Todo sobre las Teorías de la Personalidad ¿Cuales son y en qué consisten?

 

Una guía útil para entender las teorías de la personalidad. ¿Es cuestión de personalidad? ¿Somos los mismos con el paso del tiempo? ¿Actuamos de la misma forma en diferentes situaciones? Descubre qué son las teorías de la personalidad, enfoques y  principales teorías según la psicología, en qué consiste cada una, qué explicaciones  ofrecen a los comportamientos de las personas . ¡Y mucho más! Si tienes cualquier pregunta, puedes dejarnos abajo tu comentario y te responderemos.

Todo sobre las teorías de la personalidad

Todo sobre las teorías de la personalidad

Psicología de la Personalidad ¿Qué es?

La Psicología de la Personalidad es la disciplina que se encarga de explicar la naturaleza, y el origen y efecto de las diferencias en el comportamiento de los individuos. Se interesa tanto por el comportamiento de un individuo en particular como por las diferencias y similitudes en el comportamiento entre grupos de personas.

La principal controversia que despierta este ámbito es si la personalidad cambia con el tiempo y si existe algo en todas las personas que lo explique en mayor o menor medida.

Actualmente la personalidad se considera estable e incluye también las cogniciones, las motivaciones y los estados afectivos. Abarca tanto lo que observamos en la persona como aquello que la persona experimenta en su interior.  No implica connotaciones de valor, es decir,  no hay una personalidad mala y otra buena; las dificultades se encuentran en los trastornos de la personalidad.

Test Cognitivo

Test Cognitivo Online de CogniFit: Evalúa de forma clínica y rápidamente tu funcionamiento cerebral, identifica debilidades y fortalezas cognitivas. Los resultados que proporciona este test neuropsicológico son muy útiles para ayudar a determinar si los cambios cognitivos que experimenta una persona son normales, o pueden ser reflejo de algún trastorno neurológico. Obtén tus resultados en menos de 30-40 minutos. CogniFit es la herramienta de evaluación cognitiva más recomendada y utilizada por profesionales.

Enfoques de las teorías de la personalidad 

Las teorías de la personalidad se sustentan sobre los tres enfoques desde los que se ha estudiado este concepto: internalista, situacionista e interaccionista.

  • El enfoque internalista de la personalidad, considera que la conducta está determinada por variables personales y que va a ser la misma en diferentes situaciones y en diferentes momentos. No niega la importancia del entorno de la persona, solo que no lo estudia. Confía en que conociendo las variables personales de las que depende la conducta se podrán predecir conductas futuras. Este enfoque abarca las teorías biologicistas  y teorías psicológicas que veremos más adelante.
  • El enfoque situacionista de la personalidad pone énfasis en la conducta aprendida e importante en sí misma, determinada por la situación. Es decir, actúo en función de lo que he aprendido y de la situación. Niega la parte interna del individuo.
  • Por último, desde el enfoque interaccionista, son importantes tanto las variables situacionales como las personales, e interactúan entre sí. La persona cambia su conducta en función de las circunstancias, no obstante, tiene la sensación de ser la misma. Habría una retroalimentación mutua sobre la conducta entre la propia persona y el contexto en el que se desenvuelve. El entorno podría mandar señales a la persona para cambiar la conducta y ésta puede decidir hacerlo o no. Este enfoque engloba las teorías implícitas de rasgo de personalidad (los rasgos sólo los percibe el observador porque en sí mismos no existen) y la perspectiva profana (creencias de las personas sobre el funcionamiento psicológico).

Principales teorías de la personalidad 

1 -Teorías de la personalidad: Biologicistas 

Estas teorías hacen referencia a lo biológico, desde la genética hasta la forma y el funcionamiento del cuerpo. Entienden el temperamento como la parte más biológica, que se manifiesta antes y es heredada. El carácter sería la parte aprendida y cultural, que es efecto de las experiencias sobre el temperamento. Atendiendo a lo anterior, sería incorrecto decir que un bebé tiene mal carácter como alguno de los progenitores; porque a esa edad lo que despunta es el temperamento.

  • Desde la Teoría de los Humores, Hipócrates argumenta que el comportamiento de todas las personas puede explicarse por alteraciones en 4 “sustancias” fundamentales del cuerpo: bilis amarilla, sangre, bilis negra y flema. Posteriormente, Galeno pone nombre a los cuatro temperamentos que generarían los humores mencionados anteriormente: colérico, sanguíneo, melancólico y flemático.
  • En el SXVIII, de la mano de Gall se produce un hito importante: se ubica la mente en el cerebro. Esta disciplina, Frenología,  a la que el anterior autor pertenece, defiende el supuesto de que las aptitudes y características de la personalidad se localizan en una zona concreta del cráneo. Es decir, sabiendo la forma del cráneo podrían delucidar el comportamiento. Asocian hasta 37 facultades a una zona concreta de la corteza. A pesar del descrédito de la teoría, se favorece en los años posteriores el desarrollo de la fisiología del cerebro.
  • Kretschmer y Sheldon establecen una clasificación en función de las características que observan en el cuerpo. Relacionan la forma con el temperamento y  la psicopatología. Por ejemplo, una persona con cuerpo atlético desarrolla estructuras fuertes,  llaman a su temperamento “ixotímico” y tendría tendencia a la epilepsia como psicopatología.

2- Teorías de la Personalidad del Estado 

Estas teorías de la personalidad defienden que no hay nada tan estable que no se pueda cambiar. La conducta estaría determinada por mecanismos afectivos y/o cognitivos. Se correspondería con lo que vulgarmente entendemos como “estar”.

  • La Teoría Psicoanalítica (Freud) parte desde el estudio en profundidad de cada persona como individuo único y particular. El comportamiento se explica desde una motivación que tiene la persona, la cual puede ser inconsciente. En el individuo existirían elementos que circulan por espacios conscientes, preconscientes e inconscientes, impulsados por la energía que generan los impulsos o instintos.  La personalidad va ligada a las fases del desarrollo evolutivo, en las que la gratificación sexual se asocia a una parte del cuerpo, y es resultado de cómo se consigue mantener constante el nivel de excitación. La psicopatología se explica desde la fijación o regresión a la etapa evolutiva. Por ejemplo: se asocia el fumar a la etapa oral; y la avaricia o egoísmo a la etapa anal en la que se produce el control de esfínteres. 
  • Sullivan, desde la Teoría Interpersonal, define la personalidad como un patrón relativamente estable de situaciones que se repiten con las demás personas. Realizamos acciones físicas y operaciones mentales para reducir tensiones. Por ejemplo, el pensar mientras estoy en una reunión de trabajo que tengo hambre me produce tensión, y opto por morderme las uñas para autorregularme; la próxima vez que sienta tensión probablemente me morderé las uñas. Voy a desarrollar un conjunto de conductas o pensamientos (contar hasta 10 por ejemplo) para reducir tensión.
  • La Teoría Fenomenológica de Rogers explica  la personalidad como actuaciones del individuo para actualizarse, para aproximarse a lo que le satisface de forma innata. Es decir, la realidad de cada persona es el conjunto de sus percepciones desde su propia experiencia; y todo organismo tiende a acercarse a lo que considera positivo para él. La patología surge por inconsistencia entre las experiencias y los valores del autoconcepto, “por intentar actualizarme (innato) puedo entrar en conflicto con mis necesidades, la consideración positiva y la autoestima (aprendido)”. Por ejemplo, de forma innata lucho por sobrevivir (ganar más dinero), he aprendido que hay que colaborar; pero conforme asciendo de puesto en la empresa me doy cuenta de que no empatizo con los compañeros. La intensidad de la discrepancia y los mecanismos de defensa desarrollarán una patología.   
  • Kelly, desde la Teoría de los Constructos Personales, entiende la personalidad como resultado del esfuerzo por lograr el control mediante predicciones sobre el futuro. La estructura de la personalidad es un sistema formado por constructos (estructuras en las que se categorizan los acontecimientos) ordenados jerárquicamente. A mayor desarrollo evolutivo, la organización de la realidad es más compleja. Cuando la realidad se categoriza de forma inadecuada aparece la psicopatología.
  • Por ejemplo, en depresión habría excesiva restricción en los constructos, siendo el suicidio el grado más extremo; en la obsesión los constructos serían impermeables e incompatibles entre sí; en la anorexia nerviosa la única autoafirmación sería la delgadez (“soy bueno si soy delgado”, si eliminamos “delgado” no queda nada más) y en la esquizofrenia los constructos serían muy vagos, irrelevantes e inconsistentes.
Test Depresion CogniFit

Test Depresión Online de CogniFit ¿Tienes dudas sobre si puede ser Depresión? ¿Quieres conocer si existe deterioro cognitivo asociado a este trastorno? Realiza este potente test clínico online, y descubre en menos de 30-40 minutos el funcionamiento de importantes procesos cognitivos, su relación con la depresión, nivel de riesgo ¡y mucho más!

3- Teorías de la personalidad del Rasgo

La personalidad se explica por factores estables y generales, llamados rasgos, que están presentes en cada persona y se mantienen a lo largo del tiempo y de las situaciones. Cada teoría defiende un número de factores en función de los resultados que obtienen en los estudios correspondientes de grupo. Esta visión, se correspondería con lo que vulgarmente conocemos como “ser”.

  • Desde la Teoría de Personalidad de Allport, las personas se mueven para conseguir sus objetivos y esta conducta dependerá de los rasgos. Éstos predisponen a actuar cuando las circunstancias de la situación acompañen. Por lo tanto, la conducta depende de variables personales (características de personalidad y defensas del sujeto) y situacionales (percepción de la situación y los requisitos de la misma y expectativas de la actuación del sujeto). Por ejemplo, una persona que tiende a resolver los conflictos de forma asertiva, probablemente lo seguirá haciendo cuando el entorno lo favorezca; o una persona maquiavélica, probablemente lo manifestará si las circunstancias lo propicie.
  • Cattell es el primer autor que diferencia los rasgos de los estados. Desde su teoría, existen 16 rasgos temperamentales y 5 rasgos dinámicos o actitudes. Los primeros se refieren a la tendencia relativamente permanente y amplia a reaccionar de una forma determinada (por ejemplo: ser una persona sumisa) mientras que los segundos reflejan las causas y / o razones del individuo por seguir realizando una acción. Los estados en cambio son transitorios.  Por ejemplo: “soy sumisa (rasgo temperamental) porque quiero continuar en la empresa (rasgo dinámico), aunque hoy estoy alterada (estado)”.
  • Eysenck entiende la personalidad como una organización más o menos estable y duradera de carácter (la voluntad), temperamento (la emoción), intelecto (la cognición) y físico (el cuerpo). Intenta encontrar la base biológica de las diferencias interpersonales; y propone el Modelo de 3 factores de la personalidad: Psicoticismo (vs Control de impulsos), Neuroticismo (vs Estabilidad) y Extraversión (vs Introversión). Cada dimensión cuenta con unas características típicas y se puede asociar a un sistema biológico (neuroticismo- sistema límbico, extravertido-sistema reticular activador ascendente y psicoticismo-alteración global homeostática). Como ejemplo: se asocia a una persona que puntúa alto en extroversión a una persona social, vital, activa, asertiva, despreocupada, dominante, alegre. El neuroticismo se asocia a la hipersensibilidad emocional, culpa, depresión, baja autoestima, timidez; y el psicoticismo a la creatividad, hostilidad, desconfianza, egocentrismo.
  • Costa y McCrae proponen el Modelo de 5 factores de la personalidad (Big Five): Neuroticismo (vs Estabilidad emocional), Extraversión o Surgencia (vs Introversión), Apertura a la experiencia (vs Cultura), Cordialidad o Amabilidad (Vs Antagonismo u Oposicionismo) y Responsabilidad (vs Negligencia). Esta teoría se ha validado en varias culturas. Las dimensiones son bastante estables, no obstante, Neuroticismo, Extraversión y Apertura a la Experiencia disminuyen moderadamente con el tiempo.

Otras teorías de personalidad de Rasgo

El Modelo de los Siete Grandes añade al modelo de 5 factores Autovaloración o Valencia Positiva y Autovaloración o Valencia Negativa.

  • Desde el Modelo BIS-BAS de Gray, se proponen dos dimensiones básicas de la personalidad al combinar los factores de Eysenck: Impulsividad (Extraversión + Neuroticismo) y Ansiedad (introversión + neuroticismo).
  • Zuckerman propone 4 factores de la personalidad: neuroticismo-emocionalidad, extroversión, agresión-hostilidad e impulsividad no socializadora-búsqueda de sensaciones.
  • Cloninger apuesta por un modelo de 7 dimensiones: temperamentales (búsqueda de novedades, evitación del daño, dependencia de la recompensa y perseverancia) y caracteriales (autodeterminación o autodirección, cooperación y autotrascendencia) para describir tanto la personalidad normal como la patológica.
Teorías de personalidad del rasgo

Teorías de personalidad del rasgo

4- Teorías de la personalidad: Interaccionistas

Estas teorías de la personalidad parten del aprendizaje social. Se estudia el funcionamiento de la personalidad más que su estructura y el foco está en la interacción entre el sujeto y el medio. Rotter, en concreto, defiende que la interpretación que la persona extrae de la situación tiene mayor peso cuanto menos estructurado sea el contexto. Las características individuales tiene mayor peso cuando las normas y requisitos de la situación son menores. Por ejemplo: Cuando existe un límite de presupuesto o de recursos para desarrollar una idea, la persona cohíbe en mayor parte su creatividad y se atiene en mayor medida a aquello de lo que dispone.

5- Teorías de la personalidad: Teoría de la individualidad

Royce y Powell, desde una perspectiva integradora, defienden que cada individuo es único aunque a su vez puede compararse con los demás. El objetivo del desarrollo de la personalidad es manejar el riesgo y la incertidumbre de las interacciones entre el sujeto y el medio. La meta final es encontrar el significado de la vida, a través de estrategias empleadas por los sistemas y logradas mediante técnicas de los subsistemas.

Entienden la personalidad como un sistema psicológico total con organización jerárquica entre sistemas. El primer nivel está formado por el sistema motor y sensorial cuya función e la traducción y tiene por subsistemas la temporalidad y espacialidad. En el segundo nivel se encuentra el sistema cognitivo y afectivo, cuya función es transformar la información para obtener un nivel óptimo de activación y engloban como subsistemas la percepción, conceptualización, simbolización, extraversión, independencia y estabilidad emocional. En el tercer y último nivel se encuentra el sistema de estilo de procesar la información y el de valor (qué merece la pena conocer) cuya función es integradora y se apoyan en los subsistemas empírico, racional, metafórico, social, intrínseco y del yo.

CogniFit tecnología líder en envaluaciones neuropsicológicas y rehabilitación cognitivaCogniFit tecnología líder en envaluaciones neuropsicológicas y rehabilitación cognitiva

CogniFit programa científico líder en evaluación mental y entrenamiento cerebral online adaptado a tus necesidades cognitivas específicas. Descubre tu estado cognitivo en menos de 30-40 minutos. La herramienta clínica mas utilizada y recomendada por profesiones

Teorías de la personalidad: Conclusiones

Desde la Psicología de la Personalidad se siguen encontrando dificultades metodológicas en el estudio de la personalidad como puede ser la falta de definición unánime, los límites entre los trastornos, o bien los límites entre lo normal y anormal.

Parece haber consenso entre los especialistas sobre la idea de que no existe una única teoría de la personalidad, sino un conjunto de teorías, cada una de ellas centradas en un conjunto limitado de fenómenos y con capacidad predictiva restringida.

Las teorías de rasgo parecen tener más terreno ganado, principalmente por las ventajas que ofrecen a la evaluación mediante instrumentos estandarizados; no obstante, a los enfoques clásicos de estudio de la personalidad, se suman nuevas perspectivas integradoras.

¿Cúal es tu teoría de la personalidad favorita? Deja tu comentario.

Psicóloga General Sanitaria. Defensora de la psicología en su vertiente más integral y de la formación continua. Es fundamental mantenernos actualizados ante los vertiginosos cambios de la sociedad en la que vivimos y así poder dar una respuesta lo más rápida y efectiva a la gran variabilidad de demandas que pueden surgir en nuestro día a día.