Archivo de la etiqueta: concentracion

Juegos de concentración mental: 10 ejercicios imprescindibles para tu día a día

¿Tienes problemas para mantenerte concentrado/a en el trabajo o en el estudio? ¿No puedes mantener tu concentración durante mucho tiempo y sientes que te distraes con facilidad? Descubre estos 10 juegos de concentración para adultos y niños ¡Potencia tu actividad cognitiva!  La concentración es un elemento imprescindible a la hora de marcarnos objetivos, planificarlos, y llegar a la meta elegida. 

Juegos de concentración

Sin capacidad de concentración, eres como un barco a la deriva sin timón. A través de este artículo, la neuropsicóloga Cristina Martínez de Toda te propone unos ejercicios muy efectivos y sencillos de realizar. Descubrirás unos juegos y técnicas muy interesantes para mejorar tu concentración, por lo que ya no tienes excusa para no entrenar tu cerebro.

“La concentración es la raíz de todas las capacidades del hombre. Bruce Lee.”

¿Cómo ser más inteligente? La capacidad de concentración es clave para el ser humano. Esta habilidad puede definirse como el proceso psíquico que nos permite centrar los recursos de nuestra mente en un único objetivo o tarea que se está realizado en un momento determinado.

La concentración nos permite fijar nuestro pensamiento en una única actividad, dejando a un lado las distracciones puedan interferir en nuestra atención, en la consecución de la tarea u objetivo.

Actualmente se nos demanda que procesemos más cantidad de información, y más rápido. Para poder sobrevivir a esta vorágine informativa es vital que tengamos la capacidad cognitiva de seleccionar y diferenciar aquello relevante de lo que no lo es, y centrarnos y focalizarnos únicamente en el estímulo seleccionado.

La concentración mental es una habilidad cognitiva que necesita del razonamiento para desarrollarse, y de la atención para centrar todos nuestros recursos en el objetivo o actividad que estamos realizando.

“Nada altera mi concentración. Podrías hacer una orgía en mi oficina y yo no miraría. Bueno, quizá una vez.” Isaac Asimov

Si tienes dificultades para concentrarte en tu trabajo o en tus estudios, tengo una buena noticia para ti. La capacidad de concentración mental se puede mejorar. Con el entrenamiento adecuado, gracias a la plasticidad cerebral, podrás incrementar de manera notable y duradera tu capacidad de concentración mental, gracias a los divertidos juegos que te acerco en este artículo. No lo dudes, y ¡atrévete con los juegos de concentración que te propongo más abajo y verás como se potencia tu concentración mental!

  • El primer beneficio que notarás cuando practiques estos juegos de concentración, será la eficiencia. Serás capaz de realizar tus tareas de una manera mucho más eficaz, economizando tu tiempo y sin gastar recursos cognitivos innecesarios.
  • Otro beneficio significativo de estos juegos para potenciar tu concentración mental es que te permitirán reducir tu cansancio mental. Aunque parezca una paradoja, cuando realices una tarea de concentración mental la realizaras de una manera saludable, sin agotarte prestando atención a otras demandas o situaciones del entorno (multitasking) que antes te hacían perder tu concentración.
  • Además, una buena concentración mental te ayudará a vivir el presente de una manera más enriquecedora. Serás consciente del aquí y el ahora, porque aprenderás a prestar una atención plena al momento concreto que estás viviendo.
Beneficios de una buena concentración mental: El aquí y el ahora

10 Juegos de concentración mental

1-  Juego de concentración mental: El vaso de agua

Coge un vaso transparente y llénalo de agua hasta la mitad. A continuación cógelo con la mano que prefieras y estira tu brazo hasta la altura de tus ojos. El objetivo es mantener fijo e inmóvil el contenido del vaso, durante al menos 3 minutos.

2- Juego de concentración mental: La pared blanca

Visualiza en tu mente una pared, y píntala de blanco como tu prefieras; con una brocha, con un pincel, con un spray…. Cuando esté completamente de color blanco, dibuja en medio y grande el número 100. Bórralo como quieras y pasa al 99… y así en orden descendente. Al principio conseguirás pocos números sin distraerte, pero poco a poco y practicándolo a diario, serás capaz de llegar hasta el 0. Te recomiendo que este ejercicio lo realices cuando vayas a dormir. Si tienes muchos pensamientos rondándote la cabeza éste es el juego ideal para concentrarte únicamente en tu pared blanca.

3- Juego de concentración mental: El paseo de los aromas

Elige un parque o un camino que te guste especialmente y ve a dar un paseo. Mientras caminas, ve prestando atención a los diferentes olores y aromas que te rodean. Céntrate en uno en concreto que te guste y regodéate en él. Verás cómo se va intensificando a medida que aumenta tu concentración en ese olor.

4- Juego de concentración mental: La vela

Siéntate en el suelo, a ser posible con las piernas cruzadas sobre ti y la espalda lo más recta posible. Si esta posición resulta demasiado incómoda para ti, elige otra pero siempre sentado en el suelo, y con la espalda erguida. A continuación enciende una vela delante de ti. El objetivo de este juego es permanecer lo más quieto posible. Céntrate en el movimiento de la vela y aguanta el máximo tiempo posible en tu posición, y sin que la vela se apague. No es tan fácil como parece. Al principio aguantarás muy poco tiempo, pero con un poco de práctica conseguirás la quietud total durante al menos diez minutos.

5- Juego de concentración mental: La técnica de los dos minutos

Necesitarás un reloj con segundero. El juego consiste en que centres tu atención única y exclusivamente en la aguja del segundero, siguiendo con la vista su recorrido alrededor de la esfera del reloj. Te verás al principio sorprendido pensando en otras cosas. Cuando esto te ocurra, vuelve a empezar de nuevo e intenta pensar y concentrarte sólo en la aguja del reloj. Deberás hacer el recorrido dos veces; es decir, dos minutos.

6- Juego de concentración mental: El juego de la caja y el limón

Este ejercicio se utiliza habitualmente para preparar y concentrar a deportistas antes de su competición, pero tú también puedes beneficiarte de él. El juego consiste en visualizar una caja de cartón, simple y vacía, abierta por arriba. A continuación tienes que visualizar un limón. Concéntrate en su tamaño, aroma, textura de la corteza, simetría…

Mentalmente y sin utilizar tus manos o cualquier objeto en tu mente, transporta el limón al interior de la caja. Parece muy sencillo, pero realizarlo con atención plena requiere unas habilidades de concentración muy complejas. Es un ejercicio excelente para ir trabajando tu concentración mental.

7- Juegos de concentración: Colorea Mandalas

Los Mandalas son representaciones del macrocosmos. Su origen es indio y significa “rueda” o “círculo”. La tradición budista lo utiliza para la meditación. No te preocupes si no eres demasiado bueno realizándolos, existen multitud de cuadernillos o libros de ellos, y puedes bajarte diseños preciosos listos para colorear directamente de webs gratuitas.

Lo importante es que cuando dibujes o colorees un Mandala, te centres exclusivamente en él. Elige con cuidado los colores, escucha a tu cuerpo que es lo que quiere hacer y déjate de llevar. Saca 10 minutos al día para continuar con tu Mandala.

Además de relajarte y mejorar tu concentración, es un alimento excelente para tu cerebro y tu creatividad.

Colorea Mandalas

8- Juego de concentración mental: La figura geométrica

Busca un momento en el que estés relajado, y piensa en una figura geométrica. Ya sea un círculo, un cuadrado, un triángulo. Piensa y céntrate tan solo en la representación. Cuando tengas esta imagen bien fijada en tu consciencia, empieza por añadirle algo; por ejemplo un color. Rellénalo mentalmente, y cuando esté completo, añádele más características: Puedes jugar con el tamaño, el volumen, la densidad (puede flotar o bien ser muy pesado)

Este juego además de potenciar tu concentración mental es un aliado perfecto para desarrollar tu imaginación. Juega y crea lo que quieras a través de tu mente.

9- Juego de concentración mental: Haz sudokus

El cálculo mental es una de las actividades cognitivas que más fortalecen nuestra concentración. Sin embargo, actualmente, todos tenemos una calculadora a mano que realiza las operaciones matemáticas por nosotros. Utilizar la tecnología nos facilita el trabajo, pero también nos vuelve más vagos y distraídos. Es importante tratar de volver a manejar números mentalmente. Y los sudokus pueden ayudarnos. Si no estás familiarizado con este juego japonés, empieza con niveles para principiantes. El objetivo no es que realices los más complicados, sino que elijas adecuadamente el nivel que te suponga un reto mental, e ir aumentando su complejidad progresivamente. Puedes descargarlos de Internet de muchas páginas gratuitas y de todos los niveles.

10- Juegos de concentración para niños y adultos: Entrena tu cerebro con CogniFit

CogniFit es el programa líder en evaluación cognitiva y estimulación cerebral. Está validado por la comunidad científica y es utilizado por colegios, universidades y hospitales de todo el mundo. CogniFit permite medir y entrenar, de forma profesional y fiable, la capacidad de concentración, el nivel atencional y otras muchas áreas cognitivas fundamentales.

CogniFit programa líder en evaluación mental y entrenamiento cerebral adaptado a las necesidades de cada individúo

Los juegos clínicos para medir y mejorar la concentración mental, han sido diseñados por un equipo de neurólogos y psicólogos cognitivos que estudian la cognición y los procesos plasticidad cerebral. Algunas de las funciones cognitivas implicadas en la concentración son el control inhibitorio, enfoque, planificación, atención dividida, actualización, etc…)

A través de diferentes juegos mentales, CogniFit evalúa las debilidades y fortalezas cognitivas de la persona, y propone automáticamente un régimen de entrenamiento personalizado dirigido a mejorar la capacidad de concentración, y otras necesidades cognitivas del niño o adulto.

¡Solamente tienes que registrarte! Todos sus juegos de concentración están basados en estudios clínicos y baterías profesionales de estimulación y rehabilitación neuropsicológica.

Después de realizar los juegos de concentración, CogniFit te mostrará un gráfico con tus resultados y tu evolución. No sólo podrás entrenar y potenciar tu concentración mental, sino muchas otras capacidades cognitivas del ámbito de la memoria, percepción, coordinación, razonamiento, etc…

¡Atrévete y acepta el reto CogniFit!

Dicen que en un día alrededor de 30.000 pensamientos inundan tu cabeza, y cada uno de estos pensamientos produce una energía…

¡Imagínate concentrar la energía de todos estos pensamientos en una sola….!

Además, te animo a que leas el artículo de mi compañera Andrea García Cerdán que te propone ejercicios muy interesantes en su artículo: Gimnasia cerebral: 16 actividades que te ayudarán a mantener un cerebro sano por más tiempo

Cómo aprender a conducir con seguridad: 11 consejos de seguridad vial

Hace poco comentamos el estudio de la Universidad de Granada que demuestra la importancia de las emociones mientras conduces. Estar relajado al volante y no tener muchas cosas en la cabeza es muy importante, pero saber algunos consejos básicos sobre seguridad vial y ponerlos en práctica también te ayudará a mantenerte concentrado mientras conduces. Estas son nuestras recomendaciones de seguridad vial para una conducción eficiente.

Consejos de seguridad vial
  1. Cuando arranques el motor no pises el acelerador. Si tu motor es de gasolina pon la primera marcha justo después de arrancar, si es diesel espera un momento antes de hacerlo.
  1. Cambia a segunda en cuanto puedas, se estima que debería hacerse tras avanzar unos 6 metros.
  1. Si tu motor es de gasolina deberías cambiar de marcha a las 2000-2500 revoluciones por minuto. Si es diesel a las 1500-2000 revoluciones por minuto. Después de realizar un cambio de marchas es aconsejable acelerar.
  1. En cuanto al uso de las marchas, es importante moverse en las marchas más largas y a revoluciones bajas. Es mejor moverse en marchas largas pisando más el acelerador que en marchas cortas pisándolo menos.
  1. Siempre que sea posible, usa la cuarta y quinta marcha en ciudad.
  1. Intenta que tu velocidad de circulación sea fluida, evita frenazos, acelerones bruscos y cambios de marcha que no hagan falta.
  1. Cuando reduzcas la velocidad suelta el acelerador y pisa el freno con suavidad. Retrasa la reducción de marcha todo lo que puedas.
  1. Cuando quieras detener el coche intenta hacerlo sin bajar de marcha previamente, siempre que la velocidad que lleves y el espacio que tengas te dejen hacerlo.
  1. En paradas largas, que duren más de un minuto, es aconsejable no tener el motor encendido.
  1. Mientras conduzcas, asegúrate de mantener una distancia de seguridad correcta y de que puedas ver a 2 o 3 de los vehículos que tienes por delante.
  1. Cuando veas un obstáculo o los vehículos que tengas delante reduzcan la velocidad, quita el pie del acelerador para prepararte para las próximas maniobras.

Aprender a conducir sin despistarse: controla tus emociones al volante

¿Cómo influyen nuestras emociones en la conducción?

Para aprender a conducir de forma eficiente es importante que sepas controlar tu estado de ánimo. Cuando estás al volante tus emociones, o tener muchas cosas en la cabeza, pueden hacerte perder la concentración y alterar tu manera de conducir.

Según un estudio de la Universidad de Granada, cuando los conductores valoran una situación de riesgo sus emociones no les influyen demasiado, pero cuando tienen que actuar ante esa situación acelerando o frenando el factor emocional si interviene. Las emociones más peligrosas al volante son la alegría y la tristeza. Además, tener muchas preocupaciones en la cabeza también influye bastante en la conducción.

Aprender a conducir sin despistarse

Los responsables del estudio aseguran que si estás pensando en otra cosa mientras conduces, tu carga mental aumenta y disminuyen los recursos que tu cerebro dedica a gestionar la conducción y seguridad vial. Por esto, hablar por el móvil mientras conducimos es especialmente peligroso, ya que además de hacer que nuestra mente esté pendiente de dos cosas, también puede alterar nuestras emociones en el caso de tener una discusión, lo que aumenta aún más nuestra carga mental y dificulta la actuación en situaciones de riesgo.

Para llevar a cabo este estudio se han usado tres simuladores de conducción fabricados por la marca Honda. En ellos se han recreado situaciones peligrosas y se ha analizado la respuesta de los sujetos a estudio. Gracias a estos simuladores, los profesionales de la Universidad de Granada han conseguido analizar los indices de comportamiento con los que se pueden medir las conductas seguras y de riesgo de cada participante.

Cómo conducir sin despistarse: consejos para mejorar tu concentración

Ya hemos analizado los riesgos de conducir pensando en otras cosas o con una percepción alterada. Cuando estamos al volante es importante que nos centremos en conducir, ya que según muchos expertos, centrarse en una sola cosa es más productivo y más saludable que pensar en varias a la vez. Si empleamos los recursos de nuestro cerebro en una sola función evitaremos errores que son fáciles de cometer cuando asignamos varias tareas a nuestra mente. Si eres una persona que se distrae fácilmente es vital que aprendas a centrarte cuando estés conduciendo, para conseguirlo puedes seguir estos consejos.

-Cuando conduzcas desconecta el teléfono móvil para evitar distracciones.

-Organiza tus tareas diarias y semanales, dedica un tiempo a cada una para evitar llenarte la cabeza con asuntos pendientes.

-Establece unas horas para mirar tus correos y tus mensajes, así aunque no uses el móvil en el coche, evitarás pensar en algo que acabas de leer y en cómo vas a resolverlo.

-Delega tareas en tu trabajo y en la casa, para evitar cargar tu cabeza con responsabilidades.

-Prueba el programa de entrenamiento cognitivo de Cognifit para ayudar a mejorar las capacidades mentales relacionadas con la atención y la capacidad de concentración. Este programa ha sido validado por numerosos expertos. Practicando diferentes ejercicios clíncos 2 o 3 veces por semana, puedes ayudar a mejorar tu habilidad para concentrarte.