Todo sobre la terapia de familia: Guía para mejorar la convivencia familiar

 

La terapia familiar persigue restablecer el equilibrio de la familia, mejorar la comunicación, la convivencia y resolver enfrentamientos familiares que generan tensión. Se recomienda acudir a terapia de familia cuando existen conflictos en el hogar y no se sabe cómo resolverlos. Si tu familia está pasando por un momento difícil, bien sea por estrés, ira, duelo, problemas con tu pareja o con tus hijos, dificultades financieras, os enfrentáis a una situación de abuso de sustancias, enfermedad, etc… la terapia familiar os puede ayudar a que tu familia se comunique mejor, y aborde los conflictos y enfrentamientos de una forma más saludable, y sin generar tanta tensión.

Descubre en este artículo todo sobre la terapia de familia: Qué es, cuándo acudir, en qué puede ayudarte, qué debes hacer y saber antes de acudir a terapia, qué puedes hacer si un familiar no quiere colaborar, cómo funcionan las sesiones y qué actividades se hacen en una consulta, las diferentes técnicas y tipos de terapia de familia que existen, ¡y mucho más! Si tienes cualquier pregunta, o quieres compartir tu experiencia con nosotros, puedes dejarnos abajo tu comentario y te responderemos.

Terapia de Familia o Terapia Familiar

Terapia de Familia o Terapia Familiar

Los conflictos afectan al conjunto de familiares que conviven en un mismo hogar. Las acciones, conductas y comportamientos de un miembro de la familia, influyen y condicionan a todos los demás. Sin embargo, la terapia de familia no persigue encontrar culpables, sino que trata de implicar a todos los familiares, enseñándoles a cambiar patrones de comunicación o conducta para implementar cambios positivos en el funcionamiento familiar que permitan encontrar una mejor forma de relacionarse entre sí.

¿Qué es la terapia de familia?

La terapia de familia es una forma de psicoterapia que se dirige a las conductas de todos los miembros de la familia y cómo esas conductas afectan no solo a los miembros individuales, sino también a las relaciones entre los miembros y a la unidad familiar como un todo. Las sesiones son dirigidas por un psicólogo o un terapeuta con formación en terapia familiar.

El rango de problemas que se abordan en la terapia de familia es muy amplio. Incluye conflicto marital o de pareja, conflicto progenitor-hijo, abuso de alcohol y drogas, dificultades eróticas, duelo, trastornos de la conducta alimentaria, problemas de conducta en los hijos, problemas con el cuidado de los ancianos, como el manejo de la demencia de padres o abuelos. También se tratan problemas como la depresión de uno de los miembros, ansiedad, esquizofrenia… ya que estos problemas tienen un impacto en el resto de la familia.

En la terapia familiar, el término “familia”, no significa necesariamente parientes con-sanguíneos. En este contexto “familia” es cualquiera que juegue un papel de apoyo a largo plazo en la vida de una persona, lo que no tiene por qué indicar relaciones de sangre o miembros de la familia en la misma unidad doméstica.

Test Depresión

Evaluación clínica Test Depresión Online de CogniFit ¿Tienes dudas sobre si puede ser Depresión? ¿Quieres conocer si existe deterioro cognitivo asociado a este trastorno? Realiza este potente test clínico online, y descubre en menos de 30-40 minutos el funcionamiento de importantes procesos cognitivos, su relación con la depresión, nivel de riesgo ¡y mucho más!

¿Cuándo acudir a terapia de familia?

Los problemas familiares pueden afectar a todas las áreas de cada integrante. Puede que aparezcan dificultades en el trabajo, escuela, o en las interacciones cotidianas con otras personas.

Cuando parece que los problemas familiares son demasiado grandes para manejarlos y no mejoran, y otras áreas de la vida se han visto afectadas, quizá sea momento de acudir a un terapeuta familiar.

La terapia familiar puede ser de ayuda cuando se dan los siguientes situaciones:

  • Conflicto entre los miembros de la familia y problemas de comunicación.
  • Abuso de sustancias o adicción.
  • Trastornos mentales de algún familiar.
  • Problemas financieros o desacuerdos con respecto al dinero.
  • Problemas escolares.
  • Dificultades entre hermanos.
  • Problemas de conducta en los hijos.
  • Cuidado de un familiar con necesidades especiales.
  • Problemas con la familia extensa.
  • Enfermedad o fallecimiento de un familiar.
  • Infidelidad
  • Separación o divorcio conflictivo y planificación de las custodias compartidas.

¿En qué me puede ayudar la terapia familiar?

La terapia familiar puede ayudar a:

  • Encontrar formas de resolver conflictos y los reduce.
  • Promover empatía y colaboración.
  • Favorecer la comunicación
  • Entender el rol que cada miembro juega en la dinámica familiar y promueve patrones de conducta y dinámicas saludables.
  • Ayudar en el manejo emocional.
  • La unión familiar
  • Promover la sinceridad y confianza entre los miembros.
  • Desarrollar un entorno familiar de apoyo.
  • Reducir las fuentes de tensión y estrés dentro de la familia.
  • Perdonar
  • Integrar a miembros de la familia aislados.

Antes de acudir a terapia qué debes hacer

  • Piensa en lo que quieres que cambie en la relación con tu familia. Establece metas realistas. No te centres en cómo tiene que cambiar el otro.
  • Piensa en cómo tú puedes cambiar y comprométete a ello.
  • Asume parte de la responsabilidad del problema.
  • No culpes a los otros miembros de la familia, actúan como saben y cómo pueden.
  • No esperes cambios rápidos. La terapia es un proceso largo, no es sencillo, pero merece la pena.
  • No esperes que el terapeuta te diga lo que tienes que hacer, o quién tiene razón y quién no. Un buen terapeuta se mantendrá neutral.
valoración cognitiva evaluación cerebral

Si quieres evaluar tu propio funcionamiento cerebral, el de tus hijos o pacientes, te recomiendo que pruebes el Test Cognitivo Online de CogniFit: Evalúa de forma clínica y rápidamente importantes funciones cognitivas, identifica debilidades y fortalezas en las áreas de la memoria, atención y concentración, funciones ejecutivas, coordinación, planificación, etc… El completo informe de resultados que proporciona este test neuropsicológico es muy útiles para ayudar a determinar si los cambios cognitivos que experimenta una persona son normales, o pueden ser reflejo de algún trastorno neurológico. Obtén tus resultados en menos de 30-40 minutos. CogniFit es la herramienta de evaluación cognitiva más recomendada y utilizada por profesionales.

¿Qué debo hacer si un familiar no quiere acudir a terapia?

Si hay un miembro de la familia que no quiere venir a terapia no lo podemos forzar, ni obligar, ni chantajear, porque la motivación para ir a terapia tiene que venir de nosotros mismos. No puede ser impuesta, porque el tratamiento es probable que sea inefectivo.

Podemos intentar convencerle de que va a ser bueno para la familia, mejorar la relación, sin culparle o atacarle. Podemos sugerir que venga una vez a probar a ver qué le parece, y si no le gusta no tiene por qué volver.

Por ello, si hay un miembro de la familia que no quiere venir, se puede hacer terapia sin él, y con suerte, el cambio de conducta del resto de la familia influya positivamente en este miembro. El terapeuta también puede dar indicaciones acerca de cómo tratar a este miembro reticente.

¿En qué consiste la terapia de familia?

¿Cómo funciona la terapia familiar? La terapia de familia examina cómo la conducta de un individuo afecta a las relaciones con los demás integrantes de la familia y a la dinámica familiar. Aunque sea un miembro quien muestre el “problema” se considera más efectiva la terapia si otros miembros de la familia se implican en el proceso terapéutico. Consiste en descubrir y trabajar qué papel juega cada miembro en la familia, cómo se influyen unos a otros, y crear patrones de conducta saludables. La terapia está orientada a un objetivo concreto.

El proceso terapéutico dependerá de la orientación del terapeuta y de lo que estime oportuno en cada caso. Pero lo habitual es que primero haya una sesión con la familia completa, en la que se expondrá el problema y el objetivo a conseguir. De esta manera también se observa cómo es la interacción familiar. Posteriormente se entrevistará a cada miembro de la familia por separado, para conocer cómo vive la situación cada uno, y podremos conocer cosas que no han salido en la sesión conjunta.

A partir de entonces, la mayoría de sesiones serán conjuntas con todos los miembros, a menos que el terapeuta considere oportuno tener una sesión con alguno por separado. Se trabajará según el plan para conseguir los objetivos terapéuticos.

Al igual que la terapia de pareja, la terapia familiar no consiste en culpar a nadie o darle la razón a nadie. Por el contrario, consiste en crear un espacio donde se favorezca la empatía y la comprensión para mejorar la comunicación, resolver problemas y encontrar formas de trabajar juntos. Muchas veces la terapia familiar no va a eliminar todos los problemas, pero aporta a los miembros de la familia de estrategias y habilidades para superar las dificultades juntos y de forma saludable.

entrenamiento-cerebral-estimulacion-cognitiva

CogniFit programa científico líder en evaluación mental y entrenamiento cerebral online adaptado a tus necesidades cognitivas específicas. Descubre tu estado cognitivo en menos de 30-40 minutos. La herramienta clínica mas utilizada y recomendada por profesiones

5 técnicas de terapia familiar

Si la terapia te parece un tratamiento que va a beneficiarte a ti a y a tus seres queridos, lo mejor es buscar un profesional acreditado con quien reconstruir y sanar las relaciones familiares y desarrollar habilidades para solucionar los problemas. Pero si crees que todavía no estás preparado para ello hay algunos ejercicios que pueden serte de utilidad.

Estos 5 ejercicios y técnicas están hechos para usarse en el contexto de una relación de trabajo terapéutica, pero también pueden ser útiles a quienes quieren explorar las posibilidades de la terapia familiar antes de comprometerse a un tratamiento a largo plazo con un terapeuta. Si eres terapeuta u otro profesional de la salud mental estos ejercicios pueden llenar tu maletín de recursos.

1. La pregunta milagro

Este ejercicio se usa en terapia individual, familiar o de pareja, y tiene el objetivo de ayudar al usuario a explorar el tipo de futuro que le gustaría construir. Todos sufrimos a veces, pero en ocasiones,el sufrimiento es mayor porque no sabemos cuáles son nuestras metas.

La pregunta milagro sirve para explorar los propios sueños y deseos y también conocer los hitos de la recuperación en el contexto terapéutico. Permite que el usuario vea un futuro positivo, donde sus problemas han sido mitigados y que el terapeuta vea cuál es la mejor forma de ayudarlo.

“Supón que ahora mismo ocurriera un milagro y tus problemas y dificultades desaparecieran. ¿En qué notarías que ese milagro ha sucedido y tu vida, de repente, es mejor?”

Aunque el usuario responda algo que es imposible de conseguir, la respuesta puede ser igualmente útil. Y se puede explorar más en profundidad con la pregunta “Como eso marcaría la diferencia?”

2. Las “chuches” de colores

Este ejercicio es una forma divertida y creativa de introducirse en la terapia familiar, sobre todo si hay niños pequeños.

Para este ejercicio necesitas un paquete de Skittles, M&M, o cualquier otra chuchería pequeña de colores. Puedes hacer una versión saludable con trozos de distintas frutas (que sean de colores diferentes). Distribuye siete unidades a cada miembro de la familia y pídeles que las clasifiquen por colores. Recuérdales que no se las pueden comer todavía.

Después pide a cada miembro que escojan un color y digan cuantas tienen. Para cada color tienen que dar tantas respuestas como unidades de chucherías tengan. Los temas que tienen que responder son:

  • Verde: Palabras para describir a tu familia.
  • Morado: Formas en las que tu familia se divierte.
  • Naranja: Cosas que crees que podrían mejorar en tu familia.
  • Rojo: Cosas que te preocupan.
  • Amarillo: Tus mejores recuerdos con tu familia.

Cuando el primer miembro de la familia haya dado sus respuestas, dile que elija otra persona para que conteste los temas anteriores basándose en el color y el número de chucherías. Una vez que todos hayan contestado todos los temas, pueden comerse las golosinas.

Cuanto todos han respondido, se inicia una discusión basada en las respuestas. Las siguientes preguntas pueden facilitar la discusión:

  • ¿Qué has aprendido?
  • ¿Qué es lo que más te ha sorprendido escuchar?
  • ¿Cómo vas a trabajar para hacer cambios o mejoras?

3. La pelota de emociones

Para este ejercicio se necesita una pelota grande (como una pelota de playa) y un rotulador para escribir en ella. Este ejercicio es útil para facilitar la expresión emocional, sobre todo con niños y adolescentes.

Escribe en la pelota varias emociones, como “alegre”, “Triste”, “enfadado”, “decepcionado”, “orgulloso”.

Coloca a los miembros de la familia en círculo y tienen que ir tirándose la pelota. Cuando uno coge la pelota tiene que describir un momento en el que sintieron esa emoción que tienen delante.

La intención de esta actividad es discutir las emociones con la familia, practicar la escucha empática y expresar las emociones.

4. Genograma

Un genograma es una representación gráfica o esquemática del árbol familiar de un individuo. Sin embargo, a diferencia de un árbol familiar típico, el genograma proporciona más información sobre las relaciones entre los miembros de la familia.

Un genograma podría verse así:

terapia familiar

El genograma en la terapia familiar. Fuente: www.psyciencia.com

Los genogramas tienen dos niveles de información:

  • Información básica: nombre, sexo, fecha de nacimiento y muerte (si ha sucedido).
  • Información adicional: educación, ocupación, eventos vitales importantes, enfermedades crónicas, relaciones familiares, relaciones románticas, sociales, problemas de salud mental…

Incluyendo esta información adicional, el terapeuta y la familia pueden trabajar juntos para identificar patrones en la historia familiar que pueden influir en las emociones y conductas actuales de los miembros de la familia. A veces el simple acto de mapear y observar esta información puede ser de mucha ayuda.

La información de las relaciones emocionales o de pareja, pueden incluir puntos de interés de cualquier aspecto de la relación que pueda haber tenido un impacto en el paciente, como una relación marcada por el abuso, si un matrimonio se ha separado o no, si una relación está caracterizada por el amor o la indiferencia, si una relación puede considerarse “normal” o disfuncional…

Este trabajo puede hacerse de forma individual, pero es mucho más poderoso dentro del contexto terapéutico.

5. La caja de halagos

Este ejercicio es fantástico para incrementar las interacciones positivas entre los miembros de la familia.

Consiste en poner una caja con una ranura en la tapa a modo de hucha, y al lado un bloque de notas de colores (cada color para una persona) y un bolígrafo. El ejercicio consiste en, cada vez que alguien de la familia vea que otro hace algo que le gusta, lo va a escribir en una nota y meterla en la caja: “Me ha gustado mucho que hayas…” Al final del día se abre la caja y se leen las notas en voz alta con toda la familia junta. Es importante intentar que al menos haya una nota positiva para cada persona.

Esta actividad no debe servir para reprochar, exigir, descalificar, menospreciar…

Terapia de familia

Terapia de familia

Tipos de terapia de familia

Terapia estratégica

Este tipo de terapia ha evolucionado de una combinación de prácticas psicoterapéuticas y consta de 5 partes: La etapa social, la etapa del problema, la etapa de las interacciones, la terapia de las metas y la etapa de las tareas.

Terapia sistémica

La terapia sistémica concibe la familia como un todo, donde las interacciones de los miembros influyen las unas sobre las otras (esto lo denominan causalidad circular). Pone énfasis en las emociones de toda la familia y pretende identificar los problemas dentro de las dinámicas familiares, así como las ideas y actitudes de los miembros de la familia para entender qué ocurre con la familia en su conjunto. Una vez identificados, el terapeuta intentará modificar las actitudes y relaciones, hacia unas más beneficiosas, menos dañinas o más realistas.

Según esta teoría, las familia está en homeostasis, en un cierto equilibrio interno, el sistema se mantiene constante. Todas las familias buscan su propio equilibrio, y si algo intenta romperlo, surgen fuerzas correctoras. Este equilibrio puede ser sano o dañino.

Terapia estructural

Dentro de las terapias sistémicas se encuentra la terapia estructural, que fue desarrollada por Salvador Minuchin. El foco de esta terapia se centra en 5 objetivos específicos:

  • Las interacciones dentro de la familia
  • La estructura familiar basada en las interacciones sociales.
  • El buen funcionamiento de la familia, basado en cómo la familia responde y se desarrolla según las necesidades familiares.
  • La posición del terapeuta familiar es ayudar a la familia a superar los patrones de conducta insanos y desarrollar una entidad más fuerte.

Terapia narrativa

La terapia narrativa pone el foco en cómo cada uno se cuenta su propia vida y que el origen de muchos de los problemas está en la forma que tenemos de contarnos nuestras experiencias, cómo las interpretamos. A veces esa forma de interpretar nuestra vida puede hacernos daño, y es donde la terapia narrativa interviene

Terapia transgeneracional

Esta terapia se centra en examinar las interacciones entre los miembros de una familia a través de múltiples generaciones. Las observaciones del terapeuta y el análisis de las interacciones familiares le ayuda a identificar los problemas nucleares dentro de la familia. Además de los problemas actuales, el terapeutapuede prevenir futuros conflictos o situaciones estresantes. Este tipo de terapia suele ser usado junto con otras terapias.

Terapia cognitivo-conductual

La terapia cognitivo conductual se centra en modificar los pensamientos irracionales que están causando los problemas mediante la reestructuración cognitiva y la modificación de las conductas problemáticas. También se promueve la comunicación asertiva .

Psicóloga General Sanitaria y sexóloga. Deseosa de mejorar la calidad de vida de las personas mediante la práctica clínica y la comunicación a través de la red.