Archivo de la etiqueta: pérdida de memoria

Problemas de memoria: Qué son y cuándo debemos preocuparnos

¿Qué son los problemas de memoria? Todos tenemos olvidos de vez en cuando: Nos angustiamos al no recordar dónde dejamos las llaves, al olvidarnos del cumpleaños de una persona importante, al despistarnos y confundir la hora a la que salía el tren, o qué día habíamos quedado con nuestro amigo. ¿Qué sucede en nuestro cerebro cuando se nos olvidan las cosas? ¿Cuáles son las causas de los problemas de memoria? 

¿Crees que puedes tener dificultad para recordar las cosas? ¿Cuando debemos preocuparnos por un problema grave de memoria? Descubre en este artículo todo sobre los problemas de memoria

Problemas de memoria

¿Crees que puedes tener problemas de memoria? Responde a estas 14 sencillas preguntas relacionadas con los síntomas asociados a problemas de memoria.

1. ¿Sientes que tu memoria ha empeorado?
2. ¿Tienes que releer varias veces un texto para comprenderlo?
3. ¿Pierdes objetos como por ejemplo llaves, dinero, gafas,… de manera frecuente?
4. ¿Crees que cuando mantienes alguna conversación tienes problemas para encontrar las palabras adecuadas?
5. ¿De manera frecuente se te olvidan cosas como por ejemplo lo que comiste ayer?
6. ¿Tu trabajo es similar, pero últimamente encuentras más dificultades para desempeñarlo adecuadamente?
7. ¿Te olvidas de los planes que tienes que hacer a corto plazo? Por ejemplo, ¿sabes que tienes que ir al médico pero se te ha olvidado qué día tenías cita?
8. ¿Has tenido dificultades utilizando algún objeto o dispositivo que antes si sabías utilizar?
9. ¿Has notado dificultad a la hora de realizar tareas que exigen concentración y atención?
10. ¿Tus seres queridos han notado que tu memoria últimamente está fallando?
11. ¿Te notas más desorientado de lo habitual, incluso en lugares que frecuentas?
12. ¿Dudas sobre si has hecho o no una determinada acción?
13. ¿Crees que confundes palabras o te cuesta más trabajo recordar nombres de películas, personas famosas, etc?
14. ¿Te cuesta trabajo recordar a todas las personas de tu entorno más cercano?

Si ya has contestado todas las preguntas y tu respuesta ha sido SÍ en 7 o más síntomas, es posible que estés sufriendo problemas de memoria. Aunque en ningún caso se deben interpretar los resultados de este test como un diagnóstico.

Mairena Vázquez, psicóloga, te explica qué son los problemas de memoria, cuáles son sus causas y cuándo debemos preocuparnos.

Qué son los problemas de memoria

La memoria puede definirse como la capacidad de almacenar y evocar información. La memoria es el conjunto de sistemas que permiten adquirir, retener y recuperar información. Los problemas de memoria son la principal queja cognitiva y motivo de preocupación de las personas que sufren daño cerebral adquirido y de sus familiares.

Los problemas de memoria son una de las causas más frecuentes de consulta neuropsicológica. No debemos asociarlos únicamente a adultos mayores, ya que los fallos de memoria pueden ocurrir a cualquier edad.

Los olvidos leves, o pequeños fallos de memoria son, a menudo, parte del proceso de envejecimiento normal. Los adultos mayores pueden necesitar más tiempo para recordar o aprender algo nuevo. Sin embargo, todos tenemos en ocasiones dificultades para recordar un determinado nombre, o palabra, todos hemos perdido algunas vez las llaves, y olvidado una cita importante.

Con frecuencia muchas personas mostramos olvidos cotidianos. No todos los fallos de memoria son síntomas de deterioro cognitivo, enfermedad de Alzheimer o cualquier otro tipo de demencia. Estas patologías suelen presentarse con fallos de memoria progresivos en frecuencia y gravedad. Si la pérdida de memoria es detectada por familiares o ser amigos cercanos, y comienza a interferir en con las actividades diarias (trabajo, relaciones sociales, etc… ) es importante realizar una evaluación neuropsicológica profesional y buscar asesoramiento profesional cualificado en demencias y problemas de memoria.

Los problemas de memoria afectan a cualquier tipo de población, no solo a personas de más de 50 años. De hecho, según afirma el neuropsicólogo Álvaro Bilbao, cada vez es más frecuente encontrar problemas de memoria en gente joven o incluso en niños, lo que les puede provocar problemas de atención. A pesar de todo, los problemas de memoria son una de las quejas más frecuentes en las personas de la tercera edad.

“El recuerdo es el único paraíso del cual no podemos ser expulsados” (J.Paul; Fr. Richter).

Causas de la pérdida de memoria

Se pueden dar problemas de memoria de diferentes tipos, bien problemas que impidan los recuerdos del pasado (“¿Qué comí ayer?” – amnesia retrógrada), bien problemas en el recuerdo de nuevos acontecimientos como los planes que tenemos para la próxima semana (amnesia anterógrada). Al mismo tiempo, también se pueden producir problemas en la memoria si sufrimos algún daño cerebral adquirido. Independientemente de cuál sea la causa que provoca los problemas en la memoria o de qué tipo de problemas hablemos, la persona que los sufre puede sentir ansiedad por el olvido.

De un modo u otro, los problemas de memoria muchas veces son reversibles y posibles de solucionar. En estos casos los problemas de memoria se producen por causas que de alguna manera podemos controlar, aunque siempre es recomendable acudir a un médico con el fin de dar una posible solución o evitar un futuro deterioro cognitivo.

Carlos Regazzoni (neurólogo) afirma que algunas posibles causas por las que se pueden producir problemas en la memoria pueden deberse a “presión arterial, problemas de azúcar en la sangre y la mayoría de las veces, al estrés por exceso de trabajo”. Es por esta razón por la cual cada vez más personas jóvenes sufren problemas en la memoria y no se debe de asociar siempre a la temida palabra demencia. Para recordar es imprescindible almacenar la información en la memoria y para ello, debemos prestar mucha atención. Muchas veces los fallos en la memoria se producen simplemente por no haber prestado la atención necesaria o incluso porque nuestro cerebro a veces distorsiona la realidad.

Nuestra memoria puede fallar por diferentes y variados motivos. Entre las principales causas que pueden provocar problemas en la memoria podemos encontrar:

  • Estrés y cansancio
  • Efectos secundarios de algún tipo de medicación o incluso efecto de tratamientos para algunas enfermedades como el cáncer
  • Períodos de cambios en nuestras vidas, presiones laborales
  • Fumar o la intoxicación con alcohol u otras drogas puede dañar la actividad cerebral afectando a la capacidad y calidad de la memoria. Cerebro y alcohol.
  • Depresión u otros trastornos mentales (por ejemplo esquizofrenia o trastorno bipolar)
  • Infecciones, tumores o lesiones en el cerebro
  • Falta de sueño: Cuando dormimos se activan las zonas del cerebro relacionadas con la memoria y por el contrario, si dormimos poco, estas zonas se debilitan. Por eso es recomendable dormir una media de 8 horas diarias.
  • Enfermedades neurodegenerativas (por ejemplo esclerosis múltiple, corea de Huntington, Parkinson,…)
  • Momentos en los que estemos más nerviosos o momentos en los que vivimos emociones muy fuertes
  • Falta de vitaminas: Un déficit de vitamina B12 puede provocar problemas de memoria. Por eso los expertos recomiendan el consumo adecuado de esta vitamina en diferentes alimentos o incluso en casos de mujeres embarazadas, personas con enfermedades gastrointestinales,… suplementos vitamínicos. Incluso una dieta con alto contenido calórico (por ejemplo comer comida basura en abundancia) puede causar problemas en la memoria.

La memoria es un bien que debemos cuidar de manera minuciosa. Debemos desechar de nuestra vida diaria cualquier factor que pueda ocasionarnos algún daño como llevar una mala alimentación, fumar, beber en exceso, las drogas, la vida sedentaria o el mero hecho de no ejercitar la mente.

¿Debo preocuparme por los problemas de memoria?

Si sientes que los problemas de memoria se repiten de forma continuada, lo más recomendable es que acudas a un profesional especializado. De este modo podrás determinar si los síntomas son ocasionados por algún factor puntual que se puede revertir, si son debidos al envejecimiento normal, o si por el contrario existe algún tipo de deterioro cognitivo o demencia que debe ser tratado.

Es recomendable intentar tener siempre una actitud positiva y ser consciente de lo fundamental que es trabajar con nuestra memoria. Si lo que nos produce los problemas en la memoria es el estrés laboral o el ajetreo que llevamos día a día, no debemos preocuparnos pero sí que debemos ocuparnos de intentar mejorar nuestra memoria a través de diferentes estrategias. Se pueden realizar actividades como leer, estudiar, resolver juegos de ingenio o también puedes estimular tu cerebro con programas clínicos de entrenamiento cognitivo o juegos de memoria.

Los ejercicios y juegos para la memoria de CogniFit han sido validados para que tanto niños, adolescentes, adultos como personas mayores o de la tercera edad puedan activar y fortalecer su capacidad de memorización, y comparar su estado cognitivo con el resto de la población mundial.

CogniFit es la plataforma líder más utilizada para evaluar y mejorar la memoria. Este programa pueden utilizarlo tanto profesionales médicos, como personas sin formación en este campo puesto que es muy intuitivo y accesible para personas no especializadas. Para empezar a utilizarlo solo tienes que registrarte.

CogniFit: Evaluar y Mejorar la memoria

Problemas de memoria ¿Qué puedo hacer para recordar mejor?

No conviene obsesionarse demasiado con los problemas leves de memoria. La memoria tiene una capacidad limitada, y para poder seguir formando recuerdos nuevos, hay que deshacerse de los recuerdos que ya no sirven. Los seres humanos recordamos lo general como las personas, hechos y lugares pero tendemos a olvidar los detalles. Por eso muchas veces, olvidamos porque nuestro cerebro necesita olvidar.

Recordamos el 5% de lo que escuchamos, el 15% de lo que vemos y el 90% de lo que hacemos. ¿Qué quiere decir esto? Que una buena manera de recordar las cosas es guardando la información con claves para recordar de una manera más fácil. ¿Qué podemos hacer para recordar mejor?

  • Darnos instrucciones en voz alta: Podemos reducir los fallos de memoria notablemente si nos damos autoinstrucciones en voz alta. Por ejemplo,“tengo que coger las llaves del coche cuando salga de casa”, “tengo que enviar un email a mi compañero”
  • Visualizarnos a nosotros mismos haciendo aquello que queremos recordar: Visualizarnos mentalmente realizando esa acción, puede ayudar a reducir esos pequeños olvidos o problemas de memoria.
  • Practica ejercicio físico: El ejercicio físico ayuda a paliar los pequeños problemas de memoria ya que oxigena el cerebro y rejuvenece las células.
  • Lleva una dieta correcta para el cerebro: Una dieta formada por frutas, verduras y cereales integrales puede ayudarte a reducir los problemas de memoria. Los antioxidantes que encontramos en estos alimentos, pueden ayudarnos a proteger nuestras neuronas. Descubre las mejores vitaminas para el cerebro.
  • Descansa adecuadamente: Un descanso adecuado es imprescindible para el óptimo funcionamiento de la memoria.
  • Planea tus actividades y haz listas: Algunas personas encuentran que recuerdan las cosas mejor si hacen listas con todas las actividades pendientes.
  • Otras recomendaciones: Si quieres aprender a recordar mejor y reducir tus problemas de memoria, descubre en este artículo cómo mejorar la memoria.

Solo necesitas paciencia, motivación, esfuerzo y ejercicio constante. Una vez que vayas viendo como tus problemas de memoria van desapareciendo, tu estado de ánimo aumentará y por tanto, te sentirás mejor y al mismo tiempo tendrás menos tendencia a olvidarte de las cosas. “Somos lo que recordamos y recordamos lo que somos”.

Neuroplasticidad y problemas de memoria

Si la causa de nuestros problemas de memoria es reversible y específica, no hay por qué preocuparse. Si por el contrario y después de una valoración de un profesional especializado, el diagnóstico que recibimos es una posible demencia o un posible deterioro cognitivo, hay que ponerse manos a la obra para ralentizar los efectos y pensar que no todo está perdido. Gracias a la neurociencia y a la neuropsicología se ha descubierto el concepto de neuroplasticidad.

A grandes rasgos, y según investigaciones recientes podemos decir que la plasticidad neuronal (o neuroplasticidad) es “la capacidad del sistema nervioso para cambiar su estructura y su funcionamiento a lo largo de su vida, como reacción a la diversidad del entorno”.

Esta capacidad del cerebro permite ralentizar la evolución de la enfermedad, y preservar, por más tiempo, las habilidades cognitivas de la persona, mejorando su calidad de vida.

Muchas gracias por leer, puedes dejar tus comentarios, dudas y preguntas abajo.

Actividades para personas mayores: Actividades recomendables, objetivos y recomendaciones.

¿Actividades para personas mayores? Ay, esos pequeños olvidos a los que aparentemente no les damos demasiada importancia, que aparecen con el paso de los años. Conforme las personas nos hacemos mayores, vamos notando ligeros cambios en nuestra manera de percibir, pensar, razonar, memorizar, hablar… Esto puede hacernos sentir desprotegidos e indefensos, pero no debemos olvidar que tenemos a nuestra disposición un amplio abanico de oportunidades y actividades para personas mayores para hacer frente a un posible deterioro en los procesos cognitivos.

¿Quieres saber qué tipo de actividades pueden ser útiles en personas mayores? ¡Sigue leyendo! Mairena Vázquez, neuropsicóloga, te explica a qué nos referimos con actividades para personas mayores, qué tipo de actividades son más convenientes desarrollar y qué objetivos perseguimos con cada una. 

Actividades para personas mayores.

Actividades para personas mayores. ¿A qué nos referimos?

Actividades para personas mayores. Hoy en día la esperanza de vida en nuestro país ha aumentado de manera considerable y con ello aumentan los problemas de salud asociados a la tercera edad.

Conforme envejecemos, sufrimos un proceso de deterioro generalizado en el que, por diferentes procesos, nuestros tejidos se van degenerando. Esta degeneración depende de factores relacionados con lo biológico, ambiental, social, familiar y, de manera especial, con el grado de estimulación.

Imaginemos una persona mayor con una salud tanto física como psicológica vulnerable, con un estado de ánimo bajo, sin estudios… Todo ello puede interferir de manera negativa en sus funciones cognitivas, a lo que podríamos sumar si dicha persona no recibe una adecuada estimulación cognitiva.

CogniFit: Líderes en evaluación y estimulación cognitiva para el envejecimiento activo

Debido a ello, se deriva la necesidad imperiosa de implantar y trabajar con programas que garanticen una rehabilitación biopsicosocial para mejorar la calidad de vida de las personas mayores a través de una intervención multidisciplinaria.

No es necesario estar pasando por un deterioro cognitivo o  por algún tipo de demencia para beneficiarse de la estimulación cognitiva, psicoestimulación o realizar actividades cognitivas adaptadas a personas mayores.

Si al factor tiempo le sumamos unas condiciones ambientales poco estimulantes el riesgo de sufrir algún problema cognitivo aumenta considerablemente. De aquí se deriva la importancia de aplicar actividades para las personas mayores, adaptadas a los distintos procesos de estimulación de las funciones cognitivas.

La estimulación cognitiva ayuda a compensar la pérdida de las capacidades intelectuales a partir de la experiencia y los conocimientos adquiridos. Las actividades tanto sociales como intelectuales ayudan a mantener activa nuestra mente favoreciendo un envejecimiento de la manera más óptima.

Es fundamental llevar a cabo actividades para personas mayores para asegurar una adaptación correcta a los cambios ambientales, al mismo tiempo que se generan estrategias compensatorias para mantener las habilidades preservadas y paliar los déficits sufridos.

Actividades para personas mayores: Es fundamental llevar a cabo actividades dirigidas a personas mayores.

Actividades para personas mayores:¿Qué tipo de actividades es recomendable que realicen las personas mayores?

Respecto al área de la cognición es fundamental el hecho de realizar diferentes tipos de actividades, bien con profesionales, o bien con familia (tras haber recibido una formación y/o unas pautas) para, de este modo, poder obtener un mayor estado de bienestar tanto psicológico, como físico y social.

El cómo influye el envejecimiento en las personas no es un fenómeno homogéneo, es decir, dependiendo de la edad, estudios, reserva cognitiva, etc., los posibles déficits serán diversos y diferentes en cada persona. Es por ello que se requiere la realización de actividades para personas mayores, dirigidas a todos los procesos cognitivos para potenciar los puntos fuertes y disminuir o ralentizar el avance los déficits presentados. Gracias a la capacidad de reserva del organismo, los procesos cognitivos pueden entrenarse y potenciarse durante la vejez.

Cuando hablamos de realizar actividades para personas mayores es importante aclarar que NO consiste en repetir ejercicios una y otra vez utilizando siempre las mismas actividades.

Es recomendable dividir los ejercicios en distintas categorías para cubrir todos los objetivos buscando intervenir y estimular todas las áreas:

  • Orientación:En los casos de deterioro más avanzados se puede producir desorientación en las tres esferas, es decir a nivel personal, temporal y espacial. Es conveniente recordar todos los días a la persona el día de la semana, día del mes, año, lugar donde nos encontramos y quiénes somos para procurar siempre que se encuentre lo más orientada posible.
  • Atención: Cuando aparecen problemas atencionales en las personas mayores, aparecerían falta de persistencia, mayor tendencia a la distracción y pérdida de concentración, dificultades para estar alerta en casos más graves…
  • Percepción: Según avanza la edad, no sólo se deterioran los órganos sensoriales, sino que el procesamiento que hace el cerebro de la información visual o auditiva, por ejemplo, puede ser deficitaria.
  • Memoria: Es la principal queja de las personas mayores. Descubre qué son los problemas de memoria y cuándo debemos preocuparnos. Existen numerosos ejercicios y actividades adaptadas a cualquier persona para entrenar la memoria a corto plazo y a largo plazo.
  • Lenguaje: Debemos realizar actividades adaptadas tanto al lenguaje oral como escrito, al habla espontánea como a la denominación de diferentes objetos o situaciones, a la comprensión y a la repetición, a la lectura y a la escritura.
  • Funciones ejecutivas: Bajo este término nos referimos a funciones relacionadas con el lóbulo prefrontal de nuestro cerebro. Englobaría conductas encargadas de controlar los cambios que se producen en el ambiente y/o prevenirlos, conductas sociales adaptadas y adecuadas, capacidad de autocuidado, planificación, inhibición de respuestas…
  • Abstracción y cálculo: Englobaría lo que conocemos como Control Mental y hablaríamos de la capacidad que tenemos para leer, escribir, comprender y realizar diferentes operaciones aritméticas.
  • Praxias: Se refiere a la capacidad que tenemos de realizar diferentes movimientos con distintas zonas de nuestro cuerpo bien al realizar una orden o por imitación.
  • Estado de ánimo: A veces nos centramos en realizar actividades para trabajar los diferentes procesos cognitivos olvidándonos de lo importante que es mantener un estado de ánimo elevado. Con la realización de actividades adaptadas a personas mayores buscamos la mejora del estado de ánimo junto con el aumento de la autonomía y autoestima. Con ello se aumenta la flexibilidad mental e incluso repercute de manera positiva a la ejecución de las actividades básicas de la vida diaria.

Actividades para personas mayores. ¿Cuáles son los objetivos de que las personas mayores realicen actividades?

Ante la falta de conocimiento, muchas personas opinan que este tipo de actividades para personas mayores prácticamente no tiene utilidad, obviando que se ha demostrado de manera científica la utilidad e importancia de la estimulación cognitiva y el hecho de que las personas mayores realicen actividades de manera continua.

El objetivo principal es estimular y mantener las capacidades mentales preservadas para mantener o, si fuera posible, mejorar el funcionamiento cognitivo y reducir la dependencia en la medida de lo posible dentro de cada caso.

A modo de esquema podemos hablar de los siguientes objetivos perseguidos:

  • Estimular y mantener las capacidades mentales.
  • Evitar la desconexión del entorno y fortalecer las relaciones sociales.
  • Dar seguridad e incrementar la autonomía personal.
  • Estimular la propia identidad y autoestima.
  • Minimizar el estrés y evitar reacciones psicológicas anómalas.
  • Optimizar el rendimiento cognitivo.
  • Mejorar el rendimiento funcional.
  • Incrementar la autonomía personal en las actividades de la vida diaria.
  • Mejorar el estado y sentimiento de salud.
  • Aumentar la calidad de vida del paciente y de los familiares y/o cuidadores.

Actividades para personas mayores. Otro tipo de actividades que pueden realizar las personas mayores.

Actualmente dentro de la Neuropsicología podemos contar con diferentes tipos de estrategias para realizar actividades para personas mayores, todas ellas avaladas de manera científica. Podemos destacar:

Actividades para personas mayores 1: Reminiscencia

Se trata de un medio o actividad efectiva para comunicarse con personas mayores que empiezan a sufrir demencias. Descubre cómo prevenir la demencia. Consiste en realizar actividades en grupo donde se estimula a los participantes a que hablen acerca de eventos pasados con ayuda de fotografías, música, objetos y vídeos del pasado.

Actividades para personas mayores 2: Orientación a la realidad

Constituye una técnica o actividad dirigida a mejorar la calidad de vida de las personas mayores que presentan problemas de confusión y desorientación. Se les presenta información relacionada con la orientación (tiempo, espacio y persona) proporcionando a las personas mayores una mayor comprensión de todo lo que les rodea para así aumentar su autoestima y su sensación de control.

Actividades para personas mayores 3: Actividades con validez ecológica

O, lo que es lo mismo, realizar actividades con un material lo más parecido posible al de la vida cotidiana de las personas mayores. Por ejemplo, si se hace una actividad para entrenar la memoria es mucho más cercano intentar aprenderse una lista de la compra que una lista de palabras sueltas, abstractas y sin valor emocional para la persona.

Actividades para personas mayores 4: Programas de estimulación cognitiva llevados a cabo por neuropsicólogos

Se pueden realizar de manera individual o en pequeños grupos con personas mayores con un nivel cognitivo o deterioro semejante. Aquí se incluirían las actividades con mayor carga terapéutica dentro del plan general de abordaje de las personas mayores afectadas por deficiencias cognitivas. Se utilizan diferentes tipos de materiales de manera programada combinando todas las áreas de estimulación.

Descubre otras 10 actividades de estimulación cognitiva para demencias.

Actividades para personas mayores 5: Brain training on-line para personas mayores

La estimulación cognitiva de CogniFit es el tratamiento no farmacológico más utilizado en casos de deterioro cognitivo leve y alzheimer, o demencias en su etapa temprana. Además, de esto, también dispone de entrenamientos enfocados a personas mayores de 55 años. La tecnología de CogniFit está normalizada y validada por la comunidad científica. El programa se centra en la neuroplasticidad, que es la capacidad del cerebro para crear nuevas conexiones neuronales, recuperarse y reestructurarse, permitiendo ralentizar la evolución de la enfermedad, y preservar, por más tiempo, las habilidades cognitivas de la persona, mejorando su calidad de vida.

CogniFit es el programa clínico líder en entrenamiento cerebral. El programa consta de divertidos juegos científicos, basados en estudios clínicos, que pueden practicase online.

La batería de juegos de CogniFit, permite evaluar y medir de forma precisa las debilidades y fortalezas cognitivas de cualquier persona (con o sin demencia). Después de practicar los ejercicios, CogniFit mostrará un gráfico con los resultados cognitivos y presentará automáticamente el régimen de entrenamiento personalizado que mejor se adapta a las necesidades cognitivas de cada individuo.

Actividades para personas mayores. Cuántas más actividades realizan las personas mayores, mejor será la lucha contra el deterioro cognitivo.

Se ha demostrado que las personas que reciben una cantidad inferior de estímulos de su entorno, tienden a padecer de manera más rápida el declive de sus facultades mentales en comparación con aquellas personas que se exponen de manera diaria a grandes estimulaciones sensoriales. En definitiva, a mayor estimulación cognitiva, mayor autonomía. O, lo que es lo mismo, cuántas más actividades realizan las personas mayores, mejor será la lucha contra el deterioro cognitivo.

Si tienes alguna duda, pregunta o sugerencia escríbela aquí abajo. Estaré encantada de leerla y responderla. 🙂

¿Sueles ser descuidado? Cómo mejorar la memoria a corto plazo

¿Alguna vez has entrado a la cocina y no recuerdas que ibas a hacer ahí? ¿O no puedes recordar dónde has dejado las llaves hace un momento? Esto puede deberse a que tu memoria a corto plazo ya no es tan aguda como antes. Este tipo de memoria puede verse afectada por el envejecimiento, enfermedades, lesiones, estrés o el consumo de drogas. Por suerte, hay muchas cosas que podemos hacer para entrenar y mejorar nuestra memoria a corto plazo. Estas son algunas claves sobre cómo mejorar la memoria a corto plazo.

Cómo mejorar la memoria a corto plazo

Formas de entrenar tu memoria a corto plazo

Entrena tu mente: el cerebro responde a los ejercicios y a los estímulos de forma muy parecida a los músculos, también se fortalece con el ejercicio diario. Cada vez que aprendes a hacer algo nuevo, tu cerebro crea nuevas vías neuronales y el circuito neuronal crece y forma nuevas conexiones. Prueba algún pasatiempo que siempre hayas querido practicar, o apúntate a algún curso para mantener activo tu cerebro. Los juegos de memoria, pasatiempos y rompecabezas también son de mucha ayuda para estimular tu mente.

Sé sociable: la interacción social estimula tu cerebro porque suele ser impredecible y hace que tu mente se mantenga atenta y alerta. Los investigadores de la universidad de Harvard han descubierto que las personas mayores que son activas socialmente, presentan un deterioro cognitivo más lento y además tienen mayor esperanza de vida.

Usa la mnemotecnia para mejorar tu memoria: esta es una técnica de asociación mental de palabras, frases o imágenes a un objeto para poder recordarlo con mayor facilidad. Esta herramienta puede ser muy útil para grabar información en nuestro cerebro. Un ejemplo de mnemotecnia es este refrán para recordar cuáles son los meses que tienen 30 días: “30 días tiene septiembre, con abril, junio y noviembre.” Las rimas también son bastante útiles para recordar cosas. Puedes usar la mnemotecnia para recordar las tareas y citas que tienes pendientes durante la semana.

Ríe a menudo para mejorar tu memoria: la risa activa muchas zonas del cerebro, el psicólogo Daniel Goleman relata en su libro Inteligencia Emocional que “la risa parece ayudar a las personas a pensar más ampliamente y asociar más libremente”.

Otros especialistas también avalan la risa como estimulante del cerebro. El profesor Lee Berk de la Universidad de Loma Linda, en California, opina:  “El humor asociado con la risa alegre sostiene oscilaciones de gran amplitud de banda gamma. Gamma es la única frecuencia que se encuentra en todas las partes del cerebro”. “Lo que esto significa es que el humor en realidad implica a todo el cerebro, es una experiencia total del cerebro con la frecuencia de la banda de ondas gamma y el humor, similar a la meditación, lo mantiene ahí”.

Alimenta tu cerebro: una dieta rica en ácidos grasos omega 3 te ayudará a mantener la agudeza mental. El pescado es rico en este elemento y además puede ayudar a prevenir la enfermedad de Alzheimer. También hay otros alimentos ricos en omega 3 como los huevos, la soja y las nueces.

Los alimentos con antioxidantes como las frutas y los vegetales protegen tus células cerebrales y pueden llegar a ralentizar el envejecimiento del cerebro. El vino tinto también tiene estas propiedades, siempre que se tome con responsabilidad, existen muchos alimentos que son beneficiosos para tu cerebro.

Haz ejercicio para mejorar tu memoria a corto plazo: la actividad física aumenta el flujo de sangre que llega al cerebro, lo que hace que funcione mejor. Puedes probar a hacer series cortas de estiramientos cuando te levantes por la mañana, así despertarás tu cerebro.

Descansa bien: el cerebro necesita estar descansado para rendir. Por eso tener una buena noche de sueño es necesario si queremos ser productivos al día siguiente. Intenta dormir entre 7 y 8 horas, aunque la cantidad necesaria de horas de sueño suele variar de persona a persona. Si tienes problemas para dormir, aquí tienes una serie de consejos que te ayudarán a conciliar el sueño.

Con el paso del tiempo es normal que nuestra memoria se vea afectada y tengamos descuidos de forma más frecuente. Por eso te recomendamos que sigas estos consejos para cuidar tu memoria a corto plazo, así evitarás los olvidos típicos de la edad y conservarás tus facultades cerebrales intactas durante más tiempo. Si no estás seguro sobre el deterioro de tu memoria, puedes probar el test de CogniFit para medir la memoria a corto plazo que además te proporciona un entrenamiento personalizado en el caso de que necesites mejorar tus habilidades cognitivas.

Dormir bien mejora la memoria: Ventajas de un buen descanso

¿Dormir bien mejora la memoria?, ¿Quién no ha tenido problemas para concentrarse en el trabajo después de una noche sin dormir? En 2013, un estudio demostró que esa queja tan habitual entre las personas que han pasado una mala noche no era algo subjetivo, sino que se trataba de una realidad: Las personas que no han disfrutado de un sueño reparador durante la noche, o que sufren algún tipo de insomnio, presentan problemas de memoria y concentración. Pero, ¿hasta qué punto dormir bien mejora la memoria?

Dormir bien mejora la memoria

En las enfermedades que cursan con pérdida o dificultades de memoria como el Alzheimer o la esquizofrenia es habitual que coexistan trastornos de sueño o insomnio. Actualmente existe una fuerte discusión entre los expertos sobre si esta privación de sueño puede estar relacionada con los problemas de memoria. ¿Qué vino antes el huevo o la gallina?.

Tener un sueño reparador se ha convertido en una de las principales recomendaciones para gozar de una buena memoria. No cabe duda que en los últimos años se ha puesto muy de moda hablar de los beneficios de un buen descanso. Algunas de las conclusiones a las que han llegado los estudios son:

  1. Dormir bien mejora la memoria y la concentración.
  2. Ayuda a sacar mejores notas.
  3. Dormir bien aumenta la creatividad.
  4. Combate la depresión.
  5. Te ayuda a mantener el peso a ralla.
  6. Facilita la oxigenación de las células porque la respiración se ralentiza durante el sueño.
  7. Protege al corazón.
  8. Dormir bien refuerza el sistema inmunológico,  y en general..
  9. Nos alarga la vida.

No cabe duda de la importancia de un buen descanso pero todavía se desconocen los mecanismos a través de los cuales se producen estos fenómenos. En este sentido, hace algunos días, un equipo de investigadores del Bristol’s Center for Synaptic Plasticity de la Universidad de Bristol han aportado nueva evidencia sobre los mecanismos que explican porque dormir bien mejora la memoria. Su estudio de investigación básica aporta nuevas claves para comprender cómo y porqué se produce el aprendizaje mientras dormimos.

En su investigación, el equipo liderado por el Dr. Mellor, han visto como algunos de los patrones de actividad cerebral que se producen durante el día, vuelven a repetirse a mayor velocidad durante la noche. Esta repetición, que tiene lugar en el hipocampo (que es una estructura cerebral íntimamente relacionada con la memoria), sirve para reforzar las conexiones neuronales entre las células nerviosas activas, lo cual es crítico para la consolidación de nuevos aprendizajes y de la memoria. Además, en el estudio vieron que la selección de los patrones diurnos de actividad cerebral que se repetían durante el sueño dependían del estado emocional que se tenía mientras lo estaba aprendiendo.

Según apuntan los propios investigadores, esto es importante y podría tener repercusiones prácticas a la hora de diseñar, por ejemplo, nuevas estrategias de enseñanza donde se tengan en cuenta los estados emocionales de las personas para facilitar el aprendizaje y el recuerdo.

Parece que con este estudio tenemos algo más de luz en cuanto a porque existe esta relación entre el sueño y la memoria.  Ahora nos toca a nosotros asegurarnos un buen descanso.

Consejos para dormir bien y mejorar tu memoria

  1. Haz ejercicio. No hace falta que te machaques en el gimnasio. Con salir a caminar entre 20-30 minutos a paso rápido es suficiente. Con un poco de  ejercicio conseguimos dormirnos más rápido, con un mayor porcentaje de sueño profundo y nos despertamos menos
  2. Mantén una rutina. es importante tener unos mismos horarios para irse a dormir  y levantarse cada día.
  3. No tomes tantas bebidas con cafeína durante el día. Intenta evitar los cafés y refrescos con cafeína por la tarda. Puedes tomar infusiones sin teína.
  4. Bebe menos alcohol. El alcohol tampoco es bueno para asegurarnos un buen descanso. A pesar de que por un lado nos ayuda a quedarnos dormidos porque deprime nuestro sistema nervioso, por otro lado nos despertamos más frecuentemente durante la noche. Conclusión: dormimos mal.
  5. Utiliza la cama solo para dormir (o tener sexo). Debemos evitar hacer cualquier otro tipo de actividad en la cama como leer, mirar pelis, jugar en el móvil o tableta… ya que no nos aportan nada bueno en cuanto a la higiene del sueño.

Referencias:

Sharp-Wave Ripples Orchestrate the Induction of Synaptic Plasticity during Reactivation of Place Cell Firing Patterns in the Hippocampus” by Sadowski, JHLP, Jones, MW and Mellor, JR in Cell Reports. Published online January 19 2016 doi:10.1016/j.celrep.2016.01.061

Memory trace replay: the shaping of memory consolidation by neuromodulation by Atherton, LA, Dupret, D & Mellor, JR (2015) in Trends in Neuroscience. 38, 560-70.