sustancia negra y mal de Parkinson: Lo que necesitas saber

 

Seguramente hayas oído hablar alguna vez de la enfermedad de Parkinson, aunque no sepas exactamente de que se trata. Al igual que te sonará el nombre de sustancia negra. En el siguiente artículo vamos a hablar más en profundidad sobre qué es la sustancia negra, cómo se forma, para qué sirve, y su patología asociada: la enfermedad de Parkinson.

Parkinson: Sustancia Negra

Parkinson: Sustancia Negra

Qué es la sustancia negra y cómo se forma

La sustancia negra es una parte hetereogénea del mesencéfalo y se considera un elemento imprescindible en el correcto funcionamiento de los ganglios basales.

Esta formada por neuronas que son pigmentadas por un elemento denominado neuromelanina, el cual va incrementándose con el paso de los años. Normalmente está dividida en dos partes: el piso ventral y el piso dorsal. Estas secciones forman la denominada parte compacta de la sustancia negra, en la cual se “reviven” señales inhibitorias de axones colaterales provenientes de la parte reticulada. En cuanto a los axones dopaminérgicos (neuronas que transmiten dopamina), se encargan de inervar a otros elementos encontrados en los ganglios basales. La otra zona de la sustancia negra es la formada por la parte reticulada, donde las neuronas actúan como marcapasos que general potenciales de acción en ausencia de entrada sináptica. Estas neuronas están ubicadas en una zona específica del núcleo ventral, y están en directa conexión con la corteza oculomotora y frontal.

Para qué sirve la sustancia negra: Funciones

Para desarrollar para qué sirve la sustancia negra y cuáles son sus funciones, hay que diferenciar la parte compacta y la parte reticulada de la sustancia negra:

  • En la parte compacta, las neuronas que se ubican en esta zona están directamente relacionadas con el aprendizaje.
  • En la parte reticulada, las neuronas se encargan de la orientación y la oculomoción.

Patología asociada a la sustancia negra

Sustancia Negra Parkinson

Sustancia Negra Parkinson. Imagen: Neurologystuart

Las patología mas comúnmente conocida asociada a la sustancia negra es la denominada enfermedad de Parkinson, aunque también esta relacionada con la epilepsia. Tiene que ver con el funcionamiento de las neuronas encontradas en la parte reticulada de la sustancia negra.

Vamos a explicar más detenidamente qué es la enfermedad de Parkinson y cuáles son las principales áreas afectadas.

La enfermedad de Parkinson es un trastorno neurodegenerativo crónico. Las causas todavía se desconocen, pero lo que provoca es una incapacidad progresiva debida a la destrucción de las neuronas pigmentadas de la sustancia negra. Suele clasificarse en algunas ocasiones como trastorno del movimiento, aunque también provoca alteraciones cognitivas, dificultades en el funcionamiento autónomo de la persona y una inadecuada expresión de las emociones.

A nivel estadístico, está clasificada como la segunda enfermedad neurodegenerativa más común después del Alzheimer. Esta enfermedad se da tanto en hombres como en mujeres y cada vez es más frecuente. Normalmente, es una enfermedad de aspecto tardío, apareciendo en la mayoría de las ocasiones a partir de los 60 años de edad.

Actualmente se desconocen si existen factores biológicos que desencadenen el transcurso de esta enfermedad.

Para su correcto diagnostico, la enfermedad de Parkinson tiene que presentar al menos dos de las siguientes características:

  • Temblor en reposo.
  • Hipertonia muscular (rigidez muscular).
  • Bradicinesia (ralentización de los movimientos voluntarios e involuntarios).
  • Pérdida de reflejos musculares.
  • Temblor cefálico segmentario.

La característica mas comúnmente dada es el temblor en reposo, apareciendo en el 85% de la población aproximadamente diagnosticada de enfermedad de Parkinson. Este temblor aparece cuando el paciente esta en reposo, pero va disminuyendo cuando la persona realiza una acción. Normalmente, este temblor aparece en media parte del cuerpo.

Otra característica presente en la enfermedad de Parkinson es la pérdida del equilibrio, que puede hacer que la persona sufra una caída y por tanto producirle alguna lesión. Esta característica está presente sobre todo en la marcha y al permanecer de pie, o incluso cuando intente levantarse.

La bradicinesia, también presente, hace que los movimientos cotidianos le supongan un mayor esfuerzo. Los movimientos que tienen más dificultad son los que requieren mayor precisión, como son escribir o abrocharse los botones de una camisa.

Al tratarse de un trastorno neurodegenerativo progresivo, los síntomas van incrementándose gradualmente con el paso del tiempo. Y aunque la principal característica de esta enfermedad, y por lo que es conocida, es por la afectación a nivel motor, también presenta una alteración de tipo cognitivo, como vamos a explicar a continuación.

Las características cognitivas presentes en la enfermedad de parkinson son las siguientes:

  • Depresión.
  • Ansiedad.
  • Apatía.
  • Trastornos del sueño.
  • Alteraciones sensoriales.
  • Anosmia.
  • Trastornos de la función autonómica.
  • Dolor.

Evaluación cognitiva de la enfermedad de Parkinson

Existen diferentes herramientas que evalúan la capacidad cognitiva en la enfermedad de Parkinson.

Los criterios determinan el grado de severidad de los síntomas del movimiento y las dificultades para realizar las actividades de la vida diaria. Normalmente las escalas de evaluación se centran mas en los síntomas motores.

Las más conocidas y que tienen más uso son: Hoehn y Yahr, la UPDRS, y la batería computarizada para la evaluación del Parkinson CAB-PK de CogniFit, que es la herramienta líder en evaluaciones cognitivas digitalizadas.

Por otro lado, el tratamiento de la enfermedad de Parkinson tiene tres ramas diferentes: farmacológico, quirúrjico y rehabilitador.

En cuanto al tratamiento farmacológico, los fármacos anti-parkinsonianos están compuestos por una fuente de dopamina, ya que una de las características de la enfermedad es la deficiencia de suministro de este neurotransmisor debida a la destrucción de las neuronas de la sustancia negra. Los más usados son levodopa y varios antagonistas de dopamina.

El tratamiento quirúrgico se usaba sobre todo a mediados del siglo XX, cuando todavía no eran conocidos los fármacos que se podrían utilizar como tratamiento alternativo para la enfermedad de Parkinson. Aun así, gracias a los avances de la ciencia, se ha conseguido que se mejores las técnicas quirúrgicas y se requiere a este tipo de tratamiento en personas que no responden correctamente al tratamiento con fármacos.

Por último, y no menos importante, cabe destacar el tratamiento rehabilitador. Existe una batería de psicoestimulación y rehabilitación en la enfermedad de Parkinson creada por profesionales expertos (psicólogos y neurólogos) basada en las ultimas investigaciones sobre Parkinson.

En esta batería se evalúan diferentes áreas cognitivas: memoria, atención, percepción, coordinación y razonamiento. Cada una de estas áreas evaluadas se adaptan a cada tipo de persona, y nos ayuda a poder realizar un buen diagnostico de la enfermedad de Parkinson.

Rehabilitación y Psicoestimulación Parkinson

Para la psicoestimulación y rehabilitación en la enfermedad de Parkinson es importante realizar ejercicios en diferentes áreas.

En primer lugar, es importante que un logopeda trabaje con la persona diagnosticada de enfermedad de Parkinson, para trabajar no solo ejercicios de lenguaje, sino también prevenir la disfagia, la hipofonía y demás dificultades.

Por otro lado, es conveniente trabajar el equilibrio postural, ya que con el transcurso de la enfermedad se va deteriorando poco a poco.

Es importante realizar una rehabilitación cognitiva individualizada y personalizada para las personas diagnosticadas de Parkinson, ya que, aunque en las primeras etapas afecta principalmente al sistema motor, al ser una enfermedad neurodegenerativa, conviene realizar una prevención de tipo cognitivo.

Tras la evaluación, se realizaría un programa individualizado y personalizado para determinar qué áreas cognitivas sufren un deterioro mayor y así poder centralizar la psicoestimulación en estas funciones.

Para finalizar, vamos a exponer algunas recomendaciones para las personas que estén diagnosticados de enfermedad de Parkinson.

  • Es importante que la persona diagnosticada de enfermedad de Parkinson duerma bien, ya que el sueño tiene una función reparadora y reduce los efectos sintomáticos de la enfermedad.
  • También es recomendable la rehabilitación cognitiva, realizando tareas de psicoestimulación, ya sea mediante fichas de estimulación cognitiva como acudiendo a talleres de memoria.
  • Acudir a un logopeda para prevenir posibles problemas del lenguaje.
  • Adaptar las instalaciones del domicilio a la persona, para facilitar su movilidad.

Con este articulo se pretende ahondar en el tema de la enfermedad de Parkinson, comentando cuáles son los síntomas principales, cuál es el origen de la enfermedad, qué relación tiene con la sustancia negra, explicar qué es esta sustancia negra y comentar algunas recomendaciones.

 

Si tienes cualquier pregunta sobre la sustancia negra o el Parkinson, no dudes en comentar abajo. Estaré encantada de leer todos vuestros comentarios y responder a vuestras dudas.

Neuropsicóloga clínica y psicóloga sanitaria. Apasionada de mi profesión y de poder aprender cosas nuevas a cada instante. En continua formación.

This post is also available in: Francés Alemán